martes, 7 de febrero de 2017

PICO TEYEU DESDE SANTILLAN POR CUENYE MALA Y BEYU PEN


SANTILLAN - CAMIN DE LA REINA - SIÑA - CUENYE MALA - PICO TEYEU - VILLAVERDE - BEYU PEN

DISTANCIA TOTAL:  17 KILÓMETROS.
DESNIVEL ACUMULADO:  1.050 M

NOTA:
Antes de comenzar a describir el itinerario, quiero hacer una mención especial a mi compañero de monte Santos, que por desgracia hemos perdido hace un par de años. Fue con el que hará 6 años hice este recorrido por primera vez, y es de su fantástico blog  http://lasrutasdemontedesantos.blogspot.com.es/, que espero que perduré por mucho tiempo, del que he sacado parte de las descripciones del recorrido. Esto me ha servido para comprobar el exhausto trabajo que hacía con su blog que para mi, era con diferencia el mejor blog de montaña de Asturias. 

 También quiero agradecer la colaboración de Pancho, nacido en Siña y con el que me puse en contacto.  Gracias a el pude saber la toponimia de la zona de Siña ya que los mapas que usamos, como siempre, andan bastante errados.
También quiero agradecer la excelente información que encontré en el blog de Belén Menéndez Solar. http://belenmenendezsolar.blogspot.com.es

PLANO DEL RECORRIDO







Dejamos el vehículo en Santillán, cruzamos el llamativo puente metálico que cruza el Sella para situarse en su margen izquierda.




Aquí enlazamos con el  “P.R. AS-149: Camín de la Reina”; tomando el ramal que parte hacia la izquierda de nuestra marcha. Proseguimos la marcha por el camino de tierra que discurre prácticamente en llano y en paralelo con el curso del río Sella,.



Pasamos junto a Precendi cuenta con un viejo molino ya en desuso, así como un viejo canal, del que toma las aguas de una presa cercana. El molino originalmente era de cuatro muelas. Dos de ellas se desmontaron y se cambió su uso a central eléctrica, que durante muchos años sirvió para alumbrar a varios pueblos y cientos de vecinos del concejo. Este cayó en desuso con la llegada más potentes empresas eléctricas.





Avanzamos internándonos en bosques de castaños donde podemos encontrar al pie del camino los restos de alguna que otra “cuerria”, donde antiguamente se guardaban las castañas hasta desprenderse de los erizos que las cubrían.





 Cruzamos el río Carmenero por el puente Regueru....





 para afrontar acto seguido una subida mientras que progresivamente nos vamos adentrando hacia la foz que el río Carmeneru ha formado en lo más hondo del valle.



Al fondo vemos la capital del concejo de Amieva:  Sames

Luego comenzamos una ligera bajada aproximando al cauce del río;



Sierra de Trexeru en la otra margen del río Carmenero.



comenzamos a vislumbrar los escarpados paredones de las laderas orientales del picu Teyéu, nuestro objetivo hoy.



Detalle del camino.



  Finalmente alcanzamos las praderías que bordean la carretera local AM-1 que enlaza los pueblos de Vega de Sebarga y Vega de Cien.

Si nos fijamos a nuestra derecha tenemos unas edificaciones pegadas al rio Carmenero donde quedan los restos de dos molinos.
Se trata de la antaño importante casería de Carmeneru, su importancia en tiempos antiguos se debe a estar  situada sobre un ramal de uno de los antiguos caminos hacia Castilla.
Hace  años, los edificios que componían el lugar presentaba una total estado de abandono y eran utilizados como pajares y para otros usos ganaderos. El conjunto arquitectónico de este histórico enclave estaba compuesto por una gran corte-payar, los restos de la casa nobiliaria, una ermita y una panera.
En la actualidad el tiempo sigue pasando por sus muros de piedra caliza, si bien la panera se ha rehabilitado con gran acierto y una nueva construcción que ha venido a sumarse al pequeño núcleo de población.


 Volviendo de regreso a la carretera y con la idea de llegar al caserío de Siña el camino más fácil, pero también el más largo, sería continuando la marcha por la carretera hasta la entrada del pueblo de Villaverde, de donde parte una pista hormigonada que conduce hasta dicho lugar. 

