martes, 31 de mayo de 2011

Pico el Cordal desde Soto de Lorío

  Lorío - Pico Cocaliente - Pico El Cordal - Lorío

DISTANCIA TOTAL:  10 KILÓMETROS
DESNIVEL ACUMULADO: 800 METROS

DIFICULTAD TÉCNICA:  Trepadas faciles, aunque como siempre hay que prestar atención en especial en el último tramo de la cresta del Cordal. 

 DESCARGA DEL TRACK

PLANO DEL RECORRIDO





Partimos del pueblo de San Martín de Lorío, lugar donde se situa la parroquia de Lorío de cuya iglesia destaca el valor de sus retablos. El pueblo se halla situado en el pequeño valle del arroyo de Lorio, tomamos el camino por donde va el PR  hacia Soto de Lorio, pronto nos desviaremos a nuestra derecha para tomar una pista que asciende en dirección sur dejandola a los pocos metros y tomando otra a la izquierda que en dirección este, asciende suavemente hacia Samielles (380 m.)donde vemos algunas viviendas rehabilitadas y varias cuadras.



A la salida de Samielles  salen dos pistas en dirección sureste, la de la derecha en ascenso parece la más evidente para llegar a la base de la Peruyera, cuya crestería queremos recorrer. Sin embargo el camino más adecuado es el de la izquierda que en ligero descenso cruza un arroyo para luego ascender pasando por las cabañas de Les Vallines y luego en busca de la base de la Peruyera en el lugar que vemos en la foto.


En este punto nos hayamos en la vertical del pueblo del Condado que vemos en la foto



San Martín de Lorio y en la orilla contraría del Nalón Llera de Lorio



El camino asciende en sucesivas revueltas hasta una pradería con cabaña cercada y cerrrada con una portilla, esta pradería la hemos de rodear por la izquierda por un sendero de ganado que se pega a los contrafuertes de la Peruyera.



Aunque la Peruyera es el comienzo de este pequeño cordal.  Nosotros no lo recorreremos entero ya que tenemos poco tiempo y luego queremos ascender la Peña el Cordal. Así que nuestra idea es ascender a mitad del cordal para seguir por este hasta el Pico Cocaliente el más elevado de esta linea de cumbres. 
Para ello despues de rebasar la pradería antes mencionada, seguimos en dirección sur(S) hasta encontrarnos con una clara vallina herbosa  por la que ascenderemos hasta la cumbrera



Durante el ascenso vamos teniendo vistas sobre el Cordal, cresterío que será nuestro objetivo principal hoy.


Tambien vemos la bonita cumbre del Peña Mea.


Una vez ascendida toda la vallina nos alzamos ya a la crestería (720 m.)



Comenzos a recorrer la crestería en dirección sur (S)

Aquí tenemos lo que nos resta por recorrer, con el pico Cocaliente como punto más alto.


La crestería es muy entretenida y con apenas dificultad, aunque en varios puntos hay que ayudarse de las manos.

Último tramo de la crestería.


Un vistazo atrás hacia el pico Cocaliente (754 m.) que ya hemos superado.


Terminamos la crestería y descendemos hacia unas amplias praderías situadas en una collada (718 m.) vemos enfrente una vallina por la que ascenderemos en dirección a los contrafuertes del Cordal que vemos al fondo en la foto.


Desde las praderías en dirección sur (S)  asciende un claro camino por la vallina que nos situa en una conservada cabaña (770 m.)


Remontamos lo que nos resta de la vallina hasta llegar al collado Cobaya (817 m.) que separa el valle de Lorio del de Soto.


Desde la collada ascendemos siempre en dirección sur por la divisoria de los dos valles en dirección a los contrafuertes septentrionales del Cordal.  De dichos contrafuertes vemos un claro espolón calizo que desciende de norte a sur.  Hemos de ascender por su izquierda bastante pegados a el. Se trata de un tramo bastante pindio.  Ascendemos primero por una zona arbolada, valiéndonos de las enormes raices que nos sirven de improvisados escalones.



luego vemos una clara canal herbosa por la que hemos de subir siempre pegados al espolón calizo.


En el punto donde termina el espolón hemos de girar a nuestra izquierda un angulo de unos 60 grados y ya subir en dirección a la zona cumbrera.  En la foto vemos el claro espolón junto al que hemos ascendido


Segun ascendemos vemos una vista clara del recorrido que hemos realizado desde Lorio.


Alcanzamos la zona cumbrera y tenemos a la vista la pequeña elevación del Cordal, punto más elevado de esta larga crestería que vamos a recorrer.


