domingo, 4 de diciembre de 2011

Gusteguerra-Jul Paré-Gueyos del Junjumia-Vega el Orrial desde Pan de Carmen

CAMIN DE LA MADERA-GUSTEGUERRA-JOU PARÉ-GUEYOS DEL JUNJUMIA-VEGA ORRIAL

DISTANCIA TOTAL:  13 KILÓMETROS
DESNIVEL ACUMULADO: 1.000 METROS

NOTA:  La dificultad principal que entraña este recorrido es el de orientación al no existir en ciertos tramos sendero alguno, en especial la zona de los Gurbiñales y el tramo entre la collada Gamonal y Orrial es complicada con niebla, al ser zona caótica de caliza.  Otra cosa a tener en cuenta es el posible caudal de los ríos Junjumia y Redimuña que hay que vadear, aunque es cierto que el Redimuña se puede evitar su vadeo ascendiendo hasta Vega la Piedra, no es así el caso del Junjumia que no queda más remedio que vadearlo.


TRAMO 1: DE PAN DE CARMEN A LA MAJADA GUSTEGUERRA


Dejamos el vehículo en Pan de Carmen y tomamos el camino de Vegarredonda, un poco antes de la fuente   si nos fijamos al lado derecho hay unos árboles y sale en bajada una senda semioculta que nos lleva al río Redimuña


Cruzamos el Redimuña (el nombre Pomperi lo toma a partir de pasar "el puente de piedra" o arco rocoso, que está aguas abajo). Lo cruzamos en este lugar (La Xatera la Piedra)(1.050 m.) y ascendemos por un sendero bien marcado en la roca que nos conducirá a Los Llanos del Burdiu


Llegamos a los Llanos del Burdio (1.080 m.) amplia pradería con unos preciosos acebos, se encuentra situada en la parte inferior de la Vega la Piedra.  En frente de nosotros tenemos la sombría e inclinada vertiente septentrional de los Gurbiñales.



 Atravesaremos los Llanos del Burdio y nos introducimos en el Monte la Cerezal por un sendero tallado en la roca que no es otro que el llamado Camín de la madera. El Camín de la Madera fue construido en los años 1957 y 1958  con el fin de explotar la madera existente en el Jaedo de Ciarda.
el trazado es una maravilla, armado en muchas zonas para atravesar esta vertical ladera que sín este paso sería practicamente infranqueable.



 Al iniciarse el sendero en la caliza, a nuestra izquerda vemos que de la roca, a una altura de unos 70 u 80 cm. del suelo mana un hilo de agua, se trata de la Fuente del Ratu.
El camín llega a una pequeña vega convertida en una "llamarga" se trata de la vega los Corrales, en la foto vemos la entrada a la vega y las  marcas de pintura que afean este camín.



En la Vega los Corrales nos encontraremos con una alambrada a nuestra derecha y a la izquierda
un camino que asciende directa hacia la vega de la Rondiellina a través de la Cuenye
los Corrales, por esta vega pasaremos posteriormente, pero nosotros daremos un rodeo para continuar por el Camín de la Madera ,para ello Pasamos la alambrada, por su parte baja se adivina un sendero que desciende entre las hayas del Monte La Cerezal.



 
En pocos minutos llegamos al Jortigalón (1.020 m.), un pequeño rellano en esta vertical ladera, entre hayas de buen porte.



Seguimos descendiendo levemente evitando los verticales farallones de esta vertiente septentrional de los Gurbinales (960 m.)



A continuación comenzaremos a ascender por el camín que gana altura comodamente en sucesivas revueltas.

El Camín   nos permite ascender al Jaedo de Ciarda. El término jaedo, al igual que joyosa o faedo se refiere a un bosque de hayas no muy extenso. El Camín de la Madera finaliza aquí en este hayedo , donde las hayas alcanzan una altura considerable.


 Si seguimos cruzando el bosque en dirección S.O llegaríamos al majestuoso collado Los Cabritales mirador natural desde el que se domina la sierra de Amieva y a nuestros pies se encontraría la "Mecedura" punto donde se unen los cañones del Junjumia, Dobra y Pelabarda. Si nos acercamos a Los Cabritales luego deberíamos desandar unos metros y tomar un sendero de tierra que atraviesa el bosque en dirección S.E. en fuerte ascensión, muy marcado por el paso del ganado, este sendero da paso a la vega de Ciarda (1.180 m.), vega alargada a la falda del «Picu Les Vidrioses», donde no hace demasiados años existían dos cabañas y una fuente con bebedero, hoy derruidos.



