martes, 28 de abril de 2015

PICO LA MUA (INVERNAL) TRAVESÍA DE FRAYNOQUISO A FUENSANTA

MOLIN DE FRAYNOQUISO - PICO LA MUA - MAJADA Y FOZ DEL PENDÓN.


DISTANCIA TOTAL:  12 KILÓMETROS
DESNIVEL ACUMULADO: 850 METROS

NOTA:  En el descenso desde el pico Mua hasta la majada de Pendón, debido a la acumulación de nieve, no nos afectó la maleza que seguramente encontraréis en otras épocas.  Aunque si que existe algún rastro de sendero para seguir este descenso.
Esta ruta la hemos realizado en travesía, dejando un vehículo en Fraynoquiso y el otro junto a la embotelladora de aguas de Fuensanta.  Si queréis hacerlo como circuito debéis añadirle dos kilómetros de carretera que separa la embotelladora de el molín de Fraynoquiso.

MAPAS DEL RECORRIDO





Dejamos uno de los vehículos en la pequeña aldea de Fraynoquiso junto al antiguo molino hoy rehabilitado como establecimiento hostelero.
   Fraynoquiso es un nombre que  despierta curiosidad  y que se debe a la renuncia de Pío, bisabuelo del propietario de dicho establecimiento, cuando fue ordenado fraile. De ahí que a sus familiares comenzaran a llamarles «los de fraynoquiso».


Tomaremos la pista que, pegada al Molino (220 m) y con dirección Sur, nos sube a la Llera. siguiendo el trazado del PR AS-46



En la Llera tomamos un camino a nuestra derecha (dirección sur) que en ligero descenso cruza la riega de la Berruga (290 m.)



Tras cruzar la riega inicia un fuerte ascenso hasta llegar a una zona de pequeños jous y algún que otro cierre de finca.  Se trata de Les Balses (490 m.). Aquí concluye la pista y hemos de continuar por un sendero empedrado.



Afrontamos un fuerte repecho  y pronto a nuestra derecha se nos presentan unas espectaculares vistas sobre la foz del río Pendón (por la que vamos a descender)


 

El sendero se encarama a un collado (600 m.), al cruzarlo damos vista a las cabañas que forman la majada Casielles hasta donde hemos de ascender y donde enlazaremos con la pista de hormigón que asciende desde Fraynoquiso y por donde discurre el PR AS-46



En Casielles (660 m) seguimos en dirección sur la pista hasta su finalización.



 A partir de aquí hemos de continuar por un marcado camino que en ligero descenso nos lleva hasta el collado Caburciu (625 m.)



Tras el collado aparece ante nosotros el valle del arroyo Brañaverniz, el sendero desciende hacia su cabecera discurriendo por la ladera de la Llomba Casielles y de la Llomba Brañaverniz.  Luego hemos de alzarnos a un collado que vemos en el otro extremo del valle:  El Collado Brañaverniz.



A los pocos metros de dejar el collado encontramos a nuestra izquierda los restos de una cabaña y junto a ella la Fuente les Sapes.


El sendero sigue en ligero descenso y se adentra en una zona boscosa.  Cruzamos la riega de Brañaverniz y comenzamos el fuerte ascenso que nos remonta hasta alcanzar la collada homónima.



Collada y cabaña de Brañaverniz (700 m.) o Brañavernés (según el mapa).



Aquí dejamos la trayectoria sur que hemos seguido desde que arrancamos en Fraynoquiso y giramos 90 grados a nuestra izquierda y atacamos toda la ladera occidental de la Llomba Brañaverniz.



No hace falta llegar hasta su cumbre sino que nos dirigiremos, en diagonal a nuestra derecha, hacia la Muesca Brañaverniz, también denominada Collada la Verde, situada a la derecha de la Llomba.
Desde la collada vemos ya muy cercana la cumbre del Pico la Mua.



Recorremos la cumbrera en dirección sur, pasando por la pequeña elevación del Pico Las Verdes, donde alcanzamos la divisoria entre los concejos de Nava y Piloña (hasta ahora fuimos íntegramente por territorio de Nava)



Nos situamos en la base de La Mua que atacaremos por esta misma vertiente.



