domingo, 10 de febrero de 2013

Cabezo de Llerosos desde Inguanzo por la Foz del Burdio

 INGUANZO - FOZ DEL BURDIO - CABEZO LLEROSOS - INGUANZO

DISTANCIA:  19 KILÓMETROS
DESNIVEL ACUMULADO: 1.500 METROS

NOTA:  Para llegar a la cumbre del Llerosos, no existe ningún recorrido asequible y corto.  Quizá el más "asequible" sea desde la zona de los Lagos de Covadonga.  Otra opción dura y larga como la que hemos hecho nosotros sería hacerlo desde Camarmeña. 
El recorrido no presenta dificultades técnicas pero si de orientación.  En especial hay que tener en cuenta que es una zona muy propensa a las nieblas, elemento meteorológico que haría complicado muchas partes de este recorrido que transita por varias zonas sin sendero.


TRAMO 1:  INGUANZO - FOZ DEL BURDIO - MAJADA SEMUÑON



Dejamos el vehículo en el pueblo de Inguanzo (Cabrales), junto a la Iglesia de Santa Cruz, construida en el año 1.780 y reedificada a finales del siglo XIX. Es de un tamaño considerable para tratarse de una población pequeña. Aunque es muy curioso indagar un poco en la historia de este pueblo.



Desde el siglo XVI, encontrarnos con que en esta pequeña localidad han nacido ilustrísimas personas (sobre todo del mundo de la cultura y de las finanzas), observaremos cómo entre los apellidos y las personas que aparecen como nacidas en este concejo desde el siglo XVIII, se encuentran personajes muy relevantes en la Historia de España.  Una larga lista de apellidos importantes nacieron o vivieron en esta localidad. Por su parte aristócratas  , militares  políticos e intelectuales desde época de Carlos IV a Alfonso XII, fueron originarios o tienen casa solar en Inguanzo.




Subimos por cómoda pista en dirección sur hacia el Collado Sordia, atravesando la La Ería : Terrén de praos y tierres




Es el Collado Sordia (445 m)  un marcado cruce de caminos.  Desde el podemos contemplar nuestro objetivo la estrechura de la foz del Burdio o del Home Muerto. Hacia ella nos dirigiremos primero tomando la pista de la izquierda para abandonarla posteriormente, por un sendero que pasa por encima de los cierres de fincas de las cabañas de Sordia de Arriba.
Vemos ya muy evidente la estrechura de la foz situada entre las estribaciones de la sierra Dobros a la izquierda y el Cueto Llovero  a la derecha.




En el sendero que nos acerca a la foz vamos teniendo unas vistas sobre el valle del Casaño y el Cuera espectaculares





Abandonamos un poco la maleza en el punto el que el sendero se dirige hacia las caidas verticales que se desprenden del cueto Seldelapiedra que cierra la foz por su lado oriental.
El de la derecha el cueto Llovero según nos explico un pastor de Inguanzo, debe su nombre a que las cabras se refugiaban de los llobos en esta peña, dando luz a sus crías en los resquicios de sus paredes.  Llegó a ver una población muy considerable de estas cabras “medio salvajes” que se refugiaban de los llobos en esta peña.
Antes de entrar en la foz, el sendero se acerca a una pequeña horcada que vemos en la foto (700 m.). 





Comienza aquí el sendero que atraviesa la foz.  En Inguanzo lo denominan el Seu.
En este primer tramo que vemos en la foto, existe un pequeño manantial que surge de la caliza.



Llegando a la parte más angosta de la foz, el Seu empieza a descender para acercarse a la altura del río Burdiu




Este tramo es el más vertical y aunque el sendero esta bien marcado y no entraña dificultad si es cierto que un resbalón podría tener consecuencias fatales, así que no está de más en extremar las precauciones.




El sedo termina y el valle se abre ante nosotros menos opresivo, estamos en la zona conocida como Honcaleda.  nosotros subiremos hasta la parte alta de este marcado valle.






En su parte alta nos encontraremos con la fuente  del Home Muerto (850 m.), preguntando al pastor sobre el motivo de dicha toponimia, no nos supo decir bien porque, aunque se cuenta que fue un paisano de la zona que hace muchos años falleció por un corte de digestión al beber las frías aguas de la fuente.  Pero no lo sabía con seguridad.





Un vistazo atrás hacia la foz del Burdio o del Home Muertu, que hemos superado.