En el centro de la vega está el Sumidoriu, agujero en el que desaparece el agua de la fuente.



Cruzamos la vega y  ascendemos en direccion S.E. por un sendero de tierra entre cotoyas,en la parte superior se divisan dos collados. Nos dirigimos al de la izquierda por el que llegaremos a la vega La Rondiellina, a la izquierda de esta tenemos un excelente mirador desde el que se divisa  el bosque de Pome...



El lago Enol, Pan de les Colines, Fana, etc...


Hemos de cruzar a lo largo toda esta vega de la Rondiellina (1.300.) atravesandola en dirección S


Al salir de la vega ascendemos ligeramente a nuestra izquierda dirección SE, estamos en la zona cumbrera de los Gurbiñales, un terreno caotico llenó de jous, llambrias y lastrias, una zona nada recomendable con niebla.
Hemos de cruzar toda la cimera de esta sierra de los Gurbiñales manteniendo la dirección S  hasta el marcado collado del Acebu que da paso a sus laderas meridionales que caen sobre el valle del Junjumia.


Desde el collado del Acebu (1.330 m.) damos vista al encajonado valle del Junjumia y en la otra vertiente la inóspita canal de Chizidi.



En las vastas laderas que se descuelgan al río se esconde la recóndita majada de Gusteguerra hacia la que descenderemos.


Resto de la cabaña existente en Gusteguerra (1.130 m.)



TRAMO 2: GUSTEGUERRA - JUL PARE - JUNJUMIA - EL ORRIAL

En Gusteguerra giramos en dirección E, SE y recorreremos  esta enorme ladera de los Gurbiñales en diagonal, para ir acercandonos poco a poco al fondo del valle, descendiendo a una zona de hayas situadas en esta vertiente.


 Una vez entramos en la zona de arbolado nos encontramos con algún tramo del antiguo sendero que unía Gusteguerra con el Jul Paré, si seguimos estos tramos de sendero nos conducirán a la Fuente Prieta (1.080 m.) (que vemos en la foto) situada unos pocos metros por encima del río Junjumia.



Hay que seguir todavía un trecho en ascenso por esta vertiente, unos 300-400 m. valle arriba, hasta que encontramos una trocha que nos lleva a la orilla, una buena referencia para encontrar el paso es que en la otra vertiente aparece una pequeña vega verde que es la entrada a La Joyosa de Verdepelao, por donde tenemos que internarnos.


Vadeamos el río en este punto (1.100 m),  cuya única dificultad deriva del caudal que arrastre el Junjumia.


Seguimos un corto tramo junto al río hasta llegar a la pequeña vega que habíamos mencionado.


 A partir de esta vega nos internamos en la joyosa de Verdepelao. Ascenderemos el hayedo por una marcada traviesa en busca del canalizo de piedras que supone el acceso a Jul Paré, en la ascensión encontramos esta pequeña cueva que puede servir de referencia.


Llegamos a la ultima parte del ascenso por el canalizo de piedras que nos dará paso a la escondida majada del Jul Paré.



 Entramos en la empozada y solitaria majada de Jul Paré  (1.350 m.), cuyo nombre proviene por estar, evidentemente, en un jou y por tener un gran paré (Pared un poco desplomada bajo la que se resguarda el ganado. Muchos de estos leves abrigos naturales están acondicionados por los pastores por medio de cierres de piedra formando redil contra la pared ) que se extiende por todo el muro rocoso de su cierre del sur:


 En la vega apenas quedan los restos de una cabaña en pie junto a unos pocos fresnos


Salimos por la cuenye de la parte norte para realizar luego el fuerte descenso que nos resta para llegar nuevamente a las orillas del Junjumia.



Una vez a las orillas del río solo nos resta ascender por su margen derecha en dirección a los Güeyos del Junjumia, el río asciende entre pequeños saltos y pozas, un lugar realmente hermoso.



Llegamos a Los Güeyos del Junjumia (1.400 m.), conjunto de surgencias de donde nace el río homónimo., una zona preciosa que a pesar de estar muy próxima al refugio de Vegarredonda, muchas veces dejamos a un lado sin disfrutar de su belleza.