 Ultimo esfuerzo muy dificultados por la situación de la nieve.



 Últimos metros hasta llegar a la cumbre.



Cumbre del Pico la Mua (987 M.) como lo llaman los de Nava o pico la Muda según los de Piloña



Vistas hacia el norte. Donde podéis ver el recorrido que hemos realizado en nuestra subida.



Vistas hacia el oeste.  Al fondo la sierra de Peñamayor.



Hacia el norte, en primer término la foz del río Pendón



Hacia el este. Entre otros el Vízcares, Maoñu, Llambria y al fondo izquierda Picos de Europa cubiertos por las nubes.



Vamos a descender en dirección suroeste hacia el collado Muezca las Fuentes.  Aquí abandonaremos la cumbrera y giraremos a la derecha dirección oeste, bordeando el Pico Cerisco,  para luego descender por su cara occidental hacia la cabecera del valle del río Pendón donde se encuentran los restos de la majada homónima.



Descendiendo hacia la Muezca las Fuentes.



Alcanzaremos la Muezca las Fuentes (875 metros).  Aquí abandonaremos la linea cumbrera y ladearemos el pico Cerisco para alcanzar su vertiente occidental que mira al valle del Pendón.



A nuestra derecha vamos viendo la hendidura de la foz del Pendón.



Bajamos en busca de la majada Pendón ya en el fondo del valle.  El espesor de la nieve facilita el descenso ya que esta zona está cubierta de monte bajo (cotoyas) que sin la nieve habría que pelearse con ella.



Alcanzamos la Majada Pendón (670 m.) de la que solo quedan ruinas.  Os marco con la flecha roja lo que nos pareció un sendero que arranca desde la majada. Nosotros nos pareció más claro introducirnos en el hayedo y seguir valle abajo por su parte más baja.



Sin embargo el valle se encajona y hemos de descender al cauce del río Pendón por un lugar bastante pindio, que con la fina capa de nieve que lo cubría este día, lo hacía bastante complicado.



Seguimos junto al río Pendón recorriendo este bonito hayedo.  Lo haremos por su vertiente izquierda.





Dejamos el cauce y nos alzamos  a su izquierda una vez que encontramos un sendero marcado que nos dejará en una zona de la majada Vieyu, con amplias praderías y más cabañas en ruinas (570 m.)



Desde aquí ya tenemos un sendero bastante marcado, que nos llevará hasta enlazar con el PR AS-45 en el punto donde este cruza el arroyo Bomalo por el puente Pendón (460 m.).  Si siguiéramos el PR a nuestra izquierda, tomaríamos el antiguo camino de la canal en dirección noroeste, camino empedrado entre una vegetación exuberante de avellanos y robles, que hasta hace pocos años, sirvió para acarrear la hierba de los prados de Pendón hacia los pueblos de Buyeres y Ovín.
Más arriba ya fuera de la zona boscosa el camino continua su ascenso  mediante numerosas revueltas  hasta alcanzar el collau de la Boca de la Canal.  Luego descendiendo por El Mayau Pastor llegaríamos hasta el aparcamiento situado junto a la embotelladora de agua Fuensanta.
Nosotros sin embargo tomaremos el mismo PR pero en el sentido descendente, en busca de las foces del Pendón.




Descendemos por una zona preciosa de hayedo situada entre el arroyo Bomalo y el arroyo Pendón. El sendero circula paralelo a este último arroyo.





Unos metros más abajo cruzamos el arroyo Bomalo por el puente homónimo (440 m.).  Nos encontramos en el lugar conocido como La Mecedura, denominado así por ser el punto donde se unen los arroyos Bomalo y Pendón, formando a partir de aquí el Río Pendón, también conocido como Río la Peña.



Circularemos unos metros junto al cauce del río Pendón, y llegaremos a donde se ubica el depósito de captación para la traída de aguas que abastece la población de Nava.



A partir de aquí seguimos el trazado del ancho camino, realizado para esta obra de captación de aguas, el cual se adentra en las foces del río Pendón.



