lunes, 16 de septiembre de 2019

Tiros Navarros y Santa Ana por la Canal del Vidrio

TIROS NAVARROS Y SANTA ANA POR LA CANAL DEL VIDRIO



IMPORTANTE: No se la razón, pero en los reportajes vistos desde el móvil, las fotos pierden mucha calidad, si hacéis click sobre ellas , las podéis ver con mejor calidad.


DATOS DEL RECORRIDO

  •  ALOJAMIENTOS EN LA ZONA:  Siempre reservamos con booking, si quieres un descuento del 10% solo hay que ir a este enlace...  https://www.booking.com/s/32_8/losdel84
  • Inicio y fin del recorrido:   Estación superior del Cable (Liébana - Cantabria)
  • Fecha de realización de la ruta:  Agosto 2019
  • Tiempo total:   7,30 horas con paradas
  • Distancia total:  13 kilómetros
  • Desnivel acumulado:  1.100 metros.
  • Altura máxima: 2.598 m. (Tiro Navarro Central)
  • Altura mínima: 1.760 m. (Puertos de Áliva)
  • Recorrido: El Cable--;Puertos de Áliva--;Canal del Vidrio--;Tiros Navarros--;Pico Santa Ana--; La Canalona--; El Cable
  • ¿Recomendable para niños?: NO
  • Dificultad del recorrido: ALTA :Varios sitios donde requiere prestar atención, trepadas con dificultad ténica que nunca supera el grado II pero que no permiten errores.  Mucho cuidado como siempre a la hora de recorrerlo con niebla y si lo hacemos en sentido contrario, mucho ojo en dar con la salida buena en la Canal del Vidrio.



MAPA DEL RECORRIDO




Como en otros recorridos tomamos el teléferico de Fuente De, en esta ocasión aprovechamos el horario de verano que incrementa la apertura a las 9.00 y el regreso a las 19.00.  El resto del año funciona de 10.00 a 18.00

 Una vez arriba, en la Estación Superior del Cable (1.830 m.) Tomamos la ancha pista que sale del cable, terreno totalmente llano y muy masificado que nos sirve para ir calentando las piernas.




 La pista se dirige a la Horcada Covarrobres (1.925 m.) a los pies de las verticales paredes de la Peña Olvidada, contrafuerte de la cumbre de Peña Vieja.





Alcanzamos la Horcada Covarrobres y descendemos por la vertiente contraria dando vistas a los Puertos de Áliva hacia donde desciende la pista.




Vamos pegados a los paredones orientales de Peña Olvidada



La pista alcanza el Collado de Juan Toribio (1.844 m.) desde donde vemos el llamativo tejado rojo del Chalet Real que dio cobijo a Alfonso XII y XIII en sus cacerías por los Picos de Europa a finales del siglo XIX y principios del XX.





 Al llegar a la horquilla que hace la pista junto al Chalet Real, tomamos una senda que parte a nuestra izquierda, y que se aproxima a las Minas de las Mánforas, por la base de Peña Vieja.



 Alcanzamos  un collado donde tenemos a la vista la Canal del Vidrio, por la que ganaremos altura hasta la parte alta del macizo.




 Desde el collado, descenderemos por las pedreras para llegar al inicio de la Canal del Vidrio,  una vez entramos en ella el sendero comienza a zigzaguear por la pedrera .

Mencionaros que esta gran cicatriz y caos de piedra  que es la parte baja de la Canal del Vidrio se debe en gran parte a que en este lugar se efectuó la célebre “Explosión de Kachinski”, que tomó el nombre del ingeniero ruso que la perpetró. Para ello se perforó una galería de 20 metros con dos ramales de 5 m en su tramo final, en los que se colocaron 2000 kilogramos de dinamita, sellándose la entrada con arcilla y piedras. La detonación corrió a cargo de José Beltrán, jefe de explotación de la compañía, ante la atónita mirada del ingeniero ruso, directivos de la empresa y obreros.
Las huellas de semejante barbaridad, uno de los mayores errores de la historia minera moderna, son aún perceptibles en La Canal. El escaso mineral resultante de la voladura fue estriado a mano entre la gran montaña de escombros que allí se acumularon y que son aún visibles.




 Llegamos a un punto en la canal donde la pedrera da paso a unas llambrias muy pulidas.   Hay que intentar evitar trepar esa especie de llambria   y toda su zona a la derecha. Nos metemos por una especie de canalizo seco, formado por el agua, a su izquierda.
 Luego haremos una travesía en diagonal en busca de una zona tallada en la roca por los mineros y donde tenían un casetón pegado a la pared.



