miércoles, 14 de abril de 2010

Buey Muerto y La Loral

Linares - Sto.Adriano del Monte - Buey Muerto - La Loral - Cuevallagar - Linares

DISTANCIA 22,5 KM

DESNIVEL ACUMULADO 1.050 METROS

PLANO 3D DEL RECORRIDO




TRAMO 1: LINARES - STO.ADRIANO DEL MONTE - PICO BUEY MUERTO




Dejamos el coche en el pueblo de Linares (concejo de Proaza).
Este pequeño pueblo tuvo en los siglos pasados una gran importancia por la existencia de una malatería (hospitales de malatos o leprosos )
de la que aún se conserva viva la tradición oral y su posible ubicación. La primera referencia a la misma data del año 1275.. Fue también referencia fundamental del “Camino Francés” a su paso hacia Oviedo, procedente de Cueiro y Maravio.


Tomamos la carreterina que lleva hasta la pequeña aldea de Las Vegas.



Son apenas dos kilómetros de suave descenso que nos depositan en esta pequeña aldea limítrofe con el vecino concejo de Grado.




En las primeras casas tomamos un claro camino que sube en dirección suroeste hacia una pequeña collada (Campa la Vallina), donde se encuentra la divisoria entre los concejos de Grado y Proaza.
En la Campa la Vallina descendemos en dirección noroeste por el valle que forma La Riega de la Candanosa, circulando siempre por su margen derecha.



El camino apenas perceptible en la parte alta del valle, va haciendose más claro según perdemos altura.
Debemos obviar un camino que asciende a la derecha apartandose del arroyo y que se dirige a la próxima aldea del Ortigal, la cual se encuentra completamente deshabitada.
El camino toma ahora un marcado descenso y llega nuevamente a la altura del arroyo para inmediatamente girar a la derecha y apartarse del valle.
Poco a poco las vistas ante nosotros se van abriendo y aparece a la vista el valle del Rio Varas



El camino nos lleva a alcanzar la aldea de La Condesa, también abandonada en la actualidad, y cuyas edificaciones se encuentran diseminadas por la ladera de la Sierra del Cantil y orientadas al Suroeste.





Desde la Condesa nos dirigimos al fondo del valle del Rio las Varas por donde discurre una ancha pista, la cual hemos de tomar y subir por ella valle arriba.



La pista primero asciende junto al rio la Vara, pero pronto lo cruzamos para ascender en sucesivas revueltas en dirección a Santo Adriano por las faldas del Buey Muerto



Según la pista va ganando altura sobre el fondo del valle, podemos contemplar al otro lado del valle, con otra perspectiva distinta, las desperdigadas caserías de la aldea de La Condesa, por donde anteriormente habíamos pasado





De esta manera nos vamos acercando al pueblo de Santo Adriano del Monte, al que entramos por la parte baja del mismo; vemos que se trataba de una población importante, ya que su patrimonio constructivo consta de 21 casas familiares, 13 cuadras, 6 hórreos (hay alguna panera), 1 escuela, 1 iglesia y el cementerio. Casi todas las construcciones son del siglo pasado o principios de este.



La localidad de San Adriano del Monte,, permanece totalmente deshabitada desde los años setenta, principalmente por falta de servicios. Ahora mismo carece de suministro eléctrico y de agua y nunca contó con aglomerado en sus calles. Sin embargo, sí posee importantes casonas y otros elementos característicos de la arquitectura tradicional



La asociación «Amigos de Grado» tenía un plan de rehabilitación del pueblo. Lo podeis ver en este enlace http://www.amigosdegrado.com/principal.html.
No obstante desconozco la situación de dicho proyecto en la actualidad.

Aunque es cierto que en el Principado existen más de 1.500 núcleos (caseríos, aldeas, barrios) deshabitados, si bien sólo uno de ellos, Santo Adriano del Monte, alcanza la categoría de parroquia.



Como vemos en la foto, una de las casas en ruina tiene escrito en su derruida fachada "Esto es Santo Adriano del Monte del Concejo de Grado", seguramente debido a una disputa entre los concejos de Grado y Santo Adriano que incluían esta parroquia deshabitada en sus territorios.



