martes, 9 de junio de 2009

Puertos de Agüeria y Ranchón desde Buedia.

BUEIDA-LINGLEO-CANALON BAJERU-RANCHON - LA FOIX - BUEIDA

DISTANCIA : 20 KM. (Dejamos el coche unos 2 km. más allá de Bueida)

DURACION: 10 HORAS (CON NUMEROSAS PARADAS)

DESNIVEL ACUMULADO: 1.450 METROS


MAPA 3D



1 TRAMO: PROXIMIDADES DE BUEIDA - MAJADA LA INFIESTA




En Ricabo se toma una pista a la derecha que cruza el río y que en algo menos de 2 Kms. llega a la aldea de Bueida (765 m.), en donde ya tenemos a la vista la mole del cordal de los Huertos del Diablo. Se deja la aldea a mano izquierda y se sigue por la pista que, a partir de aquí es de uso ganadero.
Esta pista está construida sobre la conocida como calzada romana o vía histórica de Trobaniellu o de Puerto Ventana, así como 'El Camín de las Reliquias' -por él regresaron los tesoros a la Cámara Santa de la Catedral de Oviedo- o por otros nombres menos populares. Se trata de la antigua senda que une las tierras quirosanas de Ricabo con las teverganas de Puerto Ventana, llegando a la Alta Babia leonesa.

Seguimos esta pista durante 2 Kms. hasta una curva pronunciada a la derecha. Aquí encontramos, a mano izquierda, un camino con una indicación de "Puertos de Agüeria" que debemos tomar.


Al poco de tomar esta senda llegamos a Los Garrafes. Son los Garrages cuatro fuentes intermitentes, dos de las cuales se encuentran y manan por Vallinancha, otra junto al invernal de la Fontana y la última cerca de Rollaviaos. Este fenómeno natural que suele producirse al comienzo de la primavera, probableme la pieda caliza en las grandes llanuras de Socellares y en la cuerda que se alza desde Campo Faya al Ranchón. Esta acumulación de agua colma el sifóny se "disparan" los manantiales, inundando el terreno, cortando caminos y a veces arrastrando alguna cabeza de ganado que pastaba en sus inmediaciones.









Seguimos el camino al principio con poco desnivel para luego hacerse más pendiente. Al principio no hay posibilidad de perderse pues solo hay que seguir el camino principal






El camino pronto se introduce en el bosque de robles y hayas y que a veces, entre las ramas nos deja ver, a mano derecha, las paredes verticales del cordal de los Huertos del Diablo.





Llegamos así a la majada de Las Infiestas (1.060 m.), formada por varias cabañas diseminadas cercadas por muros de piedra . Ya comenzamos a divisar Peña Rueda al E., al S. la collada de Lingleo y al O. los Huertos del Diablo y el Ranchón.



Una panorámica desde la parte baja de la majada Infiesta








En la Infiesta tenemos dos opciones:
Se puede seguir por la derecha bajando unos metros, cruzar un arroyo, para retomar el sendero que vuelve a ascender, o bien dirigirnos a la cabaña de la izquierda de la que sigue otro camino que tiene un indicador de la senda, ambos caminos confluyen bastante más arriba por lo que tomar uno u otro es indiferente.





Nosotros tomaremos el de la izquierda...



2 TRAMO: MAJADA LA INFIESTA - COLLADA LINGLEO



Seguimos ascendiendo en direccióna Llaseiro, por zona boscosa más abierta, salpicada aquí y allá de jugosas praderías.





Un vistazo atrás del tramo de subida ya realizado.










Cabaña de entrada a la Vega de Llaseiro


llegamos a la hermosa vega de Llaseiro con viejas cabañas y n una pequeña laguna a sus pies. Destaca del lugar la belleza en la mezcla de bosque pradera y roca vertical.



La Vega Llaseiro se halla "tapiada" por los verticales gendarmes de los picos Huertu del Diablu y del Ranchón






Al pie de las colosales murallas hay tres cabañas de rudimentaria arquitectura que se conservan en perfecta armonía en un paraje donde siguen predominando el haya y el acebo.





