lunes, 9 de febrero de 2009

Trekking por el Annapurna (quinto dia)

5 dia: Kalopani -Marpha
Desnivel acumulado 400 metros



Mapa del recorrido




Dia bastante más suave que los anteriores, por un paisaje más desertico pero sencillamente impresionante, donde nos deleitamos con continuas vistas sobre el Dhaulagiri

Y que mejor manera de empezar el dia que con estas maravillosas panoramicas y....




con uno de los homenajes que nos metiamos para desayunar en los lodges nepalies
Mirar que pinta........



El valle se ensancha considerablemente permitiendonos muchas veces abandonar el cámino y recorrer el lecho seco del rio.



Esta mañana soportamos bastante frío más que por las bajas temperaturas, por la sensación termica del fuerte viento que sopla al ensancharse el valle (viento que al dia siguiente sería un autentico vendaval)

Nuestro sherpa Shiva, al que tuvimos que dejar algo de ropa de abrigo



A falta de caminos transitables, los habitantes del valle transitan por donde buenamente pueden



Cuando no podemos continuar por el lecho del río tenemos que seguir el camino que es un autentico rompepiernas de subidas y bajadas.



La amplitud de este valle nos deslumbra




Por el oeste el macizo del Annapurna




y por el este el Dhaulaghiri. La sensación de estar metidos entre estos dos imprensionantes colosos es indescriptible.




El paso por el río a veces se encuentra habilitado de forma rudimentaria



Aunque parezca mentira, esta cabaña se encontraba en el centro del lecho del rio, y más increible aún.... estaba habitada



La curiosidad nos pudo y nos acercamos a su entrada, y como no, demostrando la gran hospitalidad de estas gentes, nos invitarón a entrar y nos prepararon un te caliente.




Tenemos ante nosotros el omnipresente Dhaulagiri





Curiosas las cabras de esta región, provistas de abundante pelo para soportar este clima tan extremo




Atravesamos numerosos pueblos cuyos habitantes practican el budismo, así que pudimos deleitarnos contemplando sus templos y cultura.


Aquí Josele haciendo girar los "cilindros de oraciones"



Al pasar por uno de ellos nos encontramos con esta singular procesión



Llegamos a Marpha y como el día no fue duro y llegamos bastante temprano, nos dedicamos a pasear por sus callejas y a visitar su templo budista, en el que nos llamó la atención este enorme cilindro de oración.



Josele y yo posando a la entrada del templo




y pudimos colarnos para ver a un lama dando clase a sus discipulos


No hay comentarios :