miércoles, 3 de noviembre de 2010

LA LLAMBRIA - FOCES DE LA SAOLLA Y LES CUERRIES

TARANES - LA LLAMBRIA - FOZ DE LA SAOLLA - LES CUERRES

DISTANCIA TOTAL: 19 KILÓMETROS

DESNIVEL ACUMULADO DE SUBIDA: 1.550 METROS

DESNIVEL ACUMULADO DE BAJADA: 1.800 METROS


PARTE DEL RECORRIDO COINCIDE CON OTRAS ACTIVIDADES REALIZADAS CON ANTERIORIDAD Y QUE SON OTRAS OPCIONES INTERESANTES PARA REALIZAR EN ESTA ZONA DE PONGA:

Semeldón Valle Moru - Les Cuerries

Circuito alrededor del Tiatordos desde Taranes

NOTA: Tanto en la Sahoya como en Les Cuerries es necesario vadear varias veces los arroyos, así que se debe de prestar atención a los caudales que puedan llevar.
El recorrido lo hicimos dejando un coche en Taranes y otro en el Puente Les Cuerries, la distancia entre ambos puntos es de 7 km a recorrer por carretera, así que la opción de un coche en un solo punto haría el recorrido excesivamente largo.


TRAMO 1: TARANES - PICO LA LLAMBRIA O ALTO LOS FUEYOS


1

Un poco antes de llegar al pueblo de Taranes (580m), en una pronunciada curva de la carretera donde esta cruza el arroyo Taranes, parte una senda a la izquierda,(existe una indicación de Ruta al Tiatordos) en este punto se encuentras los restos de un viejo molino. Un llamativo cartel nos indica que el recorrido no es apto para todo el mundo (un poco exagerado....)


2.- Alex sorprendido ante la advertencia de peligrosidad de la ruta.


en pocos minutos llegamos al Puente Picacero,que dejamos a nuestra derecha, en la otra vertiente del puente se encuentra un antiguo lavadero.
El claro camino perfectamente empedrado asciende entre praderías y arbolado hasta meterse en la angostura de la Foz de la Escalada  flanqueado por los murallones de los Picos Taranes al norte y Monteagudo al sur conserva su nombre ancestral, que deriva de las escalas, especialmente troncos desmochados de árboles, que había que instalar para salvar los desniveles de los peñones en una época, perdida en los siglos, en que no se había abierto la senda.

8.- Empezando a adentrarse en la foz de La Escalada.



18.- Atravesando la foz de La Escalada.


Las lluvias recientes hacen que las aguas del río Escalada desciendan rugientes por el fondo de la foz

Llambria-Sahoya 014_editado-1


y que de las paredes de la foz broten auntenticas cascadas de agua.


24.- Atravesando la foz de La Escalada.

28.- Javi Cienfuegos subiendo por el camino que atraviesa la foz de La Escalada.

Después acometemos la angosta entalladura por los requiebros del sendero que asciende superando un gran desnivel con una protección de hierro hacia el cauce.

29.- Subiendo por el camino que atraviesa la foz de La Escalada.


Superada la foz el camino perfectamente empedrado va alejándose ya del río, asciende en numerosos zig-zag hasta llegar a la majada Fresno (1.000 m), esta antigua majada ahora abandonada es encrucijada de caminos , el camino de la izquierda asciende por el monte la Bufona en dirección a las faldas del Tiatordos .
Obviamos este camino y ascendemos por las praderías donde se asientan las ruinas de la majada, en esta zona el camino se pierde un poco.

Llambria-Sahoya 020_editado-1


Nosotros hemos de seguir ascendiendo por el margen izquierdo del río Escalada acercandonos más adelante junto a su cauce.

Llambria-Sahoya 021_editado-1

A partir de este lugar podemos tomar dos opciones subir directamente hacia la majada de Pigüe o pasar primero por la de Daón que es lo que haremos nosotros.

El camino hacia Daón se pierde algo entre la vegetación pero es facil ascender entre ella.


Llambria-Sahoya 023_editado-1

Llegamos a la hermosa majada de Daón (1.310 m.) donde tomamos un respiro tras la fuerte ascensión.


Llambria-Sahoya 029


Llambria-Sahoya 032_editado-1

Falda del Campigüeños desde la majada Daón

Llambria-Sahoya 034


Hasta Daón habíamos llevado siempre dirección oeste sin embargo ahora hemos de girar y tomar un sendero en dirección noreste que nos lleva, en tramo practicamente llano, hasta la cercana majada de Piegüe (sin niebla esta majada se vería perfectamente desde Daón)

55.- Dejando atrás la majada de Daón y encaminándonos hacia la majada de Piagüé.


