lunes, 22 de febrero de 2016

VIAJE A CERDEÑA (ALGUERO DIAS 1 Y 2)

QUINCE DÍAS EN CERDEÑA (DÍAS 1 Y 2  ALGHERO Y ALREDEDORES)

COMO LLEGAR A CERDEÑA
Una de las opciones más frecuentes para llegar a Cerdeña es viajar  en avión. En esta isla del Mediterráneo vas a encontrar vuelos de bastantes compañías que tienen líneas regulares. Además, actualmente, muchas aerolíneas de bajo coste frecuentan esta ruta. La isla de Cerdeña tiene 4 aeropuertos, de todas formas los más frecuentados y que acumulan la mayoría de vuelos son el aeropuerto de Fertilia en  Alghero, el aeropuerto de Elmas en Cagliari y el aeropuerto de Olbia. Una vez en la isla es recomendable alquilar un coche para recorrerla.
La otra opción y  que en este caso fue la que tomamos nosotros, es la de ir en ferry desde Barcelona con la compañia Grimaldi Lines y que te permite disfrutar de esta isla con tu vehículo.

El punto de atraque de este ferry es la ciudad de Puerto Torres al norte de la isla.  No obstante esta ciudad no tiene ningún interés para el viajero así que pondremos nuestro primer punto de operaciones en la ciudad de Alguero.

MAPA DE LOS PUNTOS QUE VISITAMOS ESTOS DOS PRIMEROS DÍAS




Nada más atracar en Porto Torres nos dirigimos en dirección norte a la playa más famosa de esta zona de Cerdeña.
La playa de la Pelosa.

PLAYA DE LA PELOSA

Situada en el extremo norte de la isla, aunque en su lado oriental, en esa punta casi desgajada de la costa sarda que mira de frente a las islas de Piana y La Asinara.
Playa de aguas de color turquesa y arena blanca.
Tiene dos grandes pegas:  La primera que es la playa más masificada de todo el norte de Cerdeña
La segunda el aparcamiento el precio anda entre el 1,5 y 2 euros la hora.  Nosotros conseguimos aparcar a un kilómetro más o menos de la playa y no tuvimos que pagar.



A pesar de la cantidad de gente, la playa es una auténtica preciosidad y creo que vale la pena conocerla.



Destaca además La Torre della Pelosa que forma parte de esas estructuras fortificadas que, desde la Edad Media hasta el siglo XIX, formaron parte en todo el litoral de Cerdeña, creando un sistema defensivo ante posibles ataques. . Está construida con esquisto, la piedra típica de la zona, y, se supone, que para subir a ella eran necesarias escaleras de cuerda, ya que su altura debía de ser el doble de la de ahora. 



Al fondo podemos divisar el Parque Nacional de la isla de Asinara , la isla fue utilizada como un refugio para enfermos en cuarentena, prisión de soldados durante la Primera Guerra Mundial y cárcel de máxima seguridad hasta los años 70.
Es un Parque Nacional y, por tanto, las visitas han de ser siempre guiadas y controladas. Desde la localidad de Stintino parten los barcos que llegan hasta la isla, cuyo nombre representa una derivación del vocablo “asno”, ya que aquí existe una especie endémica de burros albinos 



Tras disfrutar de esta paradisiaca playa tomamos rumbo a la cercana localidad de Stintino donde destaca su pequeño puerto por el que nos dimos un corto paseo.

PUERTO DE STINTINO



Desde Stintino nos dirigimos a las proximidades de Alguero, dejamos nuestras maletas en el alojamiento situado a las afueras de la población e inmediatamente nos dirigimos a las playas cercanas a Algero, concretamente las situadas al norte, en dirección al Capo Caccia.
La primera playa que visitamos y en la que nos pegamos un chapuzón fue la playa la Bombarde

PLAYA LA BOMBARDE

Se puede llegar de Alghero recorriendo la carretera 127 bis, una vez llegados al km 44 hay que seguir en dirección de las playas.