 El canalizo es sencillo pero hay que usar las manos.



 Superado el canalizo tenemos una vira diagonal hasta la zona tallada en la roca donde vemos el caseto minero.



 No es muy peligrosa pero hay que tener cuidado, las llambrias no son muy inclinadas pero tienen mucha piedra suelta y pueden estar mojadas. 
No es bueno cometer un error porque las llambrias a nuestra derecha son una escupidera perfecta.



 Es un tramo bastante vertical, para mi el peor de la canal.



 Ante nosotros el tramo tallado en la roca que  nos permite salir de esta vertical zona.



 Una vez alcanzado el camino tallado en la roca sólo hay que seguirlo sin apenas complicaciones. Este gira hacia la derecha desde las cuevas, pasando junto a la caseta minera hasta salir a la zona de hierba.



 Aquí vemos la salida de este tramo de la canal. Tiene mucha anchura lo que lo hace sencillo pero ojo que es un paso muy muy aéreo.



 Salida de este tramo y que la gente que hace esta canal en descenso tienen que prestar mucha atención para tomar este paso ya que no hay otra forma de descenderla.  Solo en este año 2019 han rescatado a 3 personas enriscadas bajando la canal por no dar con este paso.



 Una vez que salimos a la zona de pradería sólo hay que seguir camino arriba, hacia  Coteras rojas, a la izquierda de la Garmona.




El camino zigzaguea constantemente haciendo la subida bastante cómoda, a nuestras espaldas preciosas vistas sobre el hotel y el chalet real y las extensas y verdes praderías de Áliva, y algunas cumbres de la cordillera de fondo.
Paisaje muy bonito aunque algo estropeado por los restos del lavadero de las Minas de las Mánforas.



 En el último tramo de la canal la hierba da paso a la caliza que no nos abandonará el resto de nuestro recorrido.  A nuestro derecha las llamativas agujas de La Garmona. 



 Hemos de prestar atención en un punto, ya casi superada la canal, donde hemos dejar el camino más marcado a nuestra izquierda que se dirige hacia Peña Vieja y el Collado la Canalona y seguir los jitos a la derecha hacia Coteras Rojas.  
Mientras ascendemos este último tramo vamos dejando a nuestra espalda Peña Vieja.




 Llegamos a Coteras Rojas (2.265 m.) a los pies de la Garmona, tenemos la opción sencilla de subirla, pero nos quedaba bastante recorrido y hoy las piernas no me respondían muy bien.




Las vistas sobre esta zona tan hermosa del Central son únicas.



 Nosotros seguimos en dirección oeste siguiendo los numerosos jitos en busca de nuestra primera cumbre:  Tiros Navarros.



 Justo donde alcanzamos la falda oriental de la cumbre nos topamos con un sendero bastante marcado que proviene de la Collada la Canalona y que si siguiéramos nos llevaría a la Collada Bonita, uno de los sitios más espectaculares de Picos.   AQUÍ  podeis ver nuestro reportaje cuando la visitamos.

Obviamos ese sendero y ascenderemos por esta vertiente oriental que desde aquí parece muy vertical.




 Las paradas para disfrutar de las vistas son necesarias.  El monte hay que disfrutarlo y pararse de vez en cuando a ver lo que nos rodea.



 Al llegar a la parte más vertical hemos de localizar una vira diagonal que nos permitirá seguir ascendiendo.  Los jitos nos guían muy bien hasta ella.





Subimos unos metros  por esta diagonal hasta alcanzar la llambria de entrada a una corta trepada (IIº), que permite acceder al canto oriental de esta montaña



 Sencilla, pero hay que poner cuidado con la piedra suelta que puede jugarnos una mala pasada.



 A partir de aquí la ascensión es más sencilla.



 Solo resta subir por la sencilla y amplia cresta oriental....



 Hasta alcanzar una marcada horcada que separa las cumbres central y norte de Tiros Navarros.



 Nos dirigimos primero a la cumbre más septentrional dejando la central para después.



 Cumbre de Tiros Navarros Norte (2.596 m.)


 
 Las vistas increíbles.... hacia el oeste la zona del Llambrión con el Santa Ana en primer término y que subiremos después.



 Tiramos un poco de zoom



Hacia el noroeste, sector Torrecerredo.



Tiramos todo el zoom que nos deja el móvil.



Hacia el norte, con la sur del Urriello que asoma detrás de la Morra.




zoom





Y hacia el este el Macizo Oriental y el Cordal Juan de la Cuadra que separa el valle de las Moñetas de la Canal del Vidrio por donde hemos subido.




