jueves, 5 de julio de 2018

Valdepino y Traviesa de la Jastia desde Angón

PORRA VALDEPINO DESDE ANGON POR SENDA DEL ARCEDIANO.


DATOS DEL RECORRIDO

  • Inicio y fin: Collada de Angón (Amieva - Asturias). Para llegar desde Gijón, ver el itinerario en Google Maps.
  • Fecha de realización de la ruta:Junio 2018
  • Tiempo total:   6 horas y media  (Incluida parada para la comida en la cima)
  • Desnivel acumulado: Unos 1.100 m. acumulados aproximadamente tanto de subida como de bajada.
  • Altura máxima: 1.745 m. (Porra de Valdepino)
  • Altura mínima: 814 m. (Collada de Angón)
  • Recorrido: Angón-->Senda Arcediano-->Majada Sabugo-->Majada Gustalcuendi-->PORRA VALDEPINO-->Travesera de la Jastia-->Collado Pasa-->Senda Arcediano-->Angón
  • ¿Recomendable para niños?: Un buen recorrido apto para todos los públicos es hacer la Senda del Arcediano hasta Sabugo o Toneyo. El resto del recorrido no es recomendable.
  • Dificultad del recorrido: MODERADA La única dificultad reseñable es una canal corta pero muy pindia para bajar de la Jastia al Collado Pasa, donde que hay que usar algo las manos.  Tambien tener cuidado la zona de los Joyos de la Porra en caso de niebla.

MAPA DEL RECORRIDO



Arrancamos el recorrido de hoy desde la Collada de Angón, aquí tenemos un pequeño aparcamiento para vehículos.  En verano y si llegamos algo tarde tendremos problemas de espacio.
En Angón tomamos la Senda del Arcediano perfectamente indicada con carteles y las marcas del GR-PNPE-201


La Senda del Arcediano, es el antiguo camino que permitía la comunicación entre el oriente de Asturias y tierras de Castilla, a través del Puerto del Pontón, hasta la construcción de la actual carretera del Desfiladero de los Beyos, en el siglo XIX. Este camino era conocido en la Edad media como Vía Saliámica y durante los Siglos XVI y XVII como Camino del Almagre, ya que por él llevaban los arrieros el mineral de almagre extraído en las minas de la zona de Labra, y que se usaba para teñir las lanas de las ovejas merinas. Las obras de mejora financiadas en el Siglo XVII por D. Pedro Díaz de Oseja, Arcediano de Villaviciosa, le darían el actual nombre.
En el tramo que recorreremos hoy conserva muy bien el empedrado.


Es este primer tramo el que más fuerte ascenso acomete, no obstante es bastante llevadero gracias al arbolado que nos protege de los calores del verano (primero avellanos que pronto dan paso a un espectacular hayedo), así como alguna revuelta del camino que atenúan el desnivel.


Alcanzamos unas sucesivas "falsas" colladas (960 m.) donde la floresta deja paso a pequeñas y verdes praderías.


El enlosado de este tramo de la senda es precioso.


Fuente Gelmeda, cuyas aguas no suelen soportar los veranos especialmente secos.


Otra de las falsas colladas que atraviesa la senda.


Esta última collada nos permite tener unas vistas espectaculares sobre la vertiente occidental del Cornión.


Continuamos ahora por un tramo bastante llano a media ladera que nos permite ir divisando a nuestra izquierda el profundo y encajonado valle del Dobra.


La senda pasa junto a la majada de Les Cueries que dejamos a nuestra izquierda.
Por esta majada pasamos en un recorrido que hicimos hace unos años muy espectacular y por el que desde Angón subimos al CANTU CABRONERO y recorrimos el impresionante TRAVESEDO DE BEZA


Seguimos por el Travesedo Cueries


Pasamos junto a la Fuente La Pandiella, escondida en un recogido cuenco.
Este bebedero se seca en estíos secos.


Llegamos al Cantal (1.140 m.), promontorio  que se alza sobre la mecedura del arroyo Toneyu y el río Dobra


En El Cantal la senda hace un ligero giro a la derecha para adentrarse en el valle de Toneyu


Dejando a nuestras espaldas el valle del Dobra.


La senda realiza un descenso por la Cuesta Galgueral se introduce en el Monte Tresbustiello y cruza la riega Cortegueros (1.100 m.). En este tramo el empedrado del camino se ha perdido totalmente.
Luego pasamos por Campu Frade, donde el camino recupera el enlosado.



Alcanzamos las vastas praderías y cabañas de la preciosa Majada de Sabugo (1.140 m.)
Esta majada es un lugar histórico en este camino. Disponía de albergue para caminantes y una ermita dedicada a Nuestra Señora de Sabugo.. El rincón de Sabugo servía de apoyo a los antiguos viajeros que cruzaban la frontera asturiana en dirección a Castilla. Es una lastima el impacto visual negativo que causan las torres del tendido eléctrico.



En la majada encontramos una buena fuente donde hacemos un alto para refrescarnos.



En Sabugo abandonamos la Senda del Arcediano que se dirige a Sajambre para ascender en busca de la majada y collada Gustalcuendi.
Para ello tomamos dirección oeste-noroeste para ascender por el pindio Prau de Sabugo.


Remontaremos la ladera herbosa hacia la línea de árboles de la zona alta


Dejamos a nuestra espalda la hermosa Majada de Sabugo.