Esta  playa   destaca por su amplio arenal en forma de arco que se asoma al mar cristalino. La parte meridional está rodeada por rocas volcánicas, donde crece una rica vegetación típica mediterránea, mientras en la parte norte se encuentran ubicados establecimientos hoteleros.





A continuación de la Bombarde se encuentra la playa de Lazaretto de menor tamaño que la Bombarde.



A la derecha del arenal principal encontramos una serie de pequeñas calas con aguas cristalinas y menos masificadas.



Nosotros nos dimos un chapuzón en la más occidental de ella la que está pegada a la torre genovesa de Lazaretto.





Seguimos la carretera en busca del Capo Caccia que vemos su llamativa silueta al fondo



Y en el mismo Cabo Caccia antes de comenzar la subida que  nos llevará hasta su parte alta, encontramos la preciosa Cala Dragunara, sin duda la  que mas nos gusto de esta zona de Alguero.  Con un pequeño chiringuito donde tomarse una refrescante Ichnusa (cerveza más consumida en Cerdeña)

CALA DRAGUNARA



El nombre viene de la palabra latina "Dracunara" (trad:. caverna, cueva, caverna), a continuación, ha sido modificada de acuerdo con los cánones del dialecto de Alguero. Cala Dragunara cuenta con un bar, una pequeña playa y un embarcadero utilizado para el atraque de las barcas que, durante la temproada de verano, llevan desde esta cala a miles de turistas a visitar la Cueva de Neptuno, en el cercano Cabo Caccia 


Fue el sitio de toda Cerdeña donde vi más vida marina y de esta zona de costa de Alguero donde disfrutamos de más tranquilidad



Seguimos la carretera y ascendemos al espectacular promontorio del Cabo Caccia con unas vistas fantasticas

CAPO CACCIA



Fin de la carretera en el Capo Caccia 



Lo mas destacado del Cabo o Capo Caccia se encuentra en su interior.  Allí están la Gruta de Neptuno
Para acceder a la gruta hay dos opciones: a través de unas barcas que llevan directamente a la entrada y que como vimos se toman en la Cala Dragunara o bajando los 654 escalones que separan la cueva de la superficie superior. En su interior se encuentre el segundo lago interior más grande de Europa y con una columna de 12 m de alta y 30 m de ancho. Las visitas son guiadas y su coste es de 13 € por adulto y 7 € por niño. La cueva abre a las 9 h y cierra a las 19 h.
Aquí vemos las escaleras de bajada a la cueva. Cuando llegamos ya iban a cerrar así que tuvimos que dejarlo para otro día  (al final los planes no salieron bien y no pudimos visitarla, una autentica lástima)



Abandonamos el Cabo Caccia para ver el atardecer mientras paseamos por la bonita población de Alguero.

ALGHERO

Comenzamos el paseo junto al puerto deportivo donde encontramos arranca la zona amurallada de la ciudad.  El bastión que rodea la ciudad antigua fue probablemente erigido a mediados del siglo XII y en el se conservan varias torres defensivas como esta de la Magdalena situada junto al puerto.



El casco antiguo de Alghero es de una gran belleza, y muestra muchos rasgos urbanísticos y arquitectónicos comunes a las ciudades medievales de los territorios que formaron parte de la Corona de Aragón.



Muy bonito el paseo por encima de la muralla.  Alcanzamos otra de las torres:  La Torre de San Telmo



La torre de San Telmo vigía del puerto de Alghero es un punto fantástico para contemplarlo



A continuación nos encontramos la Torre de la Polvora



llega al precioso paseo sobre el mar.  Este paseo es el mejor lugar para ver la puesta de sol.






Hasta hace relativamente poco, la mayoría de los habitantes de la zona hablaban alguerés, una variedad dialectal del catalán, siendo reemplazado por el español como lengua oficial durante el siglo XVII y, en el siglo XVIII, por el italiano.



