sábado, 19 de mayo de 2012

Sedo del Cuevón - Canal de Chizidi y Porru la Cueva Armada

PANDECARMEN - SEDO DEL CUEVON - GUSTAGUERRA - CHIZIDI - PORRU CUEVA ARMADA

DISTANCIA TOTAL: 13 KILÓMETROS
DESNIVEL ACUMULADO: 1.250 METROS

Nota: Recorrido algo complicado y en el que desde Vega la Piedra hasta que enlazamos ya con el camino que une Ordiales con Vegarredonda no pisamos sendero alguno.
Respecto a dificultad técnica existe algún tramo de trepada como es el caso del Sedo del Cuevón y especialmente en el descenso al Junjumia desde Gustaguerra zona en la que además nos fue difícil hallar un sitio por el que descender.  Luego toda la zona existente al culminar la canal de Chizidi es de muy difícil orientación en caso de niebla al ser una zona muy caótica de caliza. 

INTERESANTE:  En este blog teneís otro recorrido muy recomendable y algo más sencillo por esta zona Camín de la Maera - Gustaguerra - Jul Paré


TRAMO 1:  PANDECARMEN - GURBIÑALES - CANAL DE CHIZIDI - PORRU ARMADA


Arrancamos el recorrido como tantas otras veces desde Pandecarmen y tomamos el marcado camino que se dirige hacia la majada de Vega la Piedra.  Desde Pandecarmen ya podemos ver la cara norte de la sierra de Gurbiñales hasta la que nos alzaremos.  En la foto os marco la situación del sedo del Cuevón por donde subiremos.


Cruzando el puente sobre el río Pomperi.


Corto ascenso hacia Vega la Piedra.


Llegamos a la hermosa majada Vega la Piedra donde nos alzaremos en dirección sur en busca de los contrafuertes que caen de los Gurbiñales.  Una vez ganada cierta altura sobre la majada la podemos ver en su totalidad.


Hemos de ascender hasta llegar a unos enormes bloques rocosos situados justo antes de una pared vertical que cierra el ascenso hacia los Gurbiñales (1.190 m.). Aquí giraremos a nuestra derecha siempre arrimados a dicha pared buscando el sedo del Cuevón que la salva.



Cuando la pared caliza de nuestra izquierda comienza a descender de forma acusada en busca de los Llanos del Burdiu es  el punto donde se encuentra el mencionado sedo del Cuevón (1.200 m.) Hemos colocado un jito en el punto donde este arranca.


Comenzamos a ascender el sedo.


El sedo está   facilitado por la instalación de unas vigas de hierro, unas en horizontal y otras en vertical  con unos alambres que instaló un pastor de la zona.



Es un tramo en el que hay que extremar las precauciones y requiere el uso de las manos en especial si la roca se encuentra húmeda, en este sedo  acaeció un triste accidente hace más de 10 años cuando el guarda del parque de Picos por aquel entonces, perdió la vida al bajar este sedo.


Tras superar el sedo nos alzamos hasta la cueva que le da nombre: "el cuevón" extraño nombre viendo sus pequeñas reducciones, pero esto sucede porque en los Picos la terminación en "on", en vez de ser un aumentativo, es un diminutivo.


Dentro de ella vemos un llamativo utensilio para recoger el agua que cae del techo de la cueva.


 Comenzamos el fuerte ascenso por la "Joyosa del Cuevón" sin rastro de senderos ni jitos.  Como orientación, la ascensión la hemos de hacer en diagonal subiendo en dirección sureste (SE).


El jayeo es una autentica preciosidad.


Superamos el jayeo y nos alzamos a la zona superior de la sierra de Gurbiñales (1.350 m.). Desde comenzamos a ver las altas cumbres del Cornión.


Con especial belleza la mole de la Torre Santa María.



 

Hacia nuestras espaldas también tenemos una fantástica vista sobre el lago Enol y sus inmediaciones.