Llegamos a la majada Piegüe (1.330 m.) situada en una herbosa collada en la que lo primero que destaca es una buena cabaña jalonada con un fresno.


Llambria-Sahoya 037

La mayor parte de las cabañas que formaban esta majada están en estado ruinoso, destaca que la mayor parte de ellas tienen los techos construidos con "llavanas", grandes losas de piedra como esta sobre la que se encuentra subido Javi.

Llambria-Sahoya 038

Desde Piegüé hemos de ascender en dirección norte, el sendero se toma junto a la fuente existente en la majada la cual se encuentra a la izquierda de la cabaña con el tejado de teja.

Llambria-Sahoya 041_editado-1

Según ascendemos tenemos una panorámica más amplia sobre la majada.

Llambria-Sahoya 043_editado-1

Ascendemos hasta el Collaín Mediu Valle (1.400 m), en sus proximidades se encuentra la vega Llagu donde existe una pequeña laguna que en esta ocasión se encuentra con agua, aguas que origina la fuente Fonfría hacia donde nos dirigiremos.

Llambria-Sahoya 046

Llegamos a la fuente Fonfria (1.540 m.)

Llambria-Sahoya 049_editado-1

Ascendemos por la vallina situada encima de la fuente, hasta alzarnos a una zona con algun jou y una serie de colladas; se trata de los Foyos de Pigüe, una zona donde es dificil orientarse en caso de encontrarse con niebla espesa como nos sucedio a nosotros.
Superado este tramo llegamos a la cumbre de La Llambria, en algunos mapas se la refiere como Canga'l Güe, Alto los Foyos (1.749 m.)


90.- Fotografía del grupo en la cumbre del picu La Llambría (de izquierda a derecha

La cumbre se encuentra cerrada con alambres de espinos, en ella sobresale una antena y también una caseta de servicio, sostenida a duras penas sobre el impresionante murallón de verticales escarpaduras que se desploma sobre el valle de Semeldón

84.- Jonatan y Javi Cienfuegos junto a la caseta de la cumbre del picu La Llambría.

La cumbre en días claros tiene unas vistas inmejorables, pero por desgracia hoy no pudimos disfrutar de estas, lo máximo que llegamos a ver fue esto:

82.- En el picu La Llambría. Lo que la niebla deja ver desde la cumbre.

TRAMO 2: LA LLAMBRIA - FOZ DE LA SAOLLA - COLLADO LLUES

2


Hemos de dirigirnos en dirección sur por la cumbrera que separa las cuencas de los rÍos Escalada al este y Semeldón al sur, superando sucesivos collados Fitu Cardosu (1.636 y Llanu la Camba (1.565)

Llambria-Sahoya 059_editado-1

Desde aquí vemos una gran praderia donde se asentaba la majada Muniellos, por encima de esta vega, a su izquierda, se encuentra la Collada Fitu Muniellos (1.551) , nostros para dirigirnos a la pradería soslayaremos la collada y nos dirigimos directos a ella atravesando la parte alta del hayedo,

Llambria-Sahoya 061_editado-1

Nos encontramos en la parte más oriental del hermoso bosque de Purupintu que cubre toda la cuenca alta del Semeldón

Llambria-Sahoya 064


Llambria-Sahoya 066

Llambria-Sahoya 071

Llegamos a la amplia pradería sobre la que se asentaba la majada o más bien cabaña de Muniello, concretamente en el collado que vemos en la foto.

Llambria-Sahoya 075

Para dirigirnos hacia las profundidades de la cuenca del Semeldón, tomaremos una vallina herbosa que desciende en dirección a los contrafuertes suroccidentales de la Llambria donde se situa la amplia vega de Muniellos rodeada por frondosos hayedos.

Llambria-Sahoya 077_editado-1

Desde la vega hemos de descender por todo el valle de la Reguera los Adiellos siempre teniendo a nuestra derecha los contrafuertes calizos de la Llambria y a la izquierda el espeso hayedo de Purupintu.
La primera parte del descenso la haremos por el cauce seco de la riega

112.- Bajando por el cauce de la Reguera Los Adiellos.

Hacia la mitad del descenso hemos de tirarnos a la derecha de la riega donde encontraremos restos de senderos .
Un poco antes de que la riega llegue a unirse con el rio Saolla nos alzamos a una despejada campera sobre la que admiramos el hermoso y solitario lugar donde nos encontramos.

Llambria-Sahoya 085

Un vistazo atrás hacia el valle por el que hemos descendido.

