viernes, 22 de febrero de 2013

Cascadas y Sierra de Buanga

CASCADAS DE BUANGA - PICO LA BOBIA Y PLANTÓN - CASTAÑEDO DEL MONTE - VILLANUEVA

DISTANCIA TOTAL 10 KILÓMETROS

DESNIVEL ACUMULADO: 650 METROS




DESCARGA DEL TRACK

NOTA:  Para poder contemplar todos los saltos de agua del río Buanga, hay que recorrer un sendero poco transitado, algo pindio y  que aunque no es técnicamente complicado, si que no es apto para los que busquen una ruta senderista.  Sin embargo existe una senda marcada por el ayuntamiento de Oviedo, conocida como la ruta del Oso (no confundir con la Senda del Oso que recorre el valle del Trubia) que nos llevaría muy cerca de la última de las cascadas.  Avisar a aquellos que se decidan por esta opción, que aunque parezca increíble, esta cascada no está señalizada desde esta senda, a pesar de pasar a pocos metros de ella.  No obstante solo habría que tomar un sendero a la izquierda que parte desde un collado al que llega dicha senda.

También es importante deciros que estas fotos se sacaron en dos días distintos (están entremezcladas), pero que en ambos el río llevaba mucha agua por las fuertes lluvias recientes.  En verano, o épocas de estiaje, estás cascadas apenas tienen agua por lo que pierden gran parte de su belleza.


Con respecto a la sierra de Buanga tiene algún paso de destrepada fáciles, pero hay que estar acostumbrado a desenvolverse por esos terrenos, en especial a la hora de buscar el paso más sencillo y no complicarse demasiado la vida.


El recorrido es en travesía por lo que hay que tener 2 vehículos





TRAMO 1:  SAN ANDRES DE TRUBIA - CASCADAS DE BUANGA - PICO CASTIELLO

En rojo trayecto contemplando todas las cascadas, y en azul aproximadamente el camino más sencillo que nos subiría a la cascada superior.









Dejamos el vehículo en la población ovetense de San Andrés  muy próxima a Trubia.  Tomamos la carretera que desde San Andrés asciende a Castañedo del Monte.  La recorremos durante unos 800 metros   hasta llegar a una curva muy cerrada a izquierda (180 m.) donde la abandonaremos a la derecha por un estrecho sendero que se adentra en un bosque de castaños en dirección norte hasta aproximarse a los restos de una edificación.




Unos metros por debajo de dicha edificación se encuentra el cauce del río Buanga.  En este primer tramo ascenderemos a la izquierda del río el cual nos muestra una primera cascada.  En este tramo el sendero está perfectamente marcado y se encuentra tremendamente embarrado.



Justo encima de esta cascada nos encontramos con esta pequeña represa a la que nos hemos de alzar, siendo el punto en el que debemos cruzar el río Buanga para subir por la otra vertiente.


Abandonamos en un primer momento el fondo del valle por la derecha, el sendero sube muy pindio por terreno algo resbaladizo



Tras tomar altura un sendero a la izquierda en horizontal nos vuelve acercar hasta el cauce del Buanga muy próximos a esta espectacular cascada.  Desde su base vemos los restos de un antiguo canal de aprovechamiento del agua, seguramente para un molino del que no existe ya ningún rastro.



El salto tiene "a ojo" más de 20 metros de altura.



Abandonamos nuevamente el fondo del valle para ascender por la pindia ladera de la derecha, hasta llegar a una zona en la que parecen existir unos restos de murias que cerraban antiguos pastos, aquí nuevamente giramos en horizontal a nuestra izquierda para dirigirnos a las proximidades del río Buanga.  Ya cerca de su cauce nos encontramos con esta cabaña.


Desde las cabañas seguimos ascendiendo junto a las aguas del Buanga contemplando una sucesión de saltos de agua, que aunque más pequeños no dejan de ser espectaculares. 
Al último que vemos al fondo de la foto no es posible llegar.


En esta bonita cascada, volveremos abandonar en cauce por la derecha para ascender por la ladera.



Y finalmente llegamos a la última cascada del río Buanga (320 m.), en sus proximidades se encuentran los restos de un antiguo molino.  El lugar es una preciosidad....






Abandonamos nuevamente el cauce por la derecha y nos alzamos al collado próximo a  la Peña Castiello (400 m.) la cual subiremos para disfrutar de este inmejorable mirador sobre el valle del Trubia.



