lunes, 22 de octubre de 2012

EN TORNO A OVIÑANA Y EL CABO VIDIO



OVIÑANA - PUERTO PORTIELLA - CABO VIDIO - PLAYA LA VALLINA - OVIÑANA

DISTANCIA TOTAL:  13 KILÓMETROS
DESNIVEL ACUMULADO:  200 METROS

Nota:  El recorrido que hacemos por la playa de La Vallina solo se puede hacer en bajamar

 DESCARGA DEL TRACK

PLANO DEL RECORRIDO




Dejamos el vehículo en la población de Oviñana, junto a la iglesia de San Roque construida a mediados del s XX.



Atravesamos el pueblo en dirección este (E), pasando por el barrio farriego (gentilicio de Oviñana) de  Riego de Arriba, que junto a Riego de Abajo y Vivigo forman esta parroquia de Oviñana. Giramos en dirección noreste hasta que la pista muere en una zona de praderías denominada La Garita donde existió un antiguo castro de la tribu de los Pésicos.
Ya no se conserva  nada de la estructura original del castro .Fue destruida por la tala y repoblación del monte en el que se situaba en los años 70. 
Para una información más completa sobre este castro y sus habitantes podéis mirar este enlace
El castro de la Garita 

Nos asomamos a la linea costera y a nuestros pies se encuentra la playa de Castrillón a la izquierda de esta divisamos el puerto Portiella a donde descenderemos a continuación.




Volvemos sobre nuestros pasos y cogemos nuevamente la pista, justo tras pasar la primera casa que hay a mano izquierda, sale un pequeño camino a mano derecha.  Está algo tomado por la maleza pero se puede caminar bien por el.  Primero se introduce en un bosque de eucaliptos para dar paso después a una zona de castaños. 


El camino muere cerca del mar,  aquí existe una moderna cetarea y hasta aquí  llega una carretera  proveniente de Oviñana.  Existen 2 calas en las inmediaciones: A mano izquierda El Portiello con la cual nos daremos de bruces  al terminar la bajada de la carretera, se encuentra algo degradada.
A mano derecha se encuentra Puerto Chico, que a simple vista no vemos.
Para llegar a ella hemos de ascender por unas escaleras de cemento situadas en la ladera Este, que tras unos 30 metros nos mostrarán esta oculta cala.



Volvemos nuestra vista hacia la cetarea donde muere la carretera y nos fijamos en un túnel.  Esta es la entrada al escondido y pequeño puerto Portiella.



El estrecho túnel, de unos 100 metros de longitud, nos deja en el mencionado Puerto Portiella.
En su esquina izquierda vemos una cetarea situada al abrigo del acantilado que protege el puerto por su lado occidental.



En el extremo oriental se encuentra la playa de Castrillón (que vimos antes desde La Garita) El acceso a la playa se realiza por unas escaleras de piedra situadas a la derecha del muro del puerto.



Cobijado por las puntas Gavilán y Garita, este humilde muelle sirve en contadas ocasiones de varadero y es un enclave apreciado por pescadores deportivos.   



En el extremo más oriental de la playa de Castrillón, horadadas por el mar y transformadas en cetareas, se localizan varias cuevas llamadas «furnas» . La utilización de estas cuevas, se inició en la década de los 40 del siglo pasado.



Tomamos la carretera que llegaba hasta este Puerto Portiella, volviendo a las inmediaciones de la iglesia de San Roque.  Desde aquí tomamos la carretera que nos lleva hasta el faro de Vidio cruzando el barrio de Riega de Abajo. 
Cuando estamos cruzando las casas de Riega de Abajo nos apartamos unos metros de la carretera para acercarnos a la linea costera.  Desde aquí vemos la playa de Peña Doría y al fondo el faro Vidio hacia el que nos dirigimos.  Desde aquí vemos perfectamente el acceso a esta playa que se realiza por un marcado sendero.  La longitud de esta playa es de unos 250 metros y es de cantos rodados.



El acercamiento al Cabo Vidio lo hacemos junto a la linea de acantilados, desde la que echando un vistazo atrás vemos la playa de Peña Doria en primer termino y a continuación, encontrándose unidas en bajamar, las playas de Cuevas y Vallina.





