martes, 31 de mayo de 2011

Pico el Cordal desde Soto de Lorío

  Lorío - Pico Cocaliente - Pico El Cordal - Lorío

DISTANCIA TOTAL:  10 KILÓMETROS
DESNIVEL ACUMULADO: 800 METROS

DIFICULTAD TÉCNICA:  Trepadas faciles, aunque como siempre hay que prestar atención en especial en el último tramo de la cresta del Cordal. 

 DESCARGA DEL TRACK

PLANO DEL RECORRIDO





Partimos del pueblo de San Martín de Lorío, lugar donde se situa la parroquia de Lorío de cuya iglesia destaca el valor de sus retablos. El pueblo se halla situado en el pequeño valle del arroyo de Lorio, tomamos el camino por donde va el PR  hacia Soto de Lorio, pronto nos desviaremos a nuestra derecha para tomar una pista que asciende en dirección sur dejandola a los pocos metros y tomando otra a la izquierda que en dirección este, asciende suavemente hacia Samielles (380 m.)donde vemos algunas viviendas rehabilitadas y varias cuadras.



A la salida de Samielles  salen dos pistas en dirección sureste, la de la derecha en ascenso parece la más evidente para llegar a la base de la Peruyera, cuya crestería queremos recorrer. Sin embargo el camino más adecuado es el de la izquierda que en ligero descenso cruza un arroyo para luego ascender pasando por las cabañas de Les Vallines y luego en busca de la base de la Peruyera en el lugar que vemos en la foto.


En este punto nos hayamos en la vertical del pueblo del Condado que vemos en la foto



San Martín de Lorio y en la orilla contraría del Nalón Llera de Lorio



El camino asciende en sucesivas revueltas hasta una pradería con cabaña cercada y cerrrada con una portilla, esta pradería la hemos de rodear por la izquierda por un sendero de ganado que se pega a los contrafuertes de la Peruyera.



Aunque la Peruyera es el comienzo de este pequeño cordal.  Nosotros no lo recorreremos entero ya que tenemos poco tiempo y luego queremos ascender la Peña el Cordal. Así que nuestra idea es ascender a mitad del cordal para seguir por este hasta el Pico Cocaliente el más elevado de esta linea de cumbres. 
Para ello despues de rebasar la pradería antes mencionada, seguimos en dirección sur(S) hasta encontrarnos con una clara vallina herbosa  por la que ascenderemos hasta la cumbrera



Durante el ascenso vamos teniendo vistas sobre el Cordal, cresterío que será nuestro objetivo principal hoy.


Tambien vemos la bonita cumbre del Peña Mea.


Una vez ascendida toda la vallina nos alzamos ya a la crestería (720 m.)



Comenzos a recorrer la crestería en dirección sur (S)

Aquí tenemos lo que nos resta por recorrer, con el pico Cocaliente como punto más alto.


La crestería es muy entretenida y con apenas dificultad, aunque en varios puntos hay que ayudarse de las manos.

Último tramo de la crestería.


Un vistazo atrás hacia el pico Cocaliente (754 m.) que ya hemos superado.


Terminamos la crestería y descendemos hacia unas amplias praderías situadas en una collada (718 m.) vemos enfrente una vallina por la que ascenderemos en dirección a los contrafuertes del Cordal que vemos al fondo en la foto.


Desde las praderías en dirección sur (S)  asciende un claro camino por la vallina que nos situa en una conservada cabaña (770 m.)


Remontamos lo que nos resta de la vallina hasta llegar al collado Cobaya (817 m.) que separa el valle de Lorio del de Soto.


Desde la collada ascendemos siempre en dirección sur por la divisoria de los dos valles en dirección a los contrafuertes septentrionales del Cordal.  De dichos contrafuertes vemos un claro espolón calizo que desciende de norte a sur.  Hemos de ascender por su izquierda bastante pegados a el. Se trata de un tramo bastante pindio.  Ascendemos primero por una zona arbolada, valiéndonos de las enormes raices que nos sirven de improvisados escalones.



luego vemos una clara canal herbosa por la que hemos de subir siempre pegados al espolón calizo.


En el punto donde termina el espolón hemos de girar a nuestra izquierda un angulo de unos 60 grados y ya subir en dirección a la zona cumbrera.  En la foto vemos el claro espolón junto al que hemos ascendido


Segun ascendemos vemos una vista clara del recorrido que hemos realizado desde Lorio.


Alcanzamos la zona cumbrera y tenemos a la vista la pequeña elevación del Cordal, punto más elevado de esta larga crestería que vamos a recorrer.


Pico Cordal (1.014 m.)  vistas hacia el valle del Nalón.  Al fondo vemos Laviana.


De izda a Dcha, las cumbres del Trigueiru, Sibiella, Rosellón y La Xamoca.


Y  en dirección oeste (O) vemos la preciosa crestería que vamos a recorrer. Entretenida y muy guapa.


Hay que decir que en la mayoría de casos no fuimos por la misma cresta, ya que vimos que era complicado, así que iremos explicando un poco los cambios de vertiente que hicimos.  Tras descender del Cordal seguimos por la vertiente sur que cae a Fombermeya como marco en la foto.


Alcanzamos la crestería en una zona menos agreste (980 m.)


Volvemos a dejarnos caer a la vertiente sur para luego pasar por una sucesión de bonitos collados como indico en la foto.