El recorrido por la foz es totalmente llano.  El camino entallado en la margen izquierda del río Pendón nos permite disfrutar de esta hermosa foz.  A mitad de ella, encontramos  una surgencia que vierte sus aguas sobre el camino, y que en época de lluvias, se convierte en una auténtica cascada que hace casi imposible cruzarla sin pillar una buena mojadura.



Por suerte podemos evitar la mojadura arrimándonos bien al borde.



Un vistazo atrás y observamos como vamos dejando cada vez más abajo las aguas del río Pendón.



Recorremos el último tramo de la foz, donde el arbolado desaparece por completo, hasta alcanzar la collada y majada Los Fornos donde termina nuestro recorrido por esta bonita foz.


Desde el collado Los Fornos (365 m.) nos queda un corto pero empinado descenso, ya por pista hormigonada en varios tramos, a través de un centenario bosque de castaños hasta llegar al aparcamiento de la embotelladora de aguas de Fuensanta, cruzando justo antes el río Pra, a cuya orilla se encuentra la embotelladora.

Si no hemos traído dos vehículos para hacer el recorrido como nosotros en travesía.  Aún nos restará recorrer dos kilómetros de carretera hasta alcanzar el molino de Fraynoquiso donde hemos iniciado nuestra ruta de hoy.


martes, 21 de abril de 2015

PEÑA MAIN DESDE TIELVE POR LA INDIA DE ALLENDE

PEÑA MAIN DESDE TIELVE  (por la India de Allende)

DISTANCIA TOTAL: 11,5 KILOMETROS

DESNIVEL ACUMULADO:  1.100 METROS 

NOTA:  La primera parte del sendero del "India de Allende" tiene algún tramo delicado, aéreo y que si está mojado puede ser algo peligroso.  Se requiere en alguna ocasión el uso de las manos sin complicación a no ser como os digo que esté el terreno húmedo.
Otro punto a tener en cuenta es el tramo entre las majadas de Sotarraña y Grosea donde la ausencia de senderos y al tratarse de una zona caliza con jous, llambrias y grietas con niebla puede ser un terreno complicado.


MAPA DEL RECORRIDO



El arranque no lo haremos en el pueblo de Tielve sino que dejaremos los coches en el aparcamiento que hay subiendo por la carretera hacia Sotres, a un kilómetro y medio de Tielve a la derecha de la carretera.
Nos encontramos en la amplia explanada del Campo las Jazas.



Si miramos a la ladera contraria. En la orilla izquierda (hidrológica) del Duje.  Percibimos un marcado sendero que remonta el valle por las caídas del este de Peña Maín.
Os marco en azul una "posible" forma de evitar un pequeño tramo aéreo que tiene este sendero.




Descendemos hacia el río Tielve que cruzaremos por el puente del Campo las Jazas.



Nada más cruzar el puente, vemos un marcado camino de herradura que sale a la derecha aguas abajo del Duje, dirección a Tielve(por el vendremos a nuestro regreso), nosotros remontamos la ladera siguiendo unas trochas de ganado



 Una vez tomamos la marcada vereda pasamos el mencionado paso aéreo, no es que sea complicado, pero nosotros lo encontramos muy embarrado por el paso de las cabras.




Ahora solo resta seguir esta vereda que discurre paralela al Duje y a  la carretera de Sotres.  Este sendero se denomina "El India de Allende".  Por este sendero subían el ganado los de Tielve a sus majadas situadas en la vertiente sur de la Peña Main.



La primera mitad del sendero atraviesa varias canales que caen desde la parte alta de Maín.  Atravesaremos primero la canal del Agua, canal de las Entradas, canal de las Vacas.  Entre ellas como separación el sendero tiene que superar sucesivos espolones calizos muy verticales.



Si miramos hacia el Duje, nos llama la atención otro sendero enconchado y con armaduras que desciende desde la carretera hasta las orillas del río.  
Por lo que cuentan los paisanos de Tielve este sendero se construyó para sacar la leña que cortaban en los hayedos del monte la Arandanera (cara este de la Sierra de Peña Main).
La leña lo arrojaban por la Canal del  las Entradas, que debido a su  gran inclinación, y lo  resbaladizo del llambrial pulido que se forma en esta canal  hacia que la leña llegaba al río sin ningún problema.



