martes, 27 de marzo de 2012

Caldoveiro y Foslayegua desde Maravio

PUERTOS DE MARAVIO (CASA D. PABLO) - CALDOVEIRO - FOSLAYEGUA - MARAVIO

DISTANCIA TOTAL: 8 KILÓMETROS

DESNIVEL ACUMULADO: 550 METROS


El puerto tevergano de Maravio, ubicado a una altitud media de 1.000 metros,   es un importante hito histórico del discurrir de la vía romana o «Camín Francés» que desde Cueiro se desvía a Oviedo por Vicenteru, Maravio, Cuellagar, Linares, Tenebreo, Las Caldas, etcétera.

El pico Caldoveiro al que vamos a ascender es una de las montañas más relevantes de este espacio protegido . Se trata de un amplio sistema cárstico constituido por un conjunto de valles ciegos y dolinas, con un importante desarrollo subterráneo que origina grandes cuevas y simas que actúan como sumideros. La erosión ha propiciado un relieve de contrastes, donde se extiende uno de los mayores conjuntos cársticos subterráneos de Asturias, llegando a alcanzar un desarrollo máximo de 5,9 km (sistema La Veigadonga).

El paisaje se encuentra salpicado de pequeñas lagunas de montaña como los lagos de Tambaisna, Cadupo, Barrera y Fos de la Yegua.

 El acceso al puerto de Maravio se lleva a cabo por medio de una carretera local que enlaza los pueblos de Gradura en Teverga y Villabre en Yernes y Tameza.
Aparcamos al lado de una gran cuadra denominada la casa de D. Pablo (950 m).

 MAPA DEL RECORRIDO


  Desde la casa D.Pablo avanzamos unos metros por la carretera (dirección Villabre) teniendo al fondo la cumbre de Peña Cruzada donde hemos ascendido el año pasado en otro interesante circuito por esta zona.



Enseguida abandonamos la carretera para tomar a nuestra derecha un acho camino por el compartimos trazado con  el GR 101.1 "Camín Francés", en ligera ascensión iremos pasando junto a remozadas cabañas



Según ascendemos vemos a nuestra derecha, la zona de praderías y cabañas de Cuacartel situadas en el fondo de una gran vallina, a la derecha de dicha vallina, vemos la ladera occidental del pico Pelao, por ella bajaremos en nuestro descenso desde Foslayegua, en la foto os muestro  por donde realizaremos dicho descenso.


Tras esta zona de cabañas la pista pierde entidad y pronto alcanzamos la braña de Cubieches (1.090 m.)


Es a la salida de esta braña donde el GR puede hacernos dudar, no obstante si nos fijamos bien en las marcas y balizaje no encontramos problema para seguir por el camino correcto.  Además desde la parte alta de la braña vemos perfectamente la cumbre del Caldoveiro (izquierda de la foto) que nos ayudará a orientarnos.


Después proseguimos el avance por el «Camín Francés», que aún conserva buena parte de su traza, vamos ganando altura sobre los puertos de Marabio,  a la izquierda en la foto vemos la cumbre del L'Obiu y la sierra de Gradura que hemos ascendido hace varios años desde el pueblo de Fabar ENLACE

Trás un tendido ascenso, el camino nos alza hasta el Alto de Tambaisna (1.230 m) desde donde vemos lo que nos resta de ascenso hasta la cumbre del Caldoveiro, la ascensión más comoda sera por las zonas donde vemos que la vegetación gana terreno a la caliza.


A la derecha, unos metros por debajo de nuestra posición, vemos la hermosa vega donde se encuentra la laguna la Tambaisna.


La ascensión es muy llevadera y existen varias posibilidades para llegar a su cumbre.  Abajo va quedando la Tambaisna.


Alcanzamos la cumbrera sur del Caldoveiro donde la hierba predomina sobre el roquedo. Su mullida hierba y la temperatura que tenemos hoy lo convierten en una invitación irresistible para descansar sobre ella.


Alcanzamos la cumbre del Caldoveiro (1.354m.). 
Desde su mojón geodésico dominamos la intrincada orografía de esta zona.


La cumbre del Caldoveiro constituye el balcón natural de Villabre, que aparece en lo más hondo de la imagen, punto de partida perfecto para un ascenso más exigente a esta cumbre que el que hemos hecho el día de hoy.