Queremos evitar ese rodeo y pisar tanto asfalto, así que a los pocos metros de comenzar la ascensión hacia Villaverde, en el punto que vemos en la foto, tomamos a la izquierda un perdido camino que se adentra en el bosque.




El camino que en un comienzo aún esta algo marcado se va perdiendo entre la vegetación según vamos ascendiendo en busca de Siña.



 Acabamos perdiendo totalmente el rastro del sendero y subimos por donde buenamente podemos, tirando de orientación. 

Al final conseguimos alcanzar unas amplias y despejadas praderías en la parte inferior de Siña, desde ellas vemos la impresionante vertiente oriental del Teyeu.


 
En estas praderías aún se mantiene en pie la Casería de Caxigui.



 Nos entretenemos un rato contemplando su hórreo, aún en muy buen estado de conservación, así como la vivienda de piedra aneja.



  Tras una corta subida por la misma pradería alcanzamos la abandonada aldea de Siña.



Mientras alcanzamos la casería de Siña no podemos dejar de mirar los murallones orientales del Teyeu.  Por su parte baja discurre el Sedu, por donde pasaremos tras dejar atrás Siña.




 Al llegar a Siña comprobamos que una de las antiguas casas ha sido restaurada para ser ocupada.  Es la casa de Pancho, quien me ayudó con la toponimia de la zona.  Nos alegra ver como un pueblo que quedaría en el abandono todavía tiene algo de vida.



Metros más arriba nos encontramos con la hermosa y cuadrada Torre de Siña, lo que fue una antigua vivienda que reproduce las características de las ancestrales torres medievales, sin llegar a tener una función claramente defensiva, y que perteneció a la Casa de Carmenero. De planta cuadrangular, con tres alturas y tejado a cuatro aguas.



 El piso superior, sobre el balcón, albergaba el escudo, hoy en día desparecido como atestigua el hueco que ocupaba; cerca de la esquina superior izquierda hay un pequeño escudo en piedra, en muy buen estado de conservación, en el que se puede leer la siguiente inscripción: “AÑO D MIL Y 671 HIZO ESTA OBRA SANTIAGO D MIER POR MANDADO DE JOSEPH DE BEGA SEÑOR DE LAS CASAS DE CARMENERO”. Toda esta fachada principal es una muestra de un excelente trabajo de cantería.




Esta casería de Siña, junto con la de Carmeneru, está relacionada con el antiguo camino hacia Castilla, cuya calzada pasa por los puentes  Dobra y de los Grazos, continúa por estas caserías y se dirige hacia los Seos de Llaganoria, Canto de Aranga y Arcenorio.
Completan el conjunto, un hórreo, situado frente a la entrada de la casa-torre; una corte-payar adosada al palacio y en uso por algún ganadero, una vivienda con corredor de cuidado aspecto, ocupada en otros tiempos por los caseros del palacio, una fuente abrevadero y una ruina de lo que debió de ser otra dependencia destinada a los caseros




En la zona alta de la aldea está situada la  capilla de Siña (S. XVI), rehabilitada hace pocos años, con un interesante retablo barroco.




 Seguimos ascendiendo y tomamos a nuestra izquierda la pista que asciende al cementerio, para tomar un camino que parte hacia la izquierda, por la parte baja del antiguo cementerio y a los pocos metros desciende hacia una zona de praderias.
Luego el sendero afronta una bonita y entretenida subida a través del Sedu, por la misma ladera oriental del picu Teyéu,





Desde el Sedu tendremos una buena perspectiva del conjunto de la aldea de Siña,  Argolibio y la parte baja del valle Carmenero.



Parte final del Sedu.



  La subida nos alza a el collado Miradorio, como bien nos dice su topónimo, desde el disfrutaremos de unas vistas espectaculares.



Desde el Miradorio iniciamos un prolongado descenso, atravesando algún pequeño pedrero, y pasando cerca de la casería de Palombierda, cuyas abandonadas casas y cabañas dejaremos un poco más hacia abajo, en la margen izquierda de nuestro sentido de la marcha.