La cumbre de la Peña Castiello tiene un buzón de cumbres del grupo de montaña Las Xanas de Trubia, así como una cruz.
La toponimia de esta modesta cumbre se debe a que sobre ella parece ser que se erigió el castillo de Buanga, que pudo ser construido en el siglo XII y guarda estrecha relación por el  Conde Gonzalo Pelaez, personaje que se levantó, en la primera mitad del siglo XII, contra la autoridad de Alfonso VII, rey de Castilla .  Pero si quereis curiosear más sobre este personaje aquí tenéis un enlace a la wikipedia. 
 ENLACE
300 metros por debajo de nuestros pies, la población de San Andrés de Trubia desde la que hemos partido.



Como puse al principio existe la posibilidad de hacer un retorno rápido por el camino marcado como "Ruta del Oso y que desciende pegado a las estribaciones de la Peña Castiello en dirección a San Andrés atravesando primero una zona de robledal y luego el bonito castañeo del monte la Carrilona con algunos ejemplares de gran tamaño.
De esta forma todo el recorrido lo haríamos en poco más de 2 horas.



PICO CASTIELLO - SIERRA DE BUANGA  - CASTAÑEDO DEL MONTE



Seguimos nuestra travesía, volviendo al collado situado a los pies del Pico Castiello.   Este collado es una encrucijada de caminos: el de la derecha se dirige a Perlavia siguiendo las marcas de la "Ruta del Oso", el de la izquierda es el descenso de dicha "Ruta del Oso" hacia el pueblo de San Andrés donde tenemos el vehículo, y por donde podríamos volver para realizar un trayecto corto.  Nosotros tomaremos el de la izquierda que en llano se dirige hacia el suroeste SO en busca del río Buanga.




Llegamos a un cruce de caminos junto a una campera con un letrero de prohibido el paso.  Aquí tomaremos el camín de la izquierda que desciende hacia el río Buanga que cruzamos en el punto que vemos en la foto.  (360 m.)



El camín asciende ahora en diagonal por las laderas de la sierra de Buanga, dejando a nuestra derecha el valle del arroyo Buanga y un caserío en su fondo.  A ambos lados del camino las antiguas camperas se hayan totalmente cubiertas de felechos y cotoyas. Vamos a seguir por este camino hasta las cercanías de un pino solitario.
Un vistazo atrás nos permite ver a nuestras espaldas la peña Castiello donde hemos estado hace unos minutos.




Al llegar al pino solitario giraremos a la izquierda buscando el punto más accesible para remontar la sierra de Buanga  y ganar su cumbrera.
 Aprovechamos que los felechos están secos por ser invierno y buscamos alguna trocha del ganado para ascender a lo alto de la sierra . 
Nos encontramos en la cumbrera de la sierra a unos 550 metros de altitud y vemos que en su parte cimera existe una pista que proviene de la carretera que une Castañedo del Monte y San Andrés y que muere junto a una torreta del tendido eléctrico hacia la que nos dirigimos.

Junto a dicha torreta se encuentra la base del Pico la Bobia, al que vamos a subir por esta cara norte con ligera tendencia a hacerlo en su parte superior por la  derecha.

Estamos en la cumbre del pico la Bobia (671 m.) con un buzón de cumbres del Grupo Ensidesa.
  Esta cumbre es divisoria de los concejos de Oviedo, Grado y Santo Adriano  y   es otro precioso mirador sobre el valle del Trubia que vemos a nuestros pies.  Al fondo a la derecha la cumbre de La Mostayal.



Una vista de la cumbre del pico la Bobia, vista desde la cresta que vamos a recorrer, dicha cresta se convierte en la divisoria de los concejos de Grado y Santo Adriano.



Ante nosotros toda la crestería de la sierra de Buanga que nos llevará hasta el pico Plantón.  Un kilómetro de crestería muy disfrutona.



La mayor parte de la crestería se hace caminando, buscando el mejor paso y siguiendo algún rastro de sendero.



Pero existen un par de tramos, situados al principio de la cresta con un par de sencillas destrepadas. No obstante hay que tener cuidado si está mojado, y saber buscar los mejores pasos ya que a veces te puedes complicar la vida.









Atravesamos toda la crestería y nos situamos en la más alomada cumbre del Plantón con sus 750 metros de altitud, en cuya cumbre nos encontramos este buzón de cumbres. También una placa conmemorativa, un vértice geodésico y hasta un belén de cumbres.... Vamos que un poco de todo.



