miércoles, 7 de agosto de 2013

La Senda de las Merinas y los Castillines (Travesía Cubilla-Tuiza)

PUERTO LA CUBILLA - SENDA LAS MERINAS - LOS CASTILLINES - TUIZA

DISTANCIA TOTAL: 13 KILÓMETROS
DESNIVEL ACUMULADO DE SUBIDA:800 METROS
DESNIVEL ACUMULADO DE BAJADA: 1.200

NOTA: Se trata de un recorrido sencillo en su primer tramo, pero una vez dentro de la senda de las Merinas y en la ascensión a los Castillines nos encontraremos con algún paso de fácil trepada y en los que hemos de poner especial cuidado por la cantidad de piedra suelta, que puede causar un disgusto si no somos cuidadosos.

TRAMO 1:  PUERTO LA CUBILLA -  COLLADO TERREOS


Dejamos el  primer vehículo prácticamente en la última recta antes de llegar al Puerto de la Cubilla, en la zona conocida como El Picón. Justo antes del pedrero que cae de Peña Vera parte a nuestra derecha el antiguo camino que desde la actual carretera asciende por la derecha de Peña Vera, con dirección a la Vega de Candioches, salvamos un pequeño desnivel antes de abandonar las preciosas vistas sobre las cumbres de la Almagrera la Mesa y la Tesa


Las vistas cambian totalmente y tenemos ante nosotros la amplia vega de Candioches con las impresionantes siluetas de la Pequeña y Grande Ubiña. Pasamos el cierre de pastos entre ASturias y León y nos adentramos en territorio de esta última provincia.
 Hemos de cruzar la vega Cadioches en dirección oeste hasta su parte más baja, zona conocida como Los Ollones donde nos uniremos con el camino que viene de Casa Mieres.


Esta foto nos muestra la exuberancia y amplitud de esta vega de Candioches.
 Candioches es uno de los siete puertos de montaña radicados en el término de San Emiliano, de León, que en el año 1925 adquirió el Ayuntamiento de Mieres a la Fundación Sierra-Pambley por un monto de 20.000 reales. En el otro extremo de la vega vemos la cumbre de la Peña Vera.


En los Ollones tenemos la opción de tomar una pista que asciende a mano derecha (Norte) o ascender por un estrecho paso por zona caliza  conocido como El Estrecho.


Superado el escalón calizo del Estrecho se abre ante nosotros la  a hermosa vega de Riotuerto, realzada con la imagen fascinante de Peña Ubiña.


Nos vamos dirigiendo hacia el collado Terreros situado entre Ubiña y Cerreos y que es frontera natural entre las dos provincias.


Un gran número de cabezas de ganado pastan tranquilamente en esta amplia vega.


Llegando al Collado Terreos (1.887 m.) dejando atrás la Ubiña Pequeña.


En Terreos nos asomamos a su vertiente norte, territorio asturiano en cuyo fondo se encuentra el refugio del Meicín.


TRAMO 2:  SENDA DE LAS MERINAS - 1º Y 2º CASTILLÍN - TUIZA


Desde Terreos vamos a tomar la denominada "Senda de las Merinas", cuyo nombre viene dado por el paso de estas ovejas en busca de pastos.  Sin embargo creo que este topónimo es erróneo en el tramo que vamos a recorrer ahora, ya que por este tramo de "senda" no se llega a ningún pasto, y para confirmar dicho error, estuvimos hablando con un paisano de Tuiza de 85 años de edad, el cual nos dijo que la senda de las Merinas si llegaba hasta Terreos, pero que desde aquí  ninguna oveja recorrió las abruptas faldas de Peña Ubiña  por donde discurre esta denominada "senda de las Merinas".


Las vistas que tendremos en todo momento sobre el valle del Meicín son espectaculares.


El arranque viene bien marcado por jitos que nos llevan hasta este pedrero.  En este punto desaparecen los jitos (seguramente por alguna avalancha invernal).  Como referencia importante hemos de dirigirnos a la parte superior de una pequeña peña triangular que emerge en medio del pedrero.


Dejando atrás la peña, que no es tan pequeña como parecía en un primer momento.


A partir de aquí la senda viene señalizada con numerosas marcas de pintura amarilla.  Estas nos llevan al tramo más aéreo de esta senda.  Esta espectacular traviesa es técnicamente muy sencilla, pero es un paso bastante aéreo y no permite ningún tropiezo.