A nuestros pies, y por el frente occidental, se extiende la vega y
laguna de Tambaisna, por detrás de ella las numerosas cumbres que pueblan esta zona (de izda. a dcha. Mostachal, Torzanu, La Arena, Pelau, L'Obiu, Cuervo, Peña Sala y Gradura).


En la cara norte tambien tenemos otra vega con una pequeña laguna, la de Cadupo


Si miramos al occidente tenemos el valle de Villabre y cerrandolo en la otra vertiente, la cumbre de Peña Cruzada.


Y ya a muchos kilómetros el macizo de Ubiña y Peña Rueda.




Nuestro siguente objetivo será  llegar a la collada Santiago por donde discurre el camín francés. Este collado está situado al este del Caldoveiro, por encima de la Tambaisna.

 No obstante, para no perder tanta altura, no descenderemos hasta la misma laguna sino que lo haremos en dirección noreste (NE) a un punto situadado entre esta laguna Tambasina y la de Cadupo, para luego a media ladera alcanzar el collado Santiago.
Desde Santiago un pequeño faldeo nos llevará hasta Foslayegua.


Caldoveiro desde las proximidades de Cadupo, a la derecha de la foto vemos la pequeña laguna.


Llegamos a la collada o Alto de Santiago , hito importante en este ancestral Camín Francés ya que en esta  campera existía una ermita que estaba dedicada a Santiago de la Roza.  Detrás vemos la cumbre de la Mostachal


En el alto Santiago hacemos un giro en dirección sur, faldeando la cumbre de la Mostachal dejando a nuestra derecha la hermosa vega Tambaisna y la cumbre del Caldoveiro.


Trás este faldeo llegamos a una amplia pradería donde observamos el Corru la Señora, un llamativo corro de piedra, cuyo techo ha sucumbido al paso del tiempo y al abandono.


Aquí vemos la hermosa vega donde se encuentra dicho corro.


En la siguiente vega nos encontramos el llagu Fosdelayegua o Fuesdelayegua o Freisdelayegua, varios topónimos que han de interpretarse como ‘fosa del agua’, refiriendose a esta dolina  por donde se acumula la nieve derretida y el agua.



Superamos la laguna, seguimos en dirección sur y damos vista a la cumbre del pico Pelao, topónimo que claramente no se ha puesto por la falda septentrional de esta montaña que como vemos se halla cubierta por un espeso hayedo.  Entre medias se encuentra la Vega los Fondiles hacia la que hemos de descender.  Nos llama la atención encontrarnos un buen numero de tejos en esta vallina.


Una vez en la vega Fondiles seguimos por su parte inferior (1.220 m.) y la atravesamos en dirección oeste hasta que damos vista a la profunda vallina donde se encontraban las praderías y cabañas de Cuacartel.  Nosotros no bajaremos al fondo del valle sino que en dirección sur-suroeste iremos a media ladera del pico Pelao, evitando meternos en esa zona boscosa, cuya frondosidad la hace prácticamente impenetrable.


Un vistazo atrás abandonando la vega Fondiles,  en este tramo de ladera encontraremos trazos de senderos de ganado.



Hemos de encontrar el punto donde comencemos a descender en busca de los puertos de Maravio, evitando tener que adentrarnos en el bosquete de acebos.


En este punto  donde hemos sacado la foto, abandonamos el faldeo para lanzarnos decididamente en fuerte descenso hacia los puertos de Maravio.


Finalmente llegamos a las cabañas de Fondanal (1.000 m.) donde enlazamos con una cómoda pista que nos llevará hasta la carretera muy próximos al lugar donde tenemos el vehículo.


En este tramo encontraremos númerosas cabañas, la mayoría en buen estado.




Ya en las proximidades de la Casa don Pablo observamos el valle de Cuacartel y a la derecha la ladera del pico Pelao por donde hemos descendido desde Vega Fondiles.


viernes, 16 de marzo de 2012

PEÑA RUANA (CIRCUITO DESDE LA MOLINA)

LA MOLINA - REDONDIELLA - P.RUANA - CAMPLENGO - COLL.CAMBA - VALLE DEL CASAÑO (CANAL)

DISTANCIA TOTAL:  20 KILÓMETROS

DESNIVEL ACUMULADO: 1.450 METROS


NOTA: El único punto complicado del recorrido es el paso por el canal del Casaño, aunque no requiere siquiera el uso de las manos, la estrechez del paso, la baja altura de la galería y la verticalidad hace que haya que extremar la precaución.