Ascendemos siempre a la izquierda de la vallina.


Para luego ya subir pegados a los desplomes de El Cantu, donde encontramos un tramo de pradería que nos facilita el ascenso.


Alcanzamos la preciosa Vega de Gustalcuendi (1.400 m.).  Un increíble mirador sobre el Cornión


La Majada de Gustalcuendi también denominada de Valdepino, se encuentra en un pequeño jou herboso a caballo entre la vaguada que vierte hacia Sabugo y las riegas que arroyan por las praderías de Baeno (en la vertiente opuesta de la montaña). La majada de Gustalcuendi, se arropa al pie de los contrafuertes de la accesible vertiente norte del Valdepino.


Vemos los restos de lo que fue una bonita majada, cuyas ruinas casi no se distinguen entre los bloques de piedra caliza.


Al lado de las cabañas de Gustalcuendi, se ha levantado una muria que cierra la entrada a La Becerrera. Una marcada senda se adentra en la alargada  campera que penetra en la vertiente septentrional del Valdepino. Por ella ascendemos dejando a nuestras espaldas la alomada cumbre del Rasu de Gustalcuendi


Se sale de la vaguada con tendencia Sudoeste, los jitos nos ayudan a encontrar el sitio correcto.


Un corto descenso nos lleva a los Joyos de la Porra. Las verdes y vastas camperas han cedido el paso a la caliza.  
Desde aquí solo nos resta buscar los mejores pasos para subir toda la vertiente norte del Valdepino que se presenta ante nosotros sin dificultad aparente.


La subida siempre marcada con jitos, es bastante llevadera.


Siempre vamos disfrutando de unas vistas inmejorables sobre el Cornión.


Soslayamos la pequeña elevación del Cantu.


Llamativos restos de enebros rastreros.


Ya vemos el vértice geodésico que indica que hemos llegado a la cumbre del Valdepino.


Alcanzamos la Porra de Valdepino (1.745 m)


Vistas hacia el Norte, con la Cumbre del Cantu  y a nuestra izquierda los verticales desplomes que caen hacia la Jastia


Inmejorable mirador sobre el Cornión y sobre Peña Beza y el Cabronero.


Aunque la opción más directa seria descender nuevamente por donde hemos ascendido hasta alcanzar la majada de  Gustalcuendi y luego Sabugo, nosotros queremos circunvalar por completo la cumbre del Valdepino.Para ello vamos a descender en primer lugar hasta la collada de Pasa situada al suroeste de la cumbre. Para descender hasta ella  primero tenemos que dirigirnos en dirección norte para tomar una clara canal que desciende del Collado la Jastia, punto más asequible para descender por esta vertiente occidental del Valdepino.



Vamos dejando a nuestra espalda la cumbre del Valdepino, zona caliza que con niebla hay que tener mucho cuidado.


Alcanzamos el Collado la Jastia (1.650 m.) donde giramos dirección sur para descender por la canal antes citada, y luego seguiremos por la amplia Traviesa de la Jastia que va pegada a los murallones occidentales del Valdepino hasta llegar a la Porra la Jastia.


El descenso es pindio pero tiene sendero marcado.


Recorremos la amplia traviesa de la Jastia hasta su punto más al sur donde se encuentra la Peña la Jastia.
 Esta peña se eleva al Noreste del Collao de Pasa. Es la continuación natural del espolón que se erige en vértice divisorio entre las caras Sur y Oeste de la Porra del Valdepino.


Junto a la Peña la Jastia giramos dirección este para buscar un estrecho canalón que baja a las laderas que configuran el Collao de Pasa.


El canalón es muy pindio, teniendo incluso que usar las manos.



Por terreno ya de camperas, vamos descendiendo en busca de la Collada Pasa.


Vamos divisando la amplia Vega de Toneyo hacia donde hemos de dirigirnos.


El Collao de Pasa (1.500 m.) es el engarce entre el Valdepino y la sierra de La Conia A nuestros pies la majada de Toneyu hacia la que descenderemos para ello bajaremos por una amplia vaguada de pasto se trata de la vega del Cubellón dela Batuda


Optamos por seguir un marcado sendero que no desciende a la vega sino que se dirige a La Batuda,  valle que se abre entre Toneyo y Sabugo y por donde desciende la Senda del Arcediano.


Ya en la Batuda enlazamos con la Senda del Arcediano, que aquí presenta un tramo de enlosado espectacular.





Avanzamos entre el arroyo y las columnas del tendido eléctrico hasta la Boca del Campu y desde ahí, ya descendemos a las praderías de la majada de Sabugo


Praderías cubiertas de flores de la Majada de Sabugo.


Ya desde Sabugo regresamos por la Senda del Arcediano que ya hemos recorrido por la mañana, disfrutando de la hermosa luz del atardecer que nos regala una gama de colores espectacular.



3 comentarios :

Paloma Robles dijo...

Como siempre fantástica descripción e imágenes de una ruta exigente pero preciosa.

maria del mar montero prieto dijo...

Un reportajeestupendo y con unes fotos que hacen honor al mismo

jonatan dijo...

Gracias a las dos por vuestros comentarios. Entre todos colaboramos para dejar bien documentados los senderos, majadas de toda la geografía asturiana.