Llambria-Sahoya 082

Peña Crespa y la más cercana Peña Toral

Llambria-Sahoya 084

Tambien intuimos la entalladura de la foz de Saolla, que permanece oculta trás una zona boscosa.

Llambria-Sahoya 083

Llegamos a la orilla del arroyo Saolla que pronto pasa a llamarse Semeldón y descenderemos en busca de la foz

Llambria-Sahoya 087

Siempre descenderemos a la derecha del arroyo donde existen trazos de sendero.

Llambria-Sahoya 091

Las paredes del Toral a la izquierda y la Llambria a la derecha van encajonando cada vez más el cauce.

132.- Adentrándonos hacia la foz de Saolla.

Llambria-Sahoya 097

En la parte más angosta de la foz el sendero desaparece y tenemos que hacer algun paso sobre roca humeda donde hay que tener cuidado.

Llambria-Sahoya 101

Llegado el punto que vemos en esta foto hemos de cruzar el arroyo, ya que este se desploma unos metros más abajo en un enorme salto, resultando imposible seguir junto a su margen.
El punto de referencia para vadearlo es un enorme bloque de piedra situado en medio del cauce, teniendo que pasar entre este y la pared caliza que hay a la izquierda del cauce.

156.- Cruzando  el río Samedón en la foz de Saolla.

Santos cruzando este tramo.

Llambria-Sahoya 103

Tras cruzar el arroyo, nos alzamos por un sendero casi imperceptible, dejando el cauce muchos metros por debajo nuestra. Ante nosotros tenemos una espectacular vista sobre el valle de Semeldón y el bosque de Agüera que tapiza totalmente la falda septentrional de La LLambria

Llambria-Sahoya 105_editado-1

El sendero comienda a realizar un fuerte descenso buscando nuevamente el cauce del Semeldón, en esta zona el sendero se pierde si cabe aún más entre la vegetación. En la parte final del descenso nos introducimos en el bosque de Agüera

Llambria-Sahoya 110

Las majestuosas hayas se mezclan con un gran laberinto de rocas y envejecidos musgos de un espesor que pocas veces he visto.

Llambria-Sahoya 117

Sobran las palabras ante esta belleza, y todos los que estamos presentes nos quedamos boquiabiertos ante uno de los lugares más hermoso, salvajes y solitarios que hemos conocido en nuestras vidas.

163.- Bosque del Monte Agüera, en el cauce del río Samedón.

165.- Bosque del Monte Agüera, en el cauce del río Samedón.

Cruzamos el río Semeldón (que ya ha tomado ese nombre en lugar de Saolla) a una altura aproximada de unos 810 metros.
Podríamos haber seguido descendiendo por el curso del río para llegar hasta la cabaña de La Agüera, pero sería perder más altura y el recorrido ya era demasiado duro y el tiempo de luz que nos restaba no muy abundante.


167.- Bosque del Monte Agüera, en el cauce del río Samedón.

169.- Cruzando el río Samedón por el bosque del Monte Agüera.

Así que cruzamos el Semeldón y ascendemos por el hayedo en dirección este (sin sendero alguno) en busca del camino maderero que partiendo del Collado Llue y a una altura aprox. de 1.000 m. cruza este hayedo en su parte alta, cercano a los murallones septentrionales de la Llambria.
El ascenso aunque duro por la fuerte pendiente no entraña ningun problema, regalandonos además la belleza de este hayedo.

Llambria-Sahoya 119



Llambria-Sahoya 120


Llambria-Sahoya 122

El ascenso termina en el Collau Valleyu (1.024 m) donde enlazamos con la pista maderera que mencionamos antes.

Llambria-Sahoya 124_editado-1

Recorremos la pista en dirección este hacia Llues, el paisaje no pierde ni un ápice su belleza.

Llambria-Sahoya 125

La pista casi siempre en ligero ascenso, nos deposita en las despejadas camperas de la Collada Llues (1.110 m.)

Llambria-Sahoya 131

En dicho collado existe una fuente abrevadero, donde nos tomamos un descanso.

Llambria-Sahoya 132_editado-1

TRAMO 3: COLLADA LLUES - LES CUERRIES - PUENTE LES CUERRIES


3

Para descender por Les Cuerres hemos de tomar la pista que une Taranes con Valle Moru en dirección a este ultimo. La pista desciende hasta la collada Cuadramoñu dejando atrás las bonitas camperas y cabañas que se asientan en los alrededores de Llue.