Pico Cordal (1.014 m.)  vistas hacia el valle del Nalón.  Al fondo vemos Laviana.


De izda a Dcha, las cumbres del Trigueiru, Sibiella, Rosellón y La Xamoca.


Y  en dirección oeste (O) vemos la preciosa crestería que vamos a recorrer. Entretenida y muy guapa.


Hay que decir que en la mayoría de casos no fuimos por la misma cresta, ya que vimos que era complicado, así que iremos explicando un poco los cambios de vertiente que hicimos.  Tras descender del Cordal seguimos por la vertiente sur que cae a Fombermeya como marco en la foto.


Alcanzamos la crestería en una zona menos agreste (980 m.)


Volvemos a dejarnos caer a la vertiente sur para luego pasar por una sucesión de bonitos collados como indico en la foto.


Preciosos rincones los que nos regala esta cumbrera.


Pasamos este tramo por la vertiente norte y damos vista al segundo punto más elevado de esta crestería y punto donde esta cumbrera toma una forma más afilada y vertical, parece desde este punto que no entraña ningun problema seguir hasta su cumbre, sin embargo entramos en la zona más complicada de la cresta.


Hemos de desceder un buen trecho nuevamente por la vertiente sur pasando junto a este gran ejemplar de haya.

Nos topamos ahora con este paredón vertical que a simple vista parece infranqueable sin embargo hemos de cambiar de vertiente en este caso a la vertiente norte.


Atravesamos otra zona de hayas y es en este punto donde comienza la trepada, no es complicada pero si hay que tener cuidado ya que se intercalan zonas de hierba que en caso de estar mojadas nos hacen extremar las precauciones.


Un vistazo atrás nos muestra lo complicado que hubiera sido seguir por la misma cresta.

Seguimos trepado ya por la propia cresta en busca de la cumbre.


Ya en la parte superior nos encontramos con algunos pasos que aunque  fciles hay que tener cuidado ya que tienen algo de patio.


Llegamos al segundo punto más alto de esta crestería, En algunos mapas viene nombrado como Peña les Boñiques en otros como Cerro Bermejas (1.007 m.) las vistas como durante todo el recorrido por esta cresta son espectaculares. En primer término el valle y pueblo de Soto de Lorio (donte tenemos el vehículo) así como el valle del Nalón con Laviana a la izquierda de la foto.


Peña Mea ya cubierta por las nubes, más hacia nosotros la pequeña cumbre de Peña Fanu que forma al este las foces de Fombermeya y al oeste las del Raigosu.


Al norte de Peña Mea vemos la cumbre de Los Cuetos y el Cerro Montarro .


En esta elevación prácticamente finaliza el cresterío calizo de esta Peña Cordal.  Ahora descenderemos siguiendo la linea cumbrera que separa los valles del Raigosu y de Lorio, dirección noroeste (NO) pasando por esta zona de praderías que vemos en la parte inferior de la foto.


Antes de llegar a dichos prados llegamos a una vivienda abandonada en la zona de La Rionda (760 m.) aquí hemos de girar a nuestra izquierda casí 180 grados para descender por un marcado camino en dirección suroeste (SO)


Llegamos a la zona de praderías  que antes habiamos visto  y aquí existe una encrucijada: el camino de la izquierda nos bajaría hasta las proximidades de Fombermeya, nosotros hemos de tirar por el de la derecha que se dirige en dirección norte (N) por la cumbrera que separa los valles de Raigosu (oeste) y Lorio (este), deciros que este ancho camino está intransitable por el tremendo barrizal que lo cubre, cuando nosotros pasamos el barro te cubría por encima de las botas, teniendo que salirnos por las praderías colindantes.  Finalmente, aburridos de tanto barro, nos tiramos a nuestra derecha por un sendero que descendía por el valle de Lorio entre un frondoso bosque de castaños, hasta llegar a unas cabañas con praderías que vemos en la foto, desde donde vemos el pico Cordal.


Seguimos descendiendo ya por un camino más claro y llegamos a un grupo de cabañas muy bien conservadas, se trata de La Embesná (540 m.) 