 
 Alcanzamos la Cuenye Mala, paso donde la riega de Palombierda se encajona  por los abruptos derrumbes de la crestería del Teyéu por la derecha.





 Las aguas del arroyo rugen en el fondo del cauce dando lugar a pequeñas cascadas y torrenteras.




Empezamos un ligero ascenso y salimos de la zona boscosa, alejandonos a la vez del fondo del valle.  Estamos en la parte inferior de lo que fueron las praderías y majada de Valleyón.  En este punto vemos las dos opciones que tenemos para alcanzar el collado La Llera, punto al que hemos de alzarnos para alcanzar la cumbre del Teyeu.  tenemos entre las moles  del Teyeu a la derecha y el Pierzu a la izquierda, dos vallinas paralelas separadas por un pequeño crestón calizo. 
La anterior vez habíamos subido por la vallina de la derecha (puntos rojos) bastante pindía y con apenas senderos.  Esta vez queremos subir por la vallina de la izquierda (puntos amarillos), la que se encuentra pegada a las laderas del Pierzu.







Para ellos vamos a seguir el sendero más marcado que se introduce en el hayedo, ignoramos un sendero que sale a la izquierda y que desciende hacia el fondo del valle.   Siguiendo el sendero se alcanza una amplia pradería en la que encontramos dos cabañas una en la parte inferior y otra en la parte superior de la pradería en un collado.  Se trata de Cornieru.
Desde la parte inferior de la pradería ya tenemos delante nuestra toda la vallina que vamos a subir.  para realizar más comodamente el ascenso hemos de cruzar una riega a nuestra derecha y alzarnos a una panda.
 Por aquí subiremos siguiendo senderos de ganado.



 Hacia atrás la majada de Cornieru.



El primer tramo de la vallina subimos por una zona de hayas diseminadas.   En un pequeña llanada entre grandes hayas, encontramos los restos de lo que fue la majada de Llaminu de la que apenas queda un montón de piedras.



Vamos dejando atrás la zona de hayas y ya por terreno herboso y cada vez más pindio remontamos lo que queda de vallina.





Hemos de llegar hasta los restos de muria que delimitaba las praderías de las hoy derruidas cabañas de los Colladiellos.  Aquí giramos a nuestra derecha para alzarnos a la pequeña elevación que divide las dos vallinas.  Desde ella tenemos ya a la vista el cercano collado de La Llera al que nos dirigiremos.
Antes de llegar al collado podemos apreciar los restos de lo que fue  una antigua explotación minera, con un oxidado cable de acero a modo de “tirolina” por donde posiblemente sacaban el mineral extraído.

Y ya tenemos al alcance el Pico Texeu, aunque la subida más comoda es por la derecha.  Debido al fuerte viento que tuvimos este día elegimos subirlo por su lado izquierdo (cualquiera de las dos variantes es fácil).





Bordeamos inicialmente los primeros crestones rocosos que nos vamos encontrando, para posteriormente ganar la cumbrera de la crestería....




 por la que finalmente llegamos a la cumbre del picu Teyéu. Picu Teyéu (1.047 metros de altitud), al que  también llaman Peña Siña; Este pico está coronado por un buzón de cumbres cilíndrico de acero inoxidable, ubicado casi a ras de suelo, en el que está grabada la siguiente inscripción: “Peña Siña, 1.052 m., G. M. El Trasgu Andayón – Gijón”.

Nuestra primera idea era seguir toda la cumbrera de la sierra hasta la cumbre situada más al norte.  Pero el primer tramo es bastante aéreo y algo delicado y con el fuerte viento que soplaba en ese momento nos hizo desistir de intentarlo.
En la foto vemos la crestería desde la cumbre del Teyeu.



Vistas desde la cumbre.






Por el mismo lugar, y aproximadamente con el mismo itinerario de la subida, retornamos hasta  las proximidades del collado Llastra. No llegamos a bajar a el sino que descenderemos en dirección norte.
Bajaremos por el valle que discurre paralelo a la sierra.  Primero por senderos de ganado y praderías hasta un poco antes de las cabañas de Cardano tomar una buena pista.



