viernes, 3 de abril de 2020

Circular al Vízcares por Traslafuente y Llebrada.

VIZCARES POR TRASLAFUENTE Y DESCENSO POR MAJADA LLEBRADA



DATOS DEL RECORRIDO



  • Inicio y fin: Area recreativa la Pesanca (Espinaredo-Piloña)
  • Fecha de realización de la ruta: Febrero 2016
  • Tiempo total:   8 horas (Incluidas paradas) 
  • Distancia total:  14 kilómetros
  • Desnivel acumulado : 1.170 Metros
  • Altura máxima: 1.420 m. (VÍZCARES)
  • Altura mínima: 385 m. (La Pesanca)
  • Recorrido: La Pesanca--;Majada Curueño--;Collada Traslafuente--;VÍZCARES--;Majada Llebrada--;Majada Degoes--;La Pesanca
  • ¿Recomendable para niños?:   RECOMENDABLE Recorrer la pista del río Infierno en especial bonita en otoño, niños de mas edad se puede ir hasta Curueño incluso hasta Traslafuente  EL RESTO DE RECORRIDO NO
  • Dificultad del recorrido: MEDIA  Tener en cuenta que el descenso hasta Llebrada desde la cumbre es por terreno de matorral y aunque cuando nosotros descendimos estaba la vegetación muy baja, con el paso de los años y en meses de mayo a octubre puede estar más crecida.


MAPA DEL RECORRIDO




 Dejamos los vehículos en el área recreativa de La Pesanca (405 m).  Cruzando el puente de La Pesanca nos adentramos en este   valle abordando la pista maderera. Ascendemos de manera sostenida atravesando la majada de Muñizón hasta llegar al puente de Mercadín (530 m).  En este punto abandonamos la pista  para tomar otro camino a nuestra izquierda que nos dirige hacia el Collado Traslafuente.  Cruzamos el río Infierno por un pequeño puente.  Seguimos por una pista hormigonada que en fuerte ascenso nos adentra en el valle de la Estaquera, recorriendo todo el tiempo una preciosa zona boscosa.

foto de archivo

La pista nos lleva hasta un puente que cruza a la otra margen del Arroyo Estaquera, hace unos años la pista moría aquí y a partir de este punto un bonito sendero ascendía  hasta la Majada Curueño .  Por desgracia este sendero ha sido transformado en una horrenda pista desapareciendo todo el encanto de la ascensión

foto cedida por Pateos Montunos



Majada de Cureñu (860 m.) con sus verdes camperas,  bien conservadas cabañas y buena fuente.


 


 Ascendemos todas las praderías de Curueño siguiendo los senderos  del ganado en busca de la Collada Traslafuente


Llegamos al Collao Traslafuente (1.050 m.) divisoría entre los concejos de Piloña y Ponga.  



 A la derecha del collado en las faldas ya del Maoñu tenemos otra buena fuente.  Desde la fuente tenemos un sendero que nos permite llegar hasta la cercana Majada Traslafuente a la que vale la pena acercarse.

Majada Traslafuente  (foto de archivo)


Volvemos al Collado Traslafuente y miramos hacia el noroeste para ver el recorrido que vamos a llevar hasta alzarnos a la cumbrera de la Sierra de Aves, cuyo punto más alto es el Pico Vízcares y que será nuestro objetivo hoy.


Por marcados senderos de ganado vamos subiendo en diagonal dejando a nuestras espaldas el Collado Traslafuente.


 Abandonamos la ladera de monte bajo y entramos en una pequeña mancha boscosa situada en la ladera


 En ella encontramos una auténtica joya, estos espectaculares ejemplares de tejos, de un diámetro considerable.




 Alcanzamos ya la cumbrera de la sierra que recorreremos en dirección noroeste hasta alcanzar el Vízcares.


 Las vistas son ya espectaculares, estas hacia tierras ponguetas con Picos de teloneros al fondo.


 Ya tenemos a la vista nuestro objetivo de hoy. Alguna de las cumbres intermedias no ascenderemos a ellas, sino que las rodearemos por la izquierda.


 Un último esfuerzo para alcanzar la cumbre.



 La cumbrera se recorre perfectamente, y la subida es bastante llevadera. Estamos ya en los últimos metros antes de la cumbre


 Cumbre del Vízcares  (1420 m). Máxima altitud de la Sierra de Aves y techo del concejo de Piloña.

Foto cedida por Pateos Montunos

 Vistas hacia el oeste.



 Para el descenso haremos una variante mucho más directa, descendiendo  por la vertiente occidental de la sierra.
Perderemos alrededor de 1000 m en unos 3 km hasta alcanzar el fondo del valle. Pero antes de alcanzarlo hemos de centrar nuestra vista en una pequeña vallina donde se encuentra la Majada Llebarda hacia la que descendemos.


 El descenso se realiza sin sendero definido, entre brezo  por terreno muy pindio.


Situada a la derecha del  Cantu Abedul   se encuentra la recóndita majada Llebrada (1.110 m.)


 De ella solo queda esta cabaña aún en pie.


 Abandonamos este escondido rincón para alzarnos al próximo Canto Abedul


Al otro lado del Canto Abedul tenemos ante nosotros la Vallina Luiña por donde descenderemos hasta el fondo del valle del Río Infierno.



El descenso lo haremos nuevamente sin sendero definido, por terreno muy pendiente y algo resbaladizo.



La mayor parte del tiempo descendemos por el interior del hayedo.



Alcanzamos una primera cabaña en ruinas de la Majada de Degoes.



 El camino continúa en descenso por su derecha, pero es impracticable. Debemos descender por la izquierda de la cabaña atravesando las praderías de la majada.


 Descendemos por ella hasta llegar al núcleo principal de esta Majada de Degoes donde hay cabañas bien arregladas ya que hasta aquí llega una pista en perfecto estado.
Continuamos por una pista a nuestra derecha en rumbo Noroeste cruzando el Arroyo los Abeyeros.


 Seguimos en descenso para alcanzar el fondo del valle   por la vertiente derecha   a la vera del Río Infierno.


 Este tramo con un  bonito camino paralelo al Río Infierno fue de lo que más nos gustó del día.



 Cruzamos el Río Infierno por un puente de hormigón para enlazar, en las cercanias del Muñizón con la pista principal que discurre por la margen izquierda del valle y que nos depositará nuevamente en la Pesanca donde tenemos los vehículos.