En la Embesná enlazamos nuevamente con el camino que habíamos abandonado y que ya mucho más transitable,  y sin apenas barro nos lleva en franco descenso hasta las casas de Soto de Lorio donde tenemos el vehículo.

viernes, 20 de mayo de 2011

Intento fallido al Bistruey desde Dobres

INTENTO FALLIDO AL BISTRUEY DESDE DOBRES


DISTANCIA TOTAL: 17 KM.
DESNIVEL ACUMULADO: 800 MEROS
Pasamos el fin de semana en la Posada del Sestil, situado en el pueblo cántabro de Dobres, un hotel rural con muy buena relación calidad-precio y con una comida casera muy rica.
Está situado en el pequeño pueblo cántabro de Dobres situado a 936 metros de altitud, y a los pies de la gran mole montañosa que forma la Peña de la Hoz.
En Dobres además, podemos observar un par de casonas escudadas, una de ellas con las armas de Bedoya, Corral y Salceda. La otra también conserva las armas de Salceda y una inscripción, propia de este apellido: "El montañés más valiente / que con su espada lucida / al moro quitó la vida / y se libró de la muerte".
TRAMO 1: DOBRES - CUCAYO - INVERNALES DE PRAÍZA


Nos dirigimos por la carretera hasta Cucayo del que nos separa menos de un kilómetro. El conjunto de estas dos pequeñas poblaciones está declarado Conjunto Histórico por su interés urbanístico y etnográfico. Además de varios ejemplos de arquitectura popular, en la localidad pueden verse dos casonas nobles con escudos y la iglesia de San Mamés que vemos en la foto.
La iglesia de San Mamés, muy restaurada en 1914, alberga un sagrario del siglo XVI e imágenes populares de los siglos XVII y XVIII en unos retablos del XIX. Construida en el siglo XVIII.
En el interior hay un Descendimiento del XVIII y dos cuadros, de 1879, del pintor sevillano Augusto Manuel de Quesada.




Cerca de la iglesia sale en descenso un ancho camino que se dirige en dirección este (E) a cruzar las aguas del Río Frío (920 m.) a los pocos metros hemos de abandonar el ancho camino para tomar a nuestra derecha uno menos marcado que asciende de forma brusca por la herbosa ladera de esta vertiente. Pronto tomaremos la suficiente altura para tener unas preciosas vistas sobre el pueblo de Cucayo a la izquierda de la foto y Dobres al fondo a la derecha.


La población de Dobres a los pies del Pico de la Hoz. A la derecha de Dobres vemos el espectacular trazado de la  carretera, único acceso para vehículos que disponen estos pueblos .



El valle de Río Frío y la pista que sube a las Invernales de Ranes y por el que descenderemos a nuestra vuelta.



Peña Casanzo



El sendero cambia el rumbo y se dirige en suave ascenso en dirección sur (S) hacia el estrecho valle que forma el río de la Requejada, encajonado entre las cumbres del Pico Palanca al este y el Mamozán (que vemos en la foto) al oeste.


Valle de la Requejada


Vemos la clara traza del camino que practicamente en llano se adentra en el valle


Llegamos a la altura del río. El sendero lo cruza para ascender por la otra vertiente en el punto que vemos en la foto.


Ya en la margen contraria el sendero se adentra en una zona boscosa, abandonando la compañía del arroyo.


El sendero con un trazo cada vez menos claro sale de la zona boscosa y el paisaje cambia completamente dando paso a las extensas praderías de las invernales de Praiza cuyas cabañas vemos al fondo de la foto.


Nos alzamos un poco a la derecha de las praderías hasta alcanzar el collado Sierra Lamoa (1.240 m.) situado al sur del pico Mamozán, en este punto entroncamos con una pista que proviene desde Cucayo y por donde luego descenderemos.  Nosotros echamos un vistazó atrás hacia el precioso valle de la Requejada por donde hemos subido.


Ahora hemos de seguir por la pista en dirección sur hasta las cercanas cabañas que forman las Invernales de Paiza

Invernales de Paiza (1.270 m.) aquí existe un cruce de pistas, nosotros hemos de tomar la de la izquierda.


Vistas del valle del arroyo Prado al oeste de nuestra posición.





TRAMO 2:  INVERNALES DE PAIZA - COLLADOS ARUZ E IJANDE - PAIZA




Unos 700-800 metros más adelante de las Invernales de Paiza nos encontramos con una nueva intersección de pistas, en este caso hemos de tomar la que sale a nuestra derecha en fuerte ascenso. Nosotros en este punto intentamos subir por el hayedo, muy bonito por cierto.



Sin embargo una característica de esta zona es que las praderías están celosamente delimitadas y cerradas por alambres de espinos, y tuvimos que pelearnos con uno de estos cierres para poder salir nuevamente a la pista en las proximidades de la zona que vemos en la foto.