 Seguiremos en dirección sureste (SE) por una zona muy incomoda de caminar con la caliza muy descompuesta y llena de profundas grietas.


Avanzamos con cautela porque la hierba nos tapa las grietas de la caliza


Tras superar este tramo delicado llegamos a una zona más cómoda de caminar.
Un pequeño descenso nos baja hasta una zona donde la pradería se mezcla con unas piedras de color rojizo, es el punto donde hemos de girar 90 grados a nuestra izquierda en dirección sur.


Pronto vemos el marcado collado del Acebo (1.330 m.) que se abre sobre la vertiente del Junjumia y desde el que vemos ya la cumbre del Porru la Cueva Armada (centro de la foto).


Impresionante la vista desde este collado del Acebo.


Comenzamos el fuerte descenso, unos 200 metros de desnivel,  hacia la majada Gustaguerra, situada en un pequeño trozo de pradería colgada de los abismos que caen al Junjumia.  En la otra vertiente vemos claramente el trazado espectacular de la canal de Chizidi.


A la derecha la niebla cubre los abismos del Junjumia en su camino hacia la Mecedura de los Ríos donde se unirá con las aguas del Dobra y del Pelabarda.


Llegamos a la majada Gustaguerra (1.130 m.) con solo los restos de una cabaña en pie.  Haremos un alto en el camino para disfrutar de este impresionante paraje.



Un vistazo atrás de todo el descenso realizado desde Los Gurbiñales.



Ahora atravesaremos el tramo que nos dio más problemas.  Se trata de descender hasta el fondo del valle (casi 200 metros de desnivel) para atravesar las aguas del Junjumia y cruzar a la otra vertiente donde comienza la Canal de Chizidi.  Comenzamos a descender justo por debajo de Gustaguerra 




 Pero pronto nos daremos cuenta que el descenso no va a ser nada sencillo.


Nos adentramos en un bosquete de espineras y avellanos que nos dificultan el descenso.


pero eso no es lo peor, el problema es que al llegar a las proximidades del Junjumia nos encontramos que un enorme cortado nos impide el descenso.  Nos desviamos a nuestra derecha realizando varios intentos de descender al río pero el cortado es continuo, además el espeso bosquete nos dificulta mucho encontrar un paso.  Finalmente encontramos una forma de descender aunque no exenta de dificultades.


Llegamos al río Junjumia.  El paisaje es fantástico.



   El punto en el que vadeamos el río está a unos 970 metros de altura y está justo en el punto donde arranca la canal de Chizidi.


Aquí vemos el comienzo de la Canal de Chizidi. Serán 550 metros de desnivel en apenas 1 kilómetros, hasta alcanzar un collado situado a la derecha del Porru los Machanes. 


Un último vistazo hacia este rincón precioso y totalmente recóndito del cauce del Junjumia.


El primer tramo de la canal se encuentra cubierto por el hayedo y es tramo menos pindio de esta, existen además senderos de rebeco que nos ayudarán a ascender





Una vez que las hayas abandonan el centro de la canal, el desnivel se incrementa y esto unido a que el suelo está ligeramente embarrado nos hacen tener que acudir en más de una ocasión a agarrarnos a la hierba para no perder el equilibrio.




Un vistazo canal abajo.


A la altura de 1.300 metros la canal nos presenta un pequeño descanso.  Por desgracia a partir de aquí y hasta el final del recorrido la niebla será nuestro eterno acompañante.


Aquí vemos el último tramo de la canal mucho más encajonada y con pedreros en su fondo.


al salir este tramo tenemos una pequeña trepada en un terreno mixto de hierba y caliza que no entraña dificultad reseñable.


Atravesamos un pequeño collado (1.520 m.) dejando a nuestra izquierda la pequeña cumbre del Porru los Machanes. Si hasta aquí la dirección era suroeste (SO) en el collado haremos un ligero giro en dirección sureste (SE) para descender unos metros y atravesar la pradería de la Campera de Chizidi en su totalidad.  Si no hubiera niebla veríamos claramente la cumbre del Porru Cueva Armada y no tendríamos ningún problema de orientación.


