jueves, 26 de septiembre de 2013

PEÑA BLANCA, ASPÍA, REGADA Y PICO MUXIVEN DESDE LUMAJO

LUMAJO- PEÑA BLANCA - PICOS ASPÍA, REGADA Y MUXIVEN - LUMAJO

DISTANCIA TOTAL:   19 KILÓMETROS
DESNIVEL ACUMULADO: 1.200 METROS

NOTA: 
El primer tramo hasta la majada de la Regada, se puede hacer por pista y luego sendero marcado.  Nosotros como no teníamos claro el recorrido que pensábamos hacer, nos marcamos algún rodeo innecesario
 La ascensión por la cara norte del pico Regada tiene algún paso de trepada muy sencilla, que si los rodeáramos por la derecha podríamos evitarlos.  El descenso desde la cumbre sur del Muxiven se hace por un terreno de canchales en los que hay que tener cuidado de no pisar mal y torcer un pie.  Además los senderos se encuentran totalmente perdidos entre un mar de escobas.

MAPA DEL RECORRIDO:  



Dejamos el vehículo en el pueblo de Lumajo que con sus  1.350 metros de altura se convierte en el pueblo más alto de Laciana.
Los habitantes de este pueblo tienen un curioso gentilicio, "Saltasucus". Estos tenían mucha relación con los Vaqueiros asturianos, ya que coincidían con ellos en las brañas de altura.

Recorremos el pueblo en dirección sur hasta llegar a la fuente y lavadero de La Cueña, en lo cimero del pueblo


 A la salida del pueblo nos llama poderosamente la atención este cartel....  anda que será por piedras en esta zona.


A los pocos metros de salir de Lumajo llegamos a una bifurcación y tomamos la pista que sale a la izquierda y cruza el río Mozarra.  Seguimos por su izquierda y llegamos a una nueva bifurcación.  Aquí tomamos la pista que asciende a nuestra izquierda (lo hicimos porque no teníamos claro el trayecto y nuestra idea era algo corto y solo subir el Muxiven, pero como veréis luego cambiamos bastante la idea).  De esta forma si lo que queréis es repetir nuestro recorrido es mejor que sigáis por la pista de la derecha que sigue ascendiendo por el valle de Mozarra.

La pista que tomamos se dirige a la cara este del Muxiven hasta morir en una portilla que cierra unas pequeñas praderías (en el punto que vemos en la foto) (1.550 m.)


Seguimos un sendero que nos acerca aún más al Muxiven, concretamente al pequeño valle del Reguero el Xistral.  Aquí giramos hacia el norte y nos alzamos a una pequeño collado (1.610 m.) situado a la derecha del valle desde donde tomamos esta panorámica del Muxiven.


Desde este collado damos vista nuevamente al valle de La Mozarra.  Es en este punto donde decidimos alargar el recorrido con la idea de ascender las dos pequeñas cumbres piramidales que cierran este valle por su izquierda:  los picos de La Regada y El Aspía.  Para ello seguiremos este recorrido que os marco en la foto.


Seguimos un sendero de ganado que pierde ligeramente altura y a media ladera nos lleva junto a esta cabaña de piedra (1.620 m.) detrás de ella, hacia el norte seguimos avanzando y nos encontramos los restos de lo que debieron de ser antiguas cabañas y chozos, se trata de las Brañas Viejas de Navariego.


Las dejamos atrás y descendemos unos metros a un marcado valle en cuya parte superior divisamos una pequeña cabaña hacia la que nos dirigimos.



  Llegando a la solitaria cabaña en perfecto estado de conservación situada junto a la antigua majada de La Regada (1.640 m.) de cuyos chozos y cabañas solo quedan piedras amontonadas.


Vistas desde la majada de La Regada de la parte baja del valle de la Mozarra y la llamativa mole del Muxiven.


Seguimos en nuestro ascenso por el valle de la Mozarra y soslayando el pico la Regada que luego subiremos nos dirigimos a la base del pico Aspía que dejaremos también para nuestro regreso.
Nos dirigimos hacia territorios asturianos a los que llegaremos al subir la Peña Blanca que ya podemos ver en esta foto.


Dejando a nuestra izquierda el pico la Aspía, entramos en los bonitos puerto de la Mozarra surcados por pequeños arroyos que llenan de verdor  las agostadas praderías.  El avance hacia la Peña Blanca es muy cómodo, y el ataque a su sencilla cumbre lo realizaremos desde su izquierda, para ello llegaremos primero al collado del Estrecho situado al oeste de la cima.


Llegamos al Collado del Estrecho (1.840 m.) que hace frontera entre Asturias y León.  Desde el collado ascendemos los menos de 100 metros de desnivel que nos restan para alcanzar la cumbre de Peña Blanca, mientras ascendemos dejamos a nuestra espalda la cumbre más significativa de esta zona:  El Cornón 


Cumbre de Peña Blanca (1.918 m.) en cuya cima encontramos restos de parapetos de la guerra civil.