Nos puede parecer muy curiosa la toponimia de este sendero:  India de Allende.

"La India", procede de una deformación o simplificación del original: La Llinde, es decir, la linde, el límite.
Había en Sotres tres "llindes" la de Aquende, ( la de acá) al lado del pueblo, la de Allende ( la de allá ) en la otra orilla del Duje y la de Tielve, aguas abajo".  Nosotros recorremos el límite de allá del río... de ahí la toponimia India de Allende.


Si queréis saber más podéis mirar este enlace  http://www.xuliocs.com/PDF/discurso7.pdf 

Volviendo al sendero, vemos otro de los pasos preciosos para superar los espolones que cierran las sucesivas canales.




En el punto que vemos en esta foto, el sendero afronta un tramo muy empinado en el que incluso hay que usar las manos para luego tener que hacer una corta travesia lateral algo aérea en el que hay que prestar mucha atención



Los últimos del grupo atravesando el mencionado paso aéreo



Entramos en una zona donde las herbosas laderas dan paso a una zona de caliza 



 Para continuar con otro espectacular paso atravesando otra cuchilla rocosa donde el sendero parece labrado en la roca.




El último tramo del sendero discurre por las Güertas del Edrera, un terreno más uniforme sin canales ni espolones rocosos.  Sin embargo aquí el sendero desaparece totalmente y hemos de seguir más o menos sin ganar ni perder altura.



Hemos de dirigirnos a un paso muy marcado que salva otro espolón rocoso.  Antes de llegar a el, el camino aparece nuevamente marcado y con mayor anchura.



Llegando al último espolón rocoso vemos hacia atrás como el sendero vuelve a estar muy marcado.



Aquí comenzamos un corto descenso hasta aproximarnos a las praderías de Ronzón que vemos bajo la peña junto al Duje



Al llegar a las praderías de Ronzón, giramos a nuestra derecha para remontar un pequeño valle.  Subiremos siempre a la derecha de el por la denominada "Cuesta el Ronzón".



Dejando a nuestras espaldas el valle del Río Duje.



El sendero se introduce en el bosque que cubre la parte alta del valle y lo perdemos totalmente, así que subimos por donde buenamente podemos, siempre bastante próximos a la riega.





Alcanzamos las praderas más bajas de la majada la Robre (1.000 m.).  Detrás nuestra vemos la collada y el Cueto Cuaceya junto al que pasa la pista que sube desde las invernales de Sotres a Pandébano.



Ascendemos por las sucesivas praderías y cabañas que forman La Robre.



Nos situamos en el punto donde la pista que sube a Pandébano atraviesa la majada la Robre.



Pero no vamos a llegara a la pista sino que giraremos a nuestra derecha 90 grados y nos fijaremos en una corta canal que salva el alargado murallón calizo que cierra el valle por la derecha. Por ella hemos de ascender.



Por la canal discurre la "Concha de Sotarraña" un marcado sendero que salva el fuerte desnivel de la canal con sucesivos requiebros.



Superada la canal alcanzamos un collado (1.195 m.) donde a nuestra izquierda divisamos la majada de Sotarraña hacia la que vamos a descender. Si os fijáis en la foto vemos una marcada vallina que asciende desde Sotarraña.  Esa  es la vía más directa y habitual de subir a Peña Maín por esta vertiente sur.



En Sotarraña (1.175 m.) tenemos fuente y alguna cabaña que aún se conserva en buen estado.
Nosotros vamos a realizar otro recorrido fuera del más habitual en la ascensión a Peña Maín ya que queremos conocer  otra majada situada en la falda sur de esta sierra:  La majada de Groseda.  Para ello desde la majada subiremos en dirección oeste a remontar esta ladera caliza que se sitúa por encima de las cabañas.  No existe sendero así que hay que buscarse la mejor manera de ascender.
Nosotros lo hicimos más o menos por donde os marco con la línea de puntos.



