miércoles, 23 de noviembre de 2011

La Ablanosa y Vega Pociellu

LA ABLANOSA Y VEGA POCIELLU

DISTANCIA (IDA Y VUELTA):  12 KILÓMETROS
DESNIVEL ACUMULADO: 500 METROS.

NOTA:  Se trata de un pequeño y suave paseo que se podría completar con otras opciones más largas como la que realizamos en una ocasión anterior al Cantu, L Osu y que vodeis ver en este  ENLACE

MAPA DEL RECORRIDO


Dejamos el vehículo en la carretera que comunica Campo de Caso con el puerto de Tarna, un poco después de salir del desfiladero de La Canaleya y un poco antes de llegar al pueblo de Tarna. En este punto que vemos en la foto conocido como La Armadiella (a 2km del pueblo de Tarna) tomamos un claro camino que desciende a la derecha de la carretera (si vamos en dirección al puerto de Tarna)
Desde este punto tenemos una completa vista de todo el valle de La Ablanosa que vamos ascender, flanqueado por la mole cuarcítica y negruzca del Cueto Negro (izquierda) y el crestón calizo del Canto del Oso (derecha).


La pista se dirige en ligero descenso hacia un puente de madera sobre el Nalón (Puente del Corral), cerca de la entrada de la foz de La Canaleya.


A partir de aquí el camino se empina adentrandonos en zona boscosa dominada por los robles.



Camino de la Ablanosa hay que tener cuidado en un cruce donde surgen dos amplias pistas. Tenemos que obviar la de la izquierda que llanea y se dirige a una remozada cabaña y coger el camino de la derecha que continua el ascenso.

Nos vamos adentrando en el valle de La Ablanosa, siempre por su margen izquierda (hidrográfica).  En un pequeño claro podemos ver los hermosos tonos que está adquiriendo el bosque que cubre este valle.


El bosque se abre y comienzan a aparecer praderías y las primeras cabañas, indicio claro de que nos estamos acercando a la majada de la Ablanosa.


 Pronto alcanzamos los prados e invernales del mayau de La Ablanosa, aquí se conserva un grupo de cabañas en buen estado y podemos saciar nuestra sed en la fuente que encontramos en este lugar.





Es la Ablanosa un lugar idílico para reponer fuerzas o admirar el bello paisaje que nos rodea, el Cantu del Oso, el Cuito Negro, el bosque de Fabucao etc..


Abandonamos la Ablanosa siguiendo la ancha pista que cruza el arroyo de Carrascosu.  Un poco más adelante un minúsculo letrero de madera nos señala a nuestra derecha "La Vega"  es este pequeño sendero el que hemos de tomar para llegar hasta la Vega Pociellu, para llegar hasta ella recorreremos el precioso hayedo del monte Fabucao



Después de un tramo corto de subida más acentuada, llegamos a una zona de bosque amplio, asentado sobre un terreno menos inclinado y con el suelo cubierto de hojarasca rojiza.


El hayedo se abre y ante nuestros ojos aparece la amplia pradería de Vega Pociellu donde se encuentran desparramadas varias cabañas.



Al oeste de nuestra posición las boscosas laderas de la Sierra de Príes


Es hora de realizar el retorno de este precioso paseo que hemos hecho hoy, disfrutando de los últimos rayos de sol de la tarde que realzan los tonos del hayedo.  Al fondo visualizamos las majestuosas cumbres de las peñas Ten y Pileñes.


También la cumbre del Maciédome.


Ya nuevamente en la Ablanosa disfrutamos de otro momento de relax y admiramos la escarpada cumbre del Cuitu Negru



Abandonamos la majada junto a los rojos frutos del acebo que este año parecen bastante adelantados.

5 comentarios :

CARLOS dijo...

Precioso reportaje y fotazas, un paseo prestoso, hace tiempo que anduve por ahí, es una zona que me encanta. Un saludo.

Berto Xuan dijo...

Que guapu ye Casu. Y pensar que tengo'l Cantu L'Osu ensín algamar... Mui bona ruta, si señor

Sara dijo...

Precioso recorrido y caminos que habeis disfrutado esta vez... y que nos haceis disfrutar de paso a nosotros mediante estas fotazas espectaculares.Nuevamente Gracias por el reportaje excelente.
Mi abrazotedecisivo

Monchu dijo...

Guapo el recorrido, hace mucho que no voy por la zona y me prestó recordarla.
Las fotos como siempre de primera.
Un saludo

Nuberu dijo...

Hola a todos,
Jonatran, gracias por el reportage
muy guapo y familar, tomo nota