viernes, 6 de mayo de 2016

AIRÚA NAVAL DESDE TENE POR SENDA LA BOBIA


AIRÚA NAVAL DESDE TENE Y SENDA LA BOBIA

DISTANCIA TOTAL  11 KILÓMETROS
DESNIVEL ACUMULADO 900 METROS

NOTA: Cumbre ya conocida para los lectores de este blog y que en otra ocasión realizamos su ascenso desde tierras de Proaza, un ascenso más duro y largo que el que haremos hoy.  Podéis ver el reportaje  AQUÍ

 PLANO DEL RECORRIDO



Dejamos el vehículo en el pueblo quirosano de Tene, en el punto donde finaliza el asfalto junto a la pequeña iglesia de San Lorenzo.
Subimos a la parte alta del pueblo


Tomamos una amplia pista que asciende en un primer momento en dirección sureste (SE) hasta entroncar con otra pista más ancha que viene de la parte baja del pueblo, la cual tomaremos a nuestra izquierda, dirección noroeste (NO).


Pico Gorrión (izda.) y Sierra de Caranga (dcha.)  desde las afueras de Tene.


Por esta pista alcanzamos un pequeño collado (785 m.) donde encontramos un grupo de cabañas.


Desde el collado tenemos a la vista las cabañas y preciosas praderías que forman la Mortera de Abajo hacia la que se dirige la pista, pasando antes de llegar a sus cabañas por una buena fuente.



La pista empieza un fuerte ascenso en busca de la parte alta de las Morteras de Abajo donde se encuentra el collado Mianes.  En una marcada revuelta de la pista tenemos estas vistas sobre el valle de Quirós con el embalse de Valdemurio.



Ya tenemos a la vista el Collado Mianes donde termina la pista.



Collado Mianes a los pies de la cumbre del Pico Cascorbal,  el topónimo Mianes, probablemente viene del latín medianus (que está en medio), seguramente refiriéndose a su situación a mitad de las dos morteras de Tene:  Mortera de Arriba y Mortera de Abajo.



Ascendemos en dirección norte en busca de otro collado ya muy cercano a la cumbre de la Airúa Naval.
Antes de llegar al collado haremos una marcada zeta para ganar un pequeño collado arrimado a los contrafuertes de Airúa aprovechando para ganar mas altura.



A nuestra izquierda vamos a dejar la preciosa Mortera de Arriba, con cabañas en buen estado y buena fuente en su parte inferior.


Junto a este abrevadero (1.180 m.) hacemos una marcada zeta para ganar altura.  En  sus aguas nos encontramos con un par de ejemplares de tritones jaspeados.


La Mortera de arriba la vamos dejando atrás.


Llegando al collado superior (1.250 m.)


Cruzamos al norte una muria que divide los pastos   y nos dirigimos al extremo norte de la cumbrera de la Sierra de Tene, vamos ganando diagonalmente algo de altura siguiendo los senderos del ganado.


Alcanzamos la vertiente norte de la sierra donde damos vista  a la Sierra de Serandi  y la Mostayal  


 Hacemos un giro de 180 grados y comenzamos a subir la cumbrera en dirección norte.


El ascenso no tiene ninguna dificultad y es bastante tendido.



Ya tenemos a la vista la altitud máxima de esta Sierra de Tene:  La Airúa Naval.


Cumbre de la Airúa Naval o Bramonde (1.413 m.)


Vistas hacia el oeste con las Morteras de Tene a nuestros pies


Hacia el sur con el embalse de Valdemurio.


Hacia el este el Aramo y entre medias el Collado del Pando la Mortera.



Ahora descenderemos por la vertiente oriental, en busca del amplio collao del Pando la Mortera.  Primero hemos de descender hasta una pequeña vega a modo de terraza que encontramos a media ladera.


Caballos desde la vega







Desde la vega, mantenemos la misma dirección y entre las peñas que delimitan la vega al este sale un sendero marcado con jitos que descience con tendencia a la derecha.

Nosotros nos fuimos un poco a la derecha del arranque del sendero.
 