Subimos hasta la parte alta del valle cuya cabecera es una llamarga que hay que intentar evitar.  Giramos a la derecha 90 grados para tomar dirección oeste y  superar una pequeña loma que nos separa de la amplia y llana vega de Ternás .
En esta vega de Ternás (930 m.) existen numerosos restos de cabañas ya en estado totalmente ruinoso y como nos dijo el pastor que nos acompañó en su tiempo vivían en algunas de ellas hasta 2 familias.  Pero como muchas majadas de Asturias todo ha quedado olvidado en ruinas, hasta la propia vega está cubierta por juncos y matorral.
Hemos de cruzar la vega en su totalidad y alzarnos por la vallina que tenemos enfrente hasta el collado Munios 1.173 m 
En la parte final de la vega  a se abre a nuestra izquierda La Canal, interminable canalón por el que se puede subir a la majada de Ostandi (por donde pasaremos a la vuelta), base para las ascensiones al pico Cuetón.



Estamos en la collada Munios (1.173 m.) esta collada marca la divisoria de pastos entre las parroquias de Inguanzo y Berodia



En el collado Munios enlazamos con el sendero que proviene de Berodia y se dirige a la majada Semuñón. Es debido  a que esta majada pertenece a dicha parroquia que el sendero o camino está mucho más marcado que el que traemos nosotros desde inguanzo. De hecho en el tramo que ahora vamos ascender tiene un corto tramo donde aparece el antiguo empedrado y una anchura bastante considerable, muestra de la importancia que tuvo este sendero y el trasiego que ascendía desde Berodia a las majadas y pastos de los puertos.



Así que seguimos ascendiendo en diagonal por los contrafuertes del Canto la Portiella en dirección al  Jorcau Veyugal (1.300 metros) por el que dejaremos atrás estas vertiente norte de la sierra, para adentrarnos en el paisaje más típico de picos, de caliza, jous y llambrias.



Tras el jorcao Veyugal giramos ligeramente dirección suroeste y pronto alcanzamos a ver las primeras cabañas de la majada Semuñón, que a simple viste parece muy pequeña.





Pero tras una pequeña subida aparece ante nosotros, en un pequeño jou, un numerosos grupo de cabañas que forma esta majada SEmuñon (1.350 m.)
Nos llamó la atención que había un par de cabañas que se estaban reformando incluso con placas solares.  Y porque nos llamó la atención.  Pues porque ya no se ven reformar cabañas en majadas a las que no llegue una pista para vehículos.  Y es que el acceso más sencillo es desde Berodia,  pero en un recorrido por un estrecho sendero de más de 2 horas  salvando unos 1.ooo metros de desnivel.  Claro luego en el chigre de Inguanzo nos enteramos de que un vecino del pueblo que de joven pastoreo por esta majada, marcho para Estados Unidos donde montó un restaurante y por lo visto amasó bastante dinero y se dedica a portear el material en helicóptero, pero su sueño es tener una cabaña en donde paso tanto tiempo en su juventud.  Tuvimos la suerte de coincidir con el en el chigre  y nos echamos unas risas con el.
Dejaremos Semuñón ascendiendo a la parte alta del jou por su lado sur.



Desde la parte alta del jou una vista de toda la majada de Semuñón.



TRAMO 2:   SEMUÑON - CABEZO LLEROSOS - MAJADA DUBRIELLOS





Tras dejar el jou donde se sitúa Semuñon, vemos delante nuestra un paré vertical muy llamativo. El Paré L'Llagu




La toponimia que denomina esta paré del Llago como es lógico se debe a la pequeña llaguna de Jostiqueruda y los restos de la majada homónima, situada  a los pies del paré, pues bien, a la izquierda del Paré existe una colgada travesía que nos  llevará hasta la Jorcada del Llagu (1.420 m.)



Al traspasar la jorcada ante nosotros aparece un marcado valle que nos separa de la agreste cara norte del Jascal y donde se asienta la majada Salinas con una pequeña charca en su vega. 


Aquí haremos un giro de 90 grados para dirigirnos en dirección este subiendo ligeramente dejando la hondonada mencionada a nuestra derecha.




El terreno ya es totalmente calizo, encontramos algún jito y pronto vemos la cumbre del  Cabezo LLerosos



La opción que elegimos fue la de subir por la cara noroccidental del LLerosos rodeando antes el profundo Jou de las Teyeras que nos separa de su base.  Aunque posiblemente una opción incluso mejor hubiera sido el alcanzar el collado que separa el LLerosos del Cabeza las Vacas y ascender por su cara norte.  De una forma u otra no entraña mayor dificultad



A punto de ascender por esta cara noroeste, vemos unas preciosas formaciones nubosas.