Vamos llegando al Cabo Vidio.  Este faro fue inaugurado en 1950 y fue el último construido en el litoral asturiano. Deshabitado desde hace quince años, su lámpara se encuentra automatizada .



Bajo sus pies se alza el islote Chouzano, donde anidan gaviotas y cormoranes (por desgracía no me ha salido bien la foto que hice hacía este extremo del cabo).
Nos disponemos a rodear el muro que circunda el faro por un sendero que cuelga del vacío, y que no recomiendo pasar ya que me parece muy expuesto, y sino ver la foto aérea que pongo después.



Los encantos del Cabo Vidío van más allá de lo palpable a simple vista. En la base de su acantilado se encuentra la Iglesiona, una cueva horadada por el mar a la que es posible acceder -asumiendo una dosis de riesgo- en bajamar. Esta caverna posee una bóveda de unos cincuenta metros de altura.
(Por supuesto deciros que esta foto no es mía y si el autor o propietario de dicha foto cree que estoy haciendo uso indebido de ella, ruego me lo comunique e inmediatamente la retiro del blog).
Fijaros como el muro del faro está al mismo borde del vertical acantilado, por eso no recomiendo el sendero que mencioné antes.




Vistas hacia el oriente.



Desandamos el camino que nos separa de Oviñana y volviendo a situarnos en el barrio de Riego de Abajo, nos acercamos a la playa de Cuevas.  Desde un amplio mirador existe un sendero que desciende a  dicha playa.  Nosotros no descenderemos por aquí sino que buscaremos un pequeño sendero muy pindio que desciende a la zona rocosa que separa la playa de Cuevas, al norte (a nuestra derecha) y la de La Vallina al sur (izquierda)



En esta foto podemos ver la playa de Cuevas



Y al sur de nuestra posición la enorme playa de La Vallina (solo transitable en toda su longitud en bajamar).



Comenzamos a recorrer esta alargada y bonita playa, tiene casi 2 kilómetros de longitud,  y es también conocida como playa del Gallo, 



Los acantilados que la cierran, tienen unos llamativos pliegues .



A mitad de la playa nos encontramos esta bonita sorpresa.  Se trata de un antiguo molino, molín de Pulido  según la cartografía del IGN, remodelado no hace mucho tiempo y que aprovecha las aguas de un pequeño arroyo que desemboca en esta playa.



Desde las proximidades de la playa arranca una pista, accesible para todo tipo de vehículos, que se adentra en el valle que forma el arroyo de Vivigo hasta llegar a otro molín, se trata del molín de Prudencio.  De mayor tamaño que el anterior y también en buen estado de conservación.




En la parte superior se conserva perfectamente la entrada del canal.  Como veis el tejado está cambiado recientemente.



La pista abandona el valle se adentra en el bosque de eucaliptos ascendiendo en busca de la población de Oviñana.  Al acercarse nuevamente a las proximidades de la linea costera tenemos unas magnificas vistas de la playa de la Vallina (hacia el occidente).



Playa de la Vallina hacia el oriente, con el cabo Vidio al fondo.



Una vez alcanzada la rasa costera, por terreno llano nos adentramos en el barrio farriego de Vivigo.





viernes, 12 de octubre de 2012

Majadas de Acebuco y Orandi + Cda. Cerreu y Piedra Bellida

PONCEBOS - BULNES - EL ACEBUCO - ORANDI - P.BELLIDA-PONCEBOS 

DISTANCIA TOTAL:  22 KM. APROX.

DESNIVEL ACUMULADO: 1.700 M. APROX.

NOTA:  Recorrido duro tanto por su longitud como por los niveles a superar.  La ascensión a Los Collados es un tramo delicado en el que hay que agarrarse constantemente a las hierbas, tratándose de un tramo algo expuesto, no siendo nada recomendable si la hierba esta húmeda y peor aún en sentido descendente.  


DESCARGA DEL TRACK
Con respecto al track que os suelo poner en muchas entradas, deciros que debido al terreno por el que discurre este recorrido, la perdida de satelites fue constante.  He tenido que arreglarlo en casa, siendo menos fiable aunque valido para orientarse en caso de dudas. No obstante en esta ocasión no lo subiré a Wikiloc.  Por ello si estais interesados en el, pedidmelo por email.
 