Hacia el este la bonita cumbre de la Penouta y al fondo a la derecha el Puerto de Somiedo


Hacia el oeste el Cornón y su cresta septentrional que llega hasta la Peña Bermeja, entre estas cumbres y nosotros se encuentra el asturiano valle de Trabanco.


Hacia el sur los puertos y valle de Mozarra y las cumbres que vamos a realizar hoy: Aspía, La Regada y el Muxiven.  Para dirigirnos a la primera de las cumbres lo haremos atravesando los puertos de la Mozarra para llegar a un marcado collado que separa la loma norte del Aspía del Cornón.


al llegar nuevamente a los puertos de La Mozarra nos topamos con un sendero muy marcado que se dirige a la base del Cornón,  se trata de la vía más usada para la ascensión a este coloso y que parte desde el Puerto de Somiedo, está señalizada como el PR AS-10 "Ruta del Cornón".
Avanzamos por ella y vamos dejando atrás la cumbre de la Peña Blanca


Estos puertos de las Mozarra son un  altiplano   tapizado de matorrales subalpinos donde abundan enebros rastreros y arándanos, que se encuentra surcado por multitud de regueros  y pequeñas lagunas llamadas "llamazos"


En el punto en el que la senda llega a los pies del Cornón (1.927 m.), nosotros nos desviamos y tomamos una marcada dirección sureste (SE) para recorrer la erosionada y suave loma que nos asciende hasta la cumbre del pico Aspía.


Cima del pico Aspía (1.972 m.)


Desde su cumbre tenemos estas vistas hacia el norte.


Vistas hacia el este que alcanzan hasta el macizo de Ubiña.


Hacia el sur vemos al fondo el Muxiven y en primer término la próxima cumbre que ascenderemos:  La Regada con su llamativa forma piramidal.  Para llegar a ella realizaremos el empinado pero exento de dificultad, descenso al collado Entre los Picos.


Desde el Collado de Entre los Picos (1.848 m.) vemos la cara norte de La Regada, lugar por donde acometeremos su ascensión.  Es una subida que haremos por la afilada arista, teniendo que hacer pequeñas trepadas en algunos puntos de su tramo final.


La subida es muy entretenida, y una vez que alcanzamos la zona cumbrera, hemos de superar varios pequeños espolones para alcanzar finalmente la cumbre de La Regada (1.954 m.)

Las vistas desde su cumbre son muy similares a las que disfrutamos en la cumbre del Aspía.  Destacar la que tenemos sobre el Cornón.


Seguimos nuestro recorrido en dirección sur por el empinado pero corto descenso de la cumbre de la Regada hasta alcanzar las amplitudes de El Collado (1.786 m.).  Desde aquí echamos un vistazo atrás para observar la piramidal cumbre de la Regada que acabamos de descender.


Se podría seguir la linea cumbrera y ascender la próxima cumbre, el Altu las Rebezas.  Nosotros optamos por rodearla por su izquierda, en busca de la última y más importante ascensión del día.  La cumbre del Muxiven.
Seguimos los numerosos senderos de ganado marcados en estas laderas del Altu las Rebezas que nos acercan al lugar donde se encuentra un par de viejos serbales.  Uno de ellos el que vemos en la foto.


Seguimos el recorrido a media ladera del Altu las Rebezas hasta conseguir dar vista al Muxiven.  Hemos de llegar al collado situado en su base septentrional.  Se trata del Collado la Bobia hasta el que hemos de llegar siguiendo algún sendero que nos permita avanzar este "bosque" de escobas que tenemos por delante.


Desde la collada la Bobia (1.777 m.) ascendemos por toda la arista norte del Muxiven.
Aprovechamos un pequeño descanso que nos da la ascensión para ver lo  que nos resta hasta la cumbre norte del Muxiven.



la cumbre N del Muxiven N. (2.029 m)


A nuestros pies el pueblo de Lumajo.


El Muxiven central muy cerca de nosotros y hacia el que nos dirigimos.  Como vemos las caídas hacia el valle de la Mozarra son de vértigo.


Cumbre central del Muxiven (2.032 m.) con vértice geodésico y buzón de cumbres.
Dice la leyenda que el nombre de Muxiven, viene de una joven pastora que cuidaba sus ovejas en una ladera del pico, estaba sentada con un gato en su regazo cuando este se escapo corriendo hacía la cumbre, la pastora le llamaba diciendo: ¡¡¡Muxi, ven!!!




Vistas hacia el suroeste con el embalse de las Rozas muy cercano a la población de Villablino.


Hacia el sur continuaremos la cresta hasta alcanzar la cumbre del Muxiven sur.  Deciros que el descenso por esta zona es mucho más dificultoso ya que atraviesa una zona más escarpada si seguimos por la arista y si nos dejáramos caer a la ladera oeste la altura de las escobas nos dificultan mucho el avance.
Si vuestra intención es no complicaros el recorrido, la mejor opción sería descender nuevamente al collado la Bobia y de allí girar a la derecha para descender hacia el valle de la Mozarra y por la pista regresar a Lumajo.


