martes, 24 de julio de 2012

Peña Cerreos y Piedra Nidia desde Tuiza de Arriba

TUIZA - VALLINA NEGRA - PIEDRA NIDIA - PEÑA CERREOS - LAS RUBIAS - TUIZA

DISTANCIA TOTAL:  11 KILÓMETROS
DESNIVEL ACUMULADO: 1.000 METROS 

DESCARGA DEL TRACK 

MAPA DEL RECORRIDO

Abandonamos la población de Tuiza de Arriba en dirección sureste por un claro camino que se dirige hacia el bosque de la Vallina Negra.

 Desde dicho camino divisamos la poblacion de Tuiza


Al cruzar la primera riega decidimos internarnos por ella monte arriba, abandonando el camino, ya que el mapa de Ubiña de "Adrados" marca un recorrido por esta zona, sin embargo descubrimos que no existe camino alguno, o nosotros no lo encontramos.  Así que tuvimos que subir por donde buenamente pudimos en algún momento aprovechando el cauce seco de la riega.
Creo que hubiera sido mejor opción seguir el camino por el que transitabamos y que nos hubiera llevado de igual forma a los Puertos de Axeite


El monte se abre un poco y podemos abandonar la riega dejándola a nuestra izquierda.  La pendiente no obstante es muy dura y los senderos inexistentes.


A una altura de unos 1.420 m, cruzamos al otro lado de la riega y giramos en dirección SE en busca de algún collado o paso por el que accedamos a los puertos de Axeite situados por encima de la carretera que desde Tuiza asciende al Puerto del Palo o La Cubilla.
Sin embargo nos encontramos con un espolón calizo que nos impide cambiar de ladera. Viendo esto, ascendemos dirección SO una canal herbosa junto al espolón, encontrando en su parte alta resto de senderos que tras un nuevo giro brusco en dirección E supera por su parte alta el espolón y nos alza a un pequeño paso a la otra vertiente (1.520 m.).  Tras muchos metros de ascensión por el frondoso hayedo comenzamos a tener las primeras vistas sobre cumbres como el Fariñentu, Siegalavá y Tapinón.


Cambiamos de vertiente y giramos en dirección sur, dejando a nuestra izquierda la carretera de subida al Puerto de la Cubilla y enfrente nuestra vemos la pequeña cumbre de Piedra Nidia hacia cuya falda septentrional nos dirigimos y por la que ascenderemos.


Sin perder ni ganar altura iremos faldeando hasta alcanzar la base de Piedra Nidia dejando a nuestra izquierda unos metros por debajo nuestra las cabañas de la Majada Axeite.  En la foto vemos la opción que tomaremos para acometer la subida aunque también se puede subir perfectamente por el pedrero que vemos enfrente.


Un vistazo atrás del tramo recorrido desde que tras salir del monte de la Vallina Negra cambiamos de vertiente.


Como mencioné, el ascenso más directo y claro es a través de la canal pedregosa  que nos dejaría en la misma cumbre, no obstante nos llamó la atención una pequeña vira que tomaremos girando a nuestra derecha al empezar el pedrero (1.680 m.)


La vira no presenta ninguna complicación.


Tras superar la corta vira giramos nuevamente a nuestra izquierda dirección Sur para ascender a una zona de anchas praderías mezcladas con caliza.  Desde aquí podemos ver la amplia repisa herbosa que forma el Huerto las Rubias colgadas entre los puertos de Cerreos , por encima de estas y por debajo los puertos de Axeite por donde hemos pasado hace unos momentos.


Seguimos en dirección sur ascendiendo el corto tramo que nos resta hasta la cumbre de Piedra Nidia, con dos vertientes muy diferenciadas: la cara oeste mucho más suave y cubierta de praderías y la este casi vertical cayendo sobre los puertos de Axeite.


Ya estamos a punto de alcanzar la pequeña cumbre de Piedra Nidia, fácil de identificar por el llamativo tajo que parece partirla en dos mitades.


Alcanzamos la cumbre de Piedra Nidia (1.848 m.).  Vistas hacia el norte a los Puertos de Axeite en primer término y al fondo el valle del Huerna.


En su cumbre podremos observar Parapetos republicanos construidos tras el ataque de los nacionales de mayo del 37, aunque los mejor conservados se encuentran en una cumbre gemela situada un poco más al sur.
Las vistas desde la cumbre son perfectas sobre la vega de Candioches.


Y Hacia el oeste las dos Ubiñas y la Peña Cerreos nuestro objetivo principal hoy.


Nos dirigimos en dirección oeste hacia la base de la Peña Cerreos, siguiendo los numerosos senderos del ganado que puebla estos puertos de Riotuerto


Una pequeña laguna (1.870 m.) nos marca el punto donde hemos de abandonar las mullidas praderías de estos puertos para acometer la subida a la rocosa cumbre de Cerreos.  Hacemos un alto en el camino y contemplamos la esbelta silueta de Peña Ubiña Pequeña.