Cruzaremos toda la campera hasta situarnos en el collado de la Vergonza (1.530 m.) situado entre el Porru les Palanques a la derecha y el Porru Cueva Armada a nuestra izquierda.  Este collado da vista a las verticales caídas sobre el Dobra  y es el punto de arranque del Seu la Vergonza una inverosímil forma de ascender o descender por estos parajes verticales hacia o desde las praderías de Angón.
  Desde aquí giraremos a nuestra izquierda en dirección este-sureste por toda la ladera del Porru Armada dejando a nuestra derecha las verticales caídas hacia el Dobra.


Cumbre del Porru la Cueva Armada  (1.679 m.)




TRAMO 2: PORRU LA ARMADA - VEGARREDONDA - PANDECARMEN




Desde la cumbre bajamos en dirección este (E)  hacia la majada Los Redondos, nombre que a buen seguro que proviene de los enormes bloques de piedra (similares al existente en Vega la Piedra) junto a los que los pastores contruyeron sencillas edificaciones  para habilitar los rediles.
Desde Los Redondos nuestra intención original era descender hasta la majada Jul Paré en las proximidades del Junjumia a través de la Muda del Gatu, no obstante al ser un terreno muy complicado, en especial con niebla, optamos por ir directamente hacia el camín que une Vegarredonda con el mirador de Ordiales.   Para ello iremos en dirección sureste (SE) por una zona muy complicada de orientarse por lo laberíntico de la caliza con numerosos jous y crestas .


Siguiendo en ocasiones rastros de senderos y en muchas otras por donde buenamente pudimos, conseguimos enlazar con el camino que viene de Ordiales.  Si no hubiese niebla, la mejor forma de orientarse es dirigirse a la derecha de la cumbre del Porru del Jayau (1.679) y desde sus proximidades llegar al mencionado camino


El descenso por esta camino muy pisado y marcado por las pinturas del PR-PNPE 5 (PR-AS 223) "Mirador de Ordiales"  nos hace atravesar por numerosos neveros que se acumulan en estas laderas orientadas al norte.


 Llegamos al Refugio de Vegarredonda con la niebla como insistente compañera.


Ya por camino sobradamente conocido, descenderemos hasta Pandecarmen pasando por la majada la Rondiella


Y por Vega la Piedra, con un aspecto fantasmal muy distinto al de esta mañana





5 comentarios :

Santos dijo...

Lastima de niebla que nos tapó a mitad de la subida de la canal de Chizidi, pese a lo cual fue un día memorable y con un recorrido digno de ser tenido en cuenta para repetirlo, pero eso sí, a ser posible con un día despejado. Las fotos, tanto las de unos como las otros, todas muy bonitas y muy expresivas. Y gracias Jony por la rapidez e inmediatez en la publicación del reportaje, que ayuda a que conservemos frescas todas esas imágenes que en su momento nos maravillaron.

CARLOS dijo...

Espectacular Yoni, un día para recordar durante mucho tiempo por este recorrido que tuvimos la suerte de disfrutar. Ahora viendo tu reportaje aún parece más impresionante que haciéndolo. Preciosas tus fotos. Una pena el segundo tramo con niebla pero que le vamos a hacer, esta primavera no tenemos mucha suerte con la climatología.... Un enorme abrazo.

Berto Xuan dijo...

Preciosa ruta, sois la hostia. Metéisvos por cualesquier sitiu, jeje

Un abrazu

Carlinos dijo...

Muy buena la actividad !!! Enhorabuena a todo el grupo por ello. Toda esa zona es de un valor increible, salvaje y paradojicamente es muy poco conocida

Monchu dijo...

Hola Jonatan, muy buen reportaje, las fotos reflejan bien la dureza de la canal. El único pero, la niebla que no nos dejó disfrutar de las impresionantes vistas que debe tener el Porru La Armada. Eso será un aliciente para volver.
Un saludo