Ascendemos por sus empedradas calles hasta la parte más alta del pueblo.



Llegamos a una amplia pradería, donde se ven restos que nos indican que este era el "prau la fiesta". Desde aquí vemos claramente nuestro objetivo... la cima del Buey Muerto.
Ascenderemos siguiendo senderos de ganado hasta una vaguada que vemos a la derecha de la cumbre donde se encuentran los prados y las cabañas de Las Folgueras, por donde pasamos de refilón sin llegar hasta las mismas.





Desde las proximidades de las Folgueras solo nos resta seguir por la cumbrera de su ladera nororiental que vemos en la foto.



Alcanzamos así la cumbre del picu Buey Muertu (1.022 m.), situado justo en la divisoria entre los concejos de Grado y Yernes y Tameza; su cumbre de suave perfil desde la que podemos contemplar todo el impresionante paisaje, que nos muestra gran parte de las tierras de los concejos de Grado, Yernes y Tameza y Proaza



Hacia la lejanía alcanzamos a distinguir la Sierra del Aramo más concretamente la cumbre del Mostayal



2 TRAMO: BUEY MUERTO - PICO LA LORAL - CUEVALLAGAR



A la vista tenemos las redondeadas formas de nuestro siguiente objetivo La Loral, para ello solo tenemos que continuar por la facil cumbrera que forma esta sierra en dirección suroeste, hasta llegar a La Collada donde nos toparemos con la ancha pista apta para vehiculos todoterreno que asciende desde el pueblo de Yernes. Nos hemos adentrado totalmente en el concejo de Yernes y Tameza



Seguimos por la pista dirigiendonos a la base de La Loral, y al poco de tomarla nos encontrarmos con el jardín botánico, con especies arbóreas de todo el mundo, en homenaje al ingeniero forestal Ricardo Acebal del Cueto. Arboreto que podemos visitar por diferentes itinerarios, con ficha explicativa al pie de cada ejemplar.
Nosotros seguimos nuestro camino y atravesamos las majada de Brañas Negras cuyas cabañas están alzadas con una piedra ferrosa de tez negruzca, que da el nombre a la misma. (que vemos en la foto)



Seguimos el ligero ascenso hacia las faldas de la Loral y un vistazo atrás nos permite ver las verdes lomas que hemos recorrido con el Buey Muerto al fondo.



Una vez situados en la ladera septentrional de la Loral nos topamos con una bifurcación; nosotros hemos de tomar la pista de la derecha que en pocos metros nos alza al alto de Fancuaya (1.086 m.), en donde divisamos una pequeña laguna y un abrevadero; abandonamos esta pista que desciende hacia Yernes y ascendemos por comoda ladera los apenas 150 metros de desnivel que nos restan hasta la cima de La Loral



Alcanzamos la cumbre del picu La Loral (1.248 metros), la cumbre a pesar de su modesta altitud nos ofrece unas vistas maravillosas (lástima que el día no hiciera justicia a estas).

Hacia el suroeste las cumbres somedanas cubiertas por nubes de las que se libra la redondeanda cima del Monegro.



Hacia tierras de Belmonte la llamativa sierra de Peña Manteca.



Sierra del Aramo en la que destacan Las cumbres del Moncuevo (Izda) y Gamoniteiro



Y la Gamonal



El día está muy desapacible, así que apenás estamos unos minutos y tenemos que proseguir la marcha. Para ello descederemos hasta esa verde hondonada, que vemos en la siguiente foto, donde se encuentra Cuevallagar; para lo que tenemos que desceder por la ladera contraria a la de subida, es decir la meridional



Llegamos a la amplia pradería de Cuevallagar que nos obsequia con este estupendo ejemplar de "corro": antigua construcción de piedra que servía de refugio a los pastores que pasaban largas temporadas en estos puertos al cuidado de las reses.