Nosotros decidimos llegar a la cumbre meridional del Muxiven que ya tenemos al alcance en esta foto.


Cumbre del Muxiven sur (1.894 m.)


Vistas hacia la cumbre principal del Muxiven y su espectacular cara oriental.


Descendemos del Muxiven sur por una zona de enormes canchales, muy resbaladizos si están mojados y en los que hay que tener mucho cuidado con no meter el pie en las numerosas fisuras que separan estos bloques de piedra.  Cansados de este terreno giramos a la izquierda para abandonar la cresta y bajar directamente hacia Lumajo, nuestra intención es bajar a las lagunas de los Buéis que vemos más abajo.  PERO CRASO ERROR, el descenso se cierra totalmente en escoba que casi nos imposibilita el paso, hemos de tirarnos más a la derecha de las lagunas a unas praderías que vemos, pero el terreno es muy complicado.




Aquí las mencionadas praderías de Las Campas (1.560 m.) y con flecha amarilla el descenso que realizamos. 
Una opción mucho mejor sería seguir por la cresta del Muxiven en dirección sur hasta un amplio collado por donde parece que baja un sendero hasta las praderías de Las Campas (flecha roja)


Una tubería de agua cruza la pradera, vemos dos arquetas y un pequeño deposito de agua junto a el una flecha azul que parece que nos indica la dirección para descender a Lumajo.  Lo hacemos primero por zona llana dirección noreste (NE), el sendero se pierda entre escobas para luego volver a aparecer en alguna de las praderías que hay por la zona.  Encontramos más flechas azules que nos orientan para encontrar el rastro del sendero.


Ya solo nos resta descender hasta Lumajo por un sendero que en tramos se encuentra muy invadido por la vegetación pero que al ser utilizado aún algo por el ganado, junto con alguna flecha azul, nos ayuda bastante a no perderlo.


Cruzamos el río Mozarra junto a los restos de un molino y cruzando un par de abandonados cierres para impedir el paso del ganado.  Un corto ascenso nos depositará en las calles de Lumajo.





lunes, 16 de septiembre de 2013

Senda del Río Ñora (PR AS-170)

SENDA DEL RÍO ÑORA (PR AS-170)

Hoy toca un tranquilo paseo por el concejo de Gijón, siguiendo las marcas del PR AS-170 "Senda del Río Ñora". Este sendero  fue inaugurado en 2002 conmotivo de la celebración del primer día nacional de senderismo

DISTANCIA TOTAL  9 KILÓMETROS
DESNVIEL ACUMULADO:  150 METROS

 
 El recorrido lo iniciamos junto a la playa de la Ñora que podemos ver en la foto. Está situada a caballo de los concejos de Villaviciosa y Gijón.
La senda la iniciamos en la parte occidental de la playa.  Un puente de madera nos ayuda a cruzar el río que desemboca en esta playa.
 


La senda recorrerá las riberas del río Ñora que hace frontera natural entre los concejos de Gijón y Villaviciosa. 
Este primer tramo el río atraviesa una zona pantanosa y el camino muy embarrado habitualmente.  Por ello han tenido que habilitar alguna pasarela de madera para evitar los enormes barrizales. 


El amplio y cómodo camino se encuentra siempre cubierto por la hojarasca.


Un puente nos permite cruzar a la otra vertiente y entrar en el concejo de Villaviciosa, aunque podríamos continuar perfectamente por la vertiente gijonesa en la que también existe un amplio camino.


El camino con buena traza va encajonado entre pequeñas pero verticales paredes de roca pudinga  ( tipo de roca sedimentaria que consiste en un conglomerado de cantos redondeados unidos entre sí por un cemento calcáreo o cuarzoso)
 

El río Ñora circula mansamente siempre paralelo al bonito sendero.


Un segundo puente nos devuelve al concejo de Gijón muy próximos al Molín de Pilu



Aquí tenemos el molino del Pilu. No pudimos acercarnos a fotografiar la parte trasera de la edificación donde se encontraba la maquinaría del molino, ya que se encuentra llena de maleza.
El Molín del Pilu  fue un antiguo molino de dos ruedas que estuvo en activo hasta el año 1936 y que además producía electricidad para abastecer de energía la vivienda mediante un generador



Junto al Molín la senda cruza una pequeña carretera. Continuamos la marcha pegados al río Ñora y en el recorrido surgen nuevos puentes por donde la ruta cambia su trayectoria de manera alternativa entre los dos concejos.


Atravesamos parajes de gran belleza en el que el musgo es el principal protagonista.


En la parte final, abandonamos el cauce el río Ñora y comenzamos a ascender en amplios zigzag para continuar por una zona boscosa donde proliferan robles, avellanos y laureles.


En la parte final de la senda, llegamos a las proximidades del campo de golf de La Lloreda, pasando junto a uno de sus hoyos.


  Es en este punto donde finaliza dicha senda que hemos de recorrer nuevamente en nuestra vuelta a la playa de la Ñora donde tenemos nuestro vehículo.