Vemos más de cerca el Ranchón, la cumbre del Huerto del Diablo Sur y la tremenda canal que separa las dos cumbres, la Canal de la Rolamuela. Un tajo en la caliza impresionante!




Continuamos por la parte izquierda de la vega, ganando altura



Aquí existen dos opciones, a nuestra izquierda bajamos unos metros y cruzamos el río para tomar una senda que, hacia la izquierda, entre árboles nos lleva a la braña de Buxalve.

El segundo continúa a la derecha por la zona de Los Tochos, y por él continuamos con el rumbo inicial al collado de Linóleo, escorándonos a las paredes de la sierra, por donde el sendero se aparta del boscaje para seguir dibujado entre piornos y enebros.






Nos resistimos a abandonar un sitio tan idílico como Llaseiro.






Pero finalmente lo vamos dejando atrás




Tras una serie de revueltas, ganamos un promontorio por donde el camino lleva hacia la base del Cuetu Pachón, montaña de suaves perfiles y cubierta de vegetación. El sendero vuelve a subdividirse a la derecha en dirección a la Campa La Cigacha, y a la izquierda en dirección a la Collada Lingleo que tenemos a la vista situado a los pies de Peña Rueda.





Llegando a la collada comenzamos a ver las moles del macizo de Ubiña.

Foto Panoramica.



Llegamos a la Collada Lingleo (1.623 metros), otro lugar para tomarse un respiro y deleitarse con las vistas que nos rodean.

Desde ella vemos los murallones calizos que se precipitan a las verdes praderas de los Puertos de Agúeria , murallones formados por picos como el Fariñentu que vemos en esta foto




En esta foto destacan los Fontanes y el Prau .

En las estribaciones de estos dos picos, se ven 2 claras canales, separadas las dos por una pequeña cumbre (Peña Redonda). La de la izquierda es el Canalón Cimeru, y la de la derecha, más directa y estrecha es el Canalón Bajeru.
Por este último subiremos para alzarnos a la parte alta del macizo, luego giraremos hacia el norte para dirigirnos a nuestro objetivo de hoy: El Ranchón.






Pero antes de nada, seguiremos disfrutando de las vistas que ofrece Lingleo.

Panoramica de la zona alta de Agüeria y las cumbres antes mencionadas.



TRAMO 3: LINGLEO - CANALON BAJERU - PEÑA DEL RANCHON



Para llegar al Canalón Bajeru, tenemos que perder altura e introducirnos en un paisaje de ensueño.... Los Puertos de Agüeria.

Para ello realizaremos un corto descenso entre bosquetes de acebos (cuidado no despitarse de la senda, ya que estos bosquetes cierran literalmente el paso) hasta llegar a la majada de la Cardosa



La Cardosa, con sus tres cabañas, aún conservadas, se expande a lo largo de una pradera bajo los cantiles de Lingleo. Los acebos están siempre presentes en esta área .

La belleza que rodea este lugar es imposible de plasmar en simples fotografías.



En la Cardosa giraremos dirección suroeste para cruzar las praderías de Agüeria, en dirección al canalón Bajeru, que tenemos siempre a la vista.



Los Puertos de Agüeria, un lugar que Lueje calificaba de “Un tesoro de nuestra tierra asturiana, recóndito y remoto, pero positivo, guardado por unas poderosas y valientes montañas las que también son tesoro de grandiosidad y belleza.”





El río origina algún que otro meandro por el herboso llano de la Campa Charga, ubicado en la base de las murallas verticales que se desprenden de los picos La Cigacha, Colines y Peña Redonda.

Y presidiendo estas hermosas vegas, la esbelta figura de Peña Rueda.



Vamos llegando a la base de la canal. En esta zona se encuentra la «Fuente del Nacimiento» cuyos manantiales, que brotan de la peña, alumbran el río Lindes (1.515 m.)





Panorámica de los Puertos de Agüeria y Peña Rueda desde la base del Canalón Bajeru.



Comenzamos la ascensión de la canal por una senda bien marcada.