Desde el puerto vemos dibujada la silueta de la Cattedrale di Santa  Maria, ejemplo de estilo gótico catalán. Se construyó fundamentalmente durante el siglo XVI aunque la cúpula no se termino hasta el siglo XVII.
Su esbelta silueta constituye uno de los símbolos inconfundibles de Alguero.



Encontramos en el paseo la recreación de una catapulta de torsión.







Un sitio idílico para ver el atardecer.



Chiesa del Carmelo (año 1644)





Chiesa di San Michelle edificada en el siglo XIV representa uno de los ejemplos más significativos del estilo barroco en la isla de Cerdeña.



Con su llamativa cúpula  cubierta por cerámica de colores,  recordando a iglesias del levante español.



Terminamos el paseo costero antes de irnos a cenar junto a la torre di San Giovanni


domingo, 14 de febrero de 2016

Peña Llabres desde Rioseco

PEÑA LLABRES

NOTA:  El término topónimo Peña Llabres no se refiere a ninguna cumbre en concreto sino a un pequeño cordal cuyas principales cumbres son la cabeza Brañueta y la Cabeza la Robre. 

DISTANCIA TOTAL:  7,5 KILÓMETROS
DESNIVEL ACUMULADO:  650 METROS






Dejamos nuestro vehículo en la pequeña localidad llanisca de Rioseco 
situado a 175 m de altitud, al final de una carretera que parte de la AS-115, en las inmediaciones de Posada.
Dejamos el vehículo en un aparcamiento que hay en al entrada del pueblo.  Nos adentramos en el (dirección sur) pasando junto a la pequeña ermita de San Antonio



Superada la iglesia tomamos a nuestra izquierda una  pista muy inclinada que  por encima del pueblo asciende en dirección este.



Pasamos junto a un manantial  abrevadero de gran tamaño (220 m.).



 Por encima del abrevadero la pista gira   al Sur para llegar a las inmediaciones de una antena  (250 m.) donde la abandonamos para tomar un marcado camino que sale a nuestra izquierda y que en duro ascenso nos remonta una ladera cubierta de maleza dirección (E)



 A nuestras espaldas tenemos estas vistas del valle del Rio Bedón y al fondo la bonita cumbre del Benzúa  (Ruta aquí)



El camino muere junto a esta cabaña (360 m.)



A partir de la cabaña tenemos que trazar una linea recta  continuando nuestra trayectoria en dirección este, pasando por una sucesión de praderías  escalonadas que culmina en el collado la Raiz.



Encontramos también restos diseminados de antiguas cabañas.







 Hacia atrás observamos la vía que usamos de subida donde vemos la sucesión de prados escalonados.



Uno de los restos de construcciones que encontramos, una cabaña de considerable  tamaño.



Preciosas vistas sobre el Benzua y el valle de Ardisana.



La última edificación que encontramos antes de llegar al collado la Raíz nos llama poderosamente la atención por su gran tamaño.  Contrucción de dos pisos con cuadra anexa.



Y en uno de los laterales descubrimos este artesanal manantial.





Dejamos atrás la cabaña de La Raíz y nos alzamos al collado homónimo (563 m.)



En la otra vertiente del collado tenemos una  franja  de praderías intercaladas entre pequeños jous que nos llevarán hasta  la cumbre del Cabeza Brañueta



Dejando atrás el collado la Raíz.



Sin desviar en ningún momento el rumbo, continua hasta el collado superior (665 m.) desde el tenemos estas vistas del tramo recorrido desde el collado inferior de La Raíz.