Llegando a la cumbre del Llerosos (1.794), una cumbre nada afilada y que permite estar muy cómodo en su cumbre.  Para mi uno de los mejores miradores que podemos encontrar para disfrutar de las vistas sobre los macizos del Cornión y los Urrieles.



Vistas hacia el Cueras y los valles cabraliegos.



Panorámicas hacia el Cornión.





Hacia el Macizo Central con la enorme brecha de la Garganta del Cares separándonos de el.





Foto de cumbre.





Descenderemos por la vertiente opuesta a la que hemos ascendido, lo haremos en dirección sureste. Hacia  la Horcada los Bueyes  (1.695 m.)




Donde entroncamos con el paso que unía las majadas situadas al sur como Beresna y Vega Maor con las de  Beceña y Ondón.





En la horcada los Bueyes arranca la parte superior de la  Canal de las Fuentes de Rama que parece fácil de recorrer   muriado en la parte inferior. Esta muria separa  esta Canal de Fuentes de Rama que Más allá de la muria se descuelga sobre los Arandanales pindias laderas herbosas o playas como llaman los pastores de estas zonas que se desploman sobre la Canal del Saigu.
Nosotros iremos muy próximos a su borde dejándola siempre a nuestra derecha.



Vamos dejando a nuestra derecha la llamativa brecha de la canal de las Fuentes de Rama.




Avanzamos en dirección este y seguimos por la zona cumbrera que discurre a la izquierda de la canal de Fuentes de Rama, una zona de pequeñas cumbres alomadas, jous y ningún sendero que nos ayude en la orientación.  



Con buena visibilidad como hoy esta zona es sencilla, pero ojito a este tramo con niebla.  Las vistas sobre el Macizo Central son fantásticas.




Hay que estar atento para abandonar esta zona cumbrera, pero para ello es necesario tener presente donde se sitúa la majada de Beceña, situada en una hondonada que separa esta cumbrera que estamos recorriendo de otra más al norte que culmina en el Cuetón.  Para ello hemos de girar a nuestra izquierda y en dirección norte buscarnos la vida en un terreno algo caótico, de jous y llambrias para descender hasta Beceña.  Nosotros lo hicimos por donde he marcado en la foto, y encontramos algún jito que nos ayudó a orientarnos.
En azul os marco el rumbo que tomaremos una vez que abandonemos Beceña. 




Aquí tenemos el valle donde está situada la majada de Beceña (1.480 m.), luego saldremos por las elevaciones que vemos en el otro extremo.




Majada de Beceña (1.480 m.), un sitio perfecto para contemplar el Urriello








Un descanso en esta majada de Beceña con una laguna artificial para el ganado y subimos en dirección norte a la sierra  que cierra la majada Beceña por su parte norte.




Desde la zona cumbrera nos despedimos de las vistas sobre Picos, ya que a partir de ahora nos adentraremos en la cara norte de la sierra con vistas solo al Cuera y valles de Cabrales.



Atravesamos la parte alta de la sierra en dirección noreste hasta lograr dar vista ya nuevamente al valle del Casaño y el Cuera y donde podemos ver la majada de Ostandi.
Hacia ella nos dirigimos, pero no lo debemos hacer de forma directa, ya que hay un cortado que desde aquí no vemos.
Desde Ostandi la mejor forma de orientarse es tener en cuenta una cumbre alomada que vemos en esta foto, se trata de Las Coronas y que vamos a rodear por su derecha para luego llegar hasta la cara sur de la Sierra Dobros que también vemos en esta foto.



 Para evitar el cortado mencionado antes, giramos a nuestra derecha para sin perder altura dirigirnos hacia el este, hacia una vallina por la que un sendero desciende sin problemas hasta Ostandi.




Antes de llegar a Ostandi, vemos a nuestra izquierda, en dirección norte, una gran canal que desciende hacia Termás.  Fue la que os mencione al pasar por Termás.




Las cabañas de Ostandi (1.400 m.), la mayoría en ruinas, se extienden a lo largo de una  hondonada.que hemos de abandonar por su izquierda para seguir nuestro camino de descenso.



