sábado, 7 de noviembre de 2009

Toscana y Florencia: Florencia primer día.

FLORENCIA 1.DIA:

Llegamos al mediodía al aeropuerto de Florencia y cogemos un taxi que nos lleva a nuestro alojamiento:
Un Bead & Breackfast situado en la zona del Oltrarno llamado "Monte Oliveto", regentado por Nicola y Donatella, encantadores los dos y que te harán sentirte como en casa además de explicarte lo que necesites de Florencia, recomendaciones para comer, planos para moverte, etc...
El enlace es este:
http://www.bebmonteoliveto.it/spa/
Unas fotos propias del B&B Monte Oliveto

Nuestra habitación





Con su terracina hacia el jardín



y la mesa donde desayunabamos en el jardín



PARTE 1: MONTE OLIVETTO - BASILICA SAN MINIATO



Como no teníamos mucho tiempo para patear Florencia este día nos fuimos a ver el atardecer en Florencia desde la plaza Michelangelo, lugar con hermosas vistas sobre toda Florencia.
Para ello cogimos la linea 13 de la compañía de autobuses ATAF.
De camino pasamos junto a la "Puerta Romana". Sus puertas son imponentes con casi 6 metros de altura al igual que las murallas defensivas adyacentes.



Nos bajamos del autobús justo en la base de la escalinata que da acceso a la Basilica de San Miniato





La Basílica de San Miniato al Monte se encuentra en uno de los lugares más altos de la ciudad de Florencia



Se cree que la Iglesia de San Miniato fue construida alrededor del año mil sobre el preexistente Oratorio edificado por San Miniato, principe armenio y primer evangelizador florentino matado por los Romanos en 249 d.C. La Iglesia de San Miniato es el ejemplo más notable del verdadero estilo románico florentino.



Desde ella tenemos unas vistas espectaculares sobre la ciudad de Florencia







En la derecha de la Iglesia se encuentra el Palacio de los Obispos mientras que en la izquierda se hallan los restos de las antiguas murallas de la ciudad; en 1529, mientras las tropas españolas de Carlos V cercaban Florencia Miguel Ángel trabajó aqui.



PARTE 2: SAN MINIATO - PIAZZA MICHELANGELO - PONTE VECCHIO



El sol está llegando a su ocaso y este es el mejor momento para acercarnos a la
Plaza Michelangelo, la terraza panorámica más famosa de Florencia. Fue construida como homenaje a Miguel Ángel, a partir de 1865, por el arquitecto Giuseppe Poggi. En el centro de la plaza están las copias del David y de las cuatro estatuas de Miguel Ángel presentes en las Capillas de los Médicis



No deja indiferente a nadie este lugar cuyas vistas de la ciudad han sido inmortalizadas en numerosas ocasiones tanto en revistas de viajes, películas o postales.





No se debe dejar pasar la oportunidad de contemplar el atardecer en Florencia desde el mirador de Piazza Michelangelo y ver los tonos anaranjados del reflejo del sol en el agua del Arno al paso por el Ponte Vecchio







Muchos son los turistas que se situan en estas escalinatas orientadas hacia el Arno para ver estas maravillosas vistas



El sol se oculta tras las colinas que rodean Florencia



Dejamos este mágico lugar y descendemos empedradas callejuelas atravesamos las murallas defensivas a través de la puerta de San Miniato hasta llegar a la orilla del Arno en dirección al más famoso de los puentes que lo atraviesan. El Ponte Vecchio

Se cree que fue un puente construido inicialmente en madera por los romanos. Tras ser destruido por una inundación en 1333 se reconstruyó, esta vez enteramente de piedra, en 1345.

Desde siempre ha contenido distintas tiendas y gran actividad comercial sobre él.





para aumentar el prestigio del puente, en 1593 les prohibió a los carniceros realizar sus actividades comerciales en ese lugar; el sitio que dejaron vacante fue inmediatamente ocupado por los joyeros y comerciantes de oro. La asociación de carniceros había monopolizado los negocios sobre el puente desde 1442.



Durante la Segunda guerra mundial, a diferencia de otros puentes de Florencia el Ponte Vecchio no fue destruido por los alemanes durante su retirada el 4 de agosto, de 1944. Sin embargo, su acceso quedó obstruido debido a la destrucción de los edificios a ambos lados del puente.

En cuanto a su estructura, el puente tiene tres arcos y está completamente construido en piedra, el central es un poco más grande, pero prácticamente los tres arcos son de igual tamaño. Sobre estos se situa el puente con todas sus casitas y locales, así como el Corredor Vasariano situado sobre el puente construido en 1565 por Giorgio Vasari a petición de Sosimo I de Medici para conectar el Palazzo Vecchio (el palacio municipal de Florencia) con el Palazzo Pitti


Es una delicia contemplar desde este puente el Arno iluminado por los colores de la puesta del sol.



Es hora de probar otra delicia florentina: las pizzas.
Para ello nos dirigimos a una pizzería muy económica que nos había recomendado Donatella
El Gusta Pizza (Via Maggio 46R), y la verdad es que no nos defraudó. Riquisimas pizzas al horno de gran tamaño y por unos 7 euros cada una. El único pero, la poca variedad que tienen.

No hay comentarios :