viernes, 3 de abril de 2015

El Michu por la Tcherona.

PEÑA MICHU POR LA TCHERONA (DIRECTÍSIMA)



Quiero agradecer a Orbayu el habernos enseñado esta y otras zonas poco conocidas de Somiedo.  Aquellos que no teneis la suerte de salir de monte con el en persona.  Os recomiendo encarecidamente que os hagais con el libro que ha publicado recientemente
SOMIEDO, entre osos, brañas y pastores y del que he hablado en una entrada reciente en este blog.
PODÉIS LEERLA AQUÍ



DISTANCIA TOTAL 9,5 KILÓMETROS
DESNIVEL ACUMULADO: 1.000 METROS

MAPA DEL RECORRIDO


 Dejamos el vehículo un poco antes de llegar a la población somedana de Villarín, en un pequeño apartadero de la carretera.
Entre las pocas viviendas de esta población destaca sobremanera  por su tamaño  la casa del Conde de Villarín y Vizconde de Torata.


Seguimos ascendiendo unos metros por la carretera AS-  que sube hacia Saliencia  y el puerto de hasta tomar a nuestra izquierda un ancho camino que sube entre fincas (880 m.).  Luego tomaremos un sendero a la izquierda más estrecho que se adentra a los pocos metros en una gran y pedregosa canal: La Tcherona.


El primer tramo de la ascensión la realizaremos por la izquierda del pedrero, donde encontramos rastros de sendero.  Pronto estos se difuminan totalmente y viendo que la parte izquierda de la canal es muy pindia y que el pedrero de roca menuda es incómodo de ascender, nos pasamos al margen derecho de la canal.


La subida es dura y se gana rápidamente altura sobre el valle del río Saliencia



En la parte alta de la canal el pedrero está compuesto de rocas de mayor tamaño más asentadas y por las que se sube más cómodamente.


La canal se cierra por su parte superior con los contrafuertes de la Peña Tchiñeiro.  En este punto tomamos una menos marcada canal a  la izquierda la cual deja atrás el pedrero para convertirse en un bonito hayedo.  La pendiente lejos de suavizarse, aumenta su desnivel.


 El fuerte ascenso culmina al toparnos con un marcado camino que discurre en horizontal por el hayedo.  Se trata del camino que proviene de Arbeyales.
Nos encontramos a una altitud de 1.250 metros.  Eso quiere decir que hemos ascendido casi 400 metros en unos 750 metros de recorrido.... ¡ahí es nada!
Tomamos el marcado camino a nuestra izquierda (dirección oeste)  el sendero discurre a media ladera sin apenas subidas ni bajadas.





Salimos a un terreno donde el hayedo da paso a una zona de piornal. 


El camino va perdiendo anchura y se transforma en un sendero a la vez que se adentra en un tramo boscoso compuesto principalmente de hayas, se trata del monte La Rudietcha.


Desde un claro del monte vemos la dura subida que afrontaremos para subir al Michu por esta cara sur occidental.  Descenderemos unos metros a una marcada vallina a la altura del "prao del Plaganal" (1.210 m.). Donde obviaremos el sendero que se dirige a la braña Suerdios (por donde descenderemos) y subiremos por la vallina hasta situarnos en la propia panda del Michu.


Un poco por encima del Prao del Plaganal se encuentre la fuente homónima.


Aprovechamos para la ascensión un estrecho pasillo herboso por donde discurre una trocha de ganado que nos hace evitar la impracticable zona de piornos y cotollas que tenemos a ambos lados.  En el ascenso cruzamos una pequeña mancha de hayas y avellanos (1.450 m.)


Tras esto ya nos enfrentamos a la dura ascensión por la panda del Michu en un paisaje mezcla de árgoma y caliza. Pocas indicaciones hay para un ascenso directo como este.  Solo la consideración de que dosifiquemos fuerzas porque son 300 metros de dura panda, que mejor ascendemos con tendencia a la izquierda para llegar a la cumbrera del Michu lo más próximos a su cumbre principal, y para superar el pequeño resalte que vemos en la foto que por supuesto no es la cumbrera aún.


Hacia atrás el ascenso que hemos realizado desde el monte la Rudietcha.


Como veis hemos realizado la ascensión con una tendencia diagonal hacia nuestra izquierda. 


Superando el pequeño resalte calizo.  Tras superarlo aún nos quedan 150 metros de desnivel hasta la cumbre.


Cumbrera del Michu hacia el sureste.


Solo nos resta unos metros hasta la cumbre de Peña Michu (1.786 m)


En la cumbre.


La ubicación de esta cumbre se sitúa en la confluencia de los concejos de Somiedo y Teverga.  Su importante altitud junto a que no hay cumbres que le hagan sombra en su cercanía, hace que tengamos unas vistas espectaculares.



Dejamos la cumbre y seguiremos recorriendo la cumbrera de la sierra en dirección noroeste.



