martes, 22 de septiembre de 2015

REDONDINA - NARIO - TAJADURA (LA AGRESTE PEÑAMELLERA PARTE II)

TRAMO 2:  Redondina - Collantes  - Nario - Tajadura.


VIENE DE AQUÍ: 
DE TAJADURA A LA REDONDINA (LA AGRESTE PEÑAMELLERA PARTE I)

PLANO DEL RECORRIDO


DISTANCIA TOTAL: 7,5 KILÓMETROS
DESNIVEL ACUMULADO DE SUBIDA:  1.100 METROS
DESNIVEL ACUMULADO DE BAJADA:  400 METROS

Hemos dejado la descripción de la primera parte de este recorrido en la cabaña de la Redondina.  Solitaria cabaña situada en un apacible y solitario paraje, rodeado de naturaleza salvaje por los cuatro costados.
El sendero que hemos de seguir, nos lleva en dirección norte a descender al río Mildon que hemos de cruzar por un puente.  El problema es que los helechos nos dificultan encontrar el sendero correcto, para orientarnos debemos buscar un enorme fresno que hay en esa dirección punto en el que comienza a descender el sendero en busca del río.


Llegamos al cauce del Mildón que atravesaremos por este puente (340 m.) en el que por suerte la base del guardarraíl que existía para pasar años antes, lo han reforzado con troncos y piedras.


 Este era el "puente" hace tres años.




Comenzamos a descender por la margen derecha del río Mildón disfrutando de un tramo de gran belleza con numerosas pozas y pequeños saltos de agua que discurren muy cercanos al sendero.


El sendero aunque da la sensación de ser algo aéreo, tiene la suficiente anchura para ser muy fácil de recorrer.


El paraje es impresionante.


Tomamos algo de altura sobre el Mildón y llegamos a este punto donde un paso algo vertical, se salva gracias a esta escalera de madera que ha puesto el pastor de la Redondina recientemente.


Atravesamos una zona de continuos toboganes por encima del río, que aunque en las fotos os pueda parecer algo aéreo no es nada complicado.


FOTO DE ARCHIVO

Descendemos hasta el  río donde el sendero discurre por el mismo cauce.


Continuamos ya siempre muy próximos al Mildón.




Llegamos a un paso donde el río se cierra en una pequeña foz y el único paso posible es atravesando una plancha rocosa, con buenos apoyos, donde a lo sumo un error nos daría con nuestros huesos en el agua.


El sendero abandona el cauce y totalmente marcado continúa en suave descenso por el margen derecho del Mildón.  Llegamos a las Mestas (260 m.), donde hemos de prestar atención al punto donde vemos una marcada vallina a nuestra derecha (algo tupida de vegetación en su parte inicial), porque por ella hemos de ascender.  De esta forma abandonamos el sendero más marcado que continua valle abajo para tras subir el callejón de Las Mestas y recorrer la Concha Camarina nos dejaría en las proximidades de Oceño.

En la foto vemos el inicio de la vallina dejando ya por debajo nuestra el rio Mildón.


Los casi 350 metros de desnivel de esta amplia vallina, con el calor reinante, se hacen muy duros.
El sendero discurre en todo momento por su parte central.


Un vistazo atrás hacia el Mildon.


Cuando estamos cerca de alcanzar la senda  Collantes el sendero abandona la vallina para dirigirse dirección sur-sureste.


Antes de enlazar con el sendero que une Collantes con Oceño hacia el oeste vemos parte del impresionante recorrido que hemos realizado esta mañana.  No hace sino confirmarnos el increíble emplazamiento de la cabaña de la Redondina, y lo llamativo de su buen estado a pesar de su aislamiento.


Alcanzamos el Extremo del camino (600 m.) donde enlazamos con la preciosa senda que desde Collantes se dirige a Oceño a través de la aérea senda Collantes (flecha roja) y que podéis ver su descripción en este enlace  http://losdelasclaras.blogspot.com.es/2014/03/cabeza-vigueras-pare-la-concha-y-senda.html

Ahora vamos a seguir parte del recorrido que hicimos en ese día (pasando por las majadas de Collantes y Nario), pero en sentido contrario.  Para ello primero seguiremos el sendero en dirección este en busca de la majada Collantes situada en el fondo del valle homónimo.


El sendero discurre por un tramo en el que se encuentra libre de vegetación y aparece muy marcado, disfrutando de inigualables vistas sobre el valle Collantes.


 Caminamos por la Concha de La Cuesta.  En una de las curvas del sendero encontramos la Fuente de Coríos, manantial armado con piedras.


El sendero comienza a descender ligeramente y el tramo más cercano al valle, la maleza casi cierra totalmente el paso del sendero.  Los rasguños son inevitables para superar este tramo que nos dejara en las verdes praderas de Collantes.


Desde la parte inferior de la majada de Collantes (580 metros) subimos atravesando praderas y dejando a nuestro lado cabañas, la mayoría en estado ruinoso, como estas adosadas del Pedregal.

(foto de archivo)



Aún hay otra mas arriba justo antes de entrar en un avellanedo bastante espeso.


