miércoles, 17 de febrero de 2010

CASCADA DE LA SEIMEIRA

Disfrutamos de un precioso fin de semana en los Oscos mi mujer y yo.
Nos hospedamos en un alojamiento rural situado en Ventoso, pequeña aldea que se encuenta a unos 4 kilómetros de Santa Eulalia de Oscos.
Se trata de la Posada de Oscos, y quedamos encantados con la calidad del alojamiento y sobremanera con el fantastico trato que recibimos de su dueña Ines ,que fue maravilloso en todo momento.
Solo deciros que el sabado debido a que no podíamos bajar a Santa Eulalia a comer, como teniamos pensado, nos dejó comida para que pudieramos arreglarnos hasta que despejaran de nieve la carretera.
El enlace a su web es este: http://www.laposadadeoscos.com/

Después de una noche nevando copiosamente, me encuentro con esta imagen al amanecer.





El tiempo no parecía que quisera darme una tregua, a si que de momento me contento con hacer unas fotos desde los alrededores de la casa.







Sin embargo, finalmente el tiempo me da una tregua, y el cielo se abre, con lo que sin dudarlo me lanzo en busca de la cascada de Seimeira.

El acceso normal y marcado a estas cascadas es a través del PR AS-116 que comienza en las proximidades de Santa Eulalia, concretamente en la pequeña aldea de Pumares y termina en el pueblo de Busqueimado.

Sin embargo, yo me decido a realizar otra variante que es la de descender directamente de Ventoso hasta la Seimeira

MAPA DEL RECORRIDO



Asciendo por la carretera que atraviesa Ventoso



hasta que esta traza una curva pronunciada hacia la izquierda, en este punto la abandono siguiendo una pista que asciende entre las casas del pueblo en dirección noroeste.
Vemos en la foto el punto donde nos debemos separar de la carretera.



Sigo ascendiendo hasta la parte más alta del pueblo





Donde pronto el camino se adentra entre campos y cercados. Debemos evitar desviarnos de la dirección noroeste con la que salimos del pueblo





Es esta zona del camino, un excelente mirador.



Debemos llegar hasta las proximidades de estas "naves" de uso ganadero que vemos en la foto , en las que "supuestamente" antes de llegar a ellas, un camino nos desciende hasta el fondo del valle del rio Arcadeira afluente del Agüeira y que nos separa del pueblo de Busqueimado.
Yo no di con el camino y justo donde se encuentran estas naves, salté el cierre de fincas para descender por una pradería hacia el valle, hasta que me tope con el camino en cuestión.




Según descendía por la pradería nevada tenía estas vistas.
Al norte separado por el profundo valle que forma el rio Agüeira, se encuentra el pueblo de Murias.



Valle del Agüeira



Si tiramos de zoom vemos que en sus profundidades se encuentrá mi objetivo. La cascada de la Seimeira



Justo donde termina la pradería, junto al cierre de alambres, nos topamos con el camino, que tomaremos hacia la izquierda para descender por el






El camino se introduce en el bosque...









Justo al llegar a un pequeño arroyo, un cierre de alambres nos impide el paso, lo salto como buenamente puedo y en la otra parte y escondido a la izquierda del camino se encuentra una pequeña pero bonita cascada (la falta de luz hizo que las fotos salieran fatal).

El camino que llevamos sigue en dirección noroeste ascendiendo por el valle del rio Ancadeira, sin embargo he de abandonarlo nada más saltar el cierre y cruzar el arroyo, en este punto tengo que cruzar el rio Ancadeira , lo haré gracias a una enorme laja de pizarra que sirve de puente. Al otro lado totalmente perdida entre las cotollas y escobas existe una senda que asciende decididamente hacia el pueblo de Busqueimado, el abandono de esta senda es notorio.



Según voy ascendiendo la senda va cogiendo hechura.



Muy cerca ya de las primeras casas de Busqueimado nos topamos con una clara intersección, el camino de la izquierda nos lleva en pocos minutos a Busqueimado, el de la derecha , ya en descenso, se introduce en el bosque para descender hacia el valle del río Agüeira, es este camino por el que transcurre la PR AS -116 el que hemos de tomar, este camino está en mucho mejor estado que por el que había subido hasta ahora, además no tiene pérdida alguna, solo hay que fijarse en las características pinturas amarillas y blancas de estas sendas de pequeño recorrido.



La senda abandona momentaneamente la zona boscosa y se convierte en un inigalable mirador sobre el valle del Agüera




Volvemos a introducirnos en el bosque mientras la senda va llegando a la orilla del Agüeira.