Vistas hacia la zona del concejo de Grado, con las cumbres al fondo a la izquierda de la Lloral y del Buey Muerto




Al este por debajo de la cumbre el pueblo de Castañedo del Monte al que nos dirigimos ahora.



Pero no vamos a descender directamente hacia el pueblo, sino que seguiremos en dirección sur hasta toparnos con la pequeña carretera que une los pueblos de Castañedo del Monte y Linares.  Tomaremos la carretera para descender a Castañedo, pasando a los pocos metros junto a la fuente de las Fileras (650 m.) y llegando hasta Castañedo del Monte (550 m.)


TRAMO 3:  CASTAÑEDO DEL MONTE - VILLANUEVA




Atravesamos la población de Castañedo del Monte (550 m.) en dirección  sur, y tomamos unos metros la carretera que desciende al pueblo de San Andrés.  Tras recorrerla unos doscientos metros, a nuestra derecha arranca un ancho camino que tomaremos.  Por este camino encontraremos las marcas del G.R. 101 «Camín de Cueiro a Villanueva» y el G.R. 109 «Asturias Interior».  Mientras avanzamos tranquilamente por este camino, podemos divisar a nuestra izquierda, una bonita zona de praderías y cabañas a los pies de la Peña Castañeu.



Ya sin perdida, seguimos por el ancho camino, que se convierte a tramos en una pista de hormigón y que se adentra en barranco del arroyo de Sabadía.  El fuerte descenso lo haremos por un bonito castañedo.



La pista cruzando el cauce  del arroyo  Sabadía (360 m.). 



Antes de abandonar este valle, podemos divisar muy por encima nuestro las casas del pueblo de Castañedo del Monte (izda. de la foto) y a la derecha la Peña Castañeo en cuyas calizas se albergan numerosas oquedades y cuevas



Damos vista al valle del Trubia y descendemos ya más suavemente en busca de la capital de Santo Adriano:  Villanueva que vemos en la foto.
  Estamos descendiendo por un tramo del denominado Camín Real Frances o de Cueiro


Esta ruta constituye un antiguo ramal del Camín Real de La Mesa, que desde Cueiro se dirigía a Oviedo.   Se le conoce popularmente en su entorno como "El Camín Real", lo que denota su uso durante las épocas medieval y moderna por parte de los viajeros que se adentraban en Asturias por el Camín Real de La mesa y tomaban dirección a Oviedo.



Atravesamos el Trubia por un bonito puente, con la estructura típica de los mal llamados «puentes romanos», ya que en realidad son de época medieval










lunes, 18 de febrero de 2013

Sendas costeras de Llanes (de Picones a Gulpiyuri)

PICONES - PLAYAS DE S.PEDRO - GÜELGA - GULPIYURI - PICONES

DISTANCIA TOTAL: 14,5 km.
DESNIVEL ACUMULADO:  INAPRECIABLE

NOTAUna zona con numerosos senderos pegados al acantilado usados por caminantes y sobretodo pescadores, nosotros tratamos de ir lo más posible arrimados a la linea costera y a la vuelta todo el recorrido lo hicimos por la zona interior.

DESCARGA DEL TRACK 


MAPA DEL RECORRIDO




MAPA DEL RECORRIDO

Dejamos el vehículo en el pueblo llanisco de Picones . En este punto arranca  una pista  en dirección norte que en unos 900 m. nos conducirá hasta el arenal de la playa de San Antonio. La mejor referencia que podemos tomar es la ermita de San Antonio, que veremos en el horizonte.  La playa está situada a la derecha de esta ermita.  Para llegar hasta ella hemos de atravesar una zona de praderías con cierre pero que tienen un punto en el que este se encuentra abierto para permitir el paso.




Seguimos en dirección este próximos a la línea costera y a los pocos metros nos encontramos con este pequeño arenal, se trata de la playa de Puerto Seco.




Vamos a seguir en dirección este recorriendo estos acantilados que vemos en la foto.



Desde la zona de acantilados damos un vistazo atrás y vemos al fondo la ermita de San Antonio



Miramos hacia el este para ver el terreno de costa que tenemos por delante.  A partir de aquíos vamos a alejar un poco de la linea costera y recorrer la zona de praderías que vemos en la foto para llegar hasta el siguiente saliente costero.
Hemos de cruzar un cierre de fincas que nos obliga a saltar una pequeña alambrada.



Atravesamos la zona de pastos recorriendo un tramo del sendero costero E-9 que se dirige a la población de Hontoria que vemos al fondo en la foto.  Pronto abandonaremos el sendero para seguir junto a la línea costera.