Llambria-Sahoya 133

Llegamos a la collada Cuadramoñu (930 m.) donde encontramos un par de cabañas bien conservadas.
Desde el mismo collado tomamos un camino que se dirige a la ladera boscosa de la peña Corina

Llambria-Sahoya 134

El camino desciende a traves de la zona boscosa, donde a veces se pierde entre la hojarasca, hasta llevarnos a una abandonada y medio derruida cabaña de piedra

187.- Llegando junto a una de las cabañas del Valle Corina.

Esta cabaña está situada en la parte más alta de una enorme y pindia pradera, se trata del valle Corina.
Por esta pradera claramente abandonada y cubierta de felechos es por donde descenderemos hacia el fondo del valle donde corre el río Corina o Cuerries, 250 metros de descenso nos restan hasta llegar allí.

Llambria-Sahoya 139_editado-1

Segun vamos descendiendo, van apareciendo ante nosotros los restos de otras cabañas , tambien en franco estado de abandono.

Llambria-Sahoya 142


En la parte inferior del valle de Corina nos encontramos con esta cabaña.

Llambria-Sahoya 144

Al dejar esta ultima cabaña hemos de descender hacia el fondo del valle con una ligera tendencia hacia la derecha, y una vez en el cauce del rio Cuerries hemos de cruzarlo para alcanzar su margen derecha.
En este margen observamos la existencia de un camino que en otros tiempos tuvo que tener cierta importancia y se encuentra armado en algunos puntos.


216.- Atravesando la foz de Les Cuerries.

A partir de aquí y durante unos dos kilometros y medio que nos restan hasta llegar a la carretera donde hemos dejado el vehículo, solo nos resta disfrutar de este paraje de insultante belleza y bravura que forman las Foces de Corina. Como referencia mencionar que iremos continuamente cercanos al cauce del arroyo, cruzandolo en numerosas ocasiones, hasta un total de 9.
Lo profundo de esta foz, unido a la escasa luz debido a lo avanzado de la tarde, hace que las fotos estén totalmente deslucidas, no obstante algo dejan entrever de la belleza de este recorrido.


Llambria-Sahoya 151_editado-1


Llambria-Sahoya 154_editado-1




223.- Atravesando la foz de Les Cuerries.


Llambria-Sahoya 159_editado-1




239.- Atravesando la foz de Les Cuerries.


En la parte final el valle se abre ligeramente y atravesamos alguna pradería próxima al cauce, encontrando tambien el resto de algun cabaña. Se trata de la Majada Les Cuerries (380 m)

Superadas estas praderías nos encontramos con un ancho camino que nos parece indicar que se acabaron los tramos sinuosos y estrechos, pero aún nos resta la última sorpresa, ya que hemos de dejar a nuestra derecha el camino que parece más claro y que nos subiria a la collada Pandellina para descender hasta el pueblo de Sotos y tomar un senderín a nuestra izquierda que inicia un marcado descenso.

El descenso final al Puente de Les Cuerries exige bajar por una canal que aunque corta, es extremadamente inclinada, húmeda y con mucho grijo. En la base de la misma se ha construido una rudimentaria escalera de hormigón , debido a este paso este tramo se le denomina sedo del Escaleru.
Una vez superada esta pequeña canal llegamos al puente Les Cuerries donde tenemos el vehículo.






5 comentarios :

Kunzuilh dijo...

Una auténtica pasada de reportaje.
Me ha encantado. Vaya sitios más guapos...

Sara dijo...

Se ve que lo pasais de miedo!
Un reportaje muy bueno!

andariegu castrillonense dijo...

¡vaya maravilla de ruta! yo creo que ye de les mas guapes que ficisteis,sois unos hachas.

Sara dijo...

¡¡Ostras!! estais hechos unos campeones de primera.
Nosotros la primera vez que fuiemos a Taranes íbamos con idea de hacer la LLambría pero el día estaba de perros y nos conformamos con ver el pueblecito y parte del concejo que mereció la pena, asi es que la tenemos pendiente pero caerá y con estas imágenes que nos traesis de primerisima allá que nos presentamos.
Jonathan ¿el JAVI ese? subido a esa piedra jajajaja, es nuestro Cienfuegos, es que me parece él.

Otra ruta que me habeis hecho disfrutarrrrrrrr.
abrazotedecisivo

Andanzes de un Pisapraos dijo...

¡Expléndida compañeros, una ruta magnífica! Yá estáis creándo escuela (siempre que puedo hablo de vosotros - incluyo a Cienfuegos -, a mis compañeros de los grupos de montaña con los que salgo). Mis felicitaciones y un fuerte abrazo.