El lugar es mágico...., el camino cruza el rio agüeira, lugar que vemos en la foto y tras el puente existe una intersección, el camino de la izquierda nos lleva a la Seimeira, el de la derecha, siguiendo el PR, nos bajaría hasta Pumares en las cercanías de Santa Eulalia.
Este tramo lo recorrería con mi mujer por la tarde (por desgracía me deje la camara de fotos) y a diferencia del camino que parte de Ventoso, este si está perfectamente transitable y es mucho más cómodo de recorrer.




Solo me separan unos 300 metros de bonita senda hasta la cascada



Y por fin aparece ante mis ojos la Seimeira, con una caida de unos 30 metros
La cascada es espectacular, incrementado esto por el caudal de agua que lleva el Agüeira en esta epoca del año.







El tiempo que hasta este momento había sido muy benevolo conmigo, comenzo a cambiar y a volverse amenazante, así que no quedo más remedio que regresar por el mismo recorrido por el que había venido.
Justo ya en las cercanías de Ventoso comenzo a neverme copiosamente




Estas parecen estar más acostumbradas a las inclemencias que yo.





Regreso a la Posada de Oscos. Ya por la tarde el tiempo mejoró y pudimos volver a visitar la Seimeira por el recorrido que sale de Pumares que como ya mencioné es la forma más facil y para mi más bonita de acercarse a esta espectacular cascada.



viernes, 5 de febrero de 2010

Valdepino

ANGON - JORCADA D'ARRIBA - GUSTALCUENDI - VALDEPINO - COLLADA PASA - SENDA DEL ARCEDIANO

DISTANCIA TOTAL: 15,5 KM
Tamaño de fuente
DESNIVEL ACUMULADO 1.100 METROS

TRAMO 1: Collada Angón - Jorcada d'Arriba - collado Parriellu





Dejamos el coche en la collad de Angón cercano al pueblo de Amieva.

la pista hormigonada por la que ascendimos al collado desde Amieva, una vez sobrepasado Angón desciende al valle de Angón, por el que discurre el rio Dobra.
En este collado divergen dos caminos carreteros que abrazan las laderas boscosas de la Cabeza La Texa (1.235 m.) que tenemos al sur de nuestra posición. La Senda del Arcediano asciende a través de sus faldas orientales, cortando a media altura las laderas que vierten al Dobra. Por su parte, la otra pista (la que vamos a tomar), sale a su derecha, atravesando las vertientes norteñas de esta mole recubierta de bosque.


Collado Angón y los carteles informativos que en el se encuentran de las sendas de la Jocica y el Arcediano



Emprendemos el camino por la pista antes mencionada en dirección suroeste.
La pista finaliza frente a la portilla de una de las dispersas praderas que salpican esta ladera. Ligeramente por encima de nuestra posición transita el camino que ha de cogerse. La umbría de esta vertiente norte del monte, hace que el camino esté extrememamente embarrado, en algunos tramos el antiguo empedrado nos facilita el paso,




El día promete....



Traspasamos una portilla y nos adentramos en esta pradera presidida por dos cuidadas cabañas. Una vez sobrepasadas buscamos el cierre de la campera por su parte superior, donde encontraremos nuevamente los rastros de un sendero.



Esta campera es un mirador privilegiado sobre el valle del Sella y las cumbres que lo circundan



La senda se arrima a los contrafuertes calizos del Cantu la Texa...




Un ultimo vistazo al valle de Amieva que abandonaremos en breve



Una serie de revueltas por sendas marcadas por el ganado nos ascienden a un pequeño collado que nos lleva a la vertiente occidental del Cantu la Texa. Se trata de la Jorcada de Arriba (985 m.)





Desde la Jorcada de Arriba se abren ante nuestros ojos el frondoso Monte tornos y dos marcados valles. El de Piriañes es el de la izquierda, que baja delimitado por el cordal que desciende del Raso (de Gustalcuendi) a la Cabeza la Texa.
La riega Gustaviego ha modelado el más lineal valle de la derecha, cuya majada observamos en un pequeño claro de la densa arboleda.
Será por el primero que mencionamos, el valle de Piriañes, por el que ascenderemos




Para ello desde la Jorcada de arriba perderemos unos metros para acercarnos al fondo del valle




Donde encontraremos un antiguo camino empedrado que discurre por la vertiente derecha del arroyo




Este camino nos lleva hasta la majada de Piriañes, apenas quedan vestigios de esta antigua majada.



A partir de la majada el camino desaparece, y seguiremos siempre por el fondo del valle, caminando por las numerosas sendas dejadas por el ganado.


Un vistazo atrás nos permite ver en primer término la Jorcada de Arriba, por la que pasamos anteriormente, al fondo se alza la mole caliza del Collado Corona



La ascensión por el valle es llevadera, descubriendo lugares de gran belleza





En la parte final del valle, encontramos varios ejemplares de tejos.