Aquí volvemos a estar caminando junto a los acantilados.  Vamos a dirigirnos a las proximidades de la pequeña península que vemos en la foto.



Tras superar dicha península aparece ante nosotros una espectacular zona costera.  Seguiremos como hasta ahora pegados a la linea de acantilados.




En una zona de praderías cercanas encontramos esta joya....



En un llamativo refugio natural protegido por los acantilados de los embites del Cantábrico, encontramos los restos de una cetarea.







Dejamos la línea costera para adentrarnos unos metros hacia el interior donde volvemos a conectar con el marcado sendero costero E-9  en el punto en que desciende hacia la playa de la Huelga o Güelga.
Para llegar a la playa el sendero atraviesa el río San Cecilio por un puente situado junto al molín





Esta playa tiene una característica forma alargada, la cual se debe a que es una playa excavada por el río San Cecilio entre los acantilados.  


En marea alta apenas hay unos metros de arenal seco a ambos lados del río, pero hoy que la marea baja vamos a ver el arenal descubierto.






Desde la playa de la Huelga destaca el espectacular Castro de las Gaviotas, peculiar  islote por su forma de arco que parece que flota sobre el Cantábrico



Volvemos sobre nuestros pasos, hacia el acceso peatonal a esta playa por su parte oriental para seguir por un sendero que progresa junto a los acantilados que rodean la playa.




Una vista de la playa de la Huelga o Güelga desde los acantilados de la zona oriental.



El Castro de las Gaviotas se yergue espectacular desde cualquier punto.


Muy cerca de la playa de la Huelga encontramos esta llamativa cala, que en bajamar se convierte en un pequeño arenal.  Se trata de la Canalina con apenas 5 metros de ancho. Está situada dentro de una grieta entre 2 acantilados de gran altura en cuya parte superior encontramos un par de pequeñas grúas utilizadas para subir el ocle.



Existe una escalera con peldaños de hormigón que permite descender hasta su fondo.  En pleamar es cubierta totalmente por el agua pero en bajamar se convierte en una escondida playa.



Seguimos avanzando en dirección este ya por una pista que parte de las cercanías de la Huelga y que nos lleva en apenas un kilómetro a una autentica joya de la geología asturiana. La playa de Gulpiyuri. pequeña playa de forma ovalada y cuya peculiaridad estriba de que se encuentra situada a unos 100 m. tierra adentro de la costa y aislada por tanto de la superficie del mar abierto. Esta playa es debida a la formación de una dolina, es decir, el mar Cantábrico al erosionar la caliza del acantilado fue erosionándola y creando una cueva hacia el interior y el fondo de la cueva se hundió, (un fenómeno kárstico conocido como dolina), dejando un pequeño hueco circular de unos 50 m de diámetro a 100 m de la costa. Este hundimiento sigue conectado con la costa y entra el agua de mar, notándose también las mareas. De forma que cuando la marea está alta la playa queda totalmente cubierta por el agua, desapareciendo la arena. Esto junto a sus diminutas dimensiones hacen que la gente de la zona la llamen "La Bañera". aunque se ve conectada con el mar a través de una caverna; lugar por el que se inunda y vacía con todas las mareas. Se trata de una pequeña playa de mar pero situada tierra adentro, entre verdes prados agrícolas.


La playa de Gulpiyuri Fue declarada Monumento Natural en el año 2001, por ser un espacio de gran singularidad geológica y paisajística



Nos acercamos a la zona de acantilados y miramos tierra adentro para ver el pequeño arenal de Gulpiyuri en medio de la zona de praderías.



Un vistazo hacia el occidente y vemos toda la zona costera que hemos recorrido en el día de hoy



Hacia el este la playa de San Antolín que será el punto de partida de nuestra próximo recorrido costero que publicaré en breve.



En nuestro regreso a Picones, lo haremos todo el tiempo por caminos interiores que  nos llevarán en primer lugar a pasar junto a la pequeña ermita de Santa Eulalia, muy cerca aún de la playa de Gulpiyuri y junto a la ruta E-9



Muy cerca de Hontoria pasamos junto al Palacio de la Espriella del siglo XVII



Atravesamos la localidad de Hontoria y seguimos por caminos entre numerosos chalet en dirección oeste hacia la localidad de Ovio, antes de llegar a dicha localidad cruzaremos un bonito bosque de castaños.  En Ovio giraremos en dirección norte para llegar a la casi anexa población de Picones donde tenemos el vehículo