Nada mas atravesar el avellanedo salimos al Joyo El Valle, una zona mas despejada.  Hemos de fijarnos a nuestra derecha (dirección sur) para ver una canal herbosa, se trata de la Canaluca del Valle por donde discurre nuestra vía de acceso a la majada de Nario


Al comenzar a ascender por la canal, observamos detrás de las hayas una vertical peña que cierra la canal por el sur.  Esta peña debe de ser nuestra referencia.


Una vez que nos arrimemos a ella, veremos trazos del antiguo sendero que asciende diagonalmente a la izquierda


El sendero aparece incluso enconchando en algún pequeño tramo.  En breve damos vista a una pendiente canal con una alargada y húmeda lastra que culmina en una gran oquedad, la Ventosina.
Por el filo de esta canal, dejándola a nuestra izquierda, subiremos unos metros.


 En este punto el sendero hace un brusco giro a la derecha, atraviesa una zona rocosa por una casi desapercibida armadura a modo de escalones, para dar a una corta pendiente herbosa en forma de repisa, que nos llevará a una especie de collado, en donde hay algunas hayas y un pare para el ganado:  El Paré la Concha.


 Ahora afrontamos un corto descenso que nos adentra en otro hayedo.  Estamos atravesando La Concha el Joyo, que es como se llama este sendero que aparece en este tramo bastante marcado.


Pronto comienza a subir por el hayedo, trazando sucesivas revueltas, a la vez que pierde nitidez. Desapareciendo todo rastro en la última parte de la ascensión al hayedo.


Alcanzamos una clara horcada encima del hayedo (870 m.) en el extremo contrario el paisaje cambia súbitamente y nos encontramos con las apacibles praderías del Prao Nario.   La majada se encuentra a los pies del Canto el Buitre (que vemos en la foto) y hacia ella nos dirigimos.


Alcanzamos la preciosa majada de Nario (910 m.) a los pies del Canto el Buitre.


Desde Nario ascenderemos en dirección este en busca de la Concha los Aguaseles


Rodeamos una pequeña Cabeza rocosa (El Cabezu el Gumial) hasta llegar al pequeño jou herboso del Jou del Gumial donde giraremos ligeramente a la izquierda para ascender por los senderos de ganado.


Subimos por una vallina donde discurre la riega que nace en la fuente El Vallejo (1020 m.) a la altura de esta fuente entroncamos con la Concha los Aguaseles que discurre en horizontal proveniente del Collado Las Liborias. Lo tomaremos hacia la derecha (dirección sur)


Por terreno llano y que conserva el enconchado recorremos la Concha Los Aguaseles hasta alcanzar un valle abierto, libre de arbolado:  Los Aguaseles.    Ascenderemos este valle en diagonal para entrar en el monte de hayas por el Recuesto el Sosu.


Subiendo por el Recuesto el Sosu


Superado el Recuesto del Sosu, el sendero discurre horizontalmente por la empinada ladera.  Estamos en las Conchas del Sosu, tramo del sendero bien empedrado y claro.



Enseguida llegamos al Coterín del Toral (1.155 m.), collado el que merece hacer una parada para disfrutar de las vistas que tenemos hacia Nario y la sierra de Oceño


Y hacia el norte parte del recorrido que hicimos por la mañana por los intrincados vericuetos de la riega Tajadura.


A partir del Coterín del Toral el terreno es más despejado y por tanto la orientación más sencilla.
Mantenemos la dirección sur para vadear la Canal de las Gatunas por su parte alta dejando al característico Picón del Toral a nuestra derecha, y por encima nuestra el Picón del Quemado.
En medio de la canal pasaremos junto a la Fuente de Las Gatunas, en donde nace el arroyo que desciende por la canal.
Atravesaremos la canal sin perder ni ganar altura , pasando junto a la fuente para alcanzar en el extremo opuesto la Braña de las Gatunas.


Desde el otro extremo damos un vistazo atrás para observar la silueta del Picón del Toral


Seguimos en dirección sur en ligero descenso en busca del valle de Tajadura que tenemos a nuestra derecha, donde en su parte alta se encuentra la majada de Tajadura hacia la que hemos de descender.



Mientras los más fuertes aprovechan y hacen la cercana cumbre del Obesón.  Los que no estamos para esos trotes, disfrutamos de la belleza y tranquilidad de esta majada de Tajadura y de la preciosa luz del atardecer.



Desde Tajadura ya por terreno conocido esta mañana.  Ascenderemos al amplio Collado la Piedra (1.200 m.), que se abre ante nosotros, entre el Cueto Tajadura y el Cueto Galamería.


Desde el collado, descender por el marcado camino que hemos ascendido esta mañana y que nos devolverá a la carretera de Tresviso a la altura de la Canal del Jorcao.



2 comentarios :

Paloma Robles dijo...

Paisaje muy agreste y propio de una zona tan intrincada como esa. Es una maravilla de recorrido. Siempre indagando Jonatan. Preciosidad de imágenes. saludos

Cienfuegos Caleyeru dijo...

Muy buena ruta. Esta, con el tiempo, te la copiaré, aunque no sea más que por visitar esas cascadas.
Un saludo