Vistas desde la parte alta del valle



En primer término vemos la gran campera sobre la que se asienta la majada la Texa y por encima de ella el Canto la Texa



Remontamos el valle siguiendo siempre dirección sureste alzandonos hasta el collado Parriellu situado entre el cercano cantu Parriellu al NE y la roma cima del Raso de Bustalcuendi.

Desde Parriellu divisamos el valle que abre el arroyo de Toneyo (por donde transita la Senda del Arcediano) muy cercano a su mecedura con el Dobra.
Pero lo que más asombra a nuestros ojos es la visión del macizo del Cornión.




Tambien damos vista desde Parriellu a nuestra cumbre de hoy:
El Valdepino




Es un lugar propicio para descansar y disfrutar de esta maravilla.



TRAMO 2: Collado Parriellu - Gustalcuendi - Pico Valdepino - Toneyu - Senda del Arcediano (hasta las proximidades del Cantal)





Es hora de seguir la marcha. Para ello cambiamos de rumbo y tomamos ahora dirección suroeste por la linea cumbrera que nos separa del Raso de Gustalcuendi el cual rodearemos por su lado izquierdo .

Un vistazo atrás hacia el collado Parriellu



Segun avanzamos, el Cornión se nos muestra ya sin ningun obstaculo ante nuestros ojos.


De izda. a dcha. Torres de Cebolleda, Torre Sta. Maria, Torre de la Horcada y Torre de Enmedio



Las Tres Marías, El Torco, y por supuesto, Peña Santa.








Zoom del Torco y Peña Santa



S
oslayamos el Raso de Gustalcuendi por su izda para dirigirnos a un collado situado entre el Raso y el Valdepino.
En las inmediaciones de este collado nos encontramos una fuente.



En dicho collado se encontraría la majada de Gustalcuendi tambien denominada de Valdepino, a caballo entre la vaguada que vierte hacia Sabugo y las riegas que arroyan por las praderías de Baeno (en la vertiente opuesta de la montaña).



La majada de Gustalcuendi, se arropa al pie de los contrafuertes de la accesible vertiente norte del Valdepino.



Al lado de las cabañas de Gustalcuendi, se ha levantado una muria que cierra la entrada a La Becerrera. Una marcada senda se adentra en la alargada lengua de campera que penetra en la vertiente septentrional del Valdepino.

Ascendiendo por dicha campera con el Raso Gustalcuendi al fondo



Se sale de la vaguada con tendencia Sudoeste, entrando en los Joyos de la Porra. Las verdes y vastas camperas han cedido el paso a la caliza.







La subida mantenida culmina en la Porra del Valdepino (1.744 m.), un poco antes de llegar a su cima, nos arrimamos a su abrupta vertiente occidental que se precipita sobre los valles de Lloes y Agüergo,



Vistas hacia el norte



En primer término la suave (por esta vertiente) cumbre del Jucantu , en segundo término Peña Salon



Amieva



Ultimos pasos hasta la cumbre, coronada por un vértice geodésico.



Ya en la cumbre: vista de la imponente brecha de la foz de Andamios, unico acceso para vehiculos a la remota aldea de Viboli



En primer término la linea cumbrera que forman Peña Ñorín, Peña Subes y Sen de los Mulos. Al fondo Pileñes y Peña Ten



Y por supuesto el Tiatordos



Bosque de Peloño con las cumbres del Raso y Recuenco. Detrás el Maciendome



Ten y Pileñes



El Valdepino es sin duda una auténtica balconada sobre la majada / vega de Toneyo que vemos en la foto



La cual nos separa de las imponentes moles del Cantu Cabronero y Peña Beza



Hacia el sur los bosques que rodean Vegabaño y sobre ellos la cumbre del Pico Jario



En primer término el Carria, detrás el Pierzo y al fondo se vislumbra la silueta del Vízcares .



Por desgracia no pudimos disfrutar de la esplendida vista que ofrece esta cumbre sobre el Cornión.



Nuestra opción para el descenso sería bajar por la Senda del Arcediano, y aunque la opción más directa seria descender por su larga vertiente oriental hacia el valle de Toneyo en las proximidades de la majada de Sabugo, nosotros queremos descender en primer lugar hasta la collada de Pasa situada al suroeste de la cumbre.

Para descender hasta ella tenemos que dar un pequeño rodeo, primero tenemos que dirigirnos en dirección norte para tomar una clara canal que surge de las proximidades de la cumbre de la Porra la Texuca, en el punto que vemos en la foto.




