miércoles, 24 de junio de 2009

PICO LA SENDA Y PORRON DE VALDUNES

BEZANES - PICO LA SENDA - REQUEXON DE VALDUNES - SOTO DE CASO - BEZANES

DISTANCIA TOTAL: 16 KM.

DESNIVEL ACUMULADO: 1.300 METROS

DURACION: 6 HORAS


PLANO 3D DEL RECORRIDO



PRIMER TRAMO: BEZANES - PICO LA SENDA




Salimos del pueblo de Bezanes (650 m)
cruzamos el río Nalón y tomamos un ancho camino que primero tira hacia
la izquierda para luego buscar la entrada al valle de Anciu.



Seguimos por este ancho camino, sin desviarnos en ninguna bifurcación, el cual
progresivamente va girando hacia la derecha al tiempo que coge algo de altura,
y va apartándonos del cauce del río Nalón.




Las nubes se resisten a abandonar las cumbres



Mas adelante atravesamos las aguas del arroyo de Anciu, que bajan procedentes de la foz que se ve en esta foto



un poco más hacia adelante, en continúa subida, hay que hacer un giro brusco
de casi 90º hacia la derecha, aunque el camino parece seguir de frente.
Es este un cruce de caminos en el que debemos estar un poco atentos:
un ramal continúa su marcha de frente con poco desnivel,
mientras el otro gira hacia la derecha en fuerte pendiente,
que es por donde debemos seguir; teniendo como referencia permanente
el ir por el camino cuyo trazado nos parezca más ancho, marcado y mas transitado

Seguimos subiendo y un poco más arriba el camino gira nuevamente hacia la derecha,
por un trazado más llano que atraviesa por entre la mole rocosa del pico Castiello
(que dejaremos a la derecha) y las estribaciones del monte Los Güertos
(situados a nuestra izquierda).



Es este también un buen lugar para contemplar Bezanes
y los extensos montes del Parque Natural de Redes



El camino tallado en la roca pasa por una zona muy expectacular sobrevolando la foz que forma el arroyo Anciu



El camino pierde algo de altura para encaminarse a la angostura que vemos en la foto, lugar donde cruzaremos el arroyo Anciu



El camino abandona el tramo llano de la foz, revolviendo su marcha hacia el Norte, un vistazo atrás nos permite ver la entalladura de la foz.



Así como la parte más inferior de la foz con el pueblo de Bezanes al fondo.



Las nubes siguen perezosamente aferradas a las cumbres



Algo más arriba cruzamos nuevamente las aguas del arroyo,
que pasan libremente por encima del camino, al lado de un pilón.

El camino principal continúa subiendo en vueltas por la izquierda del valle,
comenzando a salir de la angostura de la foz hacia las verdes praderías de
Las Brañas




El camino discurre flanqueado por las praderías, atravesando una portilla
y casi a continuación una pequeña riega; siendo a partir de aquí donde finaliza
el trazado del camino que se convierte en simple sendero





El valle de Anciu regala a nuestros ojos su exultante belleza. Una combinación perfecta de retazos de praderias y desperdigadas cabañas, intercaladas en el frondoso hayedo.



A la altura de estas praderías (Vega Llagos) que vemos en la foto, a una altura aproximada de 1.200 metros, tenemos a nuestra derecha (este) las pronunciadas laderas del pico Xerru el Pandu, hacia dicha ladera nos dirigiremos



Iremos remontandola por el lugar que mejor nos permita el avance en dirección noreste, el objetivo es un colladín situado a la derecha del Xerru el Pandu



Vamos cogiendo altura sobre el valle de Anciu





Y sobre Bezanes.....





Llegamos al Collain del Neru (1.422 m.) situado entre el Xerru Pandu y las estribaciones occidentales del Pico La senda



Es justo por esa ladera oeste del Pico la Senda por donde ascenderemos


Un vistazo atrás para ver el Collaín del Neru y detrás el Xerru Pandu.



El ascenso es sencillo aunque la ladera se hace un poco monótona.



Parte final de la ascensión.



Nevero cercano a la cumbre (al descender comprobariamos que tenía un grosor de nieve considerable)



Marcelo, Yonatan y Santos en la cumbre del Pico la Senda (1.705) con buzón montañero.



El Tiatordos aparece detrás de las nubes.





Al este vemos el Collau Capiella que nos separa de la cumbre de La Carrasca.



Despues de permanecer un largo rato en la cumbre esperando que se disiparan las nubes para poder contemplar las soberbias vistas, desistimos e iniciamos el descenso, no sin antes fotografiar la emblematica cumbre del Tiatordos que surge de entre las nubes.



TRAMO 2: PICO LA SENDA - REQUEXON DE VALDUNES - SOTO DE CASO



El descenso lo realizaremos en dirección noroeste por la cresta que vemos en la foto denominada Xerru Les Grayes.



Y es precisamente una vez inmersos en el descenso cuando las nubes empiezan a disiparse, pudiendo ver casi con claridad las cumbres como estas de Les Vies y el Campigüeños y la Xerra los Duernos



Y el "jefe" el Tiatordos ya solo rodeado por un pequeño anillo de nubosidad.



Al pasar junto al nevero nos sorprendemos de la gran acumulación de nieve que tiene.
Es algo llamativo ya que nos encontramos a mediados de junio y solo a unos 1.650 metros de altitud.


Las vacas nos vigilán y detrás la cumbre de la Carrasca.



Seguimos por la cresta y tenemos a la vista el Requexón de Valdunes, nuestro próximo objetivo.