Preciosos rincones los que nos regala esta cumbrera.


Pasamos este tramo por la vertiente norte y damos vista al segundo punto más elevado de esta crestería y punto donde esta cumbrera toma una forma más afilada y vertical, parece desde este punto que no entraña ningun problema seguir hasta su cumbre, sin embargo entramos en la zona más complicada de la cresta.


Hemos de desceder un buen trecho nuevamente por la vertiente sur pasando junto a este gran ejemplar de haya.

Nos topamos ahora con este paredón vertical que a simple vista parece infranqueable sin embargo hemos de cambiar de vertiente en este caso a la vertiente norte.


Atravesamos otra zona de hayas y es en este punto donde comienza la trepada, no es complicada pero si hay que tener cuidado ya que se intercalan zonas de hierba que en caso de estar mojadas nos hacen extremar las precauciones.


Un vistazo atrás nos muestra lo complicado que hubiera sido seguir por la misma cresta.

Seguimos trepado ya por la propia cresta en busca de la cumbre.


Ya en la parte superior nos encontramos con algunos pasos que aunque  fciles hay que tener cuidado ya que tienen algo de patio.


Llegamos al segundo punto más alto de esta crestería, En algunos mapas viene nombrado como Peña les Boñiques en otros como Cerro Bermejas (1.007 m.) las vistas como durante todo el recorrido por esta cresta son espectaculares. En primer término el valle y pueblo de Soto de Lorio (donte tenemos el vehículo) así como el valle del Nalón con Laviana a la izquierda de la foto.


Peña Mea ya cubierta por las nubes, más hacia nosotros la pequeña cumbre de Peña Fanu que forma al este las foces de Fombermeya y al oeste las del Raigosu.


Al norte de Peña Mea vemos la cumbre de Los Cuetos y el Cerro Montarro .


En esta elevación prácticamente finaliza el cresterío calizo de esta Peña Cordal.  Ahora descenderemos siguiendo la linea cumbrera que separa los valles del Raigosu y de Lorio, dirección noroeste (NO) pasando por esta zona de praderías que vemos en la parte inferior de la foto.


Antes de llegar a dichos prados llegamos a una vivienda abandonada en la zona de La Rionda (760 m.) aquí hemos de girar a nuestra izquierda casí 180 grados para descender por un marcado camino en dirección suroeste (SO)


Llegamos a la zona de praderías  que antes habiamos visto  y aquí existe una encrucijada: el camino de la izquierda nos bajaría hasta las proximidades de Fombermeya, nosotros hemos de tirar por el de la derecha que se dirige en dirección norte (N) por la cumbrera que separa los valles de Raigosu (oeste) y Lorio (este), deciros que este ancho camino está intransitable por el tremendo barrizal que lo cubre, cuando nosotros pasamos el barro te cubría por encima de las botas, teniendo que salirnos por las praderías colindantes.  Finalmente, aburridos de tanto barro, nos tiramos a nuestra derecha por un sendero que descendía por el valle de Lorio entre un frondoso bosque de castaños, hasta llegar a unas cabañas con praderías que vemos en la foto, desde donde vemos el pico Cordal.


Seguimos descendiendo ya por un camino más claro y llegamos a un grupo de cabañas muy bien conservadas, se trata de La Embesná (540 m.) 


En la Embesná enlazamos nuevamente con el camino que habíamos abandonado y que ya mucho más transitable,  y sin apenas barro nos lleva en franco descenso hasta las casas de Soto de Lorio donde tenemos el vehículo.

6 comentarios :

Sito dijo...

Hola Jonatan , otra vez mas que nos sorprendes con un recorrido de lo mas original y guapo, vaya cresterias mas chulas y por lo que se ve muy disfrutonas aunque con algun paso complicado. Me encanto el recorrido y las fotos como siempre de lujo!!
Saludos.

CARLOS dijo...

Preciosa ruta, con esa prestosa crestería, interesante, no la conozco y por las fotos parece interesante. Como siempre unas fotos impresionantes. Saludos y buena semana.

Sara dijo...

Preciosaaaaaaaaaaaaaa, otra rutaza de lujazo, ¡que crestas!...tened cuidadín con esos bastones por esas peñas, lo digo por experiencia jajajaja, que casi me caigo yo solita... por tropezar con esos amigos que no me abandonan ni un sólo momento, en cada subida.

Fotazas como de costumbre.
abrazotedecisivo

Eva, Enol y Jose dijo...

Muy guapo recorrido, original, entretenido y con unos rincones chulos,chulos. Habrá que tenerla en cuenta para este otoño. Muchas grcaias por los detalles de la ruta que seguro la hacen mucho mas sencilla de recorrer.
Saludos.

Héroe de Leyenda dijo...

Sois todos unos aventureros, qué cresta más chula os habéis sacado de la manga. Alguna vez que paso por Laviana, creo que si me he fijado en sus montañas, pero claro, me gusta más cuando se va uno acercando a Casu y a Tarna. El valle del Nalón (y de Aller), me encantan.
Un saludo colega.

Carmen y Alfonso dijo...

Hola Jonatan, otro reportaje precioso de un recorrido guapo de verdad, dá gusto veros trepar por esa crestería. Nosotros estuvimos por esa zona el pasado verano y coincidimos con tu comentario del barro (nos pusimos de lodo hasta las orejas), pero así es Asturias je,je,je.
Un afectuoso saludo.