miércoles, 10 de enero de 2018

SENDA DE LOS CAZADORES Y FAJA DE PELAY

SENDA DE LOS CAZADORES Y FAJA DE PELAY (ORDESA)

DISTANCIA TOTAL:  21 KILÓMETROS

DESNIVEL ACUMULADO 600 METROS

Uno de los recorridos más habituales y masificados del Parque Natural de Ordesa. Suele permanecer cerrado por la nieve excepto el verano y principio del otoño.  En este ENLACE podéis ver con más detalle el recorrido principal por el fondo del valle y que en este reportaje también recorreremos en parte.



 


NOTA:  Era la tercera vez que visitaba Ordesa.  y  cometí el ERROR de hacerlo en un puente que anunciaban buen tiempo.  Resultado, más de una hora esperando el autobús lanzadera en Torla, subida a la Senda de los Cazadores masificada de gente, mucha gente sin experiencia y mal equipada.  En el mirador no había sitio casi ni para asomarse.  La cola de caballo tomada por cientos de personas y en el descenso a la altura de las Gradas de Soaso había hasta aglomeración en el sendero... UNA PESADILLA.

 MAPA DEL RECORRIDO



Desde la Pradera de Ordesa (1.360 m) El recorrido comienza al final del aparcamiento de la pradera de Ordesa, en un camino a la derecha que pronto nos permite cruzar el río Araza por un puente de madera y nos introduce de lleno en la ascensión de la Senda de los Cazadores; un cartel colocado en el inicio de la senda nos permite comprobar que estamos en el buen camino.
El camino empieza a ganar altura serpenteando, atravesando un frondoso bosque.


 Uno de los pocos puntos de la subida donde podemos observar el valle de Ordesa.



La pendiente es pronunciada y el desnivel a salvar es de aproximadamente 600 metros. No obstante el continuo zig-zag alivia la fuerte pendiente



Finalmente llegamos hasta un mirador desde el que tenemos unas esplendidas vistas sobre el Valle de Ordesa y sobre el Circo de Cotatuero. Es el mirador de Calcilarruego en el que hay un pequeño refugio (1.950 m).
Desde él se divisa una de las panorámicas más geográficas de Ordesa en la que se suceden los circos como el de Cotatuero y Carriata, y cumbres emblemáticas como las del Tozal de Mallo, el Gallinero y Fraucata.


Y a nuestros pies, perdido en el fondo del valle, el río Araza, alimentado por un torrente que baja a trompicones del circo de Cotatuero.


A partir de este punto tomamos la Faja de Pelay que sin perder la altura se va adentrando hacia el valle por la vertiente izquierda.


Se conoce con el nombre de «faja» los salientes que en forma de cornisa se han ido formando en los altos murallones rocosos de esta zona del Pirineo como consecuencia del rosario de erosiones. La vegetación se desarrolló de tal manera en estas cornisas que hace resaltar el color gris de las paredes.


Este tramo del recorrido es totalmente llano, acercándonos rápidamente a la cabecera del valle.



Ya tenemos a la vista el Circo de Soaso con el Monte Perdido al fondo.


Seguimos los últimos metros de la Faja de Pelay, más desprovista de vegetación.


Valle de Ordesa hacia el oeste.


Alcanzando la cabecera del Circo de Soaso.


Después de una suave bajada podemos acercarnos a la cascada de la Cola de Caballo, inusitadamente baja de caudal.


Empezamos desde aquí nuestro descenso por el fondo del Valle de Ordesa. El Camino es cómodo, en algunos casos empedrado y pasamos junto a las cascadas que conforman las Gradas de Soaso, los saltos de agua del Estrecho y de la Cueva.




No hay comentarios :