Nos dirigimos a una marcada collada (1630 m.) donde haremos un giro de casi 180 grados para nuevamente descender por la falda suroccidental de la sierra pero en este caso tomando un sendero diagonal que nos llevará hasta la pradería y collado de la Cugotcha.


Este sendero  es denominado camín alto de la Fuexa ya que unía esta falda del Michu con la pequeña cabaña de la Fuexa, situada en esta cumbrera un poco más al sur del collado donde nos situamos.

En el primer tramo del descenso el  sendero se encuentra bien marcado al discurrir por zona caliza incluso con alguna pequeña armadura como vemos en el tramo de la foto.


Pero el último tramo antes de llegar a la Cugotcha hemos de atravesar una zona de piornal que nos hará pelearnos un poco para seguirlos.
Finalmente alcanzamos el precioso collado y pradería de la Cogotcha (1.515 m.) donde nos encontramos con un bonito teito.


La braña dispone de dos praderías, la muriada alrededor de la cabaña de teito y la externa al muro y que hoy se ve invadida por el Piornal.


Seguimos nuestra marcha en dirección sureste para dirigirnos hacia la parte alta de dos grandes praderías perfectamente muriadas.  La primera se trata del Prau Xuacón y la segunda el Prau la Vela en cuyo extremo más alejado se encuentra los restos de la "Casa del Conde" hacia donde nos dirigimos


Hacemos el corto pero fuerte descenso que nos sitúa en la parte alta del primer prado, el "Prau Xuacón" donde si nos fijamos a nuestra derecha veremos el denominado "Teito el Conde"


Nos situamos ya encima del segundo de las praderías "el prau la Vela" donde nos encontramos con un marcado camino.  Desde aquí damos un vistazo atrás para ver el descenso que hemos realizado desde el collado Cugotcha.


El camino, en un primer momento pasa por encima de la edificación.


Pero tras un brusco giro nos lleva hasta la entrada de esta (1.410 m.).  Se trata de la casona de La Cugotcha. Nos llama la atención su gran tamaño para estar en plena montaña. Se componía dicho inmueble de cuadra, pajar y varias habitaciones. Se le denomina la casa del Conde, por que  "es propiedad de la familia de D. Jerónimo Valdes y Sierra, conocido como el Conde de Villarín y/o conde de Torata, que además fue ilustre militar de alto rango que participó en guerras como la de La Independencia o la Carlista y que también tuvo excelente carrera política pues fue diputado, senado y gobernador de Cuba."  (fuente:  Somiedo ente osos, bañas y pastores - Victor Martín Alvarez)
Por desgracia la vivienda está en estado de gran deterioro, con la cubierta casi derruida.


Seguimos el marcado sendero que a los pocos metros de la "Casa del Conde" nos lleva hasta la Fuente la Cugotcha.


Desde la fuente seguimos el descenso por el marcado sendero dirección sur hacia la  Braña Suerdios.  Lo que hace años era un buen camino, muy frecuentado por tratarse de la vía de comunicación entre estas preciosas brañas, hoy empieza  a encontrarse invadido por impenetrables piornos.  Por suerte el paso aún del ganado ha abierto un sendero paralelo que discurre por las antiguas praderías que pueblan esta ladera.
De esta forma llegamos a ver a nuestra derecha la primera de las cabañas de la braña Suerdios.  Nos desviamos del sendero y descendemos hasta ella (1.310 m.)


Nos llama la atención el tamaño de estas cuadras con cubierta de teja, en las que el tiempo, por desgracia, está haciendo su destructivo trabajo.
Esta braña estaba compuesta por excelentes praderías de siega que se superponen unas sobre otras escalonadamente, y que en su día estaban perfectamente muriados. 


Recorremos en diagonal sus praderías y cabañas hasta llegar a las situadas en la zona inferior.  Aquí encontramos dos magníficas cabañas de teito todavía en perfecto estado de conservación (1.270 m.)



Desde los teitos volvemos al sendero, aquí más limpio, y que desciende en diagonal  hasta llevarnos nuevamente al prau del Plaganal (donde hemos estado esta mañana para arrancar la fuerte subida al Michu [flecha azul]).  En este caso el sendero nos lleva a la parte inferior del prado.


Una vez en el Plaganal (1.200 m.), tomamos un sendero que desciende paralelo a la vallina del Plaganal  (dirección sureste), en un tramo sombrío debido a la proliferación de hayas y sobretodo avellanos.


El sendero poco a poco va abandonando la vallina dejándola muy por debajo a la vez que va girando en dirección sur.  El sendero pasa junto a la braña del Cutcháu, de la que destaca junto al sendero la cabaña de Alegría Feitas (1.040 m.), se trata de otro teito en buen estado de conservación.


El resto de cabañas de la braña se encuentran dispersas y tapadas por la vegetación.   Tras un collado el sendero se adentra en un bonito hayedo por el que desciende de forma acusada realizando varios requiebros.


En la parte final el sendero cruza las praderías del pueblo de Villarín. El sendero muere en la propia carretera en las cercanías del pueblo donde por su posición sombría en invierno, aún no se ha quitado la helada.


No hay comentarios :