miércoles, 20 de noviembre de 2013

CAPADOCIA DIA 3 (VALLE DE IHLARA, CIUDAD SUBTERRANEA DE DERINKUYU)

CAPADOCIA DIA 3 (VALLE DE IHLARA, CIUDAD SUBTERRANEA DE DERINKUYU)


PODEIS VER LOS DOS DÍAS ANTERIORES EN LA CAPADOCIA HACIENDO CLICK EN ESTOS ENLACES
  - Capadocia (Valle de Ihlara y Rosa, ciudad subterranea de Derinkuyu)
- Capadocia (Valles de la Capadocia: Rojo, Blanco y de las Palomas)
- Pamukkale 
- Ruinas romanas de Afrodisias   
 - Ruinas romanas de Éfeso  

Como siempre a primera hora nos subimos a la hermosa terraza de nuestro hotel a desayunar mientras contemplamos los últimos globos que surcan la mañana de los cielos de la Capadocia.




Nuestro primera visita del día sería el valle de Ihlara. En el arranque de este valle se encuentra la pequeña población de Selime, donde encontramos una maravilla a visitar:  El Monasterio de Selime.  Pero esta visita la dejaremos para el final, ya que viene incluida en el precio de la entrada al valle.


 1. SELIME

  Lo que si hacemos es darnos una vuelta por los alrededores de Selime donde nos encontramos una zona de verticales paredes donde como es típico en la Capadocia, fue totalmente perforada para la ubicación de viviendas, iglesias que en este caso están totalmente abandonadas.







2. VALLE DE IHLARA

Hay varias entradas para acceder al valle. La primera es en la parte superior del valle en el pueblo de Ihlara. La segunda se abre a la altura del kilómetro 4 del valle y es la entrada más popular, y tiene más de 300 escalones para descender hacia el valle. La tercera entrada es desde el pueblo de Belisirma que te permite entrar en el valle en vehículo. Se encuentra en el centro (km 7 º) del valle, siendo este es el mejor lugar para aparcar el coche, y siendo la opción que nosotros eligiremos.
 La última entrada es el final del valle en el Monasterio de  Selime. 

 La mejor parte del valle es los primeros  7 km del pueblo de  Ihlara hasta el pueblo de  Belisirma , donde se puede ver la mayoría de las iglesias



El pasar del árido terreno de la Capadocia y sus tórridas temperaturas, al verdor y frescura de este valle, hace que sea aún más agradable su recorrido, unido por supuesto a la belleza de este cañón con paredes verticáles de más de 100 metros de altura que cierran el cauce del río Melendiz



 En el siglo IV este fue  refugio de cristianos que escapaban de los romanos y construyeron en las paredes del cañón miles de iglesias, ermitas y monasterios de mayor o menor tamaño y hoy en día en su mayor parte en ruinas.



 De Ihlara a Belisirma es donde se acumulan el mayor número de iglesias  (habrá unas 60) auténticamente horadadas en el desfiladero.


 

Descendemos nuevamente al valle y seguimos disfrutando de este oasis de frescor.



A mitad de camino, encontramos un chiringuito donde podemos comprar cualquier tipo de bebida y parar a comer.









Los monjes excavaron iglesias y viviendas en la roca que posteriormente fueron decoradas con coloridos frescos. El paso de los años ha determinado el estado de conservación de los frescos deteriorándolos pero aun son muchos los ejemplos de este arte rupestre que pueden verse en el valle de Ihlara. 
Entre las iglesias rupestres más importantes de este valle destacan los templos de  Egritas, Kökar, Pürenli Seki, Agaçalti, Sümbüllü, Yilanli, Karagedik, Kirk, Bahattin, Direkli y Ala. Todos ellos diseminados por el cañón con características tan particulares que merecen una mención aparte.





Caminamos casi hasta llegar a Ilhara, aunque el último tramo ya no encontraremos ninguna iglesia, y como aún nos quedaba todo el camino de vuelta, decidimos regresar antes del final del cañón.



Cogemos el coche y recorremos el tramo que nos separa de Belisirma a Selime.  Una vez abandonado el fondo del cañón contemplamos dos de los volcanes causantes del peculiar relieve de la Capadocia.  Los dos con una altura superior a los 4.000 metros.




3. MONASTERIO DE SELIME 

Desde la carretera de Belirsima ya podemos contemplar las formaciones donde se ha excavado este complejo monástico



La visita del Valle de Ihlara no está completa hasta que no se haya visitado este espléndido y sorprendente lugar llamado Monasterio de Selime. Este lugar es cualquier cosa menos la imagen que tenemos de un monasterio cristiano al uso.


Parece más bien una pequeña ciudad, un pequeño palacio excavado en la roca, con estancias y rampas imposibles, con vistas espléndidas, con rincones oscuros donde solamente llega la luz a través de pequeñas ventanas de formas caprichosas. 
 














4.DERINKUYU

 Capadocia cuenta con muchas ciudades subterráneas, una de las más importantes es esta de Derinkuyu.
Se dice de esta ciudad subterránea, que podía albergar hasta unas 10.000 personas .
Se han contado 52 chimeneas de ventilación que permiten comunicar esta ciudad excavada en el suelo, cuya profundidad podría alcanzar los 85 metros de profundidad.

Sólo se pueden visitar 40 metros de profundidad y ocho plantas.
En el primer piso, se encuentran los establos con comederos y abrevaderos,y una sala de estudio con una bóveda de cañón. Los siguientes pisos albergan las casas, los almacenes de alimentos, las cocinas y los pozos.




 Cada uno de los niveles podía ser taponado independientemente del resto mediante unas ruedas de piedra que solo se podían activar desde el interior de la ciudad.



Un angosto y empinado descenso nos llevará al séptimo piso, el más amplio, donde descubriremos una iglesia en forma de cruz.





En el octavo, solo una sala con chimenea de ventilación.  Un túnel del que todavía no se ha encontrado el acceso, permitía llegar a Kaymakli, otra ciudad subterránea a 10 kilómetros.








5 VALLE ROSA

Regresamos a Göreme, y como aún tenemos tiempo, queremos dar un paseo al atardecer por otro de los valles próximos. 
Para ello nos acercamos a Cavusín, pueblo situado a apenas 5 kilómetros de Göreme.



Tomando una pista que pasa junto al cementerio llegaremos al arranque de los recorridos marcados que nos permiten visitar el "Valle Rojo"  y el "Valle Rosa".
Pero esto lo dejaremos para el día siguiente, hoy solo nos dedicaremos a perdernos por alguno de los innumerables senderos que se adentran en estos valles utilizados para llegar a los numerosos viñedos plantados en ellos.












3 comentarios :

Sara Terrones dijo...

Hola Jonathan, lo hicisteis por libre o con algún tour? ¿Teníais transporte propio?
Gracias!

jonatan dijo...

Hola Sara. Lo hicimos totalmente por libre. Alquilé un coche por internet que me lo llevaron a la misma puerta del hotel (comprueba antes de que marchen que tiene aire acondicionado jeje). El único problema fue que me perdí un poco para llegar al valle de Ilhara, pero puedes reservar el coche con gps para evitar complicaciones.
Un saludo.

Sara Terrones dijo...

Muchas gracias. ¿Recuerdas con qué compañía lo alquilasteis?
Nos vamos la semana que viene, así queno creo que el aire acondicionado sea un porblema ;)

No teníamos pensado alquilar coche por el precio de la gasolina, pero teniendo base en Göreme iguales una opción.

Un slaludo