TRAMO 1:  LA MOLINA - REDONDIELLA - PEÑA RUANA 
(6,5 KM 1.200 METROS DE ASCENSION  3 HORAS 45 MINUTOS)


Dejamos el vehículo en la pequeña aldea de La Molina, bordeamos la aldea por un hormigonado ramal que discurre por su parte superior. Tras cruzar una riega el ancho camino nos lleva a unas cuadras situadas a las afueras. 


Trás este tramo el hormigón deja paso a un precioso camín empedrado.  Pasamos primero junto a  la Fuente de La Sotarraña, tras ella, el sendero en ligero descenso se encamina a la impresionante foz que atraviesa el río Casaño.


Cruzamos las aguas del Casaño a través del Puente Pompedro (320 m.) . Este
pequeño puente de piedra se encuentra enclavado en una agreste foz.  El amplio lecho del río aguas arriba se comprime
en este punto entre desplomadas paredes.


En Puente Pompedro abandonamos el curso del Casaño. Junto a dicho curso asciende un camino que utilizaremos en nuestro regreso, y que parte justo antes de cruzar el puente.
Nosotros seguimos por el camino que asciende en dirección sur atravesando el valle de la riega la Voluga


Son apenas 300 metros los que seguiremos por el fondo del valle para posteriormente abandonarlo por su izquierda, por donde acometeremos la fuerte subida que nos llevará hasta el collado Pando (480 m.), vasta collada, con praderías y cabañas, situada al Sur del cueto Pando, cuya silueta vislumbramos entre la niebla que comienza a despejar.


En el Pando giramos nuevamente dirección sur para ascender por el camino del Coterón por una enorme llomba situada entre las riegas de la Voluga y de Pierdón. 


Mientras afrontamos el duro ascenso, el hermoso mar de nubes que tenemos a nuestras espaldas, mitiga el duro esfuerzo.





Un pequeño collado (750 m.) en las proximidades del Coterón, es la perfecta excusa para darse un respiro. 


Desde aquí observamos la sierra de la otra vertiente del Casaño cuya cumbre más importante es el Pandescura.


Un pequeño tramo de ligera subida nos lleva hasta la cabaña del Coterón.


Trás superar la cabaña afronteramos otro tramo duro de ascensión denominado Los Retraites, donde el camino perfectamente empedrado, dibuja una sucesión de revueltas que alivian ligeramente la dura pendiente a superar.


En la parte final de Los Retraites tenemos esta panorámica de lo ascendido hasta ahora.


Tras superar los Retraites (950 m.), el paisaje cambia totalmente y entramos en otro donde la caliza se entremezcla con pequeñas praderías.  En la primera pradería que encontramos situada en una pequeña vaguada, es donde nos encontraremos con las dos opciones para subir a Peña Ruana.
La primera, la más habitual y con mejor sendero, es la que asciende en dirección sur, pasando por la majadas de Brañas y  Brañaredonda  hasta llegar a la majada La Veyuga, ya situada a los pies de Peña Ruana.
La segunda opción, que tomaremos nosotros, será la de seguir un pequeño sendero que en dirección sureste nos llevará en primer lugar a la majada de La Redondiella.  Como orientación dicha majada se encuentra en la base del Cueto las Colladas que es el pico con forma cónica que vemos en la foto.


 Llegamos a la bonita majada Redondiella (1.090 m.), situada a los pies del Cueto las Colladas


Se trata de una majada con un gran número de cabañas que  desgraciadamente, están practicamente en ruinas.


Nuestro siguiente objetivo es llegar a la Vega Prada situada al suroeste del Cueto las Colladas, para ello iremos rodeando dicha cumbre por su derecha, ascendiendo en diagonal siguiendo los rastros del ganado.  Atrás va quedando la Redondiella.


Según vamos girando el Cueto de las Colladas vamos dando vista a Tresordiales, alargada vaguada de pasto situada en la vertiente que cae al Casaño.


Estamos en la Vega Prada (1.250 m.) situada al pie del Cabeza Pellico, que no es otra cosa que la estribación septentrional de la Peña Ruana.  Su ascensión, en lugar de hacerlo directamente, lo haremos en diagonal para atacar la cumbre por su vertiente este (E) haciendo más progresivo el desnivel a superar.


Ya en la cara oriental seguimos los senderos del ganado que discurren por debajo de la caliza.  Al fondo vemos la cumbre del Jascal.


Por debajo de nosotros la amplia pradería sobre la que se asienta la majada de Brañaredonda.  Al fondo el Cuera.