Dejamos el vehículo en Poncebos y ascenderemos hacía la población de Bulnes a través de la Canal del Texu. Este recorrido lo podéis ver descrito en este enlace:
Peña Maín desde Poncebos



Llegando al Barrio de Abajo de Bulnes (650 m.)




TRAMO 1:  BULNES - MAJADA ACEBUCO - CONCHA DEL BOBIO




 En el pueblo de Bulnes, en esta ocasión, cruzaremos el puente sobre el río y nos adentraremos en sus calles en dirección a la canal de Balcosín.




Hemos de coger el camino que discurre tras La Casa del Chiflón. A pocos metros de esta casa salimos del pueblo. comenzamos a subir dejando siempre a nuestra izquierda el río Bulnes. 


Atrás queda el pueblo de Bulnes y a sus espaldas la Peña el Tornu





 Pronto llegamos a la cascada de Las Mestas (740 m.), que ahora en verano apenas lleva agua.



Cruzamos el arroyo e inmediatamente subiremos hacia nuestra izquierda por un empinado y resbadizo camino,    donde una cadena nos ayudará en la ascensión. Parece que nos alejamos de la canal que forma el arroyo, pero pronto hemos de girar a nuestra derecha para introducirnos nuevamente en dicha canal. Un letrero metálico del Parque que indica hacia la Canal de Balcosín nos alejará de dudas.
 Estamos en el cauce de la Riega de Balcosín y por el avanzaremos extremando las precauciones de no resbalar con la humedad que cubre las piedras. A nuestra derecha vemos una antigua cabaña (la cabaña del Tíu Sindo).





Al poco tiempo la garganta se abre dando origen a un amplio valle de claro origen glaciar (850 m.)



Tras cruzarlo en toda su longitud el valle se comienza a estrechar, pasamos por el lugar denominado La Garganta para llegar a una húmeda llambria por la que baja el cauce de la riega y en la que una cadena metálica nos ayudará a superarla.




Tras superar este resalte llegamos al Jou Bajo (1.050 m), desde aquí veremos a nuestra derecha la empinada Canal de Camburero por la que ascenderemos.


 
 El sendero que asciende por sus entrañas, está perfectamente marcado.




 Subimos toda la empinada canal hasta el punto donde esta se abre, en las proximidades de este lugar donde se asienta la majada Camburero (1.350 m.) a la que no tenemos falta de llegar.




Abandonamos el marcado sendero que asciende hacia Vega Urriello y fijamos la vista hacia los paredones situados a nuestra derecha
  Por el lugar que os señalo en la foto discurre la ascensión que nos llevará hasta Los Collaos




  Hay que decir que esta ascensión tiene cierta dificultad, y que para el recorrido de hoy sería más asequible ascender a la Collada Ties, situada más al este.

 La ascensión a Los Collaos es muy pindia, siendo imprescindible el uso de las manos, teniendo que agarrarnos continuamente a las largas hierbas que cubren esta empinada ladera.






 Es un sitio que no recomiendo en caso de estar húmedo y mucho menos si se realiza en sentido inverso, descendiendo desde Los Collaos.




Llegamos a Los Collaos (1.440 m.). Es un sitio perfecto para disfrutar de las vistas sobre el Urriello mientras nos recuperamos de la dura y complicada ascensión.



Deciros que por aquí descendierón  D. Pedro Pidal y Gregorio Pérez, el Cainejo, el 4 de agosto de 1904, la vispera de su ascensión al Naranjo de Bulnes.
 Venían de la Vega de Ario, pues habían subido a la Peña Santa de Castilla para entrenarse.  Subieron la Canal de Sabugo, el monte LLue hasta llegar a la colladina de Orandi (a partir de aquí coincidimos en su recorrido aunque en sentido inverso), pasando por las majadas de Orandi, el Acebuco y bajaron por aquí, por los Collaos hasta Cambuero donde hicieron noche.




En la vertiente norte, las vistas sobre la sierra de Maín son espectaculares.



   Desde las inmediaciones de los Collaos parte una sendero que, introduciendose unos metros en el monte Acebuco nos lleva hasta la Majada El Acebuco, pero nosotros no dimos con ella y perdimos excesiva altura por el bosque . Cuando nos dimos cuenta, nos salimos del bosque y ascendimos por una zona caliza hasta toparnos con la senda, que discurre por esta zona.