Al girar el canto después del tramo aéreo tenemos el único paso de trepada de esta senda y que vemos en la foto marcado con una línea roja.  Es sencillo y menos expuesto que la traviesa anterior


La senda asciende hacia una gran laja y por ella alcanzamos el marcado hombro donde arranca el espolon nororiental de Peña Ubiña.


Llegando a dicho hombro, donde abandonaremos las vistas sobre la collada Terreos que vemos al fondo en la foto.


La senda gira en dirección noroeste y se adentra en un mundo calizo donde vemos parte de las cumbres de este macizo de Ubiña, entre ellas los Castillines que son nuestro objetivo de hoy.


Hemos de llegar a un collado situado a la izquierda del Cuetu Les Cabres, recorriendo un inmenso pedrero que se desprende de los verticales paredones de la cara norte de la Ubiña.


Llegando a dicho collado damos un vistazo atrás hacia este gran pedrero que hemos cruzado.


Para llegar a la base de los Castillines hemos de cruzar una zona de jous conocida como Xoyu la Cabra.  Lo jitos nos hacen descender hasta ellos para luego acercarse a la base del primer Castillín.  Nosotros no queremos perder altura y tomamos la dirección que os marco en la foto.  Lo importante es llegar hasta la base de la canal que sube entre la Puerta del Arco y el Primer Castillín.


Aquí tenemos dicha canal, cubierta por un pedrero muy incomodo de subir.  Ascenderemos por ella hasta su final.


El último tramo es el más estrecho y vertical haciendo obligado el uso de las manos.  No obstante unos metros antes podemos tomar un pindio sendero que parece dirigirse a la cumbre de la Puerta del Arco.  Pero una vez en su base y por la otra vertiente gira un sendero a la derecha en busca de los Castillines y que nos evitaría este tramo complicado de la canal.


La canal culmina en la Collada del Arco (2.160 m.)
Aquí giramos a nuestra derecha para tomar dirección norte mientras seguimos ascendiendo  por un terreno menos vertical y mucho más llevadero hasta llegar a este collado  que separa los dos primeros Castillines.  Desde el (flecha roja) subimos los escasos metros que nos restan hasta la cumbre del Primer Castillín.
Luego hemos de descender nuevamente hasta este punto para subir al Segundo Castillín a través de una pequeña canal (flecha amarilla)


Llegamos a la cumbre del Primer Castillín (2.252 m.).


  Las vistas hacia el norte de toda la cresta que lleva hasta los Fontanes es espectacular.


Hacia Torrebarrio (León)


Descendemos de la cumbre por el mismo itinerario y comenzamos la ascensión al Segundo Castillín.  Lo haremos por la corta canal situada a la izquierda de la cumbre.


Hacia atrás vemos claramente el itinerario de subida al Primer Castillín.


Al finalizar la canal giramos a nuestra derecha y tras superar una sencilla trepada alcanzamos la cumbre del Segundo Castilín (2.296 m.)


Hacia la cresta norte vemos en primer término el Tercer Castillín cuyo acceso requiere el uso de cuerdas y material de escalada.  La agreste cresta que culmina en los Fontanes que vemos al fondo de la foto.


La cima de este Segundo Castillín tiene uno de los buzones de cumbre más bonitos de Asturias.


Vistas hacia Asturias, zona del Meicín hacia donde vamos a descender.


Para el descenso regresamos por el mismo itinerario hasta el arranque de la canal situada entre la Puerta del Arco y los Castillines.
Aquí hemos de girar a la izquierda por la zona denominada las Cinchas del Plantón para tomar el marcado sendero que desciende a la izquierda del Valle de Covarrubia.
Nosotros sin embargo bajamos al jou de la Cabra y tomamos un descenso directo hacia la vega del Meicín.  No es un descenso complicado pero al no existir sendero alguno (excepto en la parte inferior) hay que tener cuidado no enriscarse en alguna de las verticales llambrias que caen sobre el Meicín.


Ya junto al refugio del Meicín el sol se pone sobre la inconfundible silueta en forma de cuernos de los Castillines.


Una cervecita y un aperitivo en el refugio para descansar las piernas de la dura bajada, con la compañía de un burro que se acercó a ver si caía algo de comer.


Y ya por el camino de sobra conocido descendemos hasta Tuiza de Arriba donde tenemos el segundo vehículo.

3 comentarios :

Anónimo dijo...

Simplemente espectacular....

Anónimo dijo...

Guapa actividad. ¡Y qué día!, qué envidia.

Anónimo dijo...

Se me olvidaba: guapa actividad, muy bien descrita y documentada. Felicitaciones.