Una vez que los senderos que seguíamos comienzan a perder altura realizamos el ataque a la cumbre de la Peña Ruana, ganando la cumbrera por una zona de caliza cómoda de subir.


Cumbre de la Peña Ruana (1.509 m.)



Hacia el este vemos la cumbre del Jascal


Hacia el oeste, verticales canales, como la del Pinchu, se precipitan hacia las profundidades del Casaño,


Hacia el oeste asoman las altas cumbres del macizo central (Torrecerredo, Llambrión, etc...)


Hacia el oeste las cumbres del Tiatordos, Campigueños, Llambria, Pienzu....


Hacia el sur vemos en toda su longitud el macizó del Cornión.




TRAMO 2:  PEÑA RUANA - CAMPLENGO - VEGA ESPINES - COLLADO CAMBA
 (6,5 KM, 100 METROS DE ASCENSION, 600 DE DESCENSO,  2 HORAS 30 MINUTOS)




Dejamos la cumbre de Ruana y descendemos en dirección E hasta la majada Beyuga  (1.380) a los pies del Jascal.


Cruzamos su vega en dirección sur y hemos de remontar unos metros un tramo de caliza que cierra esta vega por este punto.


Tras ese pequeño ascenso ganamos una collada que nos devola hacia la cuesta Coriscada, enorme ladera que cae sobre el valle del Texo y por donde hemos de bajar en diagonal para dirigirnos a la majada y vega de Camplengo Vieyu.  Posteriormente como os señalo en la foto iremos pasando por una sucesión de verdes camperas:  Camplengo la Cueva, Vega Espines..., aunténticos vergeles en este mundo de caliza.


Descendiendo la cuesta la Coriscada vemos a nuestra derecha el hermoso valle del Texu que desciende suavemente hacia el Casaño. No obstante en su parte final se precipita bruscamente en la zona cercana al Oyu la Madre.


Llegamos a la majada de Camplengo Vieyu (1.260 m.).  Antes de entrar en ella nos toparemos con una fuente-abrevadero en la que aprovechamos para abastecernos de agua.


Desde Camplengo Vieyu seguimos unos 150 metros en dirección suroeste por una loma que nos separa de la majada Camplengo la Cueva


A nuestra izquierda surge la hermosa majada de Camplengo la Cueva en cuyo centro existe una pequeña charca.  Al fondo vemos la cumbre de la Cabeza la Xatera. A la derecha de nuestra posición se esconde en el fondo de un pequeño jou, la cueva que da nombre a esta majaa.


Seguimos en dirección sureste atravesando una zona de jous conocido como las Reblagas, trás esta zona llegamos al Collado la Muda (1.205 m.)  desde ella vemos el alargado valle Espines que recorreremos para llegar a la vega y majada homónima.


Atravesamos en toda su longitud el valle Espines, para en su parte final girar ligeramente a la izquierda en busca de la majada Espines.  Al fondo destaca la bella silueta del Cantón del Texeu.


La majada Espines (1.075 m.), está formada por un par de cabañas.  Desde la vega vemos las cumbres del Jascal y peña Ruana.


Seguimos en dirección suroeste donde a escasos 300 metros nos encontramos con la majada de Braña Redonda (1.030 m.)


 En Braña Redonda giramos en dirección noroeste para descender hasta el cauce de Los Reguerones (1.010 m.)


Tras cruzar lo que apenas es un hilo de agua, ascendemos un corto repecho hasta la Collada Mantegas (1.040 m.)
Aquí enlazamos con el GR-202 Ruta de la Reconquista que tomamos en dirección a vega Comeya, a nuestra izquierda se dirige a la majada Belbín muy próxima a este punto.

Descendemos ligeramente a la vega Mantegas que cruzamos en su totalidad hasta llegar a los pies del Cantón del Texeu, ascendemos pegados a su base hasta el jorcaín del Cantón (1.060 m.), hacia atrás vemos el bonito camín empedrado por el que ascendimos desde la vega Mantegas.


Trás pasar el jorcaín damos vista al valle  Llampazas, y al fondo a la espectacular Vega Comeya.


abandonamos el GR-202 que se dirige hacia dicha vega y seguimos
pegados al Cantón del Texeu hasta llegar al Collau Camba donde arranca
la pista que viene desde Demues.  Con respecto a este tramo existe un proyecto muy controvertido con el que se quiere alargar dicha pista hasta Belbín, con lo que destruiria este bonito camín por el que hemos pasado, dañando irreversiblemente esta zona.
Podeis ver más sobre el tema en este ENLACE

 

TRAMO 3: CAMBA - COLLAU LINCOS - LLAMERO - RIO CASAÑO
(6 KM, 700 METROS DE DESCENSO, 3 HORAS 15 MINUTOS)

Desde el collau Camba (1.040 m.) hemos de descender por esta amplísima pista hasta el siguiente collado, el collau Lincós (900 m.)  