Seguimos por la pista en dirección sureste soslayando otra  que sale a nuestra derecha.  Mientras recorremos estas bonita zona de praderas, vemos a nuestra izquierda la llamativa cumbre de la Peña Ginesta



Existen varios cruces más y el camino se pierde algo, pero como referencia clara tenemos el Bistruey que vemos a la izquierda en la foto, tenemos que ir en dirección sureste (SE) hacia el collado Aruz situado justo a la derecha del Bistruey.



Pasado el tramo de praderías, el camino que sube al Collado Aruz que vemos al fondo en la foto se encuentra totalmente claro y marcado, ascendiendo de forma suave por los contrafuertes septentrionales del Pico Las Partidas.



A nuestra izquierda la cumbre del Bistruey que sería el supuesto objetivo del día de hoy.



Collado de Aruz (1711 m ),  estamos en el límite entre las provincias de Cantabria y Palencia, el tiempo a ido empeorando progresivamente, sopla un viento fuerte y muy frio y la lluvia comienza a hacer acto de presencia.


  No vemos claro el subir al Bistruey ya que el tiempo parece empeorar, una pequeña tregua de la lluvia nos permite comer un poco y tomarnos un tiempo para tomar la decisión sobre si ascender o no al Bistruey.  Mientras comemos disfrutamos aunque de forma muy efímera, de la única ocasión en que las nubes nos permitieron ver el macizo Oriental de Picos.


Finalmente decidimos no subir al Bistruey, así que tristemente comenzamos el camino de vuelta, pero como no queríamos repetir el recorrido hicimos una pequeña variación.  Para ello nos dirigimos en dirección norte por un pequeño sendero que sale de las proximidades del collado Aruz y que faldea a media altura toda la vertiente occidental del Bistruey, dejando a nuestra izquierda la hermosa cabecera del valle de la Requejada.


El sendero al principio algo perdido entre cotollas y piornos se va  haciendo más marcado hasta depositarnos en un collado (1.635 m.)  situado al noroeste del Bistruey que vemos en la foto


Desde este collado seguiremos en dirección noroeste (NO)por la cumbrera que une el Bistruey con la Peña Ginesta, pasamos a la otra vertiente (valle de Entreovejas que desciende hasta las proximidades de Barayo) y descendemos unos metros hasta llegar al Collado del Ijande (1.575 m.) situado a los pies de la Peña Ginesta.  En este collado existe una cabaña y de el parte una pista a la izquerda que nos desciende al valle de la Requejada.


La pista nos desciende hasta dicho valle en un lugar donde existe una cabaña de piedra y una fuente abrevadero, en este punto la pista cruza a la vertiente contraria y asciende hacia la zona de praderías que hemos atravesado en la subida de esta mañana. Nosotros para evitar esta subida, descendemos por la vertiente derecha del arroyo Requejada por un pequeño sendero del ganado.


A los pocos metros el sendero cruza el arroyo cambiando a su vertiente izquierda.  En este punto damos un vistazo atrás para ver este precioso valle situado a los pies del Bistruey que vemos en la foto.


Seguimos un corto tramo  cercanos a la orilla del arroyo que se retuerce en pequeños meandros hasta llegar a un punto en el que arranca una clara pista por la que hemos de descender.


Esta pista atraviesa una zona en la que se entremezclan las zonas de arbolado y de pradería, muy cercanos a los contrafuertes occidentales de la peña Ginesta.





TRAMO 3:  INVERNALES DE PRAÍZA - CUCAYO - DOBRES




partir de aquí la niebla se nos echa encima.  La pista nos llevá hasta las proximidades de las Invernales de Praíza, aquí seguiremos por la pista que hemos recorrido esta mañana hasta llegar al Collado Sierra Lamoa, en este punto abandonaremos el trazado que realizamos esta mañana para seguir por esta pista que nos lleva directamente a Cucayo, descendiendo de forma acusada y en sucesivas revueltas hacia el fondo del valle de Río Frío que vemos en la foto.



La pista desciende hasta las proximidades del río en una zona en que este atraviesa una pequeña foz formada por  los espolones que caen desde las cumbres del Pico Mamozán al este y Peña Casanzo al oeste.





La pista cruza el río y tras un corto ascenso entronca con otra pista que desciende de las invernales de Ranes (esta pista asciende por todo el valle de Riofrio hasta las cercanías de su nacimiento en los puertos de Riofrío a los pies de la cumbre de Peña Prieta).



Ya solo nos resta un corto descenso por la pista hasta Cucayo y luego seguir por carretera hasta Dobres.