  De esta forma llegamos a la majada del Acebuco (1.400 m.) Primero encontramos unas cabañas "adosadas" y con techumbre de teja. Podemos verla al fondo de esta foto.



  Tras unos metros y en un sitio idílico con unas vistas inmejorables encontramos el resto de la majada que estaba formada por un grupo de "corros" de piedra, por desgracia ya en un estado ruinoso.





Desde este punto echamos un vistazo atrás, para distinguir las dos variantes existentes para llegar hasta esta majada.  Por el paso inferior de Los Collados, o el superior algo menos aéreo de la Collada Tíes.




 Desde el Acebuco nos adentramos en la zona del Bobio que es toda la parte inferior de la piramidal ladera que culmina en Los Albos. Hemos de subir en diagonal (dirección noroeste)siempre por encima de un bosquete de hayas. Los senderos no existen y tampoco hay jitos que nos ayuden a encontrar el sendero. Por suerte no hay niebla y eso nos facilita la orientación.
 Llegamos a un punto donde abandonamos la ascensión, perdiendo de vista la ladera sobre la que se asienta la majada del Acebuco.  Estamos a unos 1.580 m. de altitud



 Desde aquí continuaremos atravesando El Bobio pero de una forma más horizontal.
El punto clave para encontrar la Cocha del Bobio, rampa por la que hemos de descender hacia la Majada Orandi; es un enorme bloque de piedra redondeado, en medio de la pradera.



Llegamos a la altura del bloque donde arranca la Concha del Bobio (1.630 m.), desde este punto vemos la impresionante cumbre de los Cuetos del Trave




TRAMO 2: CONCHA DEL BOBIO  - COLLADO CERREDO - PANDO CULIEMBRO





   La Concha el Bobio permite salvar el vertical murallón que se desgaja de la ladera del Albo por el Oeste. El camino en este descenso que nos lleva hasta Orandi, está perfectamente marcado.


 

  Tras el pindio descenso entramos en el Jou Lluengo que hemos de atravesar por su parte superior para llegar a la majada de Orandi.




Un vistazo atrás para ver el lugar por donde desciende la Concha del Bobio.




Llegando a la majada Orandi  (1.530 m.) donde solo queda un par de cabañas en pie




La cabaña de Orandi y al fondo los Cuetos del Albo





 Una vez en la majada de Orandi, debemos remontar en dirección oeste el Colladín de Orandi (1.560 m.).
 Nada más traspasar el collado nos encontramos con el marcado sendero que desde la canal de Amuesa, sube por los Cuesta del Trave en dirección al refugio de Cabrones. Nosotros obviamos este sendero y seguimos en dirección oeste, sin perder ni ganar altura, hacia un bosquete que vemos al fondo, a la izquierda de la pequeña cumbre del Cabezo Salinas.




Llegando al bosque mencionado, con el cabezo Salinas a la derecha de la foto.  Subiremos a la zona de bosque que vemos a la izquierda de la foto situada sobre el Jou La Poza.  Se trata de la parte superior del Monte Llué.



Un vistazo atrás, donde vemos este terreno cómodo por el que hemos transitado y al fondo la mole del Cueto Albo.



Llegamos a la parte superior del monte Llué (1.500 m.).  En este punto hemos de ascender unos metros por encima de el, para llegar al Collado Cerredo.





Seguimos un tramo a media ladera por encima del monte Llué.





Llegamos al Collado Cerredo (1.454 m.). Uno de los mejores balcones que se asoman a los abismos de la garganta del Cares. Desde aquí podemos llegar acontemplar el pueblo de Caín, y en la otra vertiente el macizó del Cornión.






Llama poderosamente la atención, en la otra vertiente del Cares,  las colgadas praderas de la majada de Ostón



Descendemos por la vertiente contraria (dirección suroeste SO), en busca de la canal de Piedra Bellida, pero hemos de evitar seguir rectos y descender por donde vemos en la foto, en lugar de eso realizaremos una travesía horizontal, sin perder casi altura, hacia nuestra izquierda.