Dejando atrás la majada de Sotarraña



Nos alzamos por una especie de cresta desde la que damos vista a la majada la Robre y la collada Pandébano.



Nos alzamos a una zona más llana, con una sucesión de pequeños jous herbosos:  Los Jous de Caneru (1.260 m.).  Como referencia hemos de dirigirnos a un collado situado a la derecha de la pequeña cumbre del Cuetu el Acéu (es la elevación más a la izquierda según avanzamos hacia el oeste)



Preciosa esta zona de los jous de Caneru, aunque se trata de una zona complicada de orientarse si la recorremos con niebla.



Se entremezclan entre la caliza y los jous solitarios ejemplares de "jayas".  Mientras a lo lejos comienza a descubrirse la inconfundible silueta del Urriellu.





Atravesamos el Torial del Acéu muy próximos ya al cueto homónimo.  En esta zona nos encontramos con un sendero algo pisado y marcado con pinturas rojas que proviene de las cabañas de Canero en la pista que sube a Pandébano.



Un vistazo hacia atrás vemos al fondo las casas del pueblo de Sotres.



Alcanzando el Collau del Aceu, más allá ya se ven las cabañas de la majada Groseda,aunque realmente lo que mas nos destaca a la vista es la cueva situada por encimad e la majada.




Collado Acéu (1.360 m.).  Inmejorable mirador




Entramos en la majada por su parte inferior, por las praderías que forman la Vega de Abajo de Groseda (1350 m.)





Lo primero que nos encontramos en esta majada es este corro, no muy habitual en esta zona.




Dejamos momentaneamente la majada Groseda para subir a la cueva que se encuentra en su parte alta, al oeste de sus cabañas.



Descendemos nuevamente a la altura de las cabañas y pasamos junto a la única cabaña que se encuentra en perfecto estado.  Podéis ver en ella una de las marcas de pintura que afean todo el recorrido. 




Desde la majada sube un marcado sendero en dirección norte hacia un cercano collado (1.415 m.)  desde el tenemos estas vistas sobre Groseda.




Al otro lado del collado encontramos un pequeño jou y después de el vemos una amplia vallina herbosa que sube en busca de la cumbre de la Cabeza Quemada.  Se trata de la Vega Arriba de Groseda.




Ascendemos por la amplia vallina donde encontramos esta buena fuente.



Las vistas a nuestras espaldas son impresionantes.



La zona de vega termina en los jous de Moscadorios por encima de ellos la cumbre de Cabeza la Xistra y más atrás nuestro primer objetivo de hoy:  Cabeza Quemada, altitud máxima de esta Sierra de Peña Maín y que cuenta con un vértice geodésico.



Alcanzamos la cumbre de la Cabeza Quemada.  Para mi quizá el mejor mirador de la cara norte del Macizo Central de los Picos de Europa.







Tampoco se quedan atrás las vistas sobre el Macizo Oriental.



Al norte, separada de Peña Maín por el enorme tajo en el que discurre el río Duje, nos fijamos en la abrupta Sierra de Portudera



Al este de la Cabeza Quemada se encuentra la Cabeza la Mesa (1.597 m.) (ojo porque en los mapas del IGN y de Adrados están cambiados los topónimos)



Atrás hemos dejado la cumbre de Cabeza Quemada.



Alcanzamos la cumbre del Cabeza la Mesa cuyas vistas son parecidas a la anterior cumbre.  Si nos fijamos en dirección   por entre la masa boscosa del hayedo del monte la Arandanera. Vemos una pequeña cumbre caliza.  Se trata del Coterón de Trijuerda.  En su extremo más occidental, casi junto a la cumbre podemos ver claramente la cabaña de Trijuerda, hacia ella nos vamos a dirigir.  Desde aquí os marco con puntos el descenso que haremos en busca de la majada Dobro a través de la canal de las Colgadiellas.



Abandonamos la cumbre de Cabeza la Mesa volviendo al collado que nos separa del Cabeza quemada.  Aquí vemos un sendero que desciende dirección noreste rodeando por la izquierda la cumbre de la Mesa.
Siguiendo los jitos y marcas rojas nos adentramos en el monte la Arandanera pasando primero por el colladina de las Cuerres de Arriba (1.435 m.).  El sendero   se adentra en el monte la Arandanera,  donde no ofrece muchas dudas porque está bastante marcado.