En el tramo que ahora nos separa de la majada de Dubriello, aunque existe sendero hay que prestar atención en no perderlo ya que describe algún que otro giro brusco.
El sendero en un primer momento desciende en dirección nor-noroeste por una loma paralela a la profunda canal que  desciende hasta Termás. A una altura aproximada de 1.330 m. hace un giro de 90 grados a nuestra derecha para tomar dirección noreste, que nos llevará a una pequeña vega con las ruinas de lo que fueron unas cabañas situada antes de Dubriello de la que nos separa un precario cierre y un tramo en ligero ascenso.



 Ante nosotros la majada de Dubriello (1.160 m.) sus cabañas en ruinas se dispersan por esta colgada collada que da vista al valle del Cares




TRAMO 3:  MAJADA DUBRIELLO - INGUANZO




Cruzamos Dubriello hacia el Noreste se retoma el camino. Tras un tramo   protegido con alambradas para que el ganado no se precipite por las inclinadas vaguadas que vierten al río Cares llegamos a las proximidades del Collau Carroceda situada en la cara sur de la alomada cumbre de Las Coronas.
Si tomáramos el sendero que parte a la izquierda y asciende los metros que restan hasta el collado por la otra vertiente bajaríamos de nuevo a Ternás.
  Nosotros sin embargo tomaremos el sendero que sale a la derecha y que rodea la cumbre de Las Coronas por la vertiente que cae sobre el Río Cares.



Y que nos llevará hasta el collau Maneda (1.020 m.) que separa la cumbre del Coronas de la agreste sierra de Dobros, hacia el Cares desciende la marcada canal de Cananda y unos metros por debajo del collado encontramos las cabañas de la majada de Maneda, 
existe un bonito paso por una vira diagonal que desde  Cananda nos permitiría comunicar directamente cona la majada de Dobros que posteriormente hemos realizado y que podeis ver  AQUÍ



Desde el collao Maneda, vemos la canal de Cananda que desciende hacia las profundidades del Cares, arrimada a las verticales paredes de esta sierra de Dobros.  En primer término observamos las cabañas de Maneda.




Tras superar la collada Maneda vemos una zona de praderías de Busnuevo en cuya parte inferior se encuentra la Portilla de Busnuevo donde arranca el camín minero que nos desciende de estos puertos hacia las inmediaciones de Inguanzo.



Aquí tenemos la Portilla Busnuevo (950 m.)



Tras superarla, damos vista ya a la población de Inguanzo, de la que aún nos restan 600 metros de desnivel en descenso.



El sendero que arranca desde Busnuevo, se trata de un camín minero que salva la verticalidad de esta cara norte de la sierra por un trazado espectacular con numerosas revueltas, protegido en algunos tramos con alambre para evitar que se despeñe el ganado, no obstante como nos dijo el pastor que bajó con nosotros, todos los años pierde alguna vaca que muere despeñada al descender este paso tan aéreo.



 Nos llama la atención una espectacular hendidura en las calizas que, de este a oeste, recorre la parte alta de la sierra durante largo trecho.  Esta llamativa cicatriz es por supuesto debida a la explotación minera que hubo en esta sierra de Dobros, de la que se extraía Manganeso, su explotación comenzó en el año 1.869 y a través de diferentes compañías su explotación duró prácticamente un siglo,

Sin embargo, la pureza del mineral no era alta y, por tanto, el interés de las minas fue en declive así En los años 60 del siglo XX la actividad minera en la sierra de Dobros llegó a su fin.



Otra muestra de la actividad minera, son las bocaminas que encontramos en el descenso, como esta que vemos en la foto.  Como veis a partir de aquí hicimos el descenso totalmente de noche, así que no tengo más fotos que mostrar ni forma de explicaros el recorrido, pero si seguimos el sendero del ganado llegaremos a las proximidades del collado 




2 comentarios :

CARLOS dijo...

Mira Yoni, ya me pegué muchos cabezazos cuando no pude ir a esta ruta, muchos más el otro día en Mieres escuchándote hablar sobre esta ruta y ahora pues ya no me queda donde darme viendo tu reportaje en el blog, he echo algo de montaña por esa zona pero tantas majadas onde taban hoooooo... jajajjaa. Un abrazo crak.

Cienfuegos dijo...

Volvi a entrar a mirar el repor. Menuda ruta guapa y las fotos se salen. Una zona preciosa. Habrá que volver a inventarse un recorrido por ahí para este verano.
Un saludo