Nos hemos de arrimar a los murallones verticales que cierran la canal por este lado. El camino, que no está muy marcado baja bastante pegado a dichos murallones. Este es el tramo de mayor pendiente de esta canal de PiedraBellida, esta pendiente la podemos hacer más llevadera bajando por unos pedreros, situados a la derecha del precario sendero.



La canal entronca con otrasituada a la izquierda, que baja directa del Horcado Tajadura.  Esta canal es especialmente angosto.
Tras este entronque la canal de Piedra Bellida se va estrechando entre paredes verticales y va dibujando una amplia curva a la derecha que hace que pasemos de descender en dirección sur a hacerlo en dirección oeste.




El fondo de la canal formado por un enorme pedrero, no entraña ninguna dificultad en su descenso.





En la parte final de la canal, esta se abre considerablemente, dando paso a la denominada Cuesta de los Areños. Al final de esta vemos un marcado collado herboso.  Es el Pando Culiembro y hacía el debemos dirigirnos.



Un vistazo atrás del arranque de la canal de Piedra Bellida y los picachos que la cierran.



En la parte final de la Cuesta de los Areños y antes de llegar al collado Pando Culiembro,  concretamente en la zona de arboles que vemos en la parte inferior de esta foto, se encuentra la fuente de Cuañegra que por desgracía tiene un estado total de abandono y de la que ya no mana ni gota de agua. El nombre de esta zona viene dado por una cueva situada cerca del sendero, pero que solo se aprecia si nos damos la vuelta y miramos hacia Piedra Belida.



El sendero se arrima a los murallones que hay a nuestra izquierda.  Se trata del Paré Las Noriegas, en cuya base vemos el resto de alguna construcción.



Llegando a las praderas del Pando Culiembro , subimos al  collado del Valleyu de Pando (645 m) desde donde echamos un vistazo atrás para ver el terreno descendido.




TRAMO 3:  PANDO CULIEMBRO - PUENTE VIEYA - PONCEBOS




Traspasamos el Valleyu del Pando y seguimos descendiendo en dirección norte atravesando las praderías del Pando Culiembro, cuya cabaña dejamos a nuestra izquierda.




En la otra vertiente del Cares ya podemos ver claramente la "Ruta del Cares".



El descenso en busca de las aguas del Cares no tiene perdida ya que el camino se encuentra bien marcado.  En el descenso pasaremos junto a las ruinosas cabañas de La Quintana, en las que en primavera las ortigas, de un tamaño considerable, invaden totalmente el camino.  El último tramo del descenso que nos lleva hasta el Cares, el sendero tallado en la roca salva el corte vertical  por medio de unos resbaladizos y precarios peldaños de piedra, que tendrían su "peligro" si no fuera por la colocación de un cable que facilita su descenso. Estos peldaños nos depositan en la Puente Vieya.




El Cares a la altura de la Puente Vieya. A nuestra izquierda podemos apreciar las Oyas de Doñea. Corriente de agua que surge de una caverna y se precipita al Cares.   En esta ocasión no llevaban mucho caudal, pero en época de deshielo debe de ser espectacular.




Algunos aprovecharon las verdes y gélidas aguas del Cares para librarse del enorme calor que soportamos este día.



Un sendero remonta los casi 100 metros de desnivel que nos restan para llegar a la altura de la senda y canal del Cares, haciendolo a la altura de la majada Culiembro. Aquí tomaremos esta senda en dirección a Poncebos. 
Podeis ver la descripción completa de esta archiconocida sendaen este enlace.

Antes de llegar a la pequeña ascensión a Los Collados, descenderemos por la canal del Escalero, enorme pedrero que cae sobre el Cares y por el que un pequeño sendero desciende, donde os marco en esta foto.





Tras cruzar la canal del Escalero el sendero desciende por un bonito "sedo".



El descenso termina al llegar a un ,marcado camino que discurre paralelo al Cares.




Este camino inferior de la Garganta,  es una tranquila y solitaria alternativa a la masificada Senda del Cares.
Este camino horizontal era un antiguo proyecto, por suerte no llevado a cabo, que pretendía construir una carretera que uniera Poncebos con Valdeón.  De ese proyecto se conserva varios kilómetros de la caja de la futura carretera.



El camino, que posteriormente se convierte en una ancha pista que llega hasta Rexes donde arranca el tramo asfaltado que nos llevará hasta Poncebos.