El Valdepino desde las proximidades de la Porra la Texuca



Giramos dirección sur para descender por la canal antes citada, y luego seguiremos por una traviesa que va pegada a los murallones occidentales del Valdepino hasta llegar a la Porra la Jastia, lugar que se indica en la foto.



La Peña La Jastia se eleva al Noreste del Collao de Pasa. Es la continuación natural del espolón que se erige en vértice divisorio entre las caras Sur y Oeste de la Porra del Valdepino.

Vega de Toneyo y cumbres del Cabronero y Beza desde La Jastia.



En la Porra la Jastia giramos dirección este para buscar un estrecho
canalón que baja a las laderas que configuran el Collao de Pasa.



Arrimados a los contrafuertes de la peña la Jastia observamos la amplia vega de Toneyo



El Collao de Pasa (1.500 m.) es el engarce entre el Valdepino y la sierra de La Conia
A nuestros pies la majada de Toneyu hacia la que descenderemos para ello bajaremos por una amplia vaguada de pasto se trata de la vega del Cubellón




En la vertiente Nororiental de La Conia entre la vega del Cubellón y Toneyo, se esconde una de Las tres entradas a la red de Tomeyo
La Red de Toneyo es la mayor cavidad asturiana, no por su profundidad, ya que esta como máximo es de 614 metros sino de longitud de galerias con 19 km.
El Gobierno del Principado la declaro Monumento Natural en marzo de 2003




Despues de contemplar esta impresionante cavidad, descendemos hasta la vega Toneyu donde enlazamos con la senda del arcediano, la cual hemos de tomar como camino de regreso hacia Angon.

Valdepino, Porru la Jastia y Collado Pasa desde la vega Toneyu



Tomamos la senda girando en dirección norte hacia la salida de la vega. Cruzamos el arroyo por la Pasada del Toro y nos introducimos en la Batuda, comenzando un suave descenso en algunos tramos con el camino enlosado



La senda del Arcediano es desde tiempos remotos uno de los principales pasos que unia Castilla y Asturias
Conocida primeramente como Vía Saliámica , después como Camino de Almagre por el mineral que se transportaba desde Labra hasta Segovia y por último Senda del Arcediano como homenaje a D. Pedro Diaz de Oseja arcediano de Villaviciosa y nacido en Oseja de Sajambre impulsor de la renovación del camino que él costeó.

A pesar del tiempo transcurridu la Senda de unos 40 Kms. aún conserva trozos originales en buen estado , la actual Senda se prolonga desde el Soto de Sajambre hasta la mecedura del Sella y Dobra , en Puente Dobra




Avanzamos entre el arroyo y las columnas del tendido eléctrico hasta la Boca del Campu y desde ahí, ya descendemos a las praderías de la majada de Sahugu



Sahugu es un lugar historico en este camino. Disponía de albergue para caminantes y una ermita dedicada a Nuestra Señora de Sahugu..
El rincón de Sahugu servía de apoyo a los antiguos viajeros que cruzaban la frontera asturiana en dirección a Castilla.
Es una lastima el impacto visual negativo que causan las torres del tendido eléctrico.




A la salida de Sahugu el camino recupera el rumbo al noroeste. Subimos ligeramente y después comenzamos el suave descenso por el camino empedrado y cruzamos el Campu Frade, donde el camino recupera el enlosado.






Alzamos nuestra vista a la vertiente norte del impresionante Cantu Cabronero



Atrás ya queda Sahugu y sus verdes pastizales



Llegamos al Cantal, promontorio un poco alejado del camino y que se alza sobre la mecedura del arroyo Toneyu y el rio Dobra .



TRAMO 3 Senda del Arcediano (desde el Cantal hasta Angón)






El camino hace una pronunciada curva a la izquierda para seguir, eso si muy por encima, el curso del rio dobra, atravesando el camino la escarpada ladera del Peña Blanca




En este tramo disfrutamos de unas preciosas vistas sobre el tramo alto del Dobra encajonado entre los contrafuertes del Cornion y del Cabronero.



El camino sin apenas descender pasa junto a la majada de Les Cuerries



Tenemos en este tramo dos buenas fuentes la de la Pandiela y la Jelmeda. El camino comienza descender introduciendonos en una zona boscosa. Parte del empedrado del camino esta siendo recuperado en estos momentos.



Damos vista al collado de Angón a los pies de la Sierra de Amieva, ya solo nos queda un corto tramo de descenso



Siempre a nuestros pies el curso del rio Dobra y enfrente los verticales paredones que se precipitán desde las inmediaciones de Ordiales.



El ultimo tramo metidos entre castaños y fayas nos depositá finalmente en el aparcamiento situado en la collada de Angón