Pero pronto aparece la nieve....
La linea roja indica el camino que hay que seguir, abandonariamos la canal por la derecha girando al norte pasando por debajo de los cortados de las agujas de Las Torres.



Ganando altura.





La nieve que pensabamos que nos iba a perjudicar al final fue una bendición, ya que estaba en perfecto estado y nos evitó subir por el insufrible pedrero que tiene esta canal.





La canal es bastante corta, se salva por ella un desnivel de algo más de 300 metros, poca cosa si las comparamos con las canales de Picos.






En su última parte la nieve estaba más blanda y no quedó más remedio que meterse en el pedrero, donde nos dimos cuenta de lo agradecidos que teniamos que estar por encontrar la canal nevada.




La senda llegaría hasta esa collada que vemos a nuestra espalda que separa el canalón cimeru del bajeru, desde aquí existe un camino jitado que en dirección norte nos lleva hacia la base de la Cigacha que es a donde nos debemos dirigir.






Las vistas sobre Peña Rueda y los Puertos de Agüeria son de libro.



La linea indica el camino a seguir hasta llegar a la collada situada a la izda. de la Cigacha




Peña Redonda en primer término y detrás el Fariñentu.


Panoramica preciosa sobre Peña Rueda y los Puertos. Al fondo el desagüe natural de Agüeria: la Foix Grande.






Otra panoramica en este caso hacia el Fariñentu y Peña Redonda.


Las imponentes Agujas de Las Torres.






Esta zona es un poco incomoda de caminar, en especial cuando queremos evitar zonas con nieve, ya que por aquí está muy blanda y en un paisaje calizo tan caótico, no me ofrece muchas garantías cruzarla .




Llegamos a la colladina situada entre la Peña Cigacha y las estribaciones nororientales del Colines. Desde este punto vemos la coqueta Vega del Robezo, con bastante nieve para hallarnos ya en el mes de junio.





Aquí tenemos nuestro objetivo, el Ranchón, se trata de la cumbre que se encuentra en medio de esta foto.
Para ascenderlo tenemos que dirigirnos desde Robezo en dirección N-NE, hacia una collada situada entre las cumbres de la Mojonera (izda en la foto) y el Panchón.



Llegamos a la collada y las vistas son espectaculares: en primer término la Vega Robezo, justo detrás el pico Colines, y al fondo las formidables cumbres de Los fontanes (izda) y El Prau (dcha.)





Estamos en la Vega el Canchal, enmarcada por las cumbres de El Arca, Ranchón, Pachón y Mojonera.

En la foto vemos toda la ladera de Ranchón, hacia donde nos dirigimos.






Ultimo tramo de la ascensión.





Y por fín llegamos a la cumbre del Ranchón (2.152)



Nos tomamos un tiempo disfrutando de la grandiosidad del panorama.

La colosal Peña Rueda



Los Puertos de Agüeria.


Torrestio y su valle, al fondo.. la zona de Somiedo con entre otras las cumbres de La Calabazosa y la Torre Orniz.


En primer término el Ferreirua, y por detrás la crestería de la Sierra de los Bígaros.



De izda. a dcha. Los Fontanes, el Prau y el Colines.



La zona leonesa de Torrebarrio.


Tapinón y Siegalavá


Fariñentu y Prau del Albo, a sus pies la zona de los Joyos de Cueva Palacio.



El valle de Ricabo desde donde comenzamos el recorrido.



Panorámica desde la cumbre (CLICK PARA AMPLIAR)




4. TRAMO PEÑA DEL RANCHON - VEGA DE SOCELLARES



Comenzamos el descenso del Ranchón, para ello descendemos dirección NW hasta llegar a los pies del Huerto del Diablo Sur, el cual no ascenderemos, sino que lo rodearemos por su izquierde (oeste).
En la foto vemos el Ranchón desde la base del Huerto del Diablo.




Estas bonitas flores que se adaptán a las extremas condiciones de la alta montaña.



Nos introducimos en la provincia de León y caminamos a gran altura sobre los valles babianos.



