miércoles, 15 de diciembre de 2010

SENDA COSTERA CABO PEÑAS - LUANCO

CABO PEÑAS - LUANCO

DISTANCIA TOTAL: 14 km.

DESNIVEL ACUMULADO DE SUBIDA 350 M.

DESNIVEL ACUMULADO DE BAJADA: 450 M.


TRAMO 1:  PEÑAS - LLUMERES - EL MONTE



Comenzamos el recorrido junto al faro de Peñas que es el más importante y de más alcance del litoral asturiano; este faro comenzó a funcionar en 1852, con anterioridad a esa fecha se señalizaba con fuego, quemando troncos en una pantalla de piedras que iluminaba la noche en Peñas e indicaba el camino de vuelta a casa a los marineros. Esto también se hacía en las cercanías de los puertos, como en Candás y en Luanco . Hoy en día el proceso está automatizado e informatizado, no siendo necesaria la manipulación diaria.


Recorremos unos metros junto a la carretera que da acceso al Faro para nada más llegar a la altura de una casa que hay a nuestra izquierda (Casa la Gaviera) tomar un claro camino que pasa junto a esta y se dirige en dirección sureste (SE) descendiendo hacia el arroyo la Gaviera que cruzamos para ascender por un terreno cubierto de eucaliptos hasta los amplios y llanos prados de Barbuniello.


En esta zona de Barbuniello existen numerosos cruces que no están muy bien indicados, como veis este día tuvimos muchisima agua cubriendo estos caminos.


Cruzado este tramo de amplias praderas damos vista al pueblo de Vioño hacia donde nos dirigimos, antes de llegar hasta sus casas hemos de descender para cruzar dos pequeños arroyos que desaguan a la playa de Cueva o Viodo proxíma al pueblo.


Junto al segundo arroyo vemos los restos de un antiguo lavadero que utilizarón en su tiempo los habitantes de Vioño.



Una fuerte ascensión por pista hormigonada nos sube hasta las casas de Viodo cuya iglesia parroquial es del siglo XVIII, si bien fue reformada en el XX donde nos encontramos con esta bonita panera con las panollas colgando de ella.



Hemos de cruzar el pueblo en dirección este para al terminar las ultimas casas y antes de entrar en los Abanales tomar un caminin hormigonado que nos desciende hacia la Llumeres donde vemos claramente los restos de las edificaciónes mineras.


Llegamos al Puerto de Llumeres y junto a el su playa de unos 350 metros de longitud y compuesta en su mayoría de cantos rodados. En sus inmediaciones los restos de casetones y una bocamina situada al nivel del puerto recuerdan una actividad importante en este puerto.



Vemos en la foto el puerto de Llumeres ya en completo desuso salvo por algún aficionado a la pesca.


Se conservan las instalaciones hoy bastante deterioradas donde se trataba el mineral de hierro de una mina cercana,  que sin duda ha sido la mina de hierro más importante de Asturias. Conocida ya en época prerromana, y presuntamente explotada por la cultura castreña, pudo suministrar mineral a la población  establecida en la Campa de Torres, Gijón.
Explotada nuevamente en 1860 por Duro Felguera  la mina clausuró su actividad en 1967 y el puerto de Llumeres quedó sin trabajo. Pero el color rojizo del mineral que impregna la zona todavia se aferra a sus restos.
Sin embargo este puerto tuvo su importancia con anterioridad a la explotación de esta mina ya que En 1794, Carlos González Posada, en sus Memorias del Principado, señala la existencia de dos puertos naturales en el Principado capaces de albergar escuadras, uno de ellos esta ensenada de Llumeres.
Más información en este interesantisimo   ENLACE


Abandonamos el puerto Llumeres para ascender por la pista hormigonada que nos sube a donde se encontraban los casetones de los trabajadores ahora en estado ruinoso y utilizados como establo por las vacas que pastan en sus alrededores.


Un poco más arriba llegamos a la carretera GO-1 donde se haya un mirador  provisto de mesas y bancos con excelentes panoramicas sobre la costa. En este punto no nos queda más remedio que tomar la carretera en dirección a Luanco y recorrerla unos 900 metros con mucha precaución ya que no existe arcen. hasta la población del Monte donde nos llama la atención esta casona con escudo heráldico.