Desde la laguna vemos la ascensión que realizaremos hacia la cumbre, directamente por su cara meridional.


Antes de afrontar la subida propiamente dicha a la Peña Cerreos nos encontramos con los restos de un Nido de la Guerra Civil (1.995 m.): Emplazamiento cuya peculiaridad radica en que fueron levantados con bloques prefabricados. Son nidos de pequeño tamaño, adecuados para fusilería.


Desde este punto las vistas sobre los leoneses puertos de Riotuerto son inmejorables, vemos junto a la laguna por la que pasamos con anterioridad, un marcado sendero ganadero, se trata del ancestral "sendero del pan" que recorría estos puertos.


El último tramo de ascenso se realiza por la empinada y pedregosa ladera de la peña Cerreos. sin otra dificultad que la correspondiente precaución con la numerosa piedra suelta que existe.


Llegando a la cumbre de la Peña Cerreos con la Ubiña Pequeña a nuestras espaldas y con numerosos parapetos de la guerra civil


En la cumbre de Peña Cerreos (2.104 m.)


Vistas inmejorables sobre las dos Ubiñas y entre la grande y nosotros el collado Terreos, paso habitual de ascensión a estas cumbres desde Tuiza y el Meicín.



Hacia el norte el valle que asciende de Tuiza al Meicín y al fondo entre otras cumbres Prau del Albo, Siegalavá y Tapinón.  Debajo de nosotros la pequeña y pedregosa cumbre de Las Rubias que ascenderemos en nuestro descenso hacia Tuiza por los puertos de Cerreos, en el itinerario que os marco en la foto.


Hacía el este a nuestros pies, las praderías de los Puertos de Cerreos y arrimados a la peña Cerreos, podemos observar restos de edificaciones también construidas durante la guerra civil.


Descendemos la cumbre de Cerreos nuevamente por su cara sur para girar en dirección norte, dejando la cumbre a nuestra izquierda y descendiendo por el bello Puerto de Cerreos.


Un vistazo atrás.


Los puertos terminan y el descenso se comprime en un pequeño valle.  Enfrente tenemos un pequeño collado que nos separa de la vega del Meicín, a la derecha del collado se encuentra la pequeña cumbre de Las Rubias a la que ascenderemos.


Según nos acercamos a la pequeña cumbre vemos a nuestra derecha un valle que desciende en dirección norte.  Se trata del Valle las Moñás por donde proseguiremos nuestro descenso tras ascender la cumbre de Las Rubias.


Como antes mencioné, al otro extremo del collado se encuentra, aunque bastantes metros más abajo la vega y refugio del Meicín, por donde también podríamos descender para llegar luego a Tuiza.


El pequeño ascenso hasta las Rubias y la pedregosa y agreste cara norte de la Peña Cerreos.


Cumbre de Las Peñas las Rubias 1.815 m. (son dos pequeñas cumbres y nosotros solo subimos a la oriental).  Desde aquí podemos observar alguna de las casas de Tuiza.


Así como la cara norte de Ubiña, Cueto les Cabres y los Castillines.


Y el resto de cumbres de este espectacular macizo.


Volvemos al collado y descendemos por el Valle las Mollás.  En los paredones que cierran el valle por la derecha nos encontramos con un fresco hilo de agua que con el calor que existía nos resultó inmejorable.


Parte final del valle Las Moñás donde existe una pequeña laguna con apenas agua (1.680 m.)


El  ganado aprovecha los sitios ligeramente elevados para buscar algo de corriente ante la altísima temperatura de hoy.


El lugar es precioso.  En primer término vemos la cumbre de la Peña Las Rubias.


Hay otros que se pelean por la escasa sombra que da una florida espinera.



Seguimos descendiendo por estas verdes praderas en dirección norte en busca de la Braña Chuenga.


Tenemos a la vista las cabañas, mimetizadas entre los grandes bloques de piedra, de la braña Chuenga (1.500 m.)


Junto a la primera de las cabañas de la Braña Chuenga existe una fuente.  Recorremos toda la majada en sentido descendente dejando un llamativo cercado de piedras a nuestra derecha, donde realizaremos un ligero giro en dirección NE.


Un vistazo atrás hacia las cabañas que forman esta bonita braña, muy desconocida a pesar de encontrarse muy cerca del transitado camino que sube al Meicín.


Seguimos descendiendo y encontramos otro grupo de cabañas ya muy cercanas al camino que viene del Meicín.


Desde estas cabañas accedemos a dicho camino a la altura de La Portillera (1.380).

  Por camino de sobra conocido descenderemos hasta Tuiza donde tenemos el vehículo.