En Lincós abandonamos la pista, giramos a nuestra derecha donde arranca el pindio valle Llamero que desciende hasta las entrañas del Casaño. En la otra vertiente la agreste cara oeste de Peña Ruana.


A pesar de no existir senderos, la bajada por el valle no entraña ninguna dificultad. Tras un primer tramo en el que encontramos abandonadas praderías, luego nos adentraremos en un precioso bosque de robles con ejemplares de gran porte.



Tras el duro descenso.  Han sido 400 metros de desnivel en apenas 1 kilómetro.  Llegamos a las orillas del Casaño que cruzamos por el recientemente reconstruido Puente Llamero (500 m.)


El lugar es realmente precioso....


Desde puente Llamero existen dos opciones para seguir el valle del Casaño.
La primera y más usada,  es nada más cruzar el puente girar a la izquierda y seguir el estrecho sendero que por este margen derecho desciende junto a las aguas del Casaño. 
 La otra opción y en mi opinión más espectacular, es la de recorrer un antiguo canal, cuyo objetivo era aprovechar las aguas del Casaño pero cuyo proyecto nunca llegó a terminarse. 

Para llegar hasta dicho canal hemos de tomar un difuminado sendero que asciende a la derecha del puente, y asciende unos metros río arriba. hemos de ganar una altura aproximada de 50 metros sobre el puente.  Hemos de prestar atención para encontrar la caja donde iba a construirse dicho canal, no se ve facilmente ya que está zona se encuentra muy tupida por los avellanos.
Una vez encontramos la caja donde se iba a construir el canal de agua, la seguimos en dirección norte.  El primer tramo atraviesa una zona donde predominan los avellanos que dificultan en varias ocasiones el avance.  Tras este tramo llegamos a una zona despejada donde hemos de atravesar varias pedreras .  El sendero pasa a los pies de esta llamativa peña.



Tras superarla comienza el tramo más vertical del canal que discurre entallado en los verticales contrafuertes de Peña Ruana.


El mayor inconveniente de este tramo son los pequeños avellanos que comienzan a crecer en la senda y que se convierten en un verdadero incordio.


Un vistazo atrás sobre el precioso valle del casaño.


Y llegamos al paso más aereo y espectacular el paso de "La Llúcia" donde el canal atraviesa una pared vertical por medio de una galería estrecha. Aunque el tramo no es técnicamente complicado   su estrechez y el que tengamos que pasar agachados en algún tramo, hace que tengamos que extremar las precauciones.





Tras este tramo termina el canal que como mencioné nunca se llegó a concluir.  Antes de su final vemos un rastro de sendero que desciende a nuestra izquierda, atraviesa una zona de pedreros y se adentre en la abandonada vega la Batuda que vemos en la foto.


El descenso por la Batuda hasta la orilla del Casaño se encuntra muy cerrado por la vegetación, pero finalmente con unos cuantos arañazos llegamos a sus orillas.


Seguimos avanzando por terreno muy comodo por la margen derecha del Casaño.


Llegamos al precario puente los Mineros por el que hemos de cruzar al margen izquierdo del río


Vemos el estado precario del puente, cuyo único mantenimiento corre a cargo de un pastor de La Molina que ha puesto una vara y tapines para facilitar su paso


Tras el puente Los Mineros llegamos a la majada El Escobio (380 m.) 



En la orilla opuesta se descubren los restos de la
vieja y abandonada central hidroeléctrica. Arriba, en la peña, irrumpen
las aguas de la riega Las Párvoras. 

 
Cruzamos nuevamente el Casaño, esta vez por un puente solido de hormigón y ya avanzamos por su margen derecha atravesando vegas y castañeos.


 Restos de antiguas cuerrias reflejan el antiguo aprovechamiento de sus frutos.


 El Casaño empieza a encajonarse en una foz que nos anuncia la cercanía del puente Pompedro donde enlazaremos con el camino de esta mañana.


Desde el puente Pompedro ya solo nos resta el pequeño ascenso hasta el pueblo de la Molina