Unos metros más abajo se halla la cueva o caverna de Cueva Llagar, de aproximadamente 150 m. de profundidad, 40 m. de ancho , utilizada en verano por el ganado para “mosquear”, buscando la temperatura fresca de su interior. Las aguas que recorren la pradera de Cuevallagar se pierden y precipitan al fondo de una profunda sima que hay en la parte izquierda de la cueva.





3 TRAMO: CUEVALLAGAR - LINARES (CAMÍN FRANCÉS)





Desde la vega de Cuevallagar ascendemos por la ladera derecha (dirección este) hasta alcanzar el collado situado al pie del pico Piurices, donde hay un panel informativo que señala que nos encontramos en el recorrido del GR 101.1., denominado Camín Francés, antiquísima vía de comunicación de posible origen romano, que desde el Camín Real de La Mesa a su paso por Cueiro se desví­aba a Oviedo por Cuevallagar, Linares, Tenebreo, y Las Caldas. Hasta finales del siglo XIX este camino fue muy transitado por los lugareños con el intercambio de mercancí­as entre Castilla y la región, así­ como el paso de peregrinos con destino a San Salvador de Oviedo.




Siguiendo el GR en dirección norte, descendemos por ancha pista que discurre inicialmente por las laderas del propio pico Piurices, y luego por las del contiguo pico Pedregal, el camino atraviesa varios conjuntos de cabañas en buen estado de conservación, entre las que destacan las de la braña de San Bartuelu donde en sus proximidades existe una ermita.



El camino ofrece unas vistas espectaculares sobre el valle del Rio Trubia.



Seguimos descendiendo entre numerosas cabañas y zonas de pradería delimitadas por "sebes".



Finalmente enlazamos con la carretera que une el pueblo de Sograndio con Linares. Por la misma carretera subimos unos pocos metros hasta el Alto de La Cruz, donde hay una antena repetidora de TV; y otra corta bajada nos deja nuevamente en el pueblo de Linares,lugar donde hemos dejado el vehículo.

6 comentarios :

loscorzos dijo...

Muy chulo el recrrido y las fotos.

Lorenzo dijo...

Enhorabuena, otra vez, por el blog.
Esta misma ruta la hicimos hace 2 años (en marzo del 2008) en sentido contrario, dejando el coche en el Alto la Cruz, al lado de las antenas. La primera parte por el Camín Francés, la Loral y Buey Muerto fue perfecta: caminos anchos, con poca subida. Pero una vez en el pueblo abandonado de Santo Adriano del Monte, en lugar de tirar hacia La Condesa, como hicisteis vosostros, decidimos bajar al río y cruzarlo para proseguir, al otro lado, por unos antiguos caminos empedrados (que vienen en los mapas topográficos). Pues bien, los caminos totalmente tomados por la maleza nos hicieron la marcha bastante penosa. Encima,llegando a Las Vegas, los ganaderos habían tapado los caminos, y el único que estaba algo bien, tenía dos mastines que lo custodiaban, en fin ....

Ánimo con el blog.

Un saludo
Lorenzo Sánchez
(Nos conocimos en Peña Salón)

jonatan dijo...

Hola Lorenzo.
Gracias por tu comentario.
Lo de seguir caminos que vienen en los mapas y encontrarse con que están tomados por la maleza es algo que pasa muy habitualmente, ahora lo de los mastines ya son palabras mayores.
Por cierto fue un placer conocerte en Peña Salón ojala coincidamos más veces.
Un saludo.

Sara dijo...

Que preciosidad de recorrido, jopetassssssssssssss, me ha gustaDO MUCHISIMO, y me habeis descubierto un lugar para recorrer, con cueva y todo, como a mi me gusta!
Ahora ya os tengo enlazados y no os escapais.
Nos seguimos y quien sabe, incluso alguna vez, hagamos senderos juntos: un abrazote

jonatan dijo...

Hola Sara. Gracias por tu comentario.
Me alegra te haya gustado el recorrido, es una zona que tienes que conocer, como ya ves, yo también te tengo enlazada.
A ver si coincidimos alguna vez por la montaña.
Un saludo Yonatan

xicu dijo...

Una maravilla.cada día os superais mas.