TRAMO 2:  EL MONTE - BAÑUGUES - MONIELLO - LUANCO



Abandonamos la carretera GO-1 para en lugar de descender por ella hacia la playa de Bañuges tomar una carreterina que desciende por los verdes Campos del Monte.

En este tramo de descenso, disfrutamos de unas vistas magnificas sobre la parroquia de Bañuges y sobre su ensenada y playa.



Un vistazo atrás


Una vez a la altura de la ensenada de Bañuges volvemos a enlacer con la carretera  GO-2 y tomamos la larga recta (en este tramo tenemos habilitada una acera para circular) hasta llegar a las inmediaciones de la playa de Bañugues, aquí abandonamos el asfalto para tomar una pista hormigonada a nuestra izquierda que llega a la altura de la playa de Bañugues en el lugar donde desemboca el Arroyo de Llantada.
La ensenada de Bañugues es un enclave de especial importancia ornítica,



 El nombre de Bañugues puede proceder de las piletas en las que fermentaban el pescado, las baniucas. Bañugues es un importante referente en la arqueología asturiana ya que en la parte derecha de la playa se realizó la excavación de un yacimiento del Paleolítico Inferior que ha ofrecido interesantes conclusiones sobre el primer poblamiento más o menos estable conocido en Asturias. En la roca que se ve al fondo de la playa, llamada El Corbiro, hubo un naufragio a finales del s.XVII, del cual aún quedan restos en los fondos cercanos.



Continuamos por el margen oriental de la ensenada de Bañugues disfrutando de las preciosas vistas que se tienen hacia la rasa costera en dirección a Peñas


La pequeña carreterina que recorria este margen oriental de la ensenada de Bañuges termina junto a una depuradora en desuso. Aquí giramos en dirección este pegados a la linea costera para llegar a las proximidades de la Playa de Moniello.


Damos vista tambien a la Punta de la Vaca, extremo que separa Moniello de Luanco


Acantilados de la sierra de Peroño


Antes de descender hacia la playa de Moniello nos encontramos con una bonita y bien cuidada area recreativa.


Descendemos hasta la Playa de Muniello: Este pequeño pedrero es todavia utilizado como puerto de pequeñas embarcaciones. Se trata de un lugar muy tranquilo que en verano ve crecer el número de usuarios. Esta playa está separada de Luanco por la Sierra de Peroño.


El camino asciende por un bosque de eucalipto a lo alto del acantilado de la sierra de Peroño donde tenemos habilitado un mirador con excelentes vistas sobre Moniello, Bañugues hasta Peñas.

El sendero se dirige ahora hacia la Punta de la Vaca bajo la cual se encuentra la piedra llamada el Xato , y la del Castillo, en la que se situaba un pequeño castillo del s.XVII que servia para la defensa de Luanco. Es además un sitio muy propicio para la observación de las aves migratorias.


Hacia el oeste vemos el agreste acantilado de unos 80 metros de altura que nos separa de la ensenada de Moniellos.


Finalmente llegamos al final del recorrido en las proximidades de Luanco.


3 comentarios :

Carmen y Alfonso dijo...

Un reportaje muy guapo y una ruta preciosa (cuanto hemos pateado por esos lugares y esas playas). En las excavaciones encontraron el llamado "pico asturiense" que según dicen lo utilizaban para mariscar ¡de ahí nos vendrá la afición por esos manjares! ja,ja,ja,
Un saludo.

CARLOS dijo...

Precioso recorrido, desde el emblematico cabo de Peñas a Luanco, buen día con una buena luz, preciosas las fotos, es una de las muchas que tengo pendientes. Saludos.

Sara dijo...

Jonatan...disfrutar de tus entradas es un lujazo....me traes esa Asturias que tanto añoro y me alegras el corazón...esa parte de mi alma asturiana que se asoma a la tierra a través de tu ventanita.
Mil gracias y abrazotedecisivo