A nuestras espaldas vamos dejando la cumbre del Pico la Senda



Panoramica desde el Xerru les Grayes : de izquierda a derecha las cumbres del Xerru Pandu y el Requexón de Valdunes



Requexón de Valdunes



Para su ascensión nos dirigiremos primero hacia la majada de Llagos situada a sus pies. Luego ascenderemos por toda la ladera oriental del Requexón



en la foto podemos ver unos jous que forman la zona denominada los Foyos, al fondo el collau Braña



El Xerru Pandu y a su izquierda el collau de Nerín por el que hemos ascendido, justo a nuestros pies tenemos la derruida Mayá o majada de Vieya.



Llegando a la semiderruida majada de Llagos



El ascenso lo realizamos primero por una zona de arbolado y luego salimos ya a zona abierta siempre ascendiendo muy próximos a la cresta que separa la vertiente que da a Llagos con la que se desploma casi verticalmente sobre el valle de la foz de Melordaña.


Alcanzamos así la preciosa cumbre del Requexón (1.565 m), una cumbre sin buzón montañero y señalada con un gran jito en la cumbre disfrutamos de unas vistas magníficas



En primer término la Foz de Melordaña y sobre ella de izda. a dcha. las cumbres de la Xerra los Duernos El Campigüeños y Les Vies (entre otras).



Xerra Buceao y detrás la Xerra los Duernos, en cuyas faldas se encuentra el bosque Purupintu.




Valle del Fresnedal que desemboca en el pueblo casino de Orlé.




Hacia el sur el macizo leonés del Mampodre, y más cercano la zona del Puerto de Tarna.




Las Peñas de la Rapaina y la Rapaona, formando una soberbia frontera natural con León.


Monte la Conyonada o Peña el Casar



El Cuetón les Travieses y Los Tornos, al fondo del todo asoma el Vizcares.



El Pico la Senda.




Las caídas sobre el valle de Fresnedal son considerables.



El descenso lo realizaremos por la vertiente contraria a la que hemos subido, es decir, bajaremos dirección suroeste hasta la collada que vemos en la foto: Collada Gallegos



Llegando a la Collada Gallegos (1.385 m.)



Al sobrepasar este collado, daremos vista nuevamente a la vertiente septentrional del valle del Nalón, en este punto realizaremos un giro de 90 grados para descender en dirección suroeste hacia la majada de Cotu Braña



La amplitud de vistas sobre los valles casinos nos hacen disfrutar de cada paso que damos.



A vista de pájaro, 700 metros por encima de ellos, vemos los pueblos de Belerda y Soto de Caso (hacía el que realizaremos el descenso)



Seguimos descendiendo hasta las hermosas praderías del Coto Braña, a los pies del roquedo calizo del Cantu la Estrella



En la parte alta de la majada a los pies del Cantu la Estrella vemos La Colladona de Foyancos, paso natural hacia al valle de Anciu, por el que ascendimos esta mañana.



Cantu la Estrella



En el Cueto Braña se encuentran algunas cabañas en buen estado, el lugar es idílico y perfecto para tomarse un respiro y disfrutar de este paraje.



Volvemos a dar un giro en dirección suroeste y comenzamos a descender junto al arroyo Los Argayos que nace en las praderías de Cueto Braña.
Al poco de comenzar el descenso y muy próxima al cauce del arroyo, encontramos la fuente El Argayu.



Se entra a continuación en un tramo de arbolado





Salimos del pequeño hayedo y vemos ante nosotros la zona de los Argayos, formada por la agreste vertiente meridional de los Cerros Texerina.
Muy cercano al arroyo que se precipita en pequeñas cascadas monte abajo, sale un senderín a la izquierda, es un atajo llamado Foyá Cabritos. Pero es preferible seguir el sendero principal mucho más comodo que hace la prolongada curva de la revuelta Les Llampes



Las vistas sobre Belerda y Visu la Grande son espectaculares.



Una vez superada la revuelta Les Llampes, el camino se vuelve a dirigir hacia el Arroyo Los Argayos por una zona de abundante pedrera.



Cruzamos la riega Los Argayos por la que cae agua en cascada (aunque en está epoca apenas corre un hilillo), y nos dirigimos por la otra vertiente en un terreno casi llano hasta la collada y majada de La Forcada, que tiene una cabaña en un rellano del crestón de la Xerra Foyacín.



A través de este collado pasamos al valle paralelo de Foyacín



por el que se baja ya hasta las inmediaciones de Soto de Casu después de cruzar el arroyo, que se encuentra totalmente seco, en un par de ocasiones.



A la vista la imponente mole del Cantu del Oso que por fín visualizamos perfectamente sin que las nubes nos oculten su visión.



Vista sobre las vegas del valle del Nalón con el pueblo de Bezanes al fondo, donde tenemos aparcado nuestro vehículo.



Un vistazo hacia atrás para ver la parte alta del valle de Follacín por el que hemos descendido.



Belerda y la cumbre de Visu la Grande.



La Peña el Casar custodiando el valle.



Parte final del descenso hasta Soto de Caso.



Llegamos a Soto de Caso, pueblo que nos muestra un ejemplo de la típica arquitectura tradicional asturiana, con un gran número de horreos bien conservados y edificaciones con los típicos corredores o galerías.
Destacan en el conjunto algunas construcciones, como la casa que aparece en la película ¡Adiós Cordera!, basada en el homónimo cuento de Leopoldo Alas (Clarín),




Solo nos resta ascender poco más de dos kilometros por la As-17 hasta el pueblo de Bezanes