Y al fondo el Cornión... incluso podemos ver el Tiatordos, la visibilidad este día fue muy buena.



Descendemos a la horcada que separa el Tiro Navarro norte del central para subir a este último, con una altura dos metros superior con 2.598 metros, y donde hay que usar las manos pero sin ninguna dificultad.  Las vistas muy similares a su vecina del norte, aunque mejores hacia el sur donde destaca la cumbre de Peña Vieja.



Nuestro siguiente objetivo es la cumbre de Santa Ana para ello hemos de desandar nuestros pasos y descender un tramo por la amplia cresta oriental de Tiros Navarros hasta encontrarnos esta grieta  a una altitud aproximada de 2.510 m..



Comenzamos a descender por la vertiente sur, por una canaleta muy pindia, donde hay que usar algo las manos y tener mucho cuidado con no lanzar piedras a nuestros compañeros.



No tiene peligro pero hay que ir con algo de cuidado.



Hemos de descender por ella hasta el lugar donde he sacado la foto, no debemos seguir descendiendo más.



En ese punto hemos de fijarnos a nuestra derecha y vemos un jito estratégico que nos dice que hemos de tomar una vira bastante aérea.



Luego tendremos que descender en diagonal en busca del enorme pedrero que tenemos a nuestros pies, hemos de cruzar por una zona de llambrias que no son tan inclinadas como parece en la foto pero donde hay que ir con bastante cuidado, porque un traspiés puede ser fatal.



Terreno no excesivamente técnico pero donde hay que ir con cuidado.



Siempre descendemos en diagonal.



El último resalte para descender al pedrero.



En el pedrero tomamos una pequeña trocha que nos permite atravesarlo cómodamente, a nuestras espaldas vemos el bonito tramo por el que hemos descendido.  Desde aquí también parece más complicado de lo que realmente es.



Volvemos a tomar un ligero ascenso que nos depositará en el Collado de Santa Ana a los pies de la cumbre homónima.



Collado Santa Ana (2.503 m.) y con unas vistas increibles sobre buena parte del Macizo.


Comenzamos a subir por la falda del Pico Santa Ana oriental , ya que el occidental no lo hemos subido al tener una trepada un poco más complicada. 



 El primer tramo un marcado sendero zigzaguea por   terreno descarnado.


 A pocos metros de la cumbre haremos esta pequeña traviesa...


 Para ganar los últimos metros por la cresta pero donde apenas hay que usar las manos.


 La cima realmente son dos cumbres casi gemelas, la mas al sur no entraña ningún problema pero para llegar a la que es realmente la cima que está más al norte hay que hacer una pequeña trepada y hay que tener en cuenta que es una cumbre bastante estrecha y aérea. Una sensación bastante grande de patio que dejó a varios de los que estaban llegando a la cumbre sin alcanzarla. 
Nosotros gracias a eso pudimos estar solos disfrutando del espectacular ambiente de esta cima de 2.595 metros.



 hacia el oeste vemos la cumbre más occidental de estos Picos de Santa Ana.

 

 Hacia el norte Tiros Navarros y el Collado Santa Ana entre ellos y nosotros.


 Santa Ana occidental y Sector de Torrecerredo.


Descendemos por su vertiente oriental en busca del Collado la Canalona  durante el descenso nos deleitamos con la espectacular vista sobre la no menos espectacular Aguja de Ostoicoechea.


 También al lado tenemos la Aguja Bustamante.


Alcanzando el Collado la Canalona (2.450 m.).


 En el Collado la Canalona   entroncamos con el transitado sendero que desde el Cable sube a Peña Vieja y por el que comenzamos a descender.


  Aunque muy transitado no deja de ser un tramo precioso esta Canalona que se cierra entre las verticales paredes de Santa Ana al norte y la Torre de las Coteras Rojas al sur.


 Tras descender la angosta canal, el sendero se mantiene en dirección norte pasando a los pies de  los farallones de Santa Ana


 Algún tramo del camino mantiene anchura y las armaduras que conserva de su antiguo uso minero.


 Atrás queda la Canalona a los pies de Coteras Rojas


 Precioso este camino armado que nos dirige ahora hacia los farallones de Horcados Rojos.




 Y finalmente enlazamos ya con el sendero que viene de Horcados Rojos y Cabaña Verónica y por el que descendemos en busca del Cable donde tomaremos el teleférico.


 Ya en la Vueltona, seguiremos casi en llano por la pista que nos deja en la estación del teleférico y donde nos despedimos de este maravilloso paisaje agreste y vertical.



No hay comentarios :