En el collado giramos a nuestra izquierda (norte) para ascender los apenas 25 metros de desnivel que nos resta para alcanzar la cumbre de la Cabeza Brañueta (689 m.), cumbre con vértice geodésico  



Como curiosidad,  en esta cumbre se estrelló un avión Ju-290 alemán el 31 de mayo de 1944 con el resultado de 10 aviadores fallecidos.,
Con respecto a este suceso, La historia de “Entaína”, cinta dirigida por el cabraliego Alberto Pardo y ganadora de numerosos premios, relata la historia  de este accidente.
Tras la colisión, numerosos vecinos se interesaron por la explosión que se había producido en un monte cercano y subieron para conocer la causa del enorme estruendo producido. Allí los mozos del pueblo se apropiaron de todo lo que había sobrevivido al brutal accidente. Entre lo que sustrajeron los vecinos de la nave se encontraron unas misteriosas galletas con efectos similares a los que produce la famosa pócima de los galos del comic de Asterix. Poco tiempo después descubren que las galletas contienen estimulantes.




Desde la cumbre continuamos recorriendo  el cordal en dirección este.  Bajamos nuevamente al collado y nos dirigimos a una hondonada situada en la base del Cabeza la Robre.



Una vez descendemos a la hondonada (575 m.) iremos rodeando la cumbre del Cabeza la Robre por su ladera sur.  A esta cumbre subiremos más tarde.



A nuestra derecha divisamos el bonito valle de Llabres y la Peñe Villa cerrandolo por el sur



Vamos en busca del corte del cordal que cae sobre los pueblos de la costa, concretamente hasta La Muezca La Becerrera (618 m.), una profunda tajada en el cordal.

 La Muezca La Becerrera está situada entre La Cabeza La Robre(O) y La Cabeza Los Toros (E), siendo esta cumbre la mas oriental del cordal y a la que vamos a ascender a continuación.



Este tramo tuvimos que agarrarnos un poco a la roca para evitar la zona de cotoya.



Cumbre del Cabeza los Toros (635 m.)



Precioso mirador sobre los pueblos de la costa llanisca.



El cordal desciende hasta morir sobre el valle Llabres.



Hacia el oeste la Muezca la Becerrera y el lugar por donde accedimos a ella.  Nuestro camino nos llevará nuevamente a ella para luego ascender al Cabeza la Robre que también vemos en la foto.



En la cumbre de la Cabeza la Robre (692 m.)



Además de fantásticas vistas sobre la costa, tendremos vistas hacia la zona occidental del Cordal, en la foto vemos la cumbre del Cabeza Brañueta como la mas alta de esa parte del cordal.



Seguimos por la cumbrera en dirección noroeste (NO),  siempre dando vista a la costa llanisca.  Alcanzamos un punto donde encontramos este buzón de cumbres con la inscripción de "Peña Llabres 715 m.", lo curioso es que no se encuentra en ninguna elevación importante, que el topónimo está mal y que la altura es totalmente errónea ya que el punto más elevado de esta sierra ni siquiera alcanza los setecientos metros de altura.



Nos dirigiremos a la cresta que cierra la sierra por su vertiente norte.  La recorreremos un rato para luego dejarnos caer a una marcada vallina situada a la izquierda de la cresta.



Posada de Llanes a vista de pájaro



Un vistazo atrás para observar la abrupta cara norte de este cordal.



La cresta es muy sencilla y entretenida.  Sin apenas sensación de patio y sin tener que usar las manos, excepto un par de ocasiones.



Este es uno de los tramos más afilados, pero sin apenas dificultad



Aunque podemos seguir la cresta un tramo más, decidimos abandonarla en este punto.  Había comenzado a orbayar y la cresta a partir de aquí no se presentaba muy afilada y no se nos hizo muy apetecible.   Así que nos tiramos a la vallina de la izquierda.



La vallina da vista a los pueblos del valle del río Bedón.  Bajaremos por ella hasta alcanzar El Torneru donde se encuentra una cabaña en buen estado.



Alcanzada la cabaña del Torneru (270 m.) descendemos hasta la parte inferior del cierre de la finca donde arranca un buen sendero que nos llevará hasta Riosecu donde tenemos el coche.



El camino se encuentra perfectamente empedrado .



Los últimos metros se adentra en un bosque, el único que hemos pisado en este día.