En este punto tomamos ya la pista que atraviesa las praderías y cabañas de Cardano.


El ancho camino comienza a descender más bruscamente en busca de la carretera que une Villaverde con Pen, pueblo que vemos en la foto y del que tenemos fantásticas vistas en nuestro descenso.


Nuestro objetivo es llegar a Villaverde para lo que hay dos formas:  una descender la pista hasta enlazar con la carretera y por esta llegar a la población; o bien tomar el antiguo camino que lleva a Villaverde y que aunque tiene una ligera subida para ganar un collado intermedio, compensa por ser mucho más bonito su recorrido.



Punto donde hemos de abandonar la pista.


Tramos donde el camino conserva aún su empedrado.


Alcanzado el collado, dejando atrás la Peña Siña.


En la otra vertiente del collado alcanzamos a ver las casas de Villaverde, pueblo al que accederemos por su parte alta..   Vemos el recorrido que haremos desde dicho pueblo hasta el Beyu Pen, siguiendo unos metros la carretera hasta el collado  Sebarella y luego primero por camino, más adelante praderas y finalmente por un bosque de castaños alcanzaremos el sendero del Beyu Pen.


Villaverde.

Recorremos la carretera en dirección a Argolibio hasta alcanzar el Collado Sebariella.  
Vistas desde el collado.



 En el collado Sebariella tomamos la pista que surge a la izquierda que abandonaremos al momento para tomar un ancho camino a la izquierda que desciende entre praderías.


El sendero muere a la entrada de esta pradería. Entramos en ella por una portilla y descendemos hasta unas cuadras de considerable tamaño que vemos por debajo de la pradera.  Para acceder a ellas tenemos que saltar un cierre.



Desde esa cuadra nos adentramos en el bosque de castaños que hay a la derecha, por el que descenderemos en busca del fondo del valle.




Alcanzamos el precioso camín empedrado del Beyu Pen.



El empedrado del camino y su ancho considerable nos muestra la gran importancia que tuvo en un pasado no muy lejano. Este camín unía y une las poblaciones de Precendi y Santillán con Pen. Fue a finales del s. XIX y principios del XX, cuando el camín, tuvo su mayor apogeo. Radicaba su importancia, además de acortar el tiempo de bajar a la ribera del Sella, por el molino ya situado al final del trayecto, cercano a Precendi. 


No voy a describir este precioso tramo porque ya tengo otra entrada en el blog en el que podeis verlo con más detalle.  Además ese día bajaba mucha agua por el beyu haciendolo aún más hermoso.
https://losdelasclaras.blogspot.com.es/2011/02/el-beyu-pen.html 

Eso sí os dejo el resto de fotos que hice este día.





Alguno de los seres mitólogicos que se intentan representar en este recorrido.




El recorrido por este precioso Beyu Pen, termina en las proximidades de Santillán donde tenemos el vehículo.

4 comentarios :

Paloma Robles dijo...

Una verdadera preciosidad Jonatan. Qué maravilla de recorrido ! Las vistas de mota Cetín y los serrotes aledaños son de ensueño. El tramo de Beyu Pen lo hicimos con la nena y es también hermoso. Un saludo

Paloma Robles dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Berto Xuan dijo...

Más menos ficimos na primavera del añu pasáu un percorríu mui asemeyáu, pero en direición contraria. Nun xubimos al Teyéu porque venía mal tiempu, asína que quedamos col Picu'l Combre, descendiendo per una canal a la drecha del sedu qu'usasteis pa xubir al Miradorio.

https://camudandolcamin.blogspot.com.es/2016/05/santiyan-amieva-beyu-pen-picul-combre.html

Saludos

Viti Pisapraos dijo...

Fantástica ruta de la que guardo muy buenos recuerdos. El reportaje de 10 compañeru. Me ha encantado. Mejor descrito imposible. PD: cuando yo realicé casi el mismo recorrido, fue con el G.M. "Picu Urriellu"; y por cierto, programaron esta maravillosa ruta, siguiendo vuestros pasos; es decir, que utilizaron tus conocimientos para dar a conocer a los miembros del grupo, este estupendo recorrido. Felicidades compañeru.