 Sin embargo nosotros no subiremos hasta Vegarredonda sino que miraremos a nuestra izquierda y casi desapercibida entre la caliza, aparece ante nosotros la pequeña pero hermosa majada de Junjumia hacia la que nos dirigimos


Majada de Junjumia con la cumbre del Paré Cabeza al norte de esta.



 Desde Junjumia ascendemos dirección dirección norte al collado situado a la derecha del Paré Cabeza



Nada más traspasar el collado nos encontramos la cabaña de Paré Cabeza, a pesar de hallarse a unos pocos metros del transitado camino que une Vegarredonda con Pan de Carmen, son muy pocos las que se hayan parado a visitar este rincón.


Desde aquí nos deleitamos con las altas cumbres del Cornión:  Los Argaos, Las Cebolledas y la Torre Santa María.


Giramos unos metros en dirección E, para llegar al conocido sendero que viene de Vegarredonda en las proximidades del Collado Gamonal, desde este punto podríamos volver comodamente hasta donde tenemos el vehículo por este conocidisimo camino, no obstante tenemos tiempo para hacer un recorrido menos conocido.  Para ello sin llegar a desceder a las cabañas que forman la majada de la Redondiella miramos a la derecha de esta (Este) y vemos la pequeña elevación de la Rasa a la derecha de este existe un collado al que nos dirigiremos.



Una vez en el collado vemos nuestro próximo objetivo, que no es otro que la majada de Orrial situada en la verde pradería que vemos en la foto a los pies de la Peña Orrial.



Descendemos en dirección NE hacia la verde vega donde se asentaban las derruidas cabañas de la Majada de Orrial  (1.320 m.)


TRAMO 3: VEGA ORRIAL - VALLE DEL REDIMUÑA - PAN DE CARMEN


Dejamos Orrial y hemos de descender por el marcado valle del río Redimuña hasta llegar al puente de Redimuña en las próximidades de Pan de Carmen.  Descendemos en dirección NO  a través de la Canal de la Mostaya donde se encuentran los Güeyos de la Teya surgencias de agua que constituyen el nacimiento del Redimuña (o Pomperi).


Apreciamos restos de sendero que siempre nos mantienen en la vertiente izquierda del río y se introducen en el jaedo de Redimuña, un mes antes tenía que estar expectacular....


El valle se abre a la altura de la Vega del Espino (1.120 m), en ella vemos  unos ejemplares de grandes Hayas (Las Jayonas), protegidas por unos cierres. En la otra vertiente el valle lo cierra la cumbre del  Porru Llaguiellu.


A partir de la vega del Espino el sendero se encuentra perfectamente marcado y los llevará sin perdida alguna siguiendo el curso del Redimuña hasta llegar al Puente de Redimuña en la pista que baja de Vega la Piedra
y se dirige a Pan de Carmen, por la que ascenderemos los 500 metros que nos restan hasta donde hemos dejado el vehículo.


7 comentarios :

Berto Xuan dijo...

Que paseu tan guapu pol Cornión. Siempre andáis buscando coses distintes y mui guapes

Un abrazu

Cienfuegos dijo...

Que putada no haber podido ir con vosotros Yoni, bien sabes las ganas que tengo de recorrer esa zona de los Gurbiñales y pasar por los Güeyos del Junjumia. La segunda parte ya la conozco y se bien de su belleza. A ver si te repito la ruta algún día.
Un saludo

Monchu dijo...

Guapa ruta Jonatan, esa zona la tengo sin pisar aun, hace un par de años a punto estuve de hacer algo próximo.
Me la apunto para pendientes.
Las fotos como siempre inmejorables.
Un saludo

CARLOS dijo...

Impresionante!!!! una ruta espectacular, ni la más remota idea de por donde habéis estado, eso mola. Un enorme saludo.

Sara dijo...

Pero impresionante, no dejais de sorprenderme...¿dónde están esos lugares? nunca he oido hablar de ellos, es un auténtico lujo andar por esos senderos y contemplar esa naturaleza en su estado más agreste y precioso....que lugares...que fotazas.Un placer y gracias d enuevo por compartir.
Mi abrazotedecisivo

D.Nieto dijo...

Tremendas las rutas que hacéis y siempre por zonas poco conocidas. No sé el trabajo que os lleva prepararlas, pero me lo imagino. A mi por lo menos, me servís de inspiración. Un saludo.

Jaime dijo...

Vuestras rutas siempre me aportan otra mirada, algunas veces "me he perdido" por esos lugares que espero que sigan siendo visitados con mucho respeto y cuidado
J, Soto