BUSCA EN ESTE BLOG

lunes, 28 de noviembre de 2022

Cuetos de Galamería (Travesía de Oceño a Tresviso

Cuetos de Galamería (Jajau) Travesía de Oceño a Tresviso.

 


Actividad realizada en  primavera, donde tuve el privilegio de acompañar al Grupo Auseva que son los que organizaron este recorrido.
Es un recorrido no muy complicado, pero con varios sitios a prestar atención.  El primero es la Senda Collantes,  sendero que recorre tramos muy verticales, suficientemente ancho, pero donde personas que no estén acostumbradas a pasar por zonas tan aéreas pueden pasarlo mal.
Luego también hay que tener en cuenta que todo el tramo entre la majada de Collantes hasta alcanzar la cumbrera de los Cuetos de Galamería,  es un tramo donde no hay apenas senderos, en especial la subida a Nario es un terreno bastante agreste, siendo fundamental dar con la subida correcta.


DATOS DEL RECORRIDO

  • Inicio: Oceño (Peñamellera Alta)
  • Fin: Ctra Sotres-Tresviso (Cantabria)
  • Fecha de realización de la ruta: Mayo 2021
  • Tiempo total:   6 horas  (paradas incluidas)
  • Distancia total:  10  kilómetros
  • Desnivel acumulado de subida:  1.000 metros.
  • Desnivel acumulado de bajada:  500 metros
  • Altura máxima: 1.449 m. (Cuetos de Galamería)
  • Altura mínima: 500  m. (Oceño)
  • ¿Recomendable para niños?:NO
  • Dificultad del recorrido: MEDIA:
  • Track para descargar: https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/oceno-tajadura-102229195


MAPA DEL RECORRIDO

Arrancamos la travesía en el pueblo de Oceño donde tomaremos un marcado sendero que se alza en dirección suroeste.  Vamos ganando rápidamente altura y teniendo estas preciosas vistas sobre Oceño


El bonito sendero "enconchado" se dirige en sucesivas revueltas al Collado Trasllue



Un vistazo atrás hacia el Pueblo de Oceño


Alcanzamos el Collado Trallué (686 m.) (hay un repetidor instalado en las cercanías).  Las vistas desde este collado son magníficas para divisar todo el agreste valle del Rio Mildón. y el vertical tramo que superaremos por la senda Collantes 


El sendero va perdiendo altura, acercandose hacia los, a la vista, inaccesibles farallones calizos.


Y aquí arranca la denominada Senda Collantes, impresionante sendero pastoril que salva los verticales derrubios del Pico Salvoso, dejando a nuestra derecha los abismos donde se encajona el río Oceño.


En todo momento el sendero está muy marcado, y en principio no presenta ninguna complicación.






Atravesamos la riega del Paré Ermejo por debajo de los verticales farallones del Pico Salvoso.


No podemos quitar nuestra vista del espectacular Juraco de la Jorada.


Tras pasar unas verticales vallinas herbosas nos adentramos en  el paso más aéreo y estrecho de esta senda Collantes, conocido como Los Sedos.


La Senda Collantes culmina en una espectacular horcada:  La Posa de la Joradá (656 m.).  Esta horcada era usada en otros tiempos por los habitantes de Oceño para descansar y despojarse unos minutos del costal de leña que transportaban a sus espaldas.  
Pero por suerte nosotros venimos por afición y los más descansados aprovechan a subirse en la peña sobre la que está labrado el Juraco la Joradá


El paisaje se vuelve menos vertical, pero aún nos queda superar un resalte. Lo hacemos por   la Concha el Grezo, sendero que supera un espolón calizo por una serie de escalones en la roca. Superado este tramo, el sendero discurre a media ladera de la Llomba de Valdonao.


El marcado sendero nos llevará hasta El Canquiellu Selviejo, una especie de colladín desde donde damos vista al hermoso valle de Collantes en cuyo fondo se encuentra la majada homónima, hacia ella vamos a descender.


El último tramo hasta alcanzar el fondo del valle se encuentra invadido por la vegetación.
La Majada Collantes se encuentra totalmente en ruinas, solo quedan restos de cabañas desperdigadas y tapadas por un frondoso avellanar, entre ellas estas del Pedregal.


Las majadas de Collantes y Nario, están separadas por La Varieya, conjunto de resaltes rocosos que prácticamente hacen impracticable cualquier descenso.  No obstante, gracias al magistral quehacer de los pastores, los cuales idearon un sendero que comunica ambas majadas, pero que por desgracia hoy está casi perdido.

No es fácil encontrar el arranque de lo que fue un sendero, la falta de uso, los avellanos y  alta hierva hacen difícil dar con su traza.  Para orientarnos hemos de dirigirnos a una pindia y húmeda canal pegada a esta vertical peña caliza.



Tras este durísimo repecho, vemos a la derecha una traza de un sendero labrado en la roca, con una armadura.  Se dirige a una horcada junto a una vertical peña: El Paré las Conchas.


Alcanzando el Paré las Conchas.


Desde el Paré la Concha, un sendero ligeramente marcado se adentra en el hayedo.  Estamos atravesando la Concha el Joyo.


La concha el Joyo asciende por el hayedo, en sucesivos zigzag, que nos depositarán en las proximidades de la Majada de Nario.


Antes de la Majada alcanzamos esta amplia vega, delimitada al sur por la Peña El Buitre, a la izquierda de la pequeña elevación se asientan las ruinosas cabañas de lo que fue la Majada de Nario.


Majada de Nario, un lugar precioso donde merece la pena tomarse un descanso y disfrutar de este lugar tan aislado.


Desde Nario seguiremos dirección SE a ganar la cumbrera que desde la Collada Galabin nos elevará hasta el Jajau, nuestra cumbre,  objetivo de hoy.  En este tramo no hay sendero marcado.


Ascendemos por una cómoda vallina que nos alzara a la zona cumbrera.


El último tramo de ascenso lo haremos por un pequeño hayedo.



Alcanzamos la zona alta de la sierra muy cerca del Collado de las Retuertas, aquí enlazamos con la subida normal que parte desde el Collado Galabín a los pies de la Cabeza Viguera.


Hacia el este vemos el valle de San Esteban


La ascensión es bastante tendida y con sendero evidente.


Alcanzamos la pequeña cumbre de los Jorcaucos (1.371 m.) del desde aquí vemos en su totalidad la Sierra del Cocón con su máxima altura, el Cueto Cerralosa y donde se encuentra los Cuetos de Galamería  (Jajau) hacia el que nos dirigimos. (En la foto puse por error como Cueto Virotones lo que realmente es la cumbre del Vidujeu)


Vistas hacia picos y a nuestros pies los pastos de la Majada de Tajaruda a la que luego bajaremos.


Vamos hacia la cima de los Cuetos de Galamería, se puede optar también por subir al Vidujeu, algunos del grupo lo hicieron.




En la cumbre de los Cuetos de Galamería.


Cueto los Tombos desde la cumbre.



Descendemos a la preciosa majada de tajadura, aunque no llegaremos hasta donde están sus cabañas.


Nos dirigimos hacia el sur para alcanzar el amplio collado la Piedra.


En el collado   damos vista al valle del Urdón, y unos metros por debajo la carretera que une Sotres con Tresviso donde terminaremos este corto pero precioso recorrido.



1 comentario :

Anónimo dijo...

Una ruta de las que no se olvidan.Muches gracies por compartir tan guapusimu reportaje