El primer tramo del descenso por el hayedo es muy suave y discurre en dirección norte.  Tras un pequeño llano, un corto repecho nos alza a un pequeño collado (1.390 m.)



En este collado salimos unos metros del bosque   el camino cruza en diagonal dirección norte, casi sin perder altura, bordeando por la izquierda el Cueto las Cuerres



Llegamos a un collado donde las marcas de pintura nos indican que hemos de dar un giro brusco hacia la izquierda (flecha amarilla en la foto) este es el descenso habitual hacia Tielve pasando por el Collado Bernil y la majada Bierro.  Nosotros sin embargo iremos hacia nuestra derecha (linea de puntos rojos) para dirigirnos a la cercana majada de Trijuerda



Alcanzamos la Majada Trijuerda y nos subimos a la pequeña cumbre de el Coterón de Trijuerda (1.357 m.) en cuya base se asienta la majada.



Desde esta elevación tenemos estas fantásticas vistas sobre Portudera y en primer término sobre el Cueto y majada de Vierru



Descendemos nuevamente a Trijuerda, pero evitaremos descender a la parte baja de la vega, aunque parezca lo más lógico.  Sino que seguiremos sin apenas perder altura en dirección este por la falda del Coterón de Trijuerda muy cercanos a su cumbre.  Veremos más adelante los restos de otras edificaciones que formaban esta majada y que ya están en ruinas.  Cuando demos vista a este collado (1.265 m.) que vemos en la foto, nos dirigimos hacia el y descenderemos por su vertiente contraria donde arranca la canal de las Colgadiellas



Nos introducimos en el hayedo del monte Dobro, hay un sendero algo marcado pero que se pierde muy a menudo por la hojarasca.  El descenso se hace cada vez más pendiente y en alguna zona debido al abundante barro en el sendero, es muy fácil dar con nuestros huesos en el suelo.



En gran parte de la bajada iremos siempre por la izquierda de la canal.  Luego tras descender un tramo en que ya salimos del hayedo, un sendero más marcado y con un tramo corto de armadura nos dirige a la parte derecha, arrimados a los contrafuertes del Cuetu Mosiendi



 Salimos definitivamente del monte Dobro, observando a nuestra izquierda por debajo de nuestra posición las praderías y cabañas de la majada Dobro a las que todavía no vamos a descender....
  

sino que antes el sendero nos lleva hasta el Collado Pina (1.010 m.)



A la derecha del collado Pina vemos una canal que se precipita  hacia las profundidades del valle del Duje.  Se trata de la canal del Agua y es la primera canal que cruzamos esta mañana en nuestro recorrido por el sendero de la India del Allende. Podríamos bajar por ella y llegar más directos al coche, pero lo mojado del terreno unido al gran desnivel de la canal  no hacen aconsejable el descenso por ella (en circunstancias de terreno seco sería una buena opción para el descenso).



Desde el collado bajamos a la cercana Majada Dobro (940 m.) Al alcanzar las primeras cabañas encontramos un cruce de senderos. Nosotros hemos de tomar el de la derecha y descender hasta la parte baja de la majada.  El camino de la izquierda nos llevaría a la majada Bierru.



Descendemos hasta las cabañas situadas en la parte más bajada de la majada donde arranca el camino Dobru que nos llevará hasta Tielve. 




 Tenemos la opción de bajar a Tielve y luego seguir por carretera. La otra opción, que fue la que tomamos nosotros, es en el punto que vemos en la foto tomar el camino que sale  a nuestra derecha.  Se trata del camino de Jabar que discurre paralelo al río Duje y que nos llevará hasta el puente del Campo de Jaza



El último tramo antes de llegar al puente es el más bonito de este sendero, donde mantiene un buen empedrado y alguna armadura.


Finalmente llegamos al puente del  Campo de Jaza donde cerramos este espectacular circuito. De paso os muestro la subida desde el puente que nos llevo al sendero India del Allende.