Una vez rodeado el Huerto del Diablo Sur, tenemos ante nosotros la Vega los Pozos y detrás la cumbre del Huerto del Diablo Norte, nos dirigimos hacia esa loma que se encuentra a su izquierda, sin llegar a ascenderlo, en ese punto retornaremos a la provincia asturiana.


Nos arrimamos a las vertiginosas caídas de esta sierra sobre la zona de Llaseiro, en esta foto vemos la vertical cara NE del Ranchón.



Una vez superado el Huerto Norte visualizamos la gran Vega de Socellares hacia la que nos dirigiremos


Vega de Socellares, en la que solo perduran unas pequeñas charcas.
Debemos dirigirnos a la parte más septentrional de la vega, en el punto donde nos marca la flecha.



Una vistazo atrás para contemplar el descenso realizado desde las proximidades del Huerto del Diablo.



5 TRAMO VEGA DE SOCELLARES - VALLE DE LA FOIX - BUEIDA



Llegamos al punto más septentrional de la vega (Vega del Bustio).
Salimos de esta vega por una pequeña collada al NE de esta cabaña



Pasamos a la otra vertiente, donde damos vista al valle de Ricabo, descendemos direccion norte por una especie de valluco (Valle del Vaso), realizamos el descenso con cierta tendencia hacia la izda.




Para bajar a esta collada que vemos en la foto.



Cruzamos la collada en dirección oeste.



Esto es lo que vemos al sobrepasar la collada, tenemos que abandonar la senda por donde nos marca la flecha.



Para realizar un descenso vertiginoso (dirección N-NW) hacia el fondo del valle. En este punto no encontramos ninguna senda, aunque he leido sobre su existencia. Al no hallar la senda, este tramo se hace un poco complicado debido a la vegetación y a la pendiente, lo que nos hizo darnos algún que otro "culazo".



Al ir acercandose al fondo del valle, nos adentramos en un hayedo (a la derecha del arroyo), donde encontramos la senda (existen jitos).


El descenso es precioso, todo el tiempo metidos en este bonito hayedo salpicado de grandes bloques de piedra cubiertos de musgo.
















Despues de un buen tramo descendiendo por la derecha del arroyo, tenemos que estar atentos ya que en un punto el camino cruza el arroyo para dirigirse hacia unos prados situados en la otra vertiente.



A partir de este punto, el arroyo se va encajonando poco a poco entre paredes, el camino cruzará varias veces el arroyo de una vertiente a otra de este.





La penunbra del espeso hayedo se ve acrecentada por la angostura de la foz, haciendo de este paraje un lugar fascinante.



El agua del arroyo en este último tramo desaparece de su cauce y el camino en algunas ocasiones recorre el lecho seco del arroyo.
Finalmente desembocamos en la pista que une Ventana con Ricabo, solo nos resta descender por la pista hasta el punto donde hayamos dejado nuestro vehiculo.

3 comentarios :

jefoce dijo...

De los reportajes que más me ha gustado, Jonatan. Me ha parecido variedad en estado puro. Qué bonita la vega del comienzo y qué contraste con las paredes calizas. Recibe mi felicitación por el inmenso reportaje. Un saludo.

Borja dijo...

Impresionante, compañeros!!!
Sin palabras se queda uno.
Oye una duda que me asalta desde hace tiempo, el nombre del grupo de montaña a qué se debe?
A la bebida con la que os hidratáis después de cada "excursión"? Claro que estando en asturias, también podríais ser "Los de las sidras"
En fin, seguid así.
Un saludo

Pachu dijo...

El reportaje es precioso.
Como conocedorde la zona la pregunta es:el recorrido por el canalón bajero ¿lo habeis hecho por alargar la ruta?. Lo digo por que una vez en la Collada Lingleo y según el sentido de la ruta,a la derecha del todo está la campa la Cigacha, y desde esta se sube perfectamente a lo que es la muesca la Cigacha por una especie de canal que en su día estaba marcada por pintura,ahora puede que quede algo, y ya estais en la vega el Rebezu. Saludos y a seguir disfrutando de la montaña