jueves, 12 de marzo de 2015

LA CABRA BLANCA DESDE VEGABAÑO

DE VEGABAÑO A LA CABRA BLANCA POR VEGA HUERTA (INTENTO FALLIDO DE ASCENSIÓN)

DISTANCIA TOTAL:  20 KILÓMETROS
DESNIVEL ACUMULADO: 1.400 METRO
S


NOTA:  El recorrido hasta Vega Huerta es uno de los más marcados de Picos y   a partir de Vega Huerta los numerosos jitos nos ayudan a la orientación incluso en caso de niebla (aunque en este caso en especial en dicho tramo, hay que extremar la precaución para no desorientarnos)
La ascensión a la Cabra Blanca, que finalmente no pudimos concluir, es una trepada de alta dificultad clasificada como PD+.  Tiene un paso de arista final con bastante dificultad por su alta exposición al vacío y lo descompuesto de la roca.  Además es un pico no muy frecuentado y los jitos que nos ayuden a encontrar la subida correcta están muy dispersos.
Si no queréis complicaros la vida, solo el recorrido hasta la Horcada las Pozas ya compensa sobradamente ya que nos adentramos en una de las zonas más bellas del Macizo Occidental con impresionantes vistas hacia la sur de Peña Santa.



TRAMO 1:  VEGABAÑO - COLLADO DEL BURRO




Comienzo la descripción del recorrido, tomando como punto de partida el refugio de Vegabaño donde pasamos la noche. Para llegar  al refugio solo es necesario una corta caminata de poco más de hora y media desde el pueblo de Soto de Sajambre, perfectamente señalizada.



 Desde el refugio se desciende por la pradera, para bordear por la parte de abajo los postes clavados para cercar una parte de la vega donde corre el arroyo Truégano.
Desde esta zona se traza una evidente senda que no hemos de abandonar. En un tramo que alterna zonas de arbolado con otras de campera, y con un desnivel prácticamente llano. El sendero cruza 2 riegas más: Riega Seca y Riega Grande o Valdelafuente



 Solo existe un pequeño tramo en que se puede uno despistar, al salir a una zona de llamarga; basta cruzarla en sentido ascendente para salir por su parte alta





El sendero hace entrada en Vega Salambre a la orilla del río Dobra. Un robusto   permite cruzarlo y adentrarse en el Monte Salambre.



Subimos la ladera que baja de Cuesta Fría cubierta por un tupido hayedo donde los jitos nos ayudan a no despistarnos del sendero.
 

Pronto llegamos a la altura del famoso Roblón de Cuesta Fría de casi 7 metros de perímetro



 A partir de aquí la espesa niebla nos envuelve.
El camino gana altura en diagonal hasta ascender pegados a la riega Salambre que surge del manantial de la Fuentina situado a la vera del camino.
El camino comienza a trazar una serie de revueltas buscando decididamente la parte alta del hayedo.

Nos alzamos al Collado el Cueto (1.578 m) situado entre El Cerro y El Cueto Salambre.



Ya por terreno despejado de arbolado hemos de ascender a la cercana Horcada Salambre (1.693m) donde se abre a nuestros pies (si la niebla lo permite no como en el día de hoy) y sobre el borde occidental el valle del río Dobra y la edificación del antiguo refugio del Frade de la desaparecida Icona. También vemos la marcada canal del Perro y su enorme pedrera que hemos de cruzar.
 Desde la Horcada Salambre  mantenemos la línea cumbrera , con rumbo oriental, pronto se llega a la Horcada del Frade y un poco más arriba a su Cimera.Una vez en la Cimera tenemos que perder algunos metros por la izquierda para tomar las pedreras,  en este punto por fin escapamos de la niebla.



  En travesía ligeramente ascendente se gana altura hasta la base de la canal.  Entramos en la Canal del Perro. El camino asciende en cortos zig-zag hasta una pequeña brecha a la izquierda, por la que abandona la canal.




Luego efectúa una larga travesía ascendente por el exterior y vuelve a la canal al hacerse ésta más practicable en su parte final desde donde está sacada la foto.




Una vez superada la canal, accedemos a un pequeño jou que precede al Collado del Burro.




Alcanzamos el Collado del Burro (2.128 m), desde donde, si la niebla nos lo permite,  sería posible contemplar una excepcional vista de la Peña Santa.  Hoy no parece nuestro día.
 


TRAMO 2: CDO DEL BURRO - VEGA HUERTA - CABRA BLANCA




Nos queda un largo tramo el que en general hemos de llanear (pequeñas subidas y bajadas a otros tantos Jous) hasta llegar a Vega Huerta, el camino esta marcado por hitos y pintura en las rocas. Estamos recorriendo el paisaje característico de Picos de Europa.  Donde el paisaje kárstico parece una estampa lunar, un lugar con profundas simas que atraen a numerosos espeleólogos.

En las proximidades de Vega Huerta se han explorado tres grandes cavidades muy próximas a los 1.000 metros de profundidad: El pozo de Cotalvo donde se ha llegado a los 972 metros de profundidad, el Pozo de Llastral 944 metros y el Pozo de Vega Huerta 935 metros

Un pequeño claro entre la niebla nos permite ver la amplia pradera de Vega Huerta o Llago Huerta. Situada a los pies de la gigantesca mole  de Peña Santa de Castilla (techo del macizo occidental de Picos de Europa), cuya cara sur que vemos es una pared de seiscientos metros  verticales. Hacia dicha vega bajaremos.



En Vega Huerta (2.030 m.) encontramos un refugio de montaña.
Desde los años ochenta del pasado siglo, los escaladores y montañeros que llegaban a Vega Huerta con el ánimo de escalar la pared sur de Peña Santa o sencillamente en el curso de una excursión,
si querían pasar la noche allí se veían obligados a vivaquear al raso o en una tienda de campaña porque el refugio que aparecía reseñado en algunos mapas no existía. O mejor dicho, de él solo quedaban restos de uno de sus muros.
El viejo refugio de Vega Huerta, del que se conservan muchas fotografías, fue construido para resguardar a los guardas del Parque Nacional de Covadonga, por la Secretaría de Parques según unos autores en 1931 o 1932, según otros en 1936.
Se trataba de una rústica construcción de piedra en forma de bóveda de cañón, con capacidad para media docena de personas, diseñada por el montañero y arquitecto Julián Delgado Úbeda, que se inspiró en el refugio de Tucarroya, construido en 1899. Este diseño se utilizó en varios refugios de Picos de Europa, y, con algunas variaciones, en Pirineos. Las inclemencias meteorológicas y la falta de mantenimiento fueron degradando poco a poco el refugio hasta que definitivamente la bóveda se desplomó en la década de los setenta 
Afortunadamente en el año 2010 el Parque Nacional de Picos de Europa  decidieron reconstruir el refugio .
Para ello se utilizaron fotos antiguas e incluso se ha utilizado los bloques de mampostería originales que estaban desparramados por Vega Huerta. La única diferencia   es que se ha utilizado una estructura metálica para construir el tejado. 
El refugio se ha equipado con una mesa, dos bancos y una litera de hierro y hormigón con capacidad para unas cuatro personas (ocho si se aprietan mucho).



El mejor regalo es en una zona con tanta escasez de agua como Picos, encontrar una buena fuente como esta que hay en Vega Huerta.



El sendero ahora nos dirige al sector occidental de Peña Santa,  formado por sus afamadas agujas del Gato (pues su forma recuerda la cabeza de este pequeño felino), el Perro que Fuma o del Corpus Cristi. 

La niebla es muy espesa y no nos permite hacer fotos de este tramo.  La zona próxima a Vega Huerta la flora nos deleita con su colorido a pesar de que nos hallamos a más de 2.000 metros.



Doblamos la Peña por el Collao Viejo (2.110 m.), pequeño rellano de campera situado en el extremo occidental de la imponente cara Sur.  Aquí la niebla nos da un pequeño descanso y nos permite intuir nuestro objetivo, la Cabra Blanca por su vertiente norteña.  Primero hemos de dirigirnos a la Horcada las Pozas.



El sendero atraviesa la Llerona.  Enorme pedrero que baja de la Forcadona, horcada de paso al Jou Santu, para alcanzar la enorme boca de la Horcada de Pozas.



Un vistazo atrás para ver el descenso que hemos realizado desde el Collado Viejo a los pies de la aguja Corpus Christi.



Alcanzamos la Horcada las Pozas (2.115 m.), desde aquí vemos un buen número de cumbres de este sector occidental.



Por encima nuestra la Torre del Torco.



Para alcanzar la Cabra Blanca, lo hemos de hacer por la vertiente que cae sobre el Jou de las Pozas, su cara Norte. Para ello devolamos la gran abertura de la Horcada de Pozas e  iniciamos el descenso al Jou homónimo. 





Final del descenso en este punto hemos de girar para mirar el ataque a la peña.




Se asciende la pedrera que se forma entre la Cabra Blanca y Los Estribos (suele haber un nevero durante buena parte del verano, nosotros fuimos en septiembre y estaba con mucha nieve).  Hemos de subir si podemos por la rimaya derecha hasta la finalización del pedrero contra la vertical peña. 


  photo IMG_4787_zpsf4d1fbca.jpg

El problema es que había mucha cantidad de nieve y la rimaya estaba bastante impracticable por lo que tuvimos que trepar y destrepar por un terreno que nos llevó muchísimo tiempo.


 



Fijaros el tamaño de la rimaya.

En este punto hemos llegado al final del pedrero que se interrumpe contra una pared vertical.


 photo IMG_4792_zps13e614f7.jpg 

 Aquí buscamos una vira diagonal a nuestra derecha que nos llevaría a los últimos metros de la cumbre. La entrada es una trepada de segundo grado, común con la vía normal a Los Estribos, superada la trepada nos lleva al arranque de la diagonal. 

Por desgracia la nieve caída este invierno se ha llevado los jitos que marcaban el arranque de la trepada. Jose lo intento en el punto que veis en la foto, pero no lo vió claro. 

El tiempo se nos ha echado encima, hemos acusado la larga aproximación y la dificultad de no poder ir por la rimaya, para colmo la niebla vuelve a amenazar, así que desistimos de subir a la Cabra Blanca. No obstante antes de marchar me subí unos metros más atrás de donde lo hizo Jose, y tras un tramo de trepada me encontré un jito. ESE ERA EL SITIO CORRECTO. Pero ya era muy tarde y abandonamos la ascensión.

Si queréis ver la descripción de la subida completa a la Cabra blanca os dejo el enlace al blog de nuestro amigo Monchu


  photo IMG_4795_zps4cd5b207.jpg

Con mucha pena regresamos a Vegabaño desandando el camino realizado.
Antes de que nos envuelva la niebla totalmente, que por cierto nos duró hasta el mismo refugio, tomamos una última foto a la cara sur de la cumbre de los Estribos y la Cabra Blanca.



1 comentario :

Paloma Robles dijo...

Preciosa y dura travesia aunque no hayáis coronado. El entorno es mágico y además el día fUe mejorando. Un saludo