miércoles, 17 de febrero de 2010

CASCADA DE LA SEIMEIRA

Disfrutamos de un precioso fin de semana en los Oscos mi mujer y yo.
Nos hospedamos en un alojamiento rural situado en Ventoso, pequeña aldea que se encuenta a unos 4 kilómetros de Santa Eulalia de Oscos.
Se trata de la Posada de Oscos, y quedamos encantados con la calidad del alojamiento y sobremanera con el fantastico trato que recibimos de su dueña Ines ,que fue maravilloso en todo momento.
Solo deciros que el sabado debido a que no podíamos bajar a Santa Eulalia a comer, como teniamos pensado, nos dejó comida para que pudieramos arreglarnos hasta que despejaran de nieve la carretera.
El enlace a su web es este: http://www.laposadadeoscos.com/

Después de una noche nevando copiosamente, me encuentro con esta imagen al amanecer.





El tiempo no parecía que quisera darme una tregua, a si que de momento me contento con hacer unas fotos desde los alrededores de la casa.







Sin embargo, finalmente el tiempo me da una tregua, y el cielo se abre, con lo que sin dudarlo me lanzo en busca de la cascada de Seimeira.

El acceso normal y marcado a estas cascadas es a través del PR AS-116 que comienza en las proximidades de Santa Eulalia, concretamente en la pequeña aldea de Pumares y termina en el pueblo de Busqueimado.

Sin embargo, yo me decido a realizar otra variante que es la de descender directamente de Ventoso hasta la Seimeira

MAPA DEL RECORRIDO



Asciendo por la carretera que atraviesa Ventoso



hasta que esta traza una curva pronunciada hacia la izquierda, en este punto la abandono siguiendo una pista que asciende entre las casas del pueblo en dirección noroeste.
Vemos en la foto el punto donde nos debemos separar de la carretera.



Sigo ascendiendo hasta la parte más alta del pueblo





Donde pronto el camino se adentra entre campos y cercados. Debemos evitar desviarnos de la dirección noroeste con la que salimos del pueblo





Es esta zona del camino, un excelente mirador.



Debemos llegar hasta las proximidades de estas "naves" de uso ganadero que vemos en la foto , en las que "supuestamente" antes de llegar a ellas, un camino nos desciende hasta el fondo del valle del rio Arcadeira afluente del Agüeira y que nos separa del pueblo de Busqueimado.
Yo no di con el camino y justo donde se encuentran estas naves, salté el cierre de fincas para descender por una pradería hacia el valle, hasta que me tope con el camino en cuestión.




Según descendía por la pradería nevada tenía estas vistas.
Al norte separado por el profundo valle que forma el rio Agüeira, se encuentra el pueblo de Murias.



Valle del Agüeira



Si tiramos de zoom vemos que en sus profundidades se encuentrá mi objetivo. La cascada de la Seimeira



Justo donde termina la pradería, junto al cierre de alambres, nos topamos con el camino, que tomaremos hacia la izquierda para descender por el






El camino se introduce en el bosque...









Justo al llegar a un pequeño arroyo, un cierre de alambres nos impide el paso, lo salto como buenamente puedo y en la otra parte y escondido a la izquierda del camino se encuentra una pequeña pero bonita cascada (la falta de luz hizo que las fotos salieran fatal).

El camino que llevamos sigue en dirección noroeste ascendiendo por el valle del rio Ancadeira, sin embargo he de abandonarlo nada más saltar el cierre y cruzar el arroyo, en este punto tengo que cruzar el rio Ancadeira , lo haré gracias a una enorme laja de pizarra que sirve de puente. Al otro lado totalmente perdida entre las cotollas y escobas existe una senda que asciende decididamente hacia el pueblo de Busqueimado, el abandono de esta senda es notorio.



Según voy ascendiendo la senda va cogiendo hechura.



Muy cerca ya de las primeras casas de Busqueimado nos topamos con una clara intersección, el camino de la izquierda nos lleva en pocos minutos a Busqueimado, el de la derecha , ya en descenso, se introduce en el bosque para descender hacia el valle del río Agüeira, es este camino por el que transcurre la PR AS -116 el que hemos de tomar, este camino está en mucho mejor estado que por el que había subido hasta ahora, además no tiene pérdida alguna, solo hay que fijarse en las características pinturas amarillas y blancas de estas sendas de pequeño recorrido.



La senda abandona momentaneamente la zona boscosa y se convierte en un inigalable mirador sobre el valle del Agüera




Volvemos a introducirnos en el bosque mientras la senda va llegando a la orilla del Agüeira.



El lugar es mágico...., el camino cruza el rio agüeira, lugar que vemos en la foto y tras el puente existe una intersección, el camino de la izquierda nos lleva a la Seimeira, el de la derecha, siguiendo el PR, nos bajaría hasta Pumares en las cercanías de Santa Eulalia.
Este tramo lo recorrería con mi mujer por la tarde (por desgracía me deje la camara de fotos) y a diferencia del camino que parte de Ventoso, este si está perfectamente transitable y es mucho más cómodo de recorrer.




Solo me separan unos 300 metros de bonita senda hasta la cascada



Y por fin aparece ante mis ojos la Seimeira, con una caida de unos 30 metros
La cascada es espectacular, incrementado esto por el caudal de agua que lleva el Agüeira en esta epoca del año.







El tiempo que hasta este momento había sido muy benevolo conmigo, comenzo a cambiar y a volverse amenazante, así que no quedo más remedio que regresar por el mismo recorrido por el que había venido.
Justo ya en las cercanías de Ventoso comenzo a neverme copiosamente




Estas parecen estar más acostumbradas a las inclemencias que yo.





Regreso a la Posada de Oscos. Ya por la tarde el tiempo mejoró y pudimos volver a visitar la Seimeira por el recorrido que sale de Pumares que como ya mencioné es la forma más facil y para mi más bonita de acercarse a esta espectacular cascada.



4 comentarios :

Cienfuegos dijo...

Menudo temporal os agarro por Oscos. Aunque conozco la zona, (hemos ido varias veces de turismo rutal), nunca me acerqué hasta la Seimeria y si que tengo ganas. Tal vez la proxima vez. El paisaje nevado precioso.
Un saludo

Santos dijo...

Muy bonitas las fotos de la cascada; y el paisaje de la zona, con esa nevada, ¡espectacular!. La zona occidental asturiana es para mí totalmente desconocida. Me imagino que la vuelta en coche resultaría algo complicadilla, viendo la nieve que había.
Un saludo.

Kunzuilh dijo...

Me ha parecido una cascada preciosa.
¡Qué bonita!

jfcamina dijo...

La bonita excursión a La cascada ye guapa en cualquier época, pero con nieve tiene un valor añadido el cual vosotros nos habéis plasmado muy bien. Un saludo, jfcamina.es