jueves, 7 de enero de 2010

FLORENCIA TERCER DÍA



Comenzamos nuestro recorrido del tercer día en Florencia por la BasÍlica Santa MarÍa Novella.
La Basílica de Santa María Novella es una de las iglesias más importantes de la ciudad de Florencia, y se encuentra situada en el noroeste de la parte antigua de la ciudad



Anexos a la iglesia se encuentran los edificios conventuales, que contienen tres claustros, que forman parte del Museo de Santa María Novella, el de la foto es uno de ellos



Como curiosidad Entre 1572 y 1575, el cosmógrafo Egnazio Danti instaló en la fachada de Santa Maria Novella tres instrumentos astronómicos.
Uno de ellos, el que vemos en la foto, es la armilla equinoccial que es un instrumento utilizado desde la época griega para la determinación del equinoccio. El día del equinoccio y exactamente cuando éste se produce, las sombras del aro equinoccial se muestran como una línea recta en la fachada



Detalle de una de las dos volutas de la fachada principal que permiten salvar la distancia existente entre la nave central y las laterales



Nuestro siguiente paso fue adentrarnos por la zona del mercado de San Lorenzo, calles y calles ocupadas por puestos de venta ambulante donde destacan la ropa y el cuero.



Muy cercano a San Lorenzo se encuentra el Mercado Central de lo mejor de Florencia en materia de compras e imprescindible para los amantes de la gastronomía italiana.
Ocupa un precioso edificio del siglo XIX y es una profusión de productosfrescos y delicatessen toscanos. Pescados, carnes, quesos, flores, chacinas, jamones, trufas, miel , aceite de oliva, setas..., no es tampoco un mal sitio para comer.



Volvemos a recorrer el mercado de San Lorenzo y llegamos aLa Basílica de San Lorenzo es una de las mayores iglesias de Florencia, situada en la plaza homónima. Obra del arquitecto del Quatroccento Filippo Brunelleschi




Nuestra próxima parada será una de los lugares más visitados de Florencia La catedral (o duomo en italiano) consagrada a Santa María del Fiore.
Data del siglo XIV, en pleno Renacimiento temprano. Es famosa por su gran cúpula que tiene 100 metros de altura interior, 114,5 metros de altura exterior, 41 metros de diámetro interior y 45,5 metros de diámetro exterior. Fue diseñada por Brunelleschi



Esta enorme construcción pesa 37.000 toneladas métricas y contiene más de 4 millones de ladrillos.
Esta obra inspirada en técnicas de la Roma clásica con doble cuerpo y con unas estructuras de sostenimiento verdaderamente avanzadas para la época tardo 16 años en construirse.



Muy llamativo es que el Campanile (campanario) no está unido a la iglesia, sino separado, a pocos metros de la misma, característica que tienen muchos templos italianos. Fue diseñado por Giotto y está completamente recubierto por mármol toscano de colores vivos, tiene una altura de 84 metros.





Excepto la cúpula y los tejados de cerámicas naranjas, las paredes del templo están recubiertas de mármol toscano blanco, verde y rosa, formando dibujos nerviosos y mágicos. Este recubrimiento data del Renacimiento, excepto el de la fachada, que es del siglo XIX



El Duomo es el principal monumento de la ciudad, auténtico símbolo universal y elemento más característico del skyline florentino.



Justo delante de la catedral se encuentra el suntuoso baptisterio, lugar donde se bautizan los bebés. Se cree que es el edificio más antiguo de la ciudad, siendo particularmente famoso por sus tres conjuntos de puertas de bronce, de considerable valor artístico.
El gran atractivo del baptisterio es la puerta Este denominada "Puerta del paraiso"






Fue llamada puerta del paraíso, porque Miguel Angel dijo que era digna de ser llamada así. Ghiberti trabajó 25 años en hacer esta joya del renacimiento, uno de los monumentos cumbres de la historia del arte. Son diez paneles en los que dejó su maestría de orfebre.



Ghiberti plasmó en estas puertas diez escenas que representan diferentes episodios del Antiguo Testamento





Algo que es imprescindible es la ascensión a la linterna de la cúpula del duomo. Son poco menos de 500 escalones pero cualquier esfuerzo es ampliamente recompensado.
Desde la primera parada que hacemos en las escaleras, en una baranda exterior, a bastante altura ya del altar mayor, qu se extiende a nuestros pies, podremos admirar la gran obra de Vasari, el Juicio Final que se pintó bajo la cúpula de Brunelleschi.



A partir de aquí, habremos de continuar la ascensión por el interior de la cúpula, a través de un entramado sistema de escaleras estrechas que transitan por el espacio que separa las dos cúpulas, la interior y la exterior. Este camino está poco iluminado y tiene bastante pendiente, sin descansillos ni demasiado espacio para pasar varias personas.



Subir a la cúpula del Duomo de Florencia vale todos estos esfuerzos con creces, ya que una vez arriba se obtienen vistas fantásticas del Campanile de la catedral y el resto de la ciudad cuna del Renacimiento.















Despues de esta maravilla aún nos queda algo de tiempo para seguir recorriendo otros bonitos rincones de esta preciosa ciudad.
Estamos en la Basilica de la Santa Croce situada en la plaza homónima.




la principal iglesia franciscana de Florencia y la mayor del mundo de dicha orden. La Basílica tiene una longitud de 138 metros y 39 metros de anchura, lo que deja claro la grandiosidad del edificio.
Por desgracia cuando llegamos ya cerraban su interior y no pudimos visitarlo.



Ya de regreso nos arrimamos a la orilla norte del Arno en dirección al Ponte Vecchio





Mañana visitaremos otra joya de la Toscana: Siena

No hay comentarios :