 
 El marcado sendero de descenso nos lleva hasta una pequeña portilla que hemos de cruzar y donde haremos un giro brusco a nuestra izquierda.



El sendero que sale desde la portilla en dirección norte nos llevaría hasta el amplio collado del Pando la Mortera (1.120 m.) que separa la Airua Naval de la sierra del Aramo.




Pero no llegaremos hasta el collado sino que a los pocos metros descenderemos a nuestra derecha para internarnos en el pequeño bosque de robles ya que nuestro objetivo es descender por el valle que discurre al sur del collado.

Atravesamos el bosquete y llegamos a unas zona de praderías que discurren paralelas entre el fondo del valle que tendremos a nuestra izquierda y la sierra de Tene a nuestra derecha.




  Descendemos en dirección sur (S) por estas praderías.



Hasta alcanzar la cabaña de la Paraxina (960 m.)  donde arranca una pista que proviene de Bermiego.



Seguimos por terreno llano hasta llegar a la Braña la Llinariega.


Braña la Llinariega








Superada la Braña la pista comienza un ascenso hasta llegar al punto que hace una curva pronunciada a la izquierda.  Aquí tenemos un camino  que sale a la derecha y que vamos a tomar.

El camino en un primer momento amplio es usado para dar servicio a las fincas cercanas, transformándose luego en un sendero con muy poco tránsito y algo perdido.   Mantenemos la misma dirección en el descenso adentrándonos en un bonito bosque de robles.



Alcanzamos un pequeño collado, la Corra Cuetu (865 m.) donde nos topamos con un sendero que viene por nuestra derecha, (seguramente viene desde la Braña la Llinariega y puede ser una opción más directa que la que tomamos nosotros)  y se dirige hacia las proximidades de Bermiego.  Obviamos este camino y mantenemos la misma dirección de descenso (dirección suroeste) en busca del fondo del valle.
 El sendero se adentra en una zona muy frondosa con numerosos avellanos.




Descendemos hasta el fondo del valle donde discurre el Arroyo las Agüeras, que cruzamos (820 m.) para seguir por el sendero por su vertiente derecha, por las laderas de las sierra de Tene.



El sendero a media ladera esta muy marcado y pronto dejamos el frondoso arbolado para entrar en una zona donde domina la caliza y predominan las encinas.



Tras unos primeros metros donde la senda es terrera, esta deja paso a un sendero totalmente enconchado y que recorre en horizonal  la abrupta ladera de la Sierra de Tene, se trata de la Senda la Bobia.


Vistas hacia el Aramao, con el Pelitrón, Champaza y Pica el Alba (ruta AQUÍ ), desde la Senda la Bobia.



Vamos girando para recorrer la vertiente meridional de la Sierra superando diversos crestones que se precipitan hacia el fondo del valle que vamos dejando muy abajo.





Comenzamos a descender hasta alcanzar un fabuloso mirador situado en un hombro (790 m) que nos da paso a la vertiente occidental de la sierra. 


 Vistas hacia el valle de Quirós desde este precioso mirador.


Dejamós atras esta preciosa cara norte de la Sierra de Tene y las vistas sobre el Aramo.



Desde este mirador disfrutamos de inigualables vistas sobre el embalse de Valdemurio y sobre el pueblo de Tene.


 Ahora el descenso se acentúa.


Vamos en busca de un pedrero situado entre las praderías de Tene y los paredones de la sierra.
Una vez en el pedrero tenemos que recorrer en dirección norte un pequeño tramo de ascenso hasta encontrar un sendero que nos llevará a enlazar con la pista que hemos recorrido esta mañana ya en las cercanías de Tene.





2 comentarios :

Paloma Robles dijo...

Qué maravilla de recorrido que nosotros hicimos justo al revés, pero en un día meteorológicamente peor, y nos perdimos esa preciosidad de panorama tan completo que tuvisteis vosotros. Un ensueño esa Senda de Las Bobias. Precioso reportaje Jonatan.Saludos

jose alfredo álvarez vallina dijo...

Si mañana -26 febrero 2017- me animo, voy a copiaros esta estupenda ruta. Ya te contaré. Saludos Jony.