martes, 14 de febrero de 2017

CERDEÑA (DIA 3: BOSA E IGLESIAS ROMÁNICAS)

CERDEÑA  (DIA 3:  BOSA E IGLESIAS ROMÁNICAS)

En nuestro tercer día en Alghero, dejamos a un lado las playas y aguas cristalinas de esta zona de Cerdeña, para hacer algo de turismo cultural,  y visitar la Cerdeña más rural y auténtica.

Podeis ver aquí el recorrido que hicimos los dos primeros días de estancia en Alghero CERDEÑA (DÍAS 1 Y 2)

MAPA DE LOS LUGARES QUE HEMOS VISITADO




Nuestro primer destino será el coqueto pueblo de Bosa.
El trayecto bordeando la costa desde el Alghero hasta Bosa, se hace por medio de una espectacular carretera, denominada "La Corniche" . 
Ofrece unas vistas impresionantes, kilómetros de montaña junto al mar; paisajes vírgenes y acantilados.






Alcanzamos la población de Bosa que con apenas 8.000 habitantes, no encaja con la importancia que tuvo este nucleo, y el encanto que nos transmite. Asentada en el respiro que las mostañas dan al mar, a la orilla del río Termo.



  Las callejuelas de Bosa, con las casas de rojos, amarillos,naranjas y azules intensos, nos hacen disfrutar mucho al perdernos en ellas.

















En la parte alta de la ciudad se encuentra el Castillo Malaspina.






 Abierto recientemente tras una rehabilitación que desde fuera parece acertada y desde dentro, según nuestra opinión, deja mucho que desear.



El castillo tiene una pequeña ermita que hace las funciones de iglesia, llamada Nostra Signora de Regnos Altos.
En su interior unos importantes frescos decoran la sala.  Los autores fueron maestros toscanos que en siglo XIV recibieron el encargo de la familia Malaspina.




Desde las almenas del castillo la vista sobre la ciudad de Bosa es fantástica. Los colores de las fachadas de las casas se distinguen perfectamente y forman un mosaico muy fotogénico.







 Abandonamos Bosa para dirigirnos al interior de Cerdeña en busca de la "Ruta de las Iglesias Románicas de Cerdeña".  Una vez abandonada la costas aparecen las primeras Nuragas.  La nuraga es la construcción más representativa de Cerdeña, tanto que se ha convertido en su símbolo.

Los nuragas se remontan incluso hasta el año 3000 a. C., datándose la mayoría de ellos entre este periodo y el siglo VI a. C.

 Existen diversas opiniones e hipótesis respecto a las funciones que cumplían estos recintos. Aunque lo más probable es que se tratase de viviendas fortificadas, hay quienes piensan que eran edificios de carácter religioso, militar o residencias para los mandatarios de la época.



Muy próxima a la localidad de Torralba se encuentra el Monasterio Bedenictino de San Pietro di Sorres está considerado el mejor ejemplo de la arquitectura románica de Cerdeña. 



 

La iglesia construida posiblemente en dos fases, a finales del XI, y mediados del XII, luce su estilo románico pisano bicolor con detalles de ornamentación de la fachada góticos y árabes. 






Muy próximo a San Pietro de Sorres se encuentra el pequeño pueblo de Borutta.  Borutta pasa totalmente desapercibida y alejada de cualquier recorrido turístico, no obstante vale la pena visitarla brevemente y contemplar los murales pintados en alguna de sus fachadas y que no tienen nada que envidiar a los más conocidos de Orgossolo que unos días despues visitariamos.









Nuestra proxima parada es la iglesia de Sant Antioco di Bisarcio.




Sant Antioco se construyó en tres fases, XI, XII y XIII, y reconstruida en el XVI tras un derrumbe del pórtico. Fue sede se la diócesis de Bisarcio del 1065 al 1503. 



 Sant Antioco tiene las esculturas y decoraciones más ostentosas de las cuatro iglesias románicas más importantes de esta zona.





Y por último visitaremos una de las imágenes de postal de Cerdeña. Santa Trinidad de Saccargia 



Su silueta bicolor, al estilo pisano, con alternancia de piedra calcárea y basáltica. 



Su  construcción se remonta a principios del siglo XII 





Después de una buena ración de kilómetros, abandonamos la opción de vistar la cercana